Saturday, April 4, 2015

Toda la Verdad Sobre el Vaticano II (5)

Descargar como:

Este artículo contiene contenido usado de autores: Hno. Pedro Dimond y Hno. Miguel Dimond de Monasterio de la Sagrada Familia / vaticanocatolico.com



34. La apostasía de la jerarquía y de destacados miembros de la secta del Vaticano II ¿Es esta su jerarquía?

El obispo de Buffalo siendo investido por el Dalai Lama en un masivo servicio de apostasía interreligioso1

San Roberto Bellarmino, De Romano Pontifice, lib. II, cap. 30: “Por último, los Santos Padres enseñan unánimemente que no sólo los herejes están fuera de la Iglesia, sino que son privados ipso facto de toda dignidad y jurisdicción eclesiástica”.

Es importante, una vez más, destacar la doctrina de la Iglesia Católica que define que los obispos que se convierten en herejes pierden inmediatamente toda autoridad y cualquier oficio que pudiesen poseer. Esto queda claramente ilustrado por el caso del heresiarca del siglo quinto, Nestorio, que fue patriarca de Constantinopla. El día de Navidad del año 428, Nestorio negó desde el púlpito que María fuese la Madre de Dios. Un simple laico llamado Eusebio se levantó y protestó en público por la herejía. Esto dio lugar a que los católicos de Constantinopla rompieran la comunión con su obispo Nestorio; porque ellos reconocieron que al ser un hereje público, él no tenía autoridad en la Iglesia: él perdió su cargo de forma automática. Ellos incluso clamaron: “Tenemos un emperador, pero no un obispo”. Esta reacción fue elogiada por concilios y papas, como veremos a continuación. Nótese que el papa San Celestino dijo que Nestorio no tenía poder para excomulgar después de que él comenzó a predicar la herejía. Esto confirma que los obispos herejes pierden ipso facto (en el acto) su oficio cuando se convierten en herejes. Y esta enseñanza sobre la pérdida del cargo episcopal por causa de la herejía se aplica precisamente a los “obispos” manifiestamente herejes de la secta del Vaticano II: ellos no tienen autoridad y están fuera de la Iglesia Católica, aun cuando sigan ocupando los edificios y posean la autoridad putativa de una diócesis.

Dom Prospero Guéranger, El año litúrgico, vol. 4 (San Cirilo de Alejandría), p.379: “Fue entonces que Satanás suscito a Nestorioentronizado en la cátedra de Constantinopla… En el mismo año de su exaltación, en la Navidad de 428, Nestorio, aprovechando la inmensa concurrencia que se había reunido en honor de la Virgen Madre y su Hijo, pronunció desde el púlpito episcopal las blasfemas palabras: “María no dio a luz a Dios, su Hijo fue únicamente un hombre, el instrumento de la divinidad. La multitud se estremeció de horror. Eusebio, un simple laico, se levantó expresando la indignación general, y protestó contra esta impiedad. Pronto sucedió una protesta más explícita diseminada en nombre de los miembros de esta Iglesia afligida, lanzando un anatema contra todo aquel que se atreva a decir: “El Hijo Unigénito del Padre, y el Hijo de María son diferentes personas”. Esta generosa actitud fue la salvación de Bizancio, y ganó los elogios de los papas y concilios. Cuando el pastor se muda en un lobo, el primer deber del rebaño es defenderse”2.

Papa San Celestino, citado por San Roberto Belarmino: “La autoridad de Nuestra Sede Apostólica ha determinado que el obispo, sacerdote o el simple cristiano que haya sido depuesto o excomulgado por Nestorio y sus seguidores, después que éste comenzó a predicar la herejía no se considerará depuesto o excomulgado. Porque el que había desertado de la fe con tales predicas no puede deponer o remover a nadie3.

El “obispo” de Buffalo fue investido por el Dalai Lama en un masivo servicio ecuménico con judíos, musulmanes y herejes, lo que deja de manifiesto su completa apostasía de la fe católica

El singular servicio [religioso] contó con la presencia del Dalai Lama con su túnica rojo-dorada sobre una tarima junto con un imán musulmán, un obispo católico, un pastor bautista y un rabino judío, y otros 10 clérigos y líderes religiosos de la zona… Hubo lecturas, oraciones y cantos de textos sagrados, así como un gong ritual y tres minutos de silencio meditativo4.

La gente nos pregunta todo el tiempo “¿bajo qué diócesis están? ¿Están bajo la autoridad del obispo?”. Si fuéramos parte dela secta del Vaticano II, estaríamos en comunión con el “obispo” Edward U. Kmiec, el supuesto “obispo” de Buffalo. En la imagen de la página anterior, vemos al “obispo” Kmiec de la secta del Vaticano II —la autoridad putativa de la diócesis donde reside nuestro monasterio— participando de un servicio de oración interreligioso con el Dalai Lama. También estuvieron presentes un imán musulmán, un hereje protestante y un rabino. Este es exactamente el tipo de servicio de oración interreligiosa que el papa Pío XI condenó en Mortalium animos, donde afirma que representa la apostasía de la fe católica.

El Dalai Lama es el líder espiritual de una religión pagana que conduce a las almas a la idolatría y al infierno. El Dalai Lama niega la Santísima Trinidad y la divinidad de Cristo y dice ser la reencarnación de un ser. Él es un anticristo. Entonces, ¿quién está en comunión con la Iglesia Católica? ¿El “obispo” Kmiec? ¿O quienes lo rechazan, son los que sostienen la plenitud de la fe? Por supuesto, no es el “obispo” Kmiec y su secta amante de las falsas religiones. Él está fuera de la fe católica y es parte de una religión apostata. Por lo tanto, podemos decir con los católicos del pasado, que lloraban de manera similar durante la herejía nestoriana (véase más arriba): No tenemos obispo. La enseñanza de San Roberto Belarmino antes citada, que explica que los herejes no poseen autoridad en la Iglesia, se aplica precisamente a esta situación.

Observe también que el “obispo” Kmiecse viste la FAJA púrpura.

Apocalipsis 17, 04: “Y la mujer estaba vestida de púrpura y de grana, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación”.

Explicamos más acerca de esto más adelante en este libro.

El líder de los obispos rusos nos dijo que la secta del Vaticano II no tiene la intención de convertir a los Rusos cismaticos “ortodoxos”

“No hay proselitismo en las directrices de la Santa Sede, ni hay intención de convertir Rusia al catolicismo romano”5. – Igor Kovalevsky, Secretario General de la “Conferencia de Obispos Novus Ordo Católicos Romanos” de Rusia.

Comentario: Esta es probablemente una de las peores herejías de la secta del Vaticano II, y es bastante devastadora como para pretender ser la Iglesia Católica.

Los obispos Novus Ordo de los Estados Unidos se unen oficialmente a las “Unión de Iglesias Cristianas en los EE.UU”. – una comunión protestante

WASHINGTON(AP) - 11/17/04: “Los obispos católico romanos de la nación votaron el miércoles para unirse a una nueva alianza que sería el mayor grupo cristiano jamás formado en los Estados Unidos, que une por primera vez a los evangélicos y los católicos estadounidenses en una organización ecuménica. La alianza, denominada ‘Iglesias Cristianas Unidas en los EE.UU.’, está lista para ponerse en marcha el próximo año. También se incluirían protestantes, cristianos ortodoxos y las iglesias minoritarias negras y otros. Con cerca de 67 millones de miembros en los Estados Unidos, la Iglesia Católica sería la denominación más grande”6.

Comentario: En todo Internet se pueden encontrar artículos acerca de este increíble acto de herejía por los obispos de los Estados Unidos. Los obispos Novus Ordo se han unido oficialmente a las “Iglesias Cristianas Unidas en los EE.UU.”, una comunión protestante, que forma parte del Consejo Nacional de Iglesias. Este acto está sin duda a la altura de la increíble Declaración Conjunta con los luteranos sobre la Justificación, y los repetidos actos de repudio para con el proselitismo hacia los cismáticos orientales de los “papas” del Vaticano II.

Con este acuerdo, la Iglesia Novus Ordo de los EE.UU. ha rechazado oficialmente toda pretensión de ser la única verdadera Iglesia de Jesucristo, y ha admitido que es sólo una de las muchas denominaciones heréticas. También ha reconocido oficialmente que las sectas protestantes y cismáticas que pertenecen a las “Iglesias Cristianas Unidas en los EE.UU.” son parte de la verdadera Iglesia de Jesucristo. Si los obispos Novus Ordo no reconocieran oficialmente a estas acatólicas y heréticas sectas y denominaciones, como parte de la Iglesia de Cristo, ellos nunca se hubieran unido a este grupo herético.

Esta es la Profesión de Fe del Consejo Nacional de Iglesias, de la que son parte las “Iglesias Cristianas Unidas en U.S.A.”:

Declaración de Fe: “El Consejo Nacional de Iglesias [CNI] es una comunidad de comuniones cristianas, que, en respuesta al evangelio como se revela en las Escrituras, confiesan a Jesucristo, el Verbo de Dios encarnado, como Salvador y Señor. Estas comuniones están en unión entre sí para manifestar cada vez más plenamente la unidad de la Iglesia.

”Confiando en el poder transformador del Espíritu Santo, las comuniones se reúnen como Consejo en una misión común, que sirve en toda la creación para la gloria de Dios”. Del Preámbulo de la Constitución de la CNI

Esto significa que los miembros del Consejo Nacional de Iglesias comparten un pacto de comunión con todas las otras denominaciones y reconocen a todas las otras denominaciones como manifestación de la unidad de la Iglesia. Esto es totalmente herético.

¡El nuevo obispo de Jerusalén nombrado por Juan Pablo II dice que la Iglesia Católica no tiene intención de convertir al cristianismo a los judíos!

(TOMADO DE ISRAEL TODAY, 22 de enero de 2004) “EL NUEVO OBISPO EN JERUSALÉN ES JUDÍO – ¡Por primera vez desde que el apóstol Santiago fue obispo de Jerusalén, la Ciudad Santa tiene un obispo judío! el Abad benedictino Jean-Baptiste Gourion fue ordenado como el nuevo obispo de la Iglesia Católica en Kiryat Yearim, en la aldea árabe israelí de Abu Ghosh, cerca de Jerusalén. El obispo Gourion será responsable de la comunidad católica de lengua hebrea en Israel, muchos de los cuales son de origen judío… Explicando cómo (el obispo Gourion), siendo un judío, se convirtió al catolicismo, nos dijo: Para mí, el cristianismo y el judaísmo son lo mismo. Yo no tuve que dejar el judaísmo para pasar al cristianismo. El judío y el cristiano forman un mismo cuerpo’. Como tal, él deja claro que no va a participar en las actividades ‘misioneras’

Después de su ordenación, el editor de Israel Today, Aviel Schneider se entrevistó con el nuevo obispo.

Israel Today: Felicitaciones, obispo Gourion… ¿Cómo reaccionó su familia por su nuevo título de obispo?

Obispo Gourion: Tengo una relación muy estrecha con mis tres hermanos, que asistieron a mi ordenación en Jerusalén y me dieron la bendición de Dios. Con todo, creo que mi nombramiento por parte de la Iglesia Católica apunta a una nueva era entre judíos y cristianos católicos. Tenemos que aprender a entendernos mejor. La Iglesia Católica no tiene intención de convertir al cristianismo a los judíos. Por lo tanto, el papa abogó por un obispo judío en Israel….

Israel Today: … el Vaticano se mostró reacio a reconocer al Estado judío, estableciendo relaciones diplomáticas con Israel hace tan sólo 10 años. Una de las razones es que la Iglesia Católica se considera a sí misma como el pueblo escogido de Dios.

Obispo Gourion: Bueno, hace 40 años, en el Concilio Vaticano II, la Iglesia adoptó una nueva posición teológica hacia Israel como pueblo elegido de Dios. La Iglesia Católica no pretende sustituir al pueblo judío con el que Dios hizo un pacto eterno

Israel Today: ¿Todavía Ud. se considera parte del pueblo judío?

Obispo Gourion: Por supuesto. Me veo a mí mismo como un judío”.

Comentario: En 2004, el “obispo” Gourion fue nombrado por Juan Pablo II como el nuevo obispo auxiliar de Jerusalén. En la entrevista, Gourion dijo que Juan Pablo II lo nombró específicamente para Jerusalén por ser quien es y lo que cree. Pues bien, el “nuevo obispo” Gourion dice que él es “un judío”, que su “Iglesia” (la secta del Vaticano) “no tiene ninguna intención de convertir al cristianismo a los judíos”, que la alianza judía con Dios sigue siendo válida y no se reemplaza por la Iglesia Católica, que el cuerpo de Cristo (la Iglesia Católica) y el judaísmo son un solo cuerpo.

¿Aquellos que están bajo la obediencia de Benedicto XVI/Francisco nos van a decir que el ”obispo” Gourion es católico? ¿Es el “obispo” Gourion un obispo de su “Iglesia” de quien los católicos deben compartir la fe y de la comunión - sí o no?

Papa Pio XII, Mystici corporis Christi, # 22, 29 de junio de 1943:

“Mientras tanto, en la verdadera comunidad cristiana hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, un solo Señor, un solo bautismo, por lo que sólo puede haber una sola fe. Y por lo tanto, si un hombre se niega a escuchar a la Iglesia, debe ser considerado —tal como el Señor manda— como un pagano y publicano. De ello se deduce que los que están divididos por la fe o el gobierno no pueden estar en la unidad de un cuerpo, ni pueden estar en la vida de su único Espíritu Divino”7.

Afirmar que Gourion es un católico en vista de esta información (es decir, que se encuentra en su Iglesia) es un pecado mortal contra la fe y una negación de Jesucristo. Pero aquellos que creen que Benedicto XVI [ahora Francisco] es el papa deben decir que el obispo Gourion es su compañero católico que tiene la misma fe y se encuentra en la misma Iglesia (cuerpo), como se lee arriba, porque todos en la Iglesia tienen la misma fe (de fide). Pero si bien afirman que Gourion es un apóstata que está fuera de la Iglesia Católica y no tiene autoridad, entonces también hay que decir lo mismo de Benedicto XVI/Francisco, quien, como ya hemos visto, cree en la misma apostasía con respecto a los judíos.

El “cardenal arzobispo” de Washington, DC confirma el rechazo de Juan Pablo II al proselitismo (convertir a los no católicos)

El “cardenal arzobispo” Theodore McCarrick, se entrevistó con el National Catholic Register sobre su viaje a Moscú para devolver el ícono de Nuestra Señora de Kazan de a los cismáticos, en septiembre de 2004:

Q: ¿Qué observó acerca de las relaciones entre ortodoxos y católicos romanos?

R. Cardenal McCarrick: “Creo que nuestros hermanos y hermanas ortodoxos tal vez todavía se sientan amenazados por la Iglesia Católica Romana… Siempre habrá algunas personas en comunidades que se sienten preocupadas por las otras comunidades religiosas, posiblemente por temor a que ellos vayan a hacer proselitismo [tratar de convertirlos]. CREO QUE EL SANTO PADRE HA SIDO BIEN CLARO ACERCA DE QUE SU PAPEL NO HA SIDO NUNCA EL PROSELITISMO, su papel es el de encontrar la clave de la unidad”8.

Comentario: Aquí vemos al “líder” de la secta Novus Ordo en Washington DC, un supuesto “cardenal”, que admite sin rodeos que Juan Pablo II “¡ha sido bien claro acerca de que su papel no es hacer proselitismo!”. Hacer proselitismo es convertir a las personas. Si usted vive en Washington DC, y cree que Juan Pablo II es el papa, usted tendría que admitir que este archi-apóstata Theodore McCarrick, es en realidad el líder de la Iglesia Católica en su área.

¡El “arzobispo” de Estrasburgo admite que la secta del Vaticano II ha abandonado la doctrina católica sobre los judíos!

Arzobispo Joseph Dore de Estrasburgo, Francia, Discurso a la logia B'nai B'rith (masones judíos), agosto de 2003: “Cualquiera que sea la representación [de los judíos en el arte tradicional católico]… el mensaje teológico es el mismo: la elección de Dios ha pasado ahora al pueblo cristiano; y la Iglesia, la verdadera Israel, puede triunfar, al confesar ella la verdad salvadora traída por Cristo.

En el Vaticano II, la Iglesia Católica finalmente revisó esta doctrina y comprendió en qué medida esta enseñanza se contradice en la Biblia misma…. En 1973, el episcopado francés, particularmente bajo la influencia de Monseñor Elchinger, el [anterior] obispo de Estrasburgo, publicó un documento de una fuerza moral sin precedentes sobre las relaciones judeo-cristianas, mientras que el papa Juan Pablo II ha recordado en numerosas ocasiones la permanencia de la Primera Alianza [es decir, la Antigua Alianza], ‘que nunca fue revocada’ por Dios [Juan Pablo II, Mainz, Alemania, 1980]. Hoy, deseamos trabajar junto con nuestros hermanos mayores hacia la reconciliación y el diálogo fraterno. Sin embargo, debemos tener la humildad de reconocer que la doctrina del desprecio y la ‘teología de la sustitución’ —hacer de la Iglesia la nueva y única Israel de Dios— todavía penetra en las mentes de un gran número. Sólo mediante una gran labor de educación es que lograremos extirpar toda semilla de anti-judaísmo. Sólo por una continua purificación de la memoria, haciéndoles tomar conciencia de sus propias tentaciones, los cristianos serán movidos a la vigilancia y la responsabilidad.

Hoy la Iglesia llama a los cristianos a dar los primeros pasos en el camino de la conversión, invitándolos a construir un futuro con sus hermanos judíos con el que, en conjunto, podrían ser una ‘bendición el uno al otro’ [Juan Pablo II, 1983]”9.

Comentario: Esto es apostasía. Es un total desprecio y rechazo por el dogma que hemos citado en este libro, que declara que la Antigua Alianza terminó con la venida de Cristo y fue reemplazada por la nueva y eterna Alianza de Jesucristo.

Nótese cómo el execrable apóstata, “arzobispo” Dore, hace referencia al discurso de Juan Pablo II en 1980 (y a otras declaraciones de Juan Pablo II) para intentar justificar su apostasía. Nótese cómo él se refiere a la Antigua Alianza como el “Primera Alianza”, no la “Antigua” Alianza porque “Antigua” implica que ya no está en vigor. Nótese como él dice que “hay que tener la humildad” para abandonar el dogma católico de que el Antigua Alianza ha cesado. Nótese cómo él dice que va a requerir “un gran trabajo” extirpar (desarraigar) esta verdad dogmática de las mentes de los católicos. Este es el “arzobispo” de la secta del Vaticano II en Estrasburgo, Francia, siguiendo la enseñanza de los antipapas del Vaticano II. De nuevo, esto no es más que una falsificación, una “secta católica” del Anticristo.

1 Juan 2, 22: “¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.”

¡Los obispos del Novus Ordo repudian abiertamente el Segundo Concilio dogmático de Lyon y el Concilio de Florencia!

Una declaración concertada de la consultoría teológica católico-ortodoxa norteamericana de la universidad de San Pablo, Washington, DC, 25 de octubre de 2003 (Obispos Católicos de los Estados Unidos - Secretaría de Relaciones Interreligiosas):

“IV. Recomendaciones – “Somos conscientes del problema de la teología del FilioqueAunque el diálogo entre un número de estas Iglesias y la comunión ortodoxa ya ha tratado del tema, cualquier futura resolución del desacuerdo entre el Este y el Oeste sobre el origen del Espíritu debe involucrar a todas aquellas comunidades que profesan el Credo de 381 como una norma de fe. Consciente de sus limitaciones, sin embargo, nuestra Consultoría hace las siguientes recomendaciones teológicas y prácticas para los miembros y los obispos de nuestras propias iglesias

▪ que en el futuro, debido a los avances en la comprensión mutua que se han producido en las últimas décadas, ortodoxos y católicos deben abstenerse de etiquetar como heréticas las tradiciones de la otra parte en el tema de la procedencia del Espíritu Santo…

▪ que la Iglesia Católica, como consecuencia de la normativa y valor dogmático irrevocable del Credo de 381, utilice solamente el texto griego original al hacer traducciones de este Credo para uso catequístico y litúrgico.

▪ que la Iglesia Católica, a raíz de un creciente consenso teológico, y en particular las declaraciones hechas por el papa Pablo VI, declara que la condena hecha en el Segundo Concilio de Lyon (1274) de los “que presumen negar que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo” ya no es aplicable.

“Ofrecemos estas recomendaciones a nuestras Iglesias con la convicción, basada en nuestros propios intensos estudios y discusiones, que las formas de nuestras tradiciones en entender la procesión del Espíritu Santo ya no necesitan dividirnos10”.

Comentario: Esta es una increíble herejía, pero primero un poco de historia. Es un dogma definido de la Iglesia Católica que la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, el Espíritu Santo, procede eternamente del Padre y del Hijo.

Papa Gregorio X, segundo Concilio de Lyon, 1274, ex cathedra: “Confesamos fiel y devotamente que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo, no como de dos principios, sino a partir de un principio… Esto es lo que la Santa Iglesia Romana, madre y maestra de todos los fieles, firmemente ha profesado, predicado y enseñado… Pero como algunos, a causa de la ignorancia de la verdad indiscutible, han caído en varios errores, nos, queriendo cerrar el camino a tales errores, con la aprobación del sagrado concilio, condenamos y reprobamos a todos los que presumen negar que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo, o temerariamente afirman que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo como de dos principios y no a partir de uno”11.

Los cismáticos orientales (es decir, los llamados “ortodoxos”) rechazan este dogma. Ellos sólo creen que el Espíritu Santo procede del Padre, no creen que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (Filioque). Entonces, ¿qué es lo que los obispos de la secta del Vaticano II hacen en su diálogo con los “ortodoxos” cismáticos? En su diálogo con los cismáticos y herejes, han emitido la declaración anterior que aparece en la página web oficial de los obispos de Estados Unidos en unión con Benedicto XVI. Esta declaración, como se puede ver arriba, afirma sin rodeos que la definición dogmática del Concilio de Lyon —que declaró que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (Filioque)— ¡ya no es aplicable! ¡Nada podría ser más formalmente herético! Los obispos de Estados Unidos en unión con Juan Pablo II (y ahora con Benedicto XVI) declararon que una definición solemne, ex cathedra del papa en un concilio ecuménico de la Iglesia Católica ¡ya no se aplica!

Los obispos estadounidenses de la secta del Vaticano II también recomendaron que la versión actual del Credo de Nicea-Constantinopla (que se recita en la misa todos los domingos), que declara que el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo (Filioque), sea eliminado de todo uso catequístico y litúrgico (véase más arriba) y que sólo se debe utilizar el credo original de 381, que sólo declaró que el Espíritu Santo procede del Padre. Para aquellos que no saben, la Iglesia Católica legalmente añadió la frase “y del Hijo” al Credo de Nicea-Constantinopla.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Laetentur coeli, 6 de julio de 1439, ex cathedra: “En el nombre de la Santísima Trinidad, del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, con la aprobación de este santo Concilio General de Florencia, definimos que es verdad de fe que debe ser creída y aceptada por todos los cristianos, y que todos igualmente deben profesar que el Espíritu Santo procede eternamente del Padre y del Hijo… Definimos además que la explicación de los términos ‘Fil i oq ue’ por el bien de declarar la verdad y también por necesidad inminente ha sido lícita y razonablemente añadida al Credo12.

Al declarar que el dogma “Filioque” (y del Hijo) no es vinculante y no es aplicable, los obispos del Novus Ordo repudian al mismo tiempo dos concilios dogmáticos de la Iglesia Católica (Lyon II y Florencia).

¡Comisión del Vaticano bajo Juan Pablo II de nuevo rechaza tratar de convertir a los judíos!

Encuentro judío-“católico”: “Las delegaciones del Gran Rabinato de Israel y de la Comisión de la Santa Sede para las Relaciones Religiosas con los Judíos se reunieron por cuarta vez entre el 17 al 19 de octubre [de 2004] en Grottaferrata, Italia. Este Comité Mixto se estableció en junio de 2002. El siguiente es el informe de la reunión del Comité… 3. El Comité bilateral [de judíos y “católicos”] reitera su compromiso con las principales declaraciones de las reuniones anteriores, que incluyeron un llamado al respeto mutuo de nuestras diferentes identidades religiosas, y afirma un rechazo común a cualquier intento de persuadir a las personas a rechazar su propio patrimonio… Como creyentes en el único Dios, cuyo nombre es Paz, se le dirigió una oración para poner fin a la guerra…”13.

Comentario: Esta declaración conjunta con rabinos apareció en el periódico oficial del Vaticano porque fue un acto de una comisión oficial del Vaticano. La declaración conjunta fue firmada por cinco diferentes jefes rabinos, dos “cardenales”, dos obispos, dos monseñores, un “arzobispo” y un sacerdote, incluyendo al “cardenal” Jorge Mejía, Presidente de la delegación “católica” de la Santa Sede. Esto nos permite decir sin rodeos: esto es el anticristo. “El Comité bilateral [de judíos y católicos]… afirmó un rechazo común a cualquier intento de persuadir a las personas a rechazar su propio patrimonio”. Esto significa que la comisión del Vaticano rechaza cualquier intento de persuadir a los judíos a convertirse a Jesucristo y a la fe católica. La gente se pregunta cuándo se cumplirá la siguiente profecía de Nuestra Señora de La Salette:

Nuestra Señora de La Salette, 19 de septiembre de 1846: “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo… la Iglesia será eclipsada”.

Ella ya se ha cumplido. La declaración de esta comisión del Vaticano está perfectamente en línea con la enseñanza de Juan Pablo II y Benedicto XVI sobre los judíos como ya hemos visto.

Los hindúes adoran al diablo en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima

Frontpage Online, periódico de fin de semana de Portugal en inglés, 22 de mayo de 2004: “… podemos informar que se han dado los primeros pasos en el desarrollo de Fátima como centro interreligioso. El 5 de mayo… Notícias publicó un reportaje de un servicio religioso hindú celebrado en la Capilla de las Apariciones [de Nuestra Señora de Fátima] en el santuarioSesenta hindúes dirigidos por un sumo sacerdote viajaron desde Lisboa a rendir homenaje a la diosa Devi, la divinidad de la naturaleza. El reportero de SIC describió cómo antes de salir de Lisboa, los hindúes se reunieron en el templo en la ciudad para orar y adorar a varias estatuas de dioses hindúes.

Al llegar a Fátima, los peregrinos se dirigieron a la Capilla de las Apariciones, donde desde el altar, un sacerdote hindú dirigió las sesiones de oración. El periodista a cargo de la televisión, explicó: ‘Este es un momento sin precedentes único en la historia del santuario. El sacerdote hindú, o Sha Tri, rezó sobre el altar la Shaniti Pa, la oración por la paz’. Se pudo ver a los hindúes quitándose sus zapatos antes de acercarse a la barandilla del altar de la capilla cuando el sacerdote recitaba las oraciones desde el altar… Después de adorar a sus dioses y rezar en la capilla, los hindúes fueron escoltados a una sala de exhibiciones donde se muestra una maqueta de la controversial nueva basílica que se está construyendo. En un ambiente descrito como diplomático por el comentarista, cada hindú fue saludado personalmente por el obispo de Leiria -Fátima, quien se inclinó ante el sacerdote hindú repitiendo su gesto de saludo. El sacerdote hindú fue visto con la ropa del rector del Santuario de Fátima y el obispo con un chal sacerd otal hindú. ‘Sobre los hombros de los más altos representantes de la Iglesia de Fátima, el sacerdote hindú colocó un chal con las inscripciones de la Bhagavad Gita, uno de los libros sagrados del hinduismo’, dijo el reportero a sus espectadores.

El noticiero terminó mostrando al sacerdote hindú encendiendo una vela en el altar, mientras que sus seguidores bailaban afuera de la capilla de las apariciones cantando alabanzas a sus dioses”.

Comentario: ahí lo tienen. Paganismo, adoración idolátrica a demonios se realizaron en la capilla construida en el sitio exacto donde la Virgen de Fátima se apareció. Ello sucedió con la plena aprobación del Rector del Santuario, “monseñor”. Guerra, y con la plena aprobación del “obispo” de Leiria-Fátima, y con la plena aprobación del presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, “arzobispo” Michael Fitzgerald. Pero, ¿cómo pudieron hacerlo? Ellos lo pudieron hacer porque lo aprendieron de Benedicto XVI, Juan Pablo II, Pablo VI y el Vaticano II, como hemos documentado.

Esta última abominación también muestra qué tan engañados están los herejes útiles que tratan de explicarlo todo. En un programa del 25 de abril en EWTN, el P. Mitch Pacwa y el P. Robert Fox discutieron los rumores de que Fátima estaba siendo entregada a las religiones no católicas. El P. Robert Fox aseguró a la audiencia que toda idea es una “fabricación”, que ¡nada de esto estaba pasando o pasaría! Sí, es una fabricación… y ahora vemos a los idólatras hindúes realizar en Fátima sus ritos satánicos en la Capilla de las Apariciones. ¿Hasta cuándo la gente escuchará a estos herejes que conducen las almas al infierno?

Papa León XIII, Ad Extremas, # 1, 24 de junio de 1893: “Nuestros pensamientos se dirigen en primer lugar al bienaventurado apóstol Tomás, que es llamado con razón el fundador de la predicación del Evangelio a los hindúes. Luego, ahí está Francisco Xavier… Por su extraordinaria perseverancia, él convirtió a la verdadera religión a cientos de miles de hindúes de los mitos y viles supersticiones de los brahmanes. Tras los pasos de este hombre santo han seguido numerosos sacerdotes…. que siguen estos nobles esfuerzos; no obstante, en las vastas extensiones de la Tierra, muchos todavía están privados de la verdad, encarcelados miserablemente en la oscuridad de la superstición14.

San Francisco Javier, 18 de septiembre de 1542: “Le dije que Dios, fiel y verdadero, tiene a los infieles y a sus oraciones como abominación, y así quiere que su adoración, que Él rechaza por completo, debe reducirse a la nada”15.

San Francisco Javier, primavera de 1543: “Un día me echaron de mi camino en un pueblo de paganos... Había una mujer embarazada, que había pasado tres días en trabajos de parto con tanta dificultad, que muchos desesperaban de su vida. Sus oraciones por ella, no fueron oídas, ya que la oración de los impíos es una abominación a los ojos de Dios, porque los dioses de los paganos son demonios [Salmo 95, 5; 1 Cor. 10, 20]”16.

Apocalipsis 18, 2-5: “Caída es, caída es Babilonia la grande, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave sucia y aborrecible. Porque todos los gentiles han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella; y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades”.

La secta del Vaticano II conmemora el “martirio” menonita

Mons. John A. Rodano, del Consejo Vaticano para la Promoción de la Unidad Cristiana, marzo de 2004: “Un diálogo internacional entre la Iglesia Católica y la Conferencia Mundial Menonita se realizó entre 1998 y 2003… Parte III: ‘Hacia una sanación de memorias’, fue escrito a la luz de los amargos recuerdos del pasado y, sobre todo, desde la perspectiva menonita, sus recuerdos de la persecución y martirio en el siglo XVI, y bajo nuestro aislamiento desde entonces entre nosotros. En él se esbozan cuatro pasos que se podrían tomar hacia una purificación de la memoria

”En una declaración común, católicos y menonitas lamentaron que ellos y los demás cristianos ‘no hayan podido resolver los problemas de la Iglesia de ese tiempo, de tal manera que se evitaran divisiones en el cuerpo de Cristo que han perdurado hasta nuestros días17.

Comentario: A principios de marzo de 2004, la secta del Vaticano II siguió con el ejemplo de Juan Pablo II al conmemorar al pastor luterano Paul Schneider. A fines de marzo de ese mismo año, la secta del Vaticano II conmemoró el “martirio” menonita. Esta es herejía formal ocurrió básicamente cada semana. ¿Podría la secta del Vaticano II negar de manera más clara o consistente el dogma fuera de la Iglesia no hay salvación? ¿Qué tipo de “católico” podría afirmar estar en comunión con esta “jerarquía” siendo consciente de estos hechos?

“Santos” y “mártires” no católicos conmemorados por la secta del Vaticano II, siguiendo la enseñanza de Juan Pablo II

P. Matthias Turk, Consejo Vaticano para la Promoción de la Unidad Cristiana, marzo de 2004: “Entre los hechos más significativos fue la conmovedora celebración ecuménica organizada por la Comunidad de San Egidio el 1 de febrero de 2003 en la basílica romana de San Bartolomé, con el fin de conmemorar al pastor luterano Paul Schneider, quien fue asesinado en el campo de concentración de Buchenwald. Asistieron en esta ocasión el cardenal Walter Kasper… y otros representantes ecuménicos de parroquias romanas.

“Este testimonio, como el Santo Padre ha dicho: ‘habla más fuerte que las cosas que nos dividen”18.

Comentario: Aquí vemos al Consejo Vaticano para la Promoción de la Unidad Cristiana conmemorando a un hereje luterano como un mártir de la fe. Esto es herejía formal contra el Concilio de Florencia. Consulte las secciones anteriores de este libro que prueban que Juan Pablo II enseñó repetidamente que hay santos fuera de la Iglesia.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Cantate Domino, sesión 11, 4 de febrero de 1442, ex cathedra: “… nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia Católica”19.

Papa Pelagio II, epístola (2) Dilectionis vestrae, 585: “Los que no estaban dispuestos a estar de acuerdo con la Iglesia de Dios, no pueden permanecer con Dios, aunque sean entregados a las llamas y a los incendios, quemados o arrojados a las fieras, para dar sus vidas, no habrá para ellos la corona de la fe, sino el castigo de la falta de fe, no será un resultado glorioso (de la virtud religiosa), sino la ruina de la desesperación. Tal persona puede ser muerta; coronada, no puede serlo”20.

La secta del Vaticano II elogia y celebra a John Wesley, el fundador de la secta metodista

P. Donald Bolen, Consejo Vaticano para la Promoción de la Unidad Cristiana, febrero de 2004: “2003 fue un año lleno de acontecimientos en las relaciones entre la Iglesia Católica y el Consejo Metodista Mundial… En junio de 2003, los metodistas en todo el mundo celebraron el 300 aniversario del nacimiento de Juan Wesley, y en formas pequeñas pero significativas, invitó a la Iglesia Católica a participar en estas celebraciones… el cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad cristiana, predicó en la Iglesia Metodista en Roma, con ocasión del 300 aniversario del nacimiento de Juan Wesley. Más adelante en ese mismo año, él envió un mensaje a una celebración para conmemorar el aniversario del nacimiento de Wesley y de la capilla que Wesley abrió en Londres hace 225 años.

“El cardenal Kasper hizo uso de la oportunidad que le brinda este tipo de ocasiones para contribuir a una reevaluación Católica de John Wesley, particularmente atento a ‘su decidida apuesta por la difusión de la buena nueva de la salvación, su fomento de la santidad bíblica y la estructuración de las comunidades de cristianos para testimoniar y misionar’.

“El cardenal Kasper señaló que ‘también tenemos que buscar una visión más amplia, para ver lo que dio dinamismo al ministerio de Wesley, ver la pasión evangélica que dio sentido a su vida y el movimiento que él inició’.

Kasper subrayó que esta nueva valoración de Wesley, ‘rica en posibilidades’, fue posible porque los católicos ahora pueden mirar a Wesley con ojos educados por el diálogo internacional y por la amistad y misión compartida en diversos contextos locales en todo el mundo, en el que hemos llegado a reconocernos unos a otros como hermanos y hermanas en Cristo’.

“En un discurso frente a la congregación de metodistas, el cardenal Kasper señaló que así como los metodistas ‘siguen mirando el ministerio de Juan Wesley en busca de inspiración y guía, podemos mirar para ver y encontrar en él el celo evangélico, la búsqueda de la santidad, la preocupación por los pobres, las virtudes y bondades que hemos llegado a conocer y respetar en ustedes’. La homilía del cardenal Kasper y su mensaje fueron calurosamente recibidos y muy apreciados”21.

Comentario: John Wesley fue un hereje acatólico que fundó su propia religión. Comenzó como anglicano, y luego formó el metodismo. Wesley negó el papado; negó muchos de los concilios dogmáticos de la Iglesia Católica, negó la sucesión apostólica, negó todos menos dos de los siete sacramentos, admitiendo solamente el bautismo y la eucaristía, pero rechazó que el bautismo confiere la gracia santificante y negó que nuestro Señor está realmente presente en la eucaristía. Negó el Purgatorio, y sostuvo que el hombre se justifica por la sola fe y por lo tanto está seguro de su salvación. ¿Cómo es eso de “compromiso incondicional con la difusión de la buena nueva de la salvación”? ¿Cómo es eso de “fomento de la santidad bíblica y la estructuración de las comunidades de cristianos”? ¿Cómo es eso de “celo evangélico, la búsqueda de la santidad…. las virtudes y bondades que hemos llegado a conocer y respetar en ustedes”? Así es, la herejía, el cisma y la propagación de falsas doctrinas de la peor clase —incluyendo la malvada doctrina del fideísmo— son las “virtudes” que la secta del Vaticano II reconoce y respeta en todo el mundo.

El artículo también llama a los metodistas a afirmar la Declaración Conjunta con los luteranos sobre la justificación, que repudia totalmente al Concilio de Trento.

No hay palabras de consagración, no hay problema. ¡El Vaticano, con la aprobación del Juan Pablo II y Benedicto XVI, aprueba como válida una “misa” que no tiene las palabras de la consagración!

Comentario preliminar: El siguiente es un extracto de un documento emitido por el Vaticano y aprobado por el “cardenal” Ratzinger y Juan Pablo II, sobre si a los caldeos católicos de rito oriental se les permite tener inter-comunión con los cismáticos asirios de oriente, que son acatólicos que rechazan a la Iglesia Católica.

El documento dice ; por lo que los asirios cismáticos acatólicos pueden recibir la santa comunión de los ministros católicos, mientras que los caldeos “católicos” también están autorizados a recibir la comunión en las iglesias asirias cismáticas.

Además del obvio pecado de la herética inter-comunión con los acatólicos, hay un problema adicional. ¡Estos cismáticos asirios —a diferencia de la mayoría de los cismáticos orientales— ¡no tienen palabras de la consagración en su liturgia! Su liturgia no tiene ni siquiera “Esto es mi cuerpo” o “Esta es mi sangre”, etc., no tiene las palabras de la Institución, como frecuentemente se les llama a las palabras de la consagración. Por lo tanto, la liturgia asiria cismática ni siquiera es válida. Pero el siguiente documento del Vaticano nos dice esencialmente: ¡no hay palabras de la consagración, no hay problema!

“CONSEJO PONTIFICIO PARA LA PROMOCIÓN DE LA UNIDAD CRISTIANA – DIRECTRICES PARA LA ADMISIÓN A LA EUCARISTÍA ENTRE LA IGLESIA CALDEA Y LA IGLESIA ASIRIA de Oriente, 20 de julio de 2001:

“Las presentes directrices han sido elaboradas por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad Cristiana, de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe y la Congregación para las Iglesias Orientales3. … La cuestión principal de la Iglesia Católica al aceptar esta petición, tiene que ver con la cuestión de la validez de la eucaristía celebrada en la anáfora de Addai y Mari, una de las tres anáforas utilizadas tradicionalmente por la Iglesia Asiria de Oriente. La anáfora de Addai y Mari es notable porque, desde tiempo inmemorial, ha sido utilizada sin una recitación del relato de la institución. Puesto que la Iglesia Católica considera las palabras de la institución eucarística como parte constitutiva e indispensable de la anáfora o plegaria eucarística, un estudio largo y cuidadoso se ha llevado a cabo en torno a la anáfora de Addai y Mari, desde una perspectiva histórica, litúrgica y teológica, después del cual la Congregación para la Doctrina de la Fe, el 17 de enero de 2001, concluyó que esta Anáfora puede considerarse válida. Su Santidad el papa Juan Pablo II ha aprobado esta decisión… las palabras de la institución eucarística están de hecho presentes en la anáfora de Addai y Mari, no en una forma narrativa coherente y ad litteram, sino en forma eucológicamente dispersa, esto es, integrada en sucesivas oraciones de acción de gracias, alabanza y de intercesión.”.

Comentario: Aquí el documento oficial del Vaticano, aprobado por Juan Pablo II, admite que las palabras de la “institución eucarística” (las palabras de la consagración que Cristo mismo instituyó como necesarias para la confección de la eucaristía) no están presentes en esta liturgia asiria. Después de admitir este hecho, trata de explicarlo afirmando que las palabras de la consagración se encuentran en una “forma eucológicamente dispersa”, que es una forma elegante de decir que no están realmente presentes, pero que de alguna manera están contenidas en las otras “oraciones de acción de gracias, alabanza e intercesión”, ¡que no mencionan nada de ello! ¡Qué conveniente!

De acuerdo con este documento escandaloso, las palabras de la consagración se contabilizan en otras oraciones de acción de gracias, alabanza y de intercesión que no las mencionan. Esta herejía devasta toda la enseñanza sacramental católica.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, sesión 8, 22 de noviembre de 1439, Exultate Deo: “Todos estos sacramentos se componen de tres elementos: a saber, de las cosas como la materia, de las palabras, como la forma, y la persona del ministro que confiere el sacramento con la intención de hacer lo que hace la Iglesia. Si alguno de ellos falta, no se realiza el sacramento”22.

Papa San Pío V, De defectibus, capítulo 5, parte 1: “Las palabras para la consagración, que son la FORMA para este sacramento, son estas: ÉSTE ES MI CUERPO; y: PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, DEL NUEVO Y ETERNO TESTAMENTO, MISTERIO DE FE, QUE POR VOSOTROS Y POR MUCHOS SERÁ DERRAMADA EN REMISIÓN DE LOS PECADOS. Ahora bien, si uno quitase, o alterase lo que sea en la FORMA de la consagración del cuerpo y la sangre, y que en el cambio mismo de las palabras de la [nueva] redacción no significarían lo mismo, no consagraría el sacramento”.

A la luz de estos hechos, uno puede ver que esta herejía de la secta del Vaticano II, Juan Pablo II y Benedicto XVI es equivalente a decir que uno puede bautizar válidamente sin agua. Es un rechazo a la sustancia de los sacramentos, esas cosas específicamente instituidas por el Señor mismo como necesarias para la confección de los sacramentos, que nadie —ni siquiera un verdadero papa— tiene poder para cambiar o modificar.

Papa Pío XII, Sacramentum ordinis, # 1, 30 de noviembre de 1947: “… La Iglesia no tiene poder sobre la ‘sustancia de los sacramentos’, es decir, sobre aquellas cosas que, con las fuentes de la revelación divina como testigos de Cristo, el Señor mismo decretó que sean preservadas en un signo sacramental…”23.

Papa San Pío X, Ex quo, 26 de diciembre de 1910: “… es bien sabido que a la Iglesia no pertenece ningún derecho a innovar nada en lo tocante a la sustancia de los sacramentos”24.

Seguimos con otro breve fragmento de este documento:

“4. Directrices para la admisión a la eucaristía… 1. Cuando la necesidad lo requiera, a los fieles asirios se les permite participar y recibir la sagrada comunión en una celebración caldea de la santa eucaristía; del mismo modo, a los fieles caldeos que les sea físicamente o moralmente imposible acudir a un ministro católico, se les permite participar y recibir la sagrada comunión en una celebración Asiria de la sagrada eucaristía. 2. En ambos casos, los ministros de asirios y caldeos celebran la santa eucaristía de acuerdo a las prescripciones litúrgicas y las costumbres de su propia tradición. 3. Cuando los fieles caldeos estén participando en una celebración Asiria de la sagrada eucaristía, el ministro asirio queda cordialmente invitado a incluir las palabras de la institución en la anáfora de Addai y Mari, según lo permitido por el Santo Sínodo de la Iglesia Asiria de Oriente” (Roma, 20 de julio de 2001).

Observe cómo el documento del Vaticano invita “cordialmente” a los cismáticos asirios a utilizar las palabras de la Institución. Pero si los cismáticos no son “receptivos” ante esta idea, no hay problema – ya que de algún modo es válida de todos modos de acuerdo con la secta del Vaticano II. A la luz de estos hechos, ¿cómo afirmar que la comunión con esos hombres se diferencia en algo con afirmar la comunión con ministros protestantes?

El obispo Novus Ordo de Kansas City niega la virginidad perpetua de nuestra Señora

DE UN ARTÍCULO EN EL ANGELUS, publicación de la Sociedad de San Pío X (SSPX), diciembre de 2003, pp. 32-37: “... Yo le señalé a Ud. [obispo Boland de Kansas City] en el programa de radio [un programa supuestamente “católico” de la diócesis del obispo Boland], que George Noonan había negado la necesidad de la gracia santificante para la salvación de la propia alma. Ud. [obispo Boland] defendió inmediatamente al Sr. Noonan al afirmar que no es necesaria [tener] la gracia santificante para la salvación del alma… Cuando le informé a Ud. [obispo Boland] que George Noonan (en el programa de radio) no se pronunciaba sobre si creía en el principio de lógica de no contradicción, Ud. afirmó que la ley de no contradicción —que dos afirmaciones contradictorias no pueden ser al mismo tiempo verdaderas— es de hecho, falsa… Durante nuestra conversación, también nos dieron por la tangente en cuanto a la falta de respeto mostrada por el rabino Michael Zedik en relación a la Santísima Madre y cómo George Noonan, como co-anfitrión católico, no defendió la dignidad de la Virgen como perpetuamente virgen. Ud. indicó que no se ha demostrado que la Virgen no tuvo otros hijos aparte de nuestro SeñorEsto llevó rápidamente a nuestra última discusión en la que usted declaró que la doctrina de la Iglesia puede cambiar y ha cambiado. Mi padre y yo estamos de todo corazón en desacuerdo con usted en este punto…”25.

Comentario: ¿Puede creer que el “obispo” Boland sea la “cabeza” de la secta del Novus Ordo/Vaticano II en Kansas City?

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 4, cap. 3, ex cathedra: “Esta potestad del Sumo Pontífice está muy lejos de interferir con ese poder de jurisdicción episcopal ordinario e inmediato por la cual los obispos… han sucedido a los apóstoles, como verdaderos pastores que individualmente alimentan y gobiernan los rebaños individuales que les son confiados”.

El “obispo” Boland niega que la gracia santificante sea necesaria para la salvación, él niega el principio de no contradicción; él niega la virginidad perpetua de nuestra Señora, y sostiene que la doctrina católica puede cambiar. El “obispo” Boland es un hereje manifiesto.

Papa Pablo IV, Cum quorundam, Concilio de Trento, 1555: “... la santísima y siempre Virgen María…”26.

Papa Martín I, Primer Concilio de Letrán, 649, can. 3: “Si alguno no confiesa propiamente y verdaderamente de acuerdo con los Santos Padres, que la Santa Madre de Dios y siempre Virgen María inmaculada... su virginidad permanece indestructible, incluso después de su parto, sea condenado”27.

El “obispo” Boland, obviamente no es la cabeza visible y la autoridad de la Iglesia Católica en Kansas City, sino el gobernante de una secta no católica que se hace pasar por la Iglesia Católica en Kansas City (la secta del Vaticano II/Novus Ordo). Y así como él es increíblemente herético, el “obispo” Boland es probablemente el promedio entre los obispos Novus Ordo. Pero grupos como la Fraternidad San Pío X todavía reconocen a Boland como católico y como el jefe de la diócesis, sus sacerdotes en Kansas City oran por él como su obispo legítimo cada domingo en la misa, ¡y continúan llamándolo “Su Excelencia”! Puesto que son obstinados en esta posición, esto es muy ofensivo a Dios y a nuestra Señora.

DEL MISMO ARTÍCULO EN EL ANGELUS, la publicación de la Fraternidad San Pío X, diciembre de 2003, pp. 33-37: “Su Excelencia… Su Excelencia… Su Excelencia… Su Excelencia… Por encima de todo, Su Excelencia… Su Excelencia… Que Dios lo bendiga [obispo Boland] en su trabajo como obispo de nuestra diócesis, para que la fe católica tradicional se nutra y se extienda de tal manera que su corona en el cielo este adornada por las muchas almas confiadas a su cuidado espiritual”28.

¡En la Conferencia en Fátima de 2003, el clero Novus Ordo, llamó “horrible” la definición dogmática del Concilio de Florencia!

Catholic Family News, diciembre de 2003, pp. 20-21: “… he recorrido varias de estas conferencias post-conciliares, incluyendo seminarios de la Nueva Evangelización, Días Mundiales de la Juventud-Rock´n´Roll, reuniones de carismáticos, y noches de dialogo católico-judío. Aun así, la más explícita herejía que he escuchado en cualquiera de estos eventos salió de la boca del padre jesuita belga Jacques Dupuis, a sólo unos pocos cientos de metros de donde Nuestra Señora de Fátima se apareció… En el momento que se dijo ‘fuera de la Iglesia no hay salvación’, el P. Dupuis dijo con disgusto: ‘No hay necesidad de invocar aquí el horrible texto de ese Concilio de Florencia de 1442’”29.

Comentario: Ya hemos documentado que el santuario de Nuestra Señora de Fátima fue invadido por los hindúes con el permiso de la secta del Vaticano II. También se dice que va a ser convertido en un santuario interreligioso abierto a todas las religiones. En la conferencia de Fátima, donde ésta idea diabólica fue presentada, el P. Jacques Dupuis llamó de “horrible” la siguiente definición dogmática del Concilio de Florencia sobre fuera de la Iglesia no hay salvación.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Cantate Domino, 1441-1442, ex cathedra: “[La Santa Iglesia Romana] firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia Católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles (Mat. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia Católica” 30.

Monseñor Guerra (rector del Santuario de Fátima), así como el propio delegado apostólico de Juan Pablo II en Portugal y el obispo de Leiria-Fátima, también estuvieron presentes y aplaudieron la herejía del P. Dupuis. Esto significa que el hombre a cargo de la capilla de la secta del Vaticano II, así como el obispo, ¡aplaudieron el discurso citado en el que se llama “horrible” a la enseñanza solemne del Concilio de Florencia! La multitud asistente también aplaudió el discurso, que estaba todo lleno de herejía y apostasía.

Para mantener la fe, no es suficiente oponerse a estas increíbles abominaciones y herejías; afirmar estar en comunión y compartir la fe con tales hombres es negar la fe al mezclar Fátima con la apostasía al decir que se puede ser apóstata y mantener la autoridad de la Iglesia de Cristo en Fátima.

Incluso los “obispos” Novus Ordo “conservadores” como el “obispo” Fabian Bruskewitz y el “cardenal” George, son unos completos apóstatas

Incluso si uno mira a los miembros más conservadores de la “jerarquía” sujetos a Benedicto XVI, tales como el “obispo” Fabian Bruskewitz de Lincoln, Nebraska, se ve que son unos completos apóstatas. El “obispo” Bruskewitz presidió un servicio ecuménico de oración y desayunó con un “obispo” anglicano y varios “ministros” luteranos31.

El “obispo” Bruskewitz también asistió respetuosamente a la [inválida] “consagración” del “obispo” metodista Joel Martinez, quien ha recordado públicamente (en un sermón el 21 de mayo de 2000) el día gozoso en que su madre abandonó la Iglesia Católica32… Una de las parroquias de Bruskewitz, “realiza lo que se denomina un programa llamado “sermón a la carta” en el que se insta a los feligreses a asistir a los sermones de los ministros de esas mismas sectas [es decir, diversas sectas protestantes], así como a las “iglesias” locales de los metodistas y luteranos33. Esto es herético.

Papa Pío IX, Graves ac diuturnae, # 4, 23 de marzo de 1875: Ellos [los fieles] deben huir totalmente de sus celebraciones religiosas, de sus edificios y de sus sedes de pestilencia que ellos tienen con completa impunidad para transmitir las enseñanzas sagradas. Ellos deben huir de sus escritos y de todo contacto con ellos. No deben tener ningún trato o reuniones con sacerdotes usurpadores y apóstatas de la fe que se atreven a ejercer las funciones de un ministro eclesiástico sin poseer alguna misión legítima o jurisdicción”34.

Lo peor de todo, el “obispo” Bruskewitz en realidad realizó una cena pascual interreligiosa con un grupo de rabinos en su propia catedral durante la Semana Santa, cometiendo así un acto horrible de apostasía, herejía y pecado mortal35. Todo esto demuestra que el “obispo” Bruskewitz , quizás el “obispo” más conservador de la jerarquía del Vaticano II, es también un hereje manifiesto y un apóstata.

Con respecto al “cardinal” George, ya hemos señalado que en su periódico diocesano él escribió que “la Iglesia también ha pecado contra el pueblo judío, en primer lugar, en la enseñanza de que el pacto de Dios con Israel ya no es válida…”36. Esto significa que George sostiene que los judíos tienen un pacto válido con Dios y no necesitan convertirse a la fe católica o a Jesucristo para la salvación. Todos estos “obispos” también aceptaron las herejías del Vaticano II, la increíble Declaración Conjunta con los luteranos sobre la Justificación, y el ecumenismo de los antipapas del Vaticano II.

Cada año, el Vaticano envía un mensaje para conmemorar la fiesta budista del Vesakh

Mensaje del Vaticano a los budistas en la fiesta de Vesakh, “arzobispo” Michael Fitzgerald, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, 4/30/2004:

“Queridos amigos budistas: 1. Me dirijo a ustedes de nuevo este año para expresarles mis más sinceras felicitaciones con motivo de su fiesta de Vesakh. Rezo para que todos y cada uno de ustedes pueda tener una fiesta alegre y pacífica. Vesakh nos ofrece para nosotros los cristianos una oportunidad para visitar a nuestros amigos y vecinos budistas para intercambiar saludos, y esto ayuda a fortalecer los lazos de amistad ya establecidos y crear otros nuevos. Es mi deseo que estos vínculos cordiales puedan seguir creciendo, generación tras generación, compartiendo con los demás nuestros gozos y esperanzas, tristezas y preocupaciones…”37.

Cada año, el Vaticano felicita a los musulmanes por el fin del Ramadán

“Arzobispo” Michael Fitzgerald, presidente del Consejo Pontificio Vaticano para el Dialogo Interreligioso:

Queridos amigos musulmanes:

1. Es un placer para mí dirigirme a ustedes con motivo del 'Id al-Fitr, que concluye el mes de Ramadán, para expresarles mis más cordiales felicitaciones en nombre del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y de hecho en nombre de toda la Iglesia Católica… 4. Como creyentes en el único Dios es nuestro deber el esforzarnos por lograr la paz. Cristianos y musulmanes, creemos que la paz es ante todo un don de Dios. Es por ello que nuestras dos comunidades oran por la paz, es algo a lo que siempre están llamadas a hacer. Como saben, el papa Juan Pablo II invitó a los representantes de las diferentes religiones a acudir a Asís, la ciudad de San Francisco, el 24 de enero de 2002, con el fin de orar y comprometerse con la paz en el mundo…

5. Para lograr la paz y mantenerla, las religiones tienen un papel importante que desempeñar… 6. Porque es un momento muy especial para ustedes, el mes de Ramadán, en el que el ayuno, la oración y la solidaridad les da la paz interior, es que comparto con ustedes estas reflexiones sobre los caminos hacia la paz. Quiero expresarles, por lo tanto, los buenos deseos de paz, la paz en sus corazones, en sus familias y en sus respectivos países, e invoco sobre vosotros la bendición del Dios de la Paz”38. – Arzobispo Michael L. Fitzgerald, presidente.

Comentario: Esto es apostasía total. Y es por eso que el papa Pío XI dice (como lo citamos anteriormente) que los que favorecen encuentros interreligiosos de oración, como los antipapas del Vaticano II y sus obispos apóstatas, no sólo están en error y engaño, sino que han rechazado por completo la verdadera religión.

Papa San León Magno (+ c 450.): “El que es llevado lejos del camino de la verdadera fe, y lo cambia por otro, su completo viaje es una apostasía, y cuanto más viaja lejos de la luz católica, más cerca llega a la oscuridad de la muerte”39.

¡Cada año, el Vaticano envía un mensaje a los hindúes en la Fiesta del Día de Diwali!

“Queridos amigos hindúes,

“1. Nuevamente este año me complace saludarlos y compartir con ustedes un breve mensaje con motivo de Diwali, la fiesta que ustedes celebran de acuerdo con su venerable tradición religiosa. Sé que entre muchos festivales hindúes que se celebran durante todo el presente año, éste tiene, en particular, un lugar especial y una profunda relevancia para ustedes y sus familias. Diwali es un tiempo para que las familias se reúnan y celebren de una manera significativa los ritos prescritos por el antiguo dharma… ¿Acaso sus diversas tradiciones hindúes (sampradaya) no hablan elocuentemente no sólo del amor de Dios por nosotros y nuestro amor por Dios, sino también del amor que los seres humanos deben tener el uno para el otro?... La ocasión de la festividad de Diwali nos provee de abundante alimento para el pensamiento cuando la tradición hindú nos informa de cómo la luz vence a la oscuridad, de cómo se consigue la victoria del bien sobre el mal y cómo el odio nos da una forma de amar a través del perdón. Queridos amigos hindúes, que ustedes, sus familias, amigos y hasta los extraños en su medio experimenten la alegría plena, la paz, la serenidad y la luz en la fiesta de Diwali, simbolizada por las innumerables llamas, el Deepavali”40. – Enviado por el arzobispo Michael L. Fitzgerald (10-14-2003), presidente del Consejo del Vaticano para el Diálogo Interreligioso

Comentario: Fitzgerald incluso les dice a los hindúes que su falsa religión del diablo “nos informa de cómo la luz vence a la oscuridad”. Si el mismo Fitzgerald no fuera un completo apóstata que por desgracia se encuentra en oscuridad espiritual, él descubriría que los que están fuera del reino de Cristo se encuentran en el reino de las tinieblas (Colosenses 1, 13).

Colosenses 1, 13: “El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y nos ha trasladado al reino del Hijo de su amor”.

Papa León XIII, Ad Extremas, # 1, 24 de junio de 1893: “Nuestros pensamientos se dirigen, en primer lugar, al bienaventurado Apóstol Tomás que con razón es llamado el fundador de la predicación del Evangelio a los hindúes. Después, está San Francisco Javier… A través de su extraordinaria perseverancia, convirtió a cientos de miles de hindúes de los mitos y viles supersticiones de los brahmanes a la verdadera religión. Tras las huellas de este hombre santo siguieron numerosos sacerdotes… ellos son los continuadores de estos nobles esfuerzos; no obstante, en las vastas extensiones de la tierra, muchos están todavía privados de la verdad, aprisionados miserablemente en las tinieblas de la superstición41.

Así que, para resumir, cada año en el día budista del Vesakh, y durante el mes musulmán del Ramadán, y en la fiesta hindú de Diwali, la secta del Vaticano II envía oficialmente saludos en alabanza y estima hacia estas religiones falsas. Esto demuestra que la nueva Iglesia de la secta del Vaticano II es sólo una más entre estas falsas religiones.

La secta del Vaticano II enseña que los judíos y musulmanes son la semilla espiritual de Abraham, lo cual es una negación de Jesucristo

Una herejía común de la secta del Vaticano II es la idea de que los judíos y musulmanes son la simiente espiritual de Abraham, o, para decirlo de otra manera, la idea de que el cristianismo, el islam y el judaísmo son todos herederos de la fe de Abraham. Esta herejía es enseñada por muchos miembros de la secta del Vaticano II, pero fue más prominentemente inculcada por Juan Pablo II. Esta herejía rechaza la verdad revelada por Dios de que Cristo es la simiente de Abraham, y que sólo aquellos que aceptan a Cristo son la simiente espiritual de Abraham.

Cuando Dios le prometió a Abraham que, “En tu descendencia todas las naciones de la tierra serán bendecidas, porque has obedecido mi voz” (Génesis 22, 18), Él se refería a nuestro Señor Jesucristo, como lo deja bien claro San Pablo.

Gálatas 3, 14: “Que la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, en Cristo Jesús: para que podamos recibir la promesa del Espíritu por la fe”.

Gálatas 3, 29: Y si vosotros sois de Cristo, entonces sois la descendencia de Abraham”.

También los siguientes verdaderamente grandes papas dejan esto bien claro.

Papa San Gregorio Magno (+ 590): “… Si vosotros sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham (Gálatas 3, 29). Si por causa de nuestra fe en Cristo somos considerados hijos de Abraham, los judíos, por tanto, a causa de su perfidia, han dejado de ser la simiente”42.

Papa San León Magno, Carta dogmática a Flaviano (449), leída en Concilio de Calcedonia (451), ex cathedra: “Las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia. Él no dice ‘a sus descendencias’ —como si se refiriera a la multiplicidad—, sino a una sola, ‘y a tu simiente’, la cual es Cristo (Gálatas 3, 16)”43.

Sin embargo, los líderes de la secta del Vaticano II niegan con frecuencia esta verdad infalible de la Escritura y el dogma católico al afirmar que los judíos y musulmanes son descendientes espirituales o “hijos” de Abraham.

Juan Pablo II, homilía, 7 de marzo de 1982: Los descendientes de Abraham en la fe son, en cierto sentido, los seguidores de las tres grandes religiones monoteístas del mundo: el judaísmo, el cristianismo, el islam. ‘En tu descendencia todas las naciones de la tierra serán bendecidas, porque has obedecido mi voz’ (Génesis 22, 18)”.

Juan Pablo II, discurso a los ciudadanos romanos, 15 de enero de 1998: “Os saludo cordialmente, ciudadanos romanos, que pertenecen a otras tradiciones religiosas: ustedes, los judíos, herederos de la fe de Abraham, que durante siglos han compartido en la vida espiritual y civil en Roma; vosotros, hermanos y hermanas de las confesiones cristianas, ustedes, creyentes de la religión musulmana. Pueda la común adoración del Altísimo fomentar el respeto mutuo y hacer de todos los constructores activos una sociedad libre y unida”.

Juan Pablo II, homilía, 1 de enero de 2002: “Este apelo es, ante todo, para los que creen en Dios, en particular para las grandes ‘religiones abrahámicas’: judaísmo, cristianismo e islam, llamadas a declarar un rechazo firme y decisivo a la violencia”.

Comentario: Esta es una gran negación de Jesucristo. Observe por encima de todo cómo Juan Pablo II ¡hasta cita la promesa hecha a Abraham en Génesis 22, 18 y atribuye esta bendición para el judaísmo y el islam!

Gálatas 3, 29: Y si vosotros sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham”.

Resumen de la apostasía de la jerarquía y de los miembros de la secta del Vaticano II

Hemos documentado exhaustivamente las herejías y apostasía flagrante de la jerarquía y de destacados miembros de la secta del Vaticano II. Podríamos continuar con muchas páginas, pero esto es suficiente para establecer que estamos definitivamente en la Gran Apostasía, y que la religión a la que ellos adhieren (el “catolicismo” post-Vaticano II) es una secta falsa que los católicos deben rechazar completamente.

Notas de la Sección 34:

1 Buffalo News, “Celebrating a unity of faith,” Sept. 19, 2006.

2 Dom Prosper Gueranger, The Liturgical Year, Fitzwilliam, NH: Loreto Publications, 2000, vol. 4, p. 379.

3 Citado por San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30.

4 Buffalo News, “Celebrating a unity of faith,” Sept. 19, 2006.

5 Itar-Tass News Agency, 7 de mayo de 2004

6 USA Today, Nov. 17, 2004.

7 The Papal Encyclicals, por Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 4 (1939-1958), p. 41.

8 National Catholic Register, 19-25 de septiembre de 2004, p. 10.

9 Bulletin du prieure Marie-Reine [195 rue de Bale, 68100 Mulhouse]; también The Angelus, Feb. - Mar. 2004, p. 70.

10 https://web.archive.org/web/20080104163156/http://www.usccb.org/seia/filioque.shtml

11 Decrees of the Ecumenical Councils, Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, vol. 1, p. 314; Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, B. Herder Book. Co., Thirtieth Edition, 1957, 460.

12 Denzinger 691.

13 L’Osservatore Romano, 17 de noviembre de 2004, p. 8.

14 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 307.

15 The Life and Letters of St. Francis Xavier by Henry James Coleridge, S.J. (Originally published: London: Burns and Oates, 1874) Second Reprint, New Delhi: Asian Educational Services, 2004, Vol. 1, p. 116.

16 The Life and Letters of St. Francis Xavier por Henry James Coleridge, vol. 1, p. 147.

17 L’Osservatore Romano, 24 de marzo de 2004, p. 10.

18 L’Osservatore Romano, 10 de marzo de 2004, p. 11.

19 Denzinger 714.

20 Denzinger 247.

21 L’Osservatore Romano, 18 de febrero de 2004.

22 Denzinger 695.

23 Denzinger 2301.

24 Denzinger 2147a.

25 The Angelus, Kansas City, MO, diciembre de 2003, pp. 32-37.26 Denzinger 993.

27 Denzinger 256.

28 The Angelus, Kansas City, MO, diciembre de 2003, pp. 32-37.

29 Catholic Family News, Niagra Falls, NY, diciembre de 2003, pp. 20-21.

30 Denzinger 714.

31 Thomas Woods and Chris Ferrara, The Great Façade, Wyoming, MN: The Remnant Publishing Co., 2002, pp. 147-148.

32 Thomas Woods and Chris Ferrara, The Great Façade, p. 148.

33 Thomas Woods and Chris Ferrara, The Great Façade, p. 148.

34 The Papal Encyclicals, vol. 1 (1740-1878), p. 452.

35 Catholic Family News, enero de 1999.

36 Cardinal Francis George, “The Sins of the Church: God’s Forgiveness and Human Memories, Catholic New World”, 19 de marzo de 2000.

37 Archbishop Michael Fitzgerald, Vatican Message to Buddhists on feast of Vesakh, 30 de abril de 2004.

38 L’Osservatore Romano, 26 de noviembre de 2003, p. 3.

39 The Sunday Sermons of the Great Fathers, Regnery, Co: Chicago, IL, 1963, vol. 2, p. 148.

40 Zenit News Report, Oct. 14, 2003.

41 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 307.

42 The Sunday Sermons of the Great Fathers, vol. 1, p. 92.

43 Decrees of the Ecumenical Councils, vol. 1, p. 78.



35. EWTN: La Red de TV “Católica” Mundial y el Movimiento Carismático

“En la capilla, Schlemon [una carismática] y el sacerdote [carismático] impusieron las manos sobre la madre, invocando el bautismo del Espíritu Santo”[1]. Como una semana después “inexplicablemente salió de la boca de la madre Angélica un extraño lenguaje. Cuando sor Regina se acercó a darle un vaso de jugo de naranja, la madre trató de agradecerle, pero ‘algo diferente salió de su boca’”[2].

EWTN Red ‘Católica’ Mundial y la Madre Angélica
La madre Angélica, la fundadora de “Eternal Word Television Network” (EWTN)[3]

Una de las organizaciones “conservadoras” afiliadas con la secta del Vaticano II es la red “católica” mundial de televisión EWTN (en inglés: Eternal Word Television Network —en español: Red de Televisión de la Palabra Eterna por sus siglas en inglés). Algunas personas mal aconsejadas se han persuadido a sí mismas ―y a otros― que la EWTN es una gran defensora de la verdad católica que derrama luz sobre millones de personas en un mundo en tinieblas. Sin embargo, a pesar de lo que muchos creen, la EWTN es en realidad un vehículo de una de las peores apostasías post-Vaticano II. La EWTN promovió la apostasía interreligiosa de Juan Pablo II en Asís, y cubrió con aprobación la apostasía de Benedicto XVI en la sinagoga en Alemania, como también su iniciación en el islam en una mezquita en Turquía. La EWTN promueve la herejía de la salvación fuera de la Iglesia; su programa, El Regreso a Casa, trata sobre la conversión a la fe católica de sectas protestantes sólo como una preferencia, pero no como una necesidad. La idea herética y malvada de que el pertenecer a sectas protestantes que rechazan la enseñanza de la verdadera Iglesia no es causa de condenación, es articulada por casi todos los “conversos” del protestantismo presentados en El Regreso a Casa.

La madre Angélica, fundadora de EWTN, quien ha sido una de las figuras más significativas de la secta después del Vaticano II, especialmente en el círculo de sus miembros más “conservadores”, es alguien que para nosotros es importante considerar. Hablando de otras religiones durante un show, la madre Angélica, fundadora de EWTN, afirmó con un indiferentismo religioso puro, que todos tenemos el mismo Dios. Ella dijo específicamente: “Uds. lo llaman Alá y nosotros le llamamos Jesús”. Para el año del Jubileo en el 2000, la madre Angélica apareció en EWTN repetidamente citando una oración del Jubileo. En esa oración, la madre Angélica mencionó a las “grandes religiones” del mundo ―citando la frecuente expresión de indiferentismo religioso de Juan Pablo II y Pablo VI.

En otro programa con la madre Angélica, Alice von Hilderbrand (una invitada frecuente de EWTN) afirmó abiertamente que alguien puede ir al cielo siendo budista. La forma en cómo se dijo no solamente indicaba que un budista se podía salvar (lo que por supuesto es herejía), sino que un budista no tiene la obligación en lo absoluto de convertirse al catolicismo. Ante esta tremenda herejía e indiferentismo religioso que fue pronunciada justo delante de su cara, la madre Angélica no planteó ninguna objeción y, de hecho, hasta hizo comentarios de aprobación. La madre Angélica y la EWTN siempre han defendido las enseñanzas heréticas de Vaticano II.

La madre Angélica también ha sido una abierta defensora de la peor clase de falso ecumenismo, incluso con los judíos. En un show, la madre Angélica y el Padre Benedict Groeschel discutían la reciente muerte del “cardenal” John O’Connor. El padre Groeschel mencionó que los judíos realizaron un servicio judío en la catedral de San Patricio después de la muerte del “cardenal” O’Connor. Groeschel, que es un apóstata increíble, pensaba que era una gran cosa el servicio judío en la catedral. La madre Angélica tampoco desaprovechó la oportunidad para afirmar: “¡Eso es fantástico!”

Por lo tanto, la madre Angélica afirmó que la peor clase de falso ecumenismo ―un servicio judío realizado en la mismísima catedral de San Patricio― era algo “fantástico“. Estos hechos, por cierto, refutan la ridícula aseveración que fue hecha en un libro que se cita abajo: que la cadena EWTN supuestamente se volcó al modernismo solamente después de la partida de la madre Angélica del liderazgo del canal. Hay un artículo en nuestro sitio web que proporciona más detalles acerca de este asunto. Pero incluso Raymond Arroyo, quien escribió la biografía de la madre Angélica y quien es uno de sus más grandes admiradores, abiertamente admitió que ella es una promotora del ecumenismo y su trabajo puede ser apoyado por miembros de otras religiones no católicas. “El monasterio [bajo el liderazgo de la madre Angélica] se ha convertido en un estandarte ecuménico en Birmingham, un proyecto inspirado en que tanto los protestantes como los judíos y los católicos pueden apoyar. La personalidad de la madre Angélica lo hizo posible”[4].

En resumen, la EWTN es un mecanismo del que se ha valido el demonio para hacer que los católicos confesionales y de pensamiento conservador se sientan a gusto con la apostasía post-Vaticano II.

En 1980, la madre Angélica fue a Carolina del Norte y apareció en el canal de televisión protestante llamado PTL, que fue fundando por Jim Bakker, “ministro” de la Asamblea de Dios, y su esposa Tammy Faye. “La madre Angélica había aparecido varias veces en el canal PTL durante 1979, con gran aclamación y fue clasificada en las encuestas como una favorita de la audiencia… Bakker estaba tan impresionado con la monja, que despachó un equipo de diseñadores de escenografía hacia Birmingham con el objetivo de construirle su primer estudio de televisión”[5]. El hecho de que un “ministro” protestante estuviera tan impresionado con ella y que de hecho le envió un equipo de diseñadores para que le construyeran su estudio, demuestra, una vez más, que su mensaje no era católico sino ecuménico.

La madre Angélica también participó activamente del movimiento carismático, un movimiento ampliamente difundido por la secta del Vaticano II. El movimiento carismático es un falso movimiento infectado fuertemente por ideas heréticas y tendencias protestantes. El 11 de febrero de 1971, “Barbara Schelmon, una carismática reconocida por su don de sanación, pasó por Birmingham y le pidió al Padre De Grandis [un sacerdote carismático] que la llevara a conocer a la madre Angélica… En la capilla, Schelmon y el sacerdote impusieron sus manos sobre la madre, invocando el bautismo del Espíritu Santo”[6]. Como una semana después “inexplicablemente salió de la boca de la madre Angélica un extraño lenguaje. Cuando sor Regina se acercó a darle un vaso de jugo de naranja, la madre trató de agradecerle, pero ‘algo diferente salió de sus labios’”[7]. Debemos enfatizar que este hecho significativo fue admitido en una biografía sobre la madre Angélica que fue escrita por uno de sus más grandes admiradores: el presentador de su canal, Raymond Arroyo.

“En el Sábado Santo de 1971, el Padre De Grandis y la madre oraron imponiendo las manos sobre cada uno de los miembros de la comunidad. Todos a excepción de una monja experimentaron el bautismo del Espíritu Santo y todos recibieron algo. Luego de esta experiencia, sor Joseph y otras monjas estaban convencidas de que el Señor les hablaba. Llegado el Domingo de Resurrección, toda la comunidad ‘hablaba en leguas’[8].

Hablar en lenguas no conocidas por la persona, balbucear, etc., es frecuentemente un signo de posesión demoniaca. Esto es especialmente cierto si ocurre como resultado de una experiencia carismática en la que se han impuestos las manos sobre el individuo para que reciba “el espíritu”. El lector, por supuesto, está libre de creer o no en el siguiente hecho: un individuo que conocemos, originario de Massachusetts, que participó activamente del movimiento carismático algunos años atrás, nos dijo que él sintió como que un demonio lo poseyó después de que un carismático le había impuesto las manos en un servicio. También nos dijo, que en una conferencia carismática, Dios le permitió ver a un pequeño demonio entrar en un salón. Asombrado, persiguió al demonio y esperó para ver si podía verlo salir del salón, pero lo único que salió del salón fue un sacerdote carismático que estaba a punto de comenzar su servicio de “sanación” imponiendo las manos sobre la gente. Esta experiencia hizo que este individuo abandonara el movimiento carismático.

Nosotros tenemos la convicción de que Dios permite que el demonio tome posesión de ciertas personas en estos servicios carismáticos porque al participar de éstos, las personas básicamente están afirmando que los sacramentos de la Iglesia católica, los siete instituidos por Jesucristo, no son suficientes. Ellos están profesando, por lo tanto, que se necesita un nuevo grupo de ritos creados por el hombre ―que están por fuera del sistema sacramental― para recibir “el espíritu”. Al participar de dichos “ritos”, ellos están esencialmente participando de una nueva religión, por la cual pueden tener acceso al “espíritu” fuera de los medios creados específicamente por Cristo para este propósito. Como consecuencia, esos “ritos” carismáticos se convierten en “sacramentos” de una religión falsa que permite el acceso a espíritus demoníacos, no al Espíritu Santo.

Vale la pena aclarar, que la imposición de manos se menciona en el Nuevo Testamento como parte del sacramento de la confirmación (p. ej. Hechos 8, 17; Hechos 19, 6); un sacramento instituido por Jesucristo. Es irónico que en el nuevo rito de “confirmación” de la secta del Vaticano II, la imposición de manos haya sido abolida, pero los carismáticos continúan usando la imposición de manos en sus propios servicios para transmitir “el espíritu”. Como sabemos, su imposición de manos con la intención de transmitir el “espíritu” no es el sacramento de la confirmación (puesto que incluso mujeres y laicos las imponen), sino que es, de hecho, una anticonfirmación – un falso sacramento que permite el acceso no al Espíritu Santo sino al espíritu del maligno.

Así como un digno beneficiario del sacramento de la confirmación recibe una mayor dotación del Espíritu Santo, la participación activa ―en prácticas como la imposición de manos― como parte de estos “nuevos” ritos o “sacramentos” de la falsa religión carismática, le proporciona a los infortunados beneficiarios una mayor dotación del espíritu maligno. Es por eso que en muchas de estas reuniones carismáticas los “católicos” se sorprenden al verse gruñendo como cerdos, ladrando como perros y riéndose incontrolablemente. Estas cosas, especialmente el gruñir como cerdos y ladrar como perros son signos claros de posesión demoniaca.

Hacemos referencia a la experiencia personal del individuo mencionado anteriormente porque la madre Angélica no sólo habló repetidamente a cerca de sus propias “experiencias” místicas sino que admitió algo sorprendente luego de que los carismáticos le impusieran las manos. Su reacción no le llega ni a los talones a la experiencia del individuo mencionado previamente. La madre Angélica describió su experiencia diciendo que le produjo miedo el hecho que palabras que ella no tenía la intención de decir salieron expulsadas de su boca luego que los carismáticos le impusieran las manos. Ella recuerda: “Palabras salieron pero yo no supe de dónde. Eso me asustó”[9].

La madre Angélica no estaba consciente de que había contraído un espíritu maligno luego de involucrarse con los carismáticos. Ella continuó, sin embargo, apoyando este movimiento.

El 2 de diciembre de 1977, la madre Angélica dirigió un retiro carismático en Birmingham junto a 28 líderes en su área, quienes fueron llamados “Guardianes”. De pie en la capilla, “La madre impuso sus manos sobre cada guardián, hablando en lenguas sobre su fidelidad. Algunos empezaron a hablar santas idioteces, otros se ’desmayaron en el Espíritu’”[10]. Uno de los participantes, luego del evento, dijo que fue “carismanía en su apogeo”[11]. Después de la muerte de Pablo VI, “la madre Angélica impuso las manos sobre Matt Scalici, Jr. en su capilla”[12].

La biografía de la madre Angélica menciona que ella “gradualmente” se fue alejando del movimiento carismático. Esta es una afirmación vana puesto que su canal continuó promoviendo a los mayores carismáticos del país, como lo es la Universidad Franciscana y otras por el estilo.

Nosotros vemos como algo significativo el hecho de que la madre Angélica se haya involucrado en un comienzo con el movimiento carismático. Es importante puesto que la EWTN ha sido el vehículo por medio del cual el demonio ha mantenido a muchos “conservadores” dentro de la secta del Vaticano II, ya que mezclan prácticas conservadoras (es decir, algunas cosas son fieles a la verdadera tradición católica) con la apostasía de la religión del Vaticano II. Personajes como la madre Angélica han obrado como imanes para mantener a los “conservadores” engañados y devotos a la falsa Iglesia. Muchos han sido persuadidos de que figuras como la madre Angélica en la “Iglesia” post-Vaticano II son pruebas de que todavía se puede encontrar la vitalidad espiritual cuando en realidad, esta falsa “Iglesia” y aquellos que se adhieren a ella y su apostasía, conducen a la perdición. Tiene sentido que la líder de este apostolado engañoso en la EWTN, la madre Angélica, comenzara su apostolado recibiendo un espíritu diabólico en un evento carismático.

De hecho, la madre Angélica ha sostenido numerosas veces que experiencias místicas han guiado sus decisiones en la EWTN.

“Durante un período luminoso de su convalecencia, la madre sostuvo que había visto al niño Jesús corriendo por los corredores del monasterio. Esto no fue un hecho aislado”[13].

¿Se imaginan al niño Jesús “corriendo por los corredores”? ¿O suena más como un demonio que estaría trabajando en la destrucción de las almas? Basados en lo que hemos cubierto hasta ahora —que la madre Angélica apoya herejías, religiones falsas y al movimiento carismático— un verdadero católico debería concluir que la madre Angélica vio a un demonio y no al niño Jesús.

Mateo 24, 24-25: “Porque se levantarán falsos mesías y falsos profetas, y obrarán grandes señales y prodigios para inducir a error, si posible fuera, aun a los mismos elegidos. Mirad que os lo digo de antemano”.

La madre Angélica también sostuvo que el niño Jesús se le apareció y le dijo, “Constrúyeme un templo y yo ayudaré a aquellos quienes te ayuden”[14]. Aun cuando una iglesia puede ser descrita como “templo” ―como ya dijimos antes refiriéndonos a 2 Tes. 2, 4― un “templo” también puede referirse a una casa de adoración judía o a una logia masónica. Ya que la madre Angélica ha promovido la falsa idea de que los judíos no necesitan creer en Jesucristo para salvarse —demostrado, entre otras cosas, por el hecho de que ella se adhiere a la enseñanza de los antipapas al respecto— podemos dar por hecho que no fue Jesús nuestro Señor el que le dijo que le construyera un templo. Por el contrario, era otro espíritu demoniaco (uno similar al que ella recibió durante el evento carismático) diciéndole de manera críptica que le construyera un “templo” para la nueva religión de la secta del Vaticano II. Es muy interesante que la parte superior de la cruz que decora el exterior del “templo” (¡un templo que le costó a la madre Angélica 50 millones de dólares!) fue increíblemente destruida por un rayo durante una tormenta muy fuerte, dejando únicamente una “T” en vez de una cruz completa. Hasta el día de hoy se mantiene así.

Volviendo a la apostasía promovida por la EWTN, el Padre Benedict Groeschel es una figura prominente de ese canal. Groeschel ha rechazado a aquellos que tienen la intención de convertirse: él declaró que nunca le “convenció” la idea de que los acatólicos no puedan salvarse fuera de la Iglesia (un dogma definido); predicó en el evento “200 iglesias protestantes y cien sinagogas”, y dijo además que los sacramentos no eran necesarios para la salvación, ¡incluso llegó a negar que nuestro Señor haya dicho: “si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros.” (Juan 6, 53)[15] !

Los “expertos” del canal EWTN rechazan totalmente la necesidad de la Iglesia Católica para la salvación. Los “expertos” del canal EWTN le informan a los acatólicos ―incluyendo a un judío que rechaza a Jesús, y a la esposa de un cismático “ortodoxo” que preguntaba si su marido tenía la obligación de convertirse― que ellos pueden ir al cielo tal y como están[16].

EWTN también promueve una organización llamada la Asociación de Hebreos Católicos (AHC en inglés: Association of Hebrew Catholics). La Asociación de Hebreos Católicos tiene como miembros a supuestos “conversos” del judaísmo. Pretenden crear, en efecto, una secta judía al interior de la “Iglesia Católica”. Esta organización está presidida por David Moss, quien ha aparecido en la EWTN varias veces. David Moss es el hermano de Rosalind Moss, quien ha presentado programas en la EWTN y es consultada por “Respuestas Católicas”, esto es, la página web inglesa “Catholic Answers”. Esta AHC —compuesta por supuestos conversos del judaísmo— promueve que los católicos conversos del judaísmo pueden continuar practicando la Antigua Ley (una idea solemnemente condenada por el Concilio de Florencia).

“Ignorando la enseñanza de la Iglesia Católica de que son mortalmente pecaminosos la observancia de los rituales y la ley de Moisés abolidos por la Nueva Alianza, Moss le recomendó a un televidente católico que ’fuera a su sinagoga local y mirara y escuchara lo que ellos hacían y decían. Ud. puede participar de un Seder’, agregó… Moss recomendó que los católicos participaran de las ceremonias de los judíos mediante la celebración de la Pascua y el Rosh Hashaná… Esta conclusión fue respaldada por un escrito en el sitio web de la AHC titulado: ’A lo largo del año católico hebreo: Una colección de tradiciones y oraciones de fiestas judías para católicos‘. Allí la AHC recomienda a los ’católicos’ celebrar el Rosh Hashaná, el Yom Kipur, el Sucot, el Purim, la Pascua judía, el Shavuot y Janucá, utilizando oraciones adaptadas de los libros tradicionales de oración judías[17].

Esto es una promoción de pecado mortal, la herejía y la apostasía.

La EWTN es desafortunadamente una red muy herética, modernista, que promueve el falso ecumenismo y que mezcla la apostasía, la promoción del Vaticano II, la nueva misa y la nueva religión con una programación atrayente. Aquí presentamos un e-mail muy interesante que recibimos al respecto:

“Buenos días. Esta mañana prendí el canal EWTN. A veces yo veo la misa Novus Ordo durante mi proceso de decisión en cuanto a qué hacer (con respecto a la Iglesia Católica). Yo escuché decir al Padre Francis, el ’celebrante principal‘: ‘… La Iglesia nunca ha dicho que otros cristianos no serán salvos… aquellos que afirman esto son mentirosos y están mal informados… La Iglesia Católica es como una comida de cinco partes, si ustedes quieren la comida completa vengan a la Iglesia’.

“La homilía del día está disponible en línea (creo que al día siguiente). Quizás ustedes puedan utilizar esta afirmación, luego que la verifique, como su ’Herejía de la Semana’. Esta ’doctrina’ se ha multiplicado a proporciones inimaginables en tiempo real. Si no la incluyen como una muestra de ’herejía’ al menos envíenle al pobre individuo una copia de su libro ‘Fuera de la Iglesia no hay absolutamente ninguna salvación’”.

Oren por mí,

G.M”.

Nos preguntamos si alguno de los partidarios de la EWTN, que escucharon y vieron este sermón han considerado seriamente sus implicaciones: el significado de su pertenencia a la iglesia, su esfuerzo para asistir a ’misa‘, etc. Nos preguntamos si alguien captó que esto significaría que el ser católico, rezar el santo Rosario, confesarse, etc. no tiene ningún sentido.

Nosotros sinceramente esperamos que el “Padre” Francis se convierta, pero creemos que él está muy cegado por su propia apostasía para darse cuenta de su estupidez. Él esta tan ciego que no se da cuenta que sostiene que su propio “sacerdocio” ―y todo el canal EWTN― es una completa pérdida de tiempo. Si usted cree en lo que hace la EWTN y el “Padre” Francis, entonces sería una idiotez que usted fuera católico. Simplemente se podría acercar a la iglesia luterana local, confesar que Jesús es el Señor y continuar por el camino que iba.

Así que no se dejen engañar por las apariencias. Los herejes siempre han aparentado ser buenos de una manera u otra. No se dejen engañar por aquellos que dicen tener nexos con la fe católica, con nuestros Señor o nuestra Señora o los santos, pero rechazan un dogma. A menos que acepten la verdad en su totalidad, son impostores. El “P.” Francis algunas veces habla de atraer a los jóvenes a Cristo en su show “Life on the Rock”. Suena bien y piadoso, ¿no? Pero él públicamente comentó y exaltó la visita negadora de Cristo de Benedicto XVI cuando fue a una sinagoga y apoyó su respaldo a la religión judía. Él habla de llevar a los jóvenes a Cristo cuando en verdad cree que Cristo no es importante.

Este e-mail nos muestra, una vez más, que los impostores mezclan el apego a algunas cosas que son católicas con el rechazo de la verdad. Ellos actúan como si fuesen devotos de Dios, y en efecto dicen cosas buenas y conservadoras, sin embargo ellos son una abominación ante los ojos de Dios.

Hablando de impostores, debemos mencionar al “Padre” John Corapi del canal EWTN. Aquellos que lo han visto saben que Corapi da charlas que lo hacen parecer muy devoto de nuestro Señor y de la fe católica; “embistiendo” en contra del pecado y defendiendo la eucaristía en una forma melodramática. Él es un impostor público, puesto que mantiene que todo carece de importancia. Él sostiene que se puede ser protestante y rechazar completamente a nuestra Señora, el papado y la eucaristía o incluso ser judío y rechazar completamente a Cristo, y aun así salvarse.

Mateo 23, 28: “Son semejantes a “los sepulcros blanqueados, que parecen de fuera hermosos a los hombres, y dentro están llenos de huesos de muertos, y de toda suciedad. Por fuera parecéis justos a los hombres, mas por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad”.

Uno de nosotros llamó por teléfono a la secretaria del “Padre” Corapi y le preguntó: “¿Es necesario ser católico para obtener la salvación?”. Ella respondió con un seco: “No”. Entonces dijo, “¿para qué ser católico?”. Ella respondió: “Porque es la plenitud de la verdad”. A lo que replicó: “Pero según usted no es una necesidad”. Ella asintió. He aquí lo vacío, lo estúpido y lo malévolo de la religión del Vaticano II.

Notas de la Sección 35:

[1] Raymond Arroyo, Mother Angelica, ed. ing., Random House, Inc., 2005, p. 120.

[2] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 121.

[3] Mostrado en el libro Mother Angelica de Raymond Arroyo; de OLAM.

[4] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 98.

[5] Raymond Arroyo, Mother Angelica, pp. 148-149.

[6] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 120.

[7] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 121.

[8] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 123.

[9] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 121.

[10] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 135.

[11] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 135.

[12] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 142.

[13] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 314.

[14] Raymond Arroyo, Mother Angelica, p. 255.

[15] Chris Ferrara, EWTN: A Network Gone Wrong [EWTN: Una red que salió mal], Pound Ridge, NY: Good Counsel Publications, 2006, p. 79; pp. 86-90.

[16] EWTN Q & A Forum [Preguntas y respuestas en foro de EWTN], aconsejado por Richard Geraghty el 19 de febrero de 2005 con respecto a “Non-Catholic Salvation” [La salvación no católica].

[17] Canal EWTN broadcast del 7 de marzo de March 7, 2005; quoted bycitado por Chris Ferrara, EWTN: A Network Gone Wrong, p. 146.



INICIO DE LA PARTE III

LA RESISTENCIA TRADICIONALISTA - ALGUNAS CUESTIONES CONCERNIENTES A QUIENES HAN DESCUBIERTO, EN UN GRADO U OTRO, QUE LA IGLESIA POST-VATICANO II DEBE SER RESISTIDA O RECHAZADA

Como hemos demostrado en este libro, la secta del Vaticano II no es la Iglesia Católica y los papas del Vaticano II no son verdaderos papas en absoluto, sino antipapas no católicos. En todo el mundo hay grupos de personas que han, en un grado u otro, reconocido la verdad que hemos estado cubriendo en este volumen. Ellos han resistido al Vaticano II y la nueva misa y tratan de aferrarse a la fe católica tradicional, reconociendo que ambas son desviaciones de la fe católica tradicional. Mientras sostienen una actitud de resistencia al Vaticano II y la nueva misa, sin embargo, muchos de estos grupos e individuos mantienen ciertas posiciones insostenibles.

Al respecto de quienes rechazan la religión del Vaticano II pero aceptan a los “papas” del Vaticano II

Hay quienes han reconocido acertadamente que la secta del Vaticano II claramente no es la Iglesia Católica, pero todavía sostienen que Benedicto XVI, Juan Pablo II, Juan Pablo I, Pablo VI y Juan XXIII son/eran papas válidos. Ellos admiten que los “papas” post-Vaticano II son malos y se han apartado de la tradición; algunos de ellos los reconocen como herejes, pero sostienen que no se puede decir que son antipapas. Ellos sostienen que pueden ser papas válidos, a pesar del hecho de que han encabezado una nueva religión no católica. Esta posición afirma que un verdadero papa encabeza una Iglesia falsa. Por lo tanto, esa posición separa a un verdadero papa de la Iglesia verdadera, lo cual es imposible.

Papa León XIII, 22 de enero de 1899: “Donde está Pedro, está la Iglesia”1.

Un verdadero papa encabeza la verdadera Iglesia, y un falso antipapa encabeza una iglesia falsa. Por lo tanto, reconocer a la Iglesia del Vaticano II como una Iglesia falsa requiere que se reconozca que su cabeza (actualmente Benedicto XVI) es un falso Pedro. Por otra parte, reconocer a Benedicto XVI como un verdadero Pedro requiere que se reconozca su falsa Iglesia del Vaticano II como una verdadera Iglesia – lo cual es contrario a la fe.

Papa León XIII, Satis cognitum, #15, 29 de junio de 1896: “Cuando el divino fundador decretó que la Iglesia debía ser una en la fe, en el gobierno y en la comunión, escogió a Pedro y a sus sucesores como el principio y el centro, por así decirlo, de esta unidad2.

Por otra parte, para reconocer obstinadamente que Benedicto XVI es un papa verdadero se requiere reconocer que se tiene la misma fe que él, y que se está en comunión con su Iglesia del Vaticano II.

Papa León XIII, Satis cognitum, #10: “Por esta razón, ya que la unidad de la fe se requiere necesariamente para la unidad de la Iglesia, en cuanto que es el cuerpo de los fieles, así también, por esta misma unidad, en cuanto la Iglesia es una sociedad divinamente constituida, es necesaria de jure divino (por ley divina) la unidad de gobierno, que afecta e involucra la unidad de comunión3.

Y este es precisamente el por qué este tema es tan importante. Porque afirmar que una persona es el papa, el jefe de la Iglesia, significa, por la ley divina, que se comparte la comunión y la fe con esa persona y con su Iglesia.

Papa Gregorio XVI, Commissum divinitus, #10, 17 de mayo de 1835: “La suma potestad que Cristo concedió a su Iglesia… en bien de la unidad. ¿A qué se reduciría esta unidad si no hay al frente de toda la Iglesia uno que la defienda y guarde, que una a todos sus miembros en una idéntica profesión de fe y los junte con un lazo de caridad, amor y unión?”4.

Papa Pío IX, Mortalium animos, #9, sobre la unidad de la Iglesia: “…unidad que no puede nacer más que de un solo magisterio, de una sola ley de creer y de una sola fe de los cristianos”5.

Papa San Pío X, Editae saepe, #8, 26 de mayo de 1910: “… la Iglesia permanece inmutable y constante, ‘como pilar y fundamento de la verdad’, al profesar una idéntica doctrina…”6.

San Francisco de Sales, Doctor de la Iglesia: “La Iglesia es una sagrada universidad o general sociedad de hombres unidos y reunidos en la profesión de un a misma fe cristiana…”7.

Pero afirmar que se profesa la misma fe de Benedicto XVI, Juan Pablo II, etc., después de ver los hechos que hemos presentado, es literalmente negar la fe y romper la comunión con la Iglesia Católica. Por lo tanto, para profesar la fe católica íntegra y pura, y con el fin de declarar que no se es parte de una iglesia falsa, hay que denunciar como antipapas no católicos a Benedicto XVI y sus predecesores desde el Concilio Vaticano II.

Muchos de estos tradicionalistas también sostienen que, si bien la misa tradicional es superior a la nueva misa, todavía se puede asistir a la nueva misa, puesto que todavía es válida. Algunos de ellos citan supuestas apariciones del cielo para intentar demostrarlo. Otros sostienen que, a pesar de que el Vaticano II fue un concilio erróneo o herético, no importa, porque Pablo VI nunca lo hizo obligatorio para nadie, por lo que todavía él puede considerarse que ha sido un papa válido.

Los artículos que siguen tratan por diferentes ángulos de estas controversias y disputas entre los “tradicionalistas”. Los hechos muestran que sólo hay una posición que un católico puede y debe tomar. La única verdadera posición es un rechazo total de la secta del Vaticano II como una falsa Iglesia, lo que significa que hay que rechazar por completo del Vaticano II, la nueva misa y los antipapas que los imponen. También hay que rechazar a los no católicos, manifiestamente heréticos “obispos” Novus Ordo.

Notas:

1 Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, B. Herder Book. Co., Thirtieth Edition, 1957, 1976.

2 The Papal Encyclicals, by Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 2 (1878-1903), p. 401.

3 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 396.

4 The Papal Encyclicals, vol. 1 (1740-1878), p. 255.

5 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 317.

6 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 117.

7 San Francisco de Sales, The Catholic Controversy, Rockford, IL: Tan Books, 1989, p. 161.



36. Las Falsas Apariciones de Bayside, Nueva York

(En esta sección se expone la extremidad a lo que el diablo se le ha permitido ir para engañar a la gente acerca de la apostasía del Vaticano II, los antipapas del Vaticano II y de la Nueva Misa)

Una señal de Bayside – pero, como veremos, no una señal del Cielo

Muchas de las veces nos contactan aquellos que siguen las supuestas apariciones de Nuestra Señora y de Nuestro Señor que han ocurrido en varias partes del mundo en los últimos decenios. Entre estas apariciones, la de Bayside, Nueva York es la más prominente. Verónica Lueken supuestamente recibió mensajes de Nuestro Señor y de Nuestra Señora que empezaron desde los 70s y durando hasta los 90s. Los mensajes de Verónica son conocidos como los mensajes de Bayside. Estos mensajes eran – y aún siguen siendo – muy influyentes en cómo muchos ven a la crisis post-conciliar.

Verónica Lueken en una «éxtasis» en Bayside, NY – Como podemos ver, sí estuvo mirando algo pero no era Nuestra Señora ni Nuestro Señor

Los mensajes supuestamente recibidos por Verónica fueron acompañadas de prodigios y señales que fueron presenciados por muchos en el lugar de las apariciones de Bayside. En la parte de arriba de esta sección esta una imagen de los terrenos de Bayside, en el que parece ser un signo milagroso de gracia en el área de la cabeza de Verónica Lueken. Al parecer, hay miles de tal foto de los terrenos en Bayside. Ciertamente, estos parecen ser «signos», pero, como veremos, estos signos no son del cielo.

Hablando sobre los últimos tiempos, Nuestro Señor le advirtió al mundo que existirán falsos prodigios y signos para que caigan en error, si posible fuera, hasta los elegidos.

Mateos 24:24-25: “En tal tiempo, si alguno os dice: el Cristo está aquí o allí, no le creáis. Porque aparecerán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes maravillas y prodigios; por manera que aun los escogidos, si posible fuera, caerían en error: ya veis que os lo he predicho. Así, aunque os digan: Hé aquí está en la parte más inferior de la casa, no lo creáis.”

En esta advertencia, Nuestro Señor hace la misma declaración específica que en tal tiempo si alguno dice que lo han visto aquí o allí, no le creáis. Hasta uso la frase muy interesante, «en la parte más inferior de la casa». En otras palabras, si dicen que Nuestro Señor se les está apareciendo en la parte más inferior de la casa o en los cuartos, no le creáis. Esta advertencia, obviamente, se aplican también a aquellos que en tal tiempo dicen que la Madre de Jesús está aquí o allí. San Pablo nos advierte de la misma cosa en 2 Tesalonicenses, cuando hablo sobre aquel tiempo de la gran apostasía y la llegada del Anticristo:

2 Tesalonicenses 2:9-12: “A aquel inicuo que vendrá con el poder de Satanás, con toda suerte de milagros, de señales y de prodigios falsos, y con todas las ilusiones a la iniquidad a aquellos que se perderán, por no haber recibido y amado a la verdad a fin de salvarse. Por eso Dios les enviará el artificio del error, con que crean a la mentira, para que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la maldad.”

La Profecía de María Julia Jahenny, Estigmatizada Británica (1891): “Durante la venida de los castigos anunciados en La Salette, una cantidad ilimitada de falsas revelaciones surgirán del infierno como un enjambre de moscas; un último intento de Satanás para asfixiar y destruir la creencia en las verdaderas revelaciones por los falsos.”1

Ante esta situación, la forma en que un católico juzga todo es por la enseñanza de la Iglesia Católica. Si una aparición del cielo aparentemente da un mensaje que contiene una clara herejía, o todo lo contrario a la enseñanza de la Iglesia Católica, con eso es basta para demostrar que no puede ser de Dios, sino que es del diablo. Dios no se contradice a sí mismo.

Gálatas 1:8-9- “Pero aun cuando nosotros mismos, o un ángel del cielo, os predique un evangelio diferente del que nosotros os hemos anunciado, sea anatema. Os lo he dicho, y os lo repito: Cualquiera que os anuncie un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema.”

A continuación son algunas de las herejías y claramente falsos mensajes de Bayside. Estas sirven para demostrar que las apariciones de Bayside no fueron mensajes auténticos de Nuestra Señora ni de Nuestro Señor. Cubriremos unos pocos de los falsos mensajes de Bayside. Hay muchos otros que no se incluyeran con el fin de evitar que esta sección sea demasiada larga. Estos hechos son suficientes para probar que Nuestro Señor y Nuestra Señora no se aparecieron ni le hablaron a Verónica Lueken. Era actualmente el diablo fingiendo como Nuestra Señora y Nuestro Señor que le dio los falsos mensajes a Verónica Lueken con el fin de llevar a la gente por el mal camino.

BAYSIDE ENSEÑA QUE EXISTEN OTRAS FES EN EL CIELO

«Nuestra Señora» de Bayside, 14 de agosto de 1979: “No juzguéis a vuestros hermanos y hermanas quienes no se han convertido. La Casa de Mi Padre, Mi Hijo ha repetido una y otra vez: recordad siempre, que la Casa de Mi Padre - hay muchos cuartos en la Mansión, significando Fe y credos.”2

La declaración de arriba supuestamente de «Nuestra Señora de Bayside», es descaradamente herética porque dice que en la Casa del Padre hay muchos cuartos en la mansión representando a muchas fes y credos. Es una dogma infaliblemente definido que solo los que muere con la fe católica podrán ir al cielo, como hemos cubierto a través del libro.

El Papa Eugenio IV, El Credo Atanasiano, Concilio de Florencia, sesión 8, 22 de nov. de 1439, ex cátedra: “Todo el que quiera salvarse, ante todo es menester que mantenga la fe católica; y el que no la guardare íntegra e inviolada, sin duda perecerá para siempre.”3

Esta herejía en Bayside se expone como una falsa aparición del diablo, ya que Nuestra Señora no contradice el dogma infalible y la cátedra de San Pedro. El decir lo contrario es herejía blasfema.

El Papa León XII, Ubi Primum (#14), 5 de mayo de 1824: “Es imposible para el Dios verdadero, siendo él la Verdad misma, el mejor, el más sabio Proveedor, y el Premiador a los hombre buenos, que apruebe y confiriere premios eternos a todas las sectas que profesan falsas enseñanzas qué son frecuentemente contradictorias e inconsistentes una con la otra…porque por esta fe divina nosotros sostenemos «un Señor, una fe, un bautismo»… Por esta razón Nos profesamos que no hay salvación fuera de la Iglesia.”4

El mensaje de Bayside contradice lo que los católicos deben sostener por fe divina, que solo hay una fe que dirige al cielo, la fe católica, fuera de cual no hay salvación. Estos muchos cuartos en la Casa del Padre que Nuestro Señor se refiere en el Evangelio representan los diferentes premios para los católicos que mueran en el estado de gracia.

LA FALSA PROFECÍA DE BAYSIDE SOBRE LA QUIEBRA DE LA BOLSA

«Nuestra Señora» de Bayside, 18 de junio de 1988: “Dentro de dos años, o menos, habrá una gran quiebra de la bolsa. Todos los sistemas monetarios del mundo estarán paralizados. Eso, hija mía, es el motivo por el cual tuviste que venir a los terrenos esta noche.”5

Esto nunca ocurrió.

LA FALSA PROFECÍA DE BAYSIDE SOBRE EL COMETA DE LA REDENCIÓN

«Nuestra Señora» de Bayside, 18 de junio de 1988: “No temas, hija mía, debes ver esto, porque es importante. Dentro de este siglo la Bola será enviada sobre la humanidad… Es casi demasiado tarde… ¡una Bola que rápidamente viene hacia la tierra! Llegará aquí dentro de este siglo, sino antes.”6

Una característica común de muchas de las últimas falsas apariciones es la afirmación de que un bola/cometa de la redención vendrá a aplastar a la Tierra, o gran parte de ella. Personalmente creemos que el propósito del diablo en promover esta idea es para tener a las gentes enfocadas en un castigo físico, en vez de una decepción espiritual que está ocurriendo con la secta del Vaticano II. Bayside claramente profetizo que esta bola/cometa de la redención que llegaría «dentro» del siglo 20. Esto nunca ocurrió, por lo tanto, afirmando que el mensaje de Bayside es falso. Además, mirar a la redacción del mensaje supuestamente de «Nuestra Señora». Ella supuestamente nos dice que este cometa llegaría «dentro de este siglo, sino antes», COMO SI NO SUPIERA. Esta no es una declaración de la Virgen, sino que es la mentira del diablo.

Además, Nuestra Señora dice muy poco cuando se comunica. Se expresa precisamente, y por cierto, nunca hace falsas profecías. Ella es la Reina de los Profetas.

BAYSIDE ENSEÑA LA HEREJIA SOBRE LOS PODERES DE DIOS, Y QUE JUAN PABLO II FUE BUENO

«Nuestro Señor» de Bayside, 21 de agosto de 1985: “Hijos Míos – tres figuras con gran poder, planean el destino de vuestro Vicario [Juan Pablo II]. Debéis advertirle que se aleje de aquellos quienes se encuentran a su alrededor. Cuando él lea sus escritos, él comprenderá. Sin embargo, también pedimos que pase menos tiempo viajando de un lugar a otro por las naciones, ya que hace doblemente difícil Nuestra labor de protegerlo. Rezad una constante vigilia de oración. Tenéis un buen y santo Padre ahora en Roma, pero si llegase a ser removido, vendrá desastre.”7

Según esto, Nuestro Señor dijo que hace doblemente difícil su labor para proteger a alguien que viaja. Esto es claramente falso.

El Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, sesión 3, cap. 1, Sobre Dios creador de todas las cosas: “TODO LO QUE DIOS HA CREADO, LO PROTEGE Y GOBIERNA CON SU PROVIDENCIA, que llega poderosamente de un confín a otro de la tierra y dispone todo suavemente. «Todas las cosas están abiertas y patentes a sus ojos», incluso aquellas que ocurrirán por la libre actividad de las creaturas.”8

El poder y la providencia de Dios llegan de un confín a otro de la tierra. No es difícil para que haga lo que Él desee. La declaración de Bayside no solo contradice el Vaticano I pero también el Evangelio. Nuestro Señor le dice a sus Apóstoles que Él puede tener más de 12 legiones de ángeles en un instante (Mt. 26:53) de su Padre, si Él así lo pedía. ¡Pero Bayside nos quiere hacer creer que se le hace difícil para Dios si tú viajas! Este es un ejemplo de muchos que prueba que hay herejías y errores escandalosos en el mensaje de Bayside.

Mientras que Dios permite que el diablo obre falsos signos en estos sitios de apariciones, al mismo tiempo Él permite (o hasta incluso esfuerza) a que el diablo cometa errores graves, para que así los que en verdad quieren la verdad puedan mirar que el mensaje es una decepción del diablo.

El mensaje de arriba también nos dice que Juan Pablo II fue «bueno». Esta es posiblemente la peor parte del mensaje de Bayside. Juan Pablo II elogió a todas las diferentes religiones falsas y enseño que no debemos convertir a los no católicos, como hemos documentado en este libro. Juan Pablo II fue un hereje malvado y denegado de Cristo. A través de Verónica Lueken, el diablo quería convencer a la gente que un hombre que predico un nuevo evangelio, que promovió idolatría y el indiferentismo religioso, era actualmente «bueno».

Juan Pablo II en Asís, 1986, en un reunión ecuménica, que el Papa Pío XI condeno como apostasía en Mortalium Animos

LA FALSA PROFECÍA DE BAYSIDE SOBRE DE AQUEL QUE VIENE DESPUÉS DE JUAN PABLO II

«Nuestra Señora» de Bayside, 18 de junio de 1988: “Por favor, hijos míos, rezad por vuestro Santo Padre, el Papa. No debéis perderlo, porque el otro que viene después de él destruirá, si puede - él intentará destruir, debería decir, hija Mía e hijos Míos, él intentará destruir al Papa Juan Pablo II.”9

Esta es otra falsa profecía. El que viene después de Juan Pablo II, que viene siendo Benedicto XVI, no está intentando de destruir a Juan Pablo II, ¡sino más bien quiere «canonizarlo»! Además, la profecía es intrínsecamente contradictoria, porque ¿cómo puede ser que el que viene después de Juan Pablo II intentara de destruirlo cuando Juan Pablo II ya estaría muerto?

EL VERDADERO PROPÓSITO DE LOS FALSOS MENSAJES DE LA BAYSIDE: NO ABANDONAR VUESTRA PARROQUIA EN LA NUEVA MISA INVÁLIDA Y CON EL ANTIPAPA

«Nuestra Señora» de Bayside, 14 de agosto de 1981, NO ABANDONEN SU PARROQUIA: “Mi Corazón, el Corazón de Mi Hijo han sido heridos, a medida que vamos alrededor del mundo… Podemos ver una división que bordea en cisma… promovida por Satanás… No juzguéis la Casa de Mi Hijo, Su Iglesia, por el hombre, aunque él es un representante--legal, un representante legal de Mi Hijo… en el momento en que Mi Hijo viene en la consagración, Él, Mi Hijo, estará con vosotros. Por lo tanto, no podéis decir que la Misa no es válida. Esto ha traído gran pesar a Nuestros Corazones, porque muchos dejaron el redil por este motivo.”10

«Nuestra Señora» de Bayside, 3 de mayo de 1979, No abandonen su parroquia: “Todos debéis permanecer en vuestras iglesias parroquiales.”11

¡Notan la insistencia con cual el mensaje les dice a la gente de permanecer en la nueva Misa!

«Nuestra Señora» de Bayside, 14 de agosto de 1981, No abandonen su parroquia: “Yo os he pedido en el pasado, y os pido y continúo rogándoos hijos Míos, que no abandonéis a vuestro Vicario en Roma, y que no abandonéis vuestra parroquia.”12

«Nuestra Señora» de Bayside, 14 de sept. de 1986, Los tradicionalistas siendo guiados erradamente: “Nosotros escuchamos toda clase de nombres que suben a Nuestros oídos de iglesias que han renacido, llamadas Iglesia Tradicional Católica Romana. Hija Mía e hijos Míos, nosotros no necesitamos más Tradicionalistas corriendo por todos lados y creando nuevas iglesias.”13

El diablo quiere a la gente que permanezca con la falsa Iglesia de la secta del Vaticano II. El diablo quiere que la gente permanezca con la nueva misa inválida. Esto es el propósito completo del mensaje de Bayside, y otros falsos mensajes similares. El diablo quiere mantener a los «católicos» de conservadores de mente dentro de las parroquias del Vaticano II, en comunión con la nueva religión del Vaticano II, y bajo los antipapas manifiestamente heréticos y no católicos del Vaticano II. Con el fin de lograr esto, el diablo utiliza falsos videntes, como Verónica Lueken. Y para ser ultra-eficaz, en los falsos mensajes que les da incluye declaraciones conservadoras. Estas declaraciones conservadoras - tales como animar a la gente a rezar el Rosario, visten el escapulario, la denuncia de la modernismo, rechazar los abusos litúrgicos, etc. - están destinadas para engañar. Todas estas cosas forman parte de los mensajes de Bayside. Dado a que las personas no reciben el amor a la verdad (2 Tes. 2), Dios permite que se dejen engañar por las señales falsas que se han producido en estos sitios de la aparición.

Lamentablemente, el plan del diablo ha sido muy eficaz. Hemos estado en contacto con muchos de los que siguen asistiendo a la nueva Misa – mientras que deploran los abusos, por supuesto, como el mensaje de Bayside les instruye – simplemente porque creen en Bayside. No van a escuchar los argumentos del Magisterio (argumentos de la autoridad de la enseñanza tradicional de la Iglesia), que muestran que la nueva Misa no es una Misa; mejor prefieren quedarse con Bayside. Rechazan todas las pruebas que Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI no fueron ni son católicos; mejor prefieren quedarse con Bayside. Sabemos de familias enteras que se han criado en la religión conciliar – por ejemplo, asistiendo ambos la Misa indulta y la nueva Misa, en vez de ir estrictamente la Misa Tradicionalista en una capilla independiente –simplemente porque siguen Bayside.

Desafortunadamente, si se quedan en su camino actual, les costará su salvación, ya que han optado por seguir voces extrañas en lugar de la verdad comunicada a través de la enseñanza de la Iglesia Católica. En sus sentencias, Nuestro Señor les repetirá lo que Él había advertido a todos nosotros en el Evangelio:

Mateos 24:24-25: “En tal tiempo, si alguno os dice: el Cristo está aquí o allí, no le creáis. Porque aparecerán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes maravillas y prodigios; por manera que aun los escogidos, si posible fuera, caerían en error: ya veis que os lo he predicho. Así, aunque os digan: Hé aquí está en la parte más inferior de la casa, no lo creáis.”

A continuación es sólo uno de los innumerables ejemplos que podrían darse de un mensaje «conservativo» que el diablo fabrico entre los mensajes de Bayside. El diablo le dice que permanezcan en la parroquia del Vaticano II y bajo el antipapa, mientras que también dice...

«Nuestra Señora» de Bayside, 14 de agosto de 1974 – Vaticano II: “Satanás estuvo presente - él escuchó con oídos cuidadosos durante el Gran Concilio [el Vaticano II]. ¡Él atendió cada movimiento, y colocó a sus agentes entre vosotros! ¡Reconoced y reconstruid vuestro camino! ¡Habéis sido engañados!”14

Esto hace cosquillas en los oídos de aquellos que saben que el Vaticano II provocó la crisis espiritual. Así que el diablo les dice que había problemas con el Vaticano II, mientras que los mantiene en la misma secta que el Vaticano II creó. Es genial. Verónica también dijo que se le reveló que si la Misa en latín volviera, el castigo venidero sería evitado. Por lo tanto, se les dice a la gente que la Misa en latín es preferible, pero la nueva Misa también es válida y no debe ser abandonado.

VERÓNICA LUEKEN FUE UNA PORTAVOZ PARA EL DIABLO

«Nuestra Señora» de Bayside, 25 de julio de 1985: “…Ya para cuando llegamos a ti en Bayside, en tu hogar, hija Mía, con Teresa, habíamos buscado durante largo tiempo por una Verónica … la Jerarquía del Cielo, se acerca a muchas almas para ser mensajeras, portavoces, para el Padre Eterno, a través de Mi Hijo…”15

Verónica Lueken fue escogida y usada como una portavoz para el diablo. Sus falsos mensajes, que contradijo la enseñanza católica, han tenido efectos desastrosos en innumerables almas. En su mayor parte, lo que se dice en este artículo se aplica también a las muchas otras falsas apariciones de las últimas décadas. Aplica a las falsas apariciones de Medjugorje, que contiene herejía bien notable; aplica a las falsas apariciones/locuciones a Don Gobbi, John Leary, etc., etc., etc. Algunas de estas otras apariciones son un poco más conservadoras, mientras que algunos de ellos son un poco más liberales. El diablo tiene varios sabores para atraer a diferentes tipos de personas, pero todos ellos ofrecen un falso mensaje sobre la apostasía del post-Vaticano II. Casi todos ellos dicen cosas similares sobre Juan Pablo II.

En conclusión, estos hechos nos muestran los extremos a lo que Satanás ha ido (con el permiso de Dios) para engañar a la gente y mantenerlos con la nueva Misa y los antipapas del Vaticano II, etc. Esto debería ser un llamado de atención para todos nosotros acerca de la gravedad del engaño espiritual que ahora estamos tratando.

Notas de la Sección 36:

1 Rev. R. Gerald Culleton, The Reign of Antichrist «El Reinado del Anticristo», edición inglesa, Rockford, IL: Tan Books, 1974, p. 177.

2 Our Lady of the Roses (Blue Book) «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, editado por Apostles of Our Lady, Inc. Lansing, MI, 1993, p. 81.

3 Decrees of the Ecumenical Councils «Los Decretos de los Concilios Ecuménicos», edición inglesa, Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, Vol. 1, pp. 550-553; Denzinger, El Magisterio de la Iglesia, Barcelona Editorial Herder 1963, 39-40.

4 The Papal Encyclicals «Las Encíclicas Papales», edición inglesa, Vol. 1 (1740-1878), p. 201.

5 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 108.

6 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 108.

7 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 103.

8 Denzinger 1784.

9 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 108.

10 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 83.

11 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 83.

12 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 83.

13 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 104.

14 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 87.

15 «Nuestra Señora de las Rosar (Libro Azul)», edición inglesa, los «mensajes» de Bayside, p. 102.



37. ¿Qué dice Medjugorje? Su mensaje prueba que también es una falsa aparición

“La Virgen siempre subrayo que no hay sino un solo Dios y que la separación no natural se ha aplicado por las personas. En verdad no se puede creer, ser un verdadero cristiano, si no respeta también a las otras religiones.”1 – «Visionaria» Ivanka Ivankovic

“La Virgen dice que las religiones están separadas en la tierra, pero que la gente de todas las religiones son aceptadas por su Hijo.”2 – «Visionaria» Ivanka Ivankovic

Pregunta: “¿La Santísima Madre está llamando a todas las personas a ser católicas?”

Respuesta: “No. La Santísima Madre dice que todas las religiones son queridos para ella y su Hijo.”3 – «Visionaria» Viacka Ivankovic

Esto es una apostasía total del mensaje de Medjugorje. Es un rechazo del dogma católico; es un rechazo del dogma Fuera de la Iglesia Católica No Hay Salvación; y es un rechazo completo de la clara enseñanza del Evangelio sobre la necesidad de creer en Jesucristo, el Hijo de Dios, para la salvación. Esto prueba que Medjugorje, como los restos de las falsas apariciones modernas, son decepciones del diablo. Los que estén consientes de estos hechos y rehúsan a rechazarlo como una falsa aparición, estarán rechazando la fe católica y Jesucristo.

Notas de la 37º Sección:

1 The Apparitions of Our Lady of Medjugorje «Las Apariciones de Nuestra Señora de Medjugorje», edición inglesa, Franciscan Herald Press, 1984.

2 The Apparitions of Our Lady of Medjugorje «Las Apariciones de Nuestra Señora de Medjugorje», edición inglesa, Franciscan Herald Press, 1984.

3 Janice T. Connell, The Visions of the Children, The Apparitions of the Blessed Mother at Medjugorje, «Las Visiones de los Niños, Las Apariciones de la Santisima Madre en Medjugorje», St. Martin’s Press, agosto, 1992.



38. ¿Fue infalible el Concilio Vaticano II? Si Ud. cree que Paulo VI fue un verdadero papa, la respuesta es

“Todo el conjunto y cada uno de los puntos que han sido enunciados en esta constitución dogmática parecieron bien a los Padres del Sacrosanto Concilio. Y Nos, por el poder apostólico que nos ha sido confiado por Cristo, junto con los venerables Padres, en el Espíritu Santo, los aprobamos, decretamos y promulgamos. Y ordenamos que lo que ha sido decidido en el Concilio sea promulgado para la mayor gloria de Dios… Yo Paulo, Obispo de la Iglesia Católica”1 (Paulo VI, clausura solemne del Vaticano II).

Hemos expuesto en detalle las herejías del Vaticano II. También hemos demostrado que los hombres que llevaron a cabo este concilio no católico no fueron verdaderos papas de la Iglesia Católica, sino antipapas. A pesar de todas las pruebas, algunas personas siguen sin estar convencidas. Ellos sostienen que, de hecho, hay problemas doctrinales con el Concilio Vaticano II, pero, según ellos, esto no es un problema para Pablo VI, porque él no promulgó infaliblemente ninguna de las herejías del Vaticano II. “Las herejías del Vaticano II no importan”, dicen, “porque el Vaticano II no fue infalible”. Ahora demostraremos que, si Pablo VI fue un verdadero papa, los documentos del Concilio Vaticano II fueron promulgados infaliblemente. Esto probará, una vez más, que Pablo VI (el hereje que promulgó los documentos apóstatas del Vaticano II, que cambió los ritos de los siete sacramentos, que cambió la misa en un servicio protestante, que promovió el desmantelamiento sistemático y mundial del catolicismo, que arruinó todo el sistema escolar católico, e inició la mayor apostasía del catolicismo en la historia) no fue y no pudo haber sido un verdadero papa. Él fue un antipapa.

Son tres condiciones que deben cumplirse para que un papa enseñe infaliblemente: [1] el papa debe cumplir su deber de pastor y maestro de todos los cristianos; [2] debe enseñar de acuerdo con su suprema autoridad apostólica; y [3], debe explicar una doctrina de fe o moral para ser creída por la Iglesia universal. Si un papa cumple con estas tres condiciones, él, por medio de la asistencia divina que le fue prometida como sucesor de Pedro, obra infaliblemente, como lo define y enseña el Primer Concilio Vaticano:

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 4, cap. 4: “… el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra ―esto es, [1] CUANDO CUMPLIENDO SU CARGO DE PASTOR Y DOCTOR DE TODOS LOS CRISTIANOS, [2] DEFINE POR SU SUPREMA AUTORIDAD APOSTÓLICA QUE [3] UNA DOCTRINA SOBRE LA FE Y COSTUMBRES DEBE SER SOSTENIDA POR TODA LA IGLESIA UNIVERSAL―, por la asistencia divina que fue prometida en la persona del bienaventurado Pedro, goza de aquella infalibilidad de que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres; y, por tanto, que las definiciones del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas y no por el consentimiento de la Iglesia. Pero si alguien se atreve a contradecir esta nuestra definición, que Dios no lo quiera: sea anatema”2.

Ahora vamos a probar, punto por punto, que la promulgación por Paulo VI de los documentos del Concilio Vaticano II cumple con estos tres requisitos, lo que hace que los documentos del Vaticano II sean infalibles si él hubiera sido un verdadero papa.

1) Un papa debe actuar como pastor y maestro de todos los cristianos

El primer requisito para que un papa enseñe infaliblemente, es que debe actuar como pastor y maestro de todos los cristianos. Si él fue el verdadero papa, Pablo VI cumplió con este requisito.

CADA UNO DE LOS 16 DOCUMENTOS DEL CONCILIO VATICANO II COMIENZAN CON ESTAS PALABRAS:

“PAULO, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS, JUNTAMENTE CON LOS PADRES DEL SAGRADO CONCILIO PARA ETERNA MEMORIA”3.

El papa Eugenio IV comienza la 9ª sesión del concilio dogmático de Florencia, con estas palabras: “Eugenio, obispo, siervo de los siervos de Dios, para perpetuo recuerdo”4. El papa Julio II comienza la 3ª sesión del V concilio dogmático de Letrán con estas palabras: “Julio, obispo, siervo de los siervos de Dios, con la aprobación del sacro concilio, para perpetua memoria”5. Y el papa Pío IX comienza la 1ª sesión del dogmático Primer Concilio Vaticano con las siguientes palabras: “Pío, obispo, siervo de los siervos de Dios, con la aprobación del sagrado concilio, para eterna memoria”6. Esta es la forma habitual con la que los papas comienzan solemnemente los decretos de los concilios generales/dogmáticos/ecuménicos. ¡Pablo VI comienza todos los documentos del Concilio Vaticano II de la misma manera, con las mismas palabras!

Al comenzar cada documento del Vaticano II de esta manera, Paulo VI (si él hubiera sido un verdadero papa) cumplió el primer requisito para enseñar infaliblemente.

2) Un papa debe enseñar con su suprema autoridad apostólica

El segundo requisito para que un papa enseñe infaliblemente, es que él debe enseñar con su suprema autoridad apostólica. Si él era papa, Paulo VI cumplió con este requisito.

CADA UNO DE LOS 16 DOCUMENTOS DEL CONCILIO VATICANO II TERMINA CON ESTAS PALABRAS (O PALABRAS BÁSICAMENTE SIMILARES A ÉSTAS):

“TODO EL CONJUNTO Y CADA UNO DE LAS COSAS ESTABLECIDAS EN ESTA CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA HAN OBTENIDO EL BENEPLÁCITO A LOS PADRES DEL SACROSANTO CONCILIO. Y NOS, POR LA POTESTAD APOSTÓLICA QUE NOS HA SIDO CONFERIDA POR CRISTO, JUNTAMENTE CON LOS VENERABLES PADRES, LAS APROBAMOS, DECRETAMOS Y ESTATUIMOS EN EL ESPÍRITU SANTO, Y ORDENAMOS QUE LO ASÍ DECRETADO CONCILIARMENTE SEA PROMULGADO PARA LA MAYOR GLORIA DE DIOS… YO PABLO, OBISPO DE LA IGLESIA CATÓLICA”7.

¡Vaya! Este hecho poco conocido es completamente devastador para cualquier afirmación que diga que Pablo VI no podía haber sido un verdadero papa. ¡Pablo VI puso fin a todos los documentos del Vaticano II, invocando su “autoridad apostólica”, seguido de su firma! Él claramente cumplió el segundo requisito de la infalibilidad. De hecho, este párrafo en sí mismo no sólo cumple el segundo requisito de la infalibilidad papal, sino los tres, porque, ¡en él vemos que Pablo VI está “aprobando, decretando y estatuyendo” en “el Espíritu Santo” y “por su potestad apostólica” todas las cosas contenidas en cada documento! Este es un lenguaje infalible. Cualquiera que niegue esto simplemente no sabe de qué está hablando.

La aprobación dada al Concilio Vaticano II por Pablo VI (citado arriba) es aún más solemne que la aprobación dada al infalible Concilio de Nicea (325) por el papa San Silvestre. Es más solemne que la aprobación dada al infalible Concilio de Éfeso (431) por el papa San Celestino. En otras palabras, en la aprobación de los verdaderos concilios de la Iglesia Católica, estos verdaderos papas aprobaron los documentos de estos concilios en formas que eran aún menos extraordinarias que la manera en que Pablo VI aprobó el Vaticano II, y sin embargo, la aprobación de esos verdaderos concilios por papas verdaderos es suficiente para calificarlos como infalibles y obligatorios – un hecho que ningún católico cuestiona.

Es, por tanto, un hecho que cada documento del Vaticano II es un acto solemne de Pablo VI. Cada documento es firmado por él, cada uno de ellos los inicia en su calidad de “pastor y maestro de todos los cristianos”, y cada uno termina con su “aprobación, decreto y promulgación” de todo el contenido del documento en virtud de su “autoridad apostólica”.

¡Esto demuestra que, si Pablo VI era el papa, los documentos del Concilio Vaticano II son infalibles! Pero los documentos del Vaticano II no son infalibles, son malos y heréticos. En consecuencia, esto DESTRUYE CUALQUIER POSIBILIDAD de que Pablo VI haya sido alguna vez un verdadero papa; porque un verdadero papa no puede promulgar los malvados documentos del Concilio Vaticano II de esta manera autoritaria.

3) Un papa debe exponer una doctrina sobre fe o moral que debe ser sostenida por la Iglesia universal

Ya hemos demostrado que Pablo VI cumplió los tres requisitos para enseñar infaliblemente en el Concilio Vaticano II si él fue el papa. En aras de la exhaustividad, sin embargo, vamos a concluir la prueba, señalando, punto por punto, que los documentos del Vaticano II están llenos de enseñanzas sobre fe y moral (parte del tercer requisito). Y ellas deben ser sostenidas por la Iglesia universal si Pablo VI era el papa, porque Pablo VI solemnemente las aprobó, decretó y promulgó, en virtud de su “autoridad apostólica”, ordenando que se publicaran.

Por lo tanto, el tercer requisito de la infalibilidad también fue cumplido por Pablo VI en la promulgación del Concilio Vaticano II. ¡Pero todavía hay más!

Paulo VI dice que el Vaticano II debe ser religiosamente observado

Paulo VI, breve “papal” declarando clausurado el Concilio, 8 de diciembre de 1965:

“Así, pues, habiendo concluido hoy, con la ayuda de Dios, todo cuanto se refiere al sacrosanto Concilio ecuménico, HABIENDO SIDO APROBADOS POR DELIBERACIÓN SINODAL Y PROMULGADOS POR NOS TODAS LAS CONSTITUCIONES, DECRETOS, DECLARACIONES Y ACUERDOS, CON NUESTRA APOSTÓLICA AUTORIDAD decidimos y ordenamos concluir, a todos los efectos, el propio Concilio ecuménico, convocado por nuestro predecesor Juan XXIII el 25 de diciembre de 1961, iniciando el 11 de octubre de 1962 y continuado por Nos después de su muerte. MANDAMOS TAMBIÉN Y ORDENAMOS QUE TODO CUANTO HA SIDO ESTABLECIDO CONCILIARMENTE SEA RELIGIOSAMENTE OBSERVADO POR TODOS LOS FIELES para la gloria de Dios, decoro de la Iglesia… HEMOS SANCIONADO Y ESTABLECIDO ESTAS COSAS, DECRETANDO QUE LAS PRESENTES LETRAS SEAN PERMANENTES Y CONTINÚEN FIRMES, VÁLIDAS Y EFICACES; que se cumplan y obtengan plenos e íntegros efectos y que sean plenamente convalidadas por aquellos a quienes compete o podrá competer ahora o en el futuro. Así se debe juzgar y definir. Y DEBE CONSIDERARSE NULO Y SIN VALOR DESDE ESTE MOMENTO TODO CUANTO SE HAGA CONTRA ESTOS ACUERDOS POR CUALQUIER INDIVIDUO O CUALQUIER AUTORIDAD, CONSCIENTEMENTE O POR IGNORANCIA. Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día 8 de diciembre… el año 1965, tercero de nuestro pontificado”8.

Ahí lo tienen. El apóstata Concilio Vaticano II ha de ser religiosamente observado”, si Ud. acepta a Pablo VI. No puede haber ninguna duda de que si Pablo VI fue un verdadero papa, entonces las puertas del infierno prevalecieron contra la Iglesia Católica el 8 de diciembre de 1965. Si Pablo VI era el papa, las promesas de Jesucristo a su Iglesia fracasaron. Si Pablo VI era el papa, toda la enseñanza del Vaticano II sobre fe o moral fue promulgada infaliblemente (ex cathedra). Pero esto es imposible: y cualquiera que diga que es posible no cree en la doctrina católica sobre la indefectibilidad de la Iglesia Católica. Por tanto sabemos que Giovanni Montini (Pablo VI) no fue un verdadero sucesor de Pedro, sino un antipapa no válido. Ya probamos con mucha claridad que él era un hereje manifiesto en la exposición de sus increíbles herejías, demostrando a su vez que su “elección” fue inválida.

Y si usted no está convencido de ello, hágase esta pregunta: ¿Es posible que un verdadero papa católico “apruebe, decrete y promulgue” todas las herejías del Vaticano II “en el Espíritu Santo” y por su “autoridad apostólica”? Su sentido católico le da la respuesta. No puede ser. Por lo tanto, aquellos que reconocen las herejías del Vaticano II y los hechos que presentamos aquí, y aun así sostienen que es posible que el antipapa Pablo VI haya sido un verdadero papa, están lamentablemente en la herejía al negar la infalibilidad papal y al sostener una posición que significa que las puertas del infierno prevalecieron contra la Iglesia Católica.

Algunas personas erróneamente argumentan que para que un papa hable ex cathedra él debe condenar la opinión opuesta o establecer sanciones por incumplimiento. Esto no es cierto. En ninguna parte de la definición del papa Pío IX sobre la infalibilidad papal dice que el papa debe condenar para que actúe infaliblemente. Hay una serie de definiciones infalibles donde los papas no condenan ni establecen ninguna sanción.

Objeciones – Ahora vamos a refutar las objeciones comunes hechas por quienes sostienen que el Concilio Vaticano II no fue promulgado infaliblemente por Pablo VI incluso si él fue el papa.

Objeción # 1: En su discurso de apertura del Concilio Vaticano II, Juan XXIII dijo que el Vaticano II iba a ser un “concilio pastoral”. ¡Esto demuestra que el Vaticano II no fue infalible!

Respuesta: Esto no es cierto. Juan XXIII no dijo en su discurso de apertura en el concilio que el Vaticano II iba a ser un concilio pastoral. Esto es lo que Juan XXIII dijo:

Juan XXIII, discurso de apertura del Vaticano II, 11 de octubre de 1962: “Una es la substancia de la antigua doctrina, del depositum fidei [depósito de la fe], y otra es la formulación que la reviste; y es esto lo que se debe —con paciencia, si fuese necesario— tomar muy en cuenta, midiendo todo en las formas y proporciones DE UN MAGISTERIO PREDOMINANTEMENTE PASTORAL”9.

Aquí vemos que Juan XXIII no dijo que el Concilio Vaticano II sería un concilio pastoral. Él dijo que iba a reflejar el magisterio de la Iglesia, el cual es predominantemente de carácter pastoral. Por tanto, a pesar del muy generalizado mito, lo cierto es que Juan XXIII ni siquiera llamó al Vaticano II un concilio pastoral en su discurso de apertura. Además, incluso si Juan XXIII hubiese llamado al Vaticano II un concilio pastoral en su discurso de apertura, esto no significa que no sea infalible. Describir que algo es pastoral no significa ipso facto (por ese mismo hecho) que no es infalible. Esto se demuestra por el mismo Juan XXIII en el discurso anterior al describir el magisterio como “pastoral”, y sin embargo es de fide (de fe) que el magisterio es infalible. Por lo tanto, incluso si Juan XXIII describió el Vaticano II como un concilio pastoral (cosa que no hizo), esto no probaría que no es infalible.

Más importante, sin embargo, es que en realidad no importa el que Juan XXIII llamase al Vaticano II un concilio pastoral en su discurso de apertura del Concilio Vaticano II. Esto se debe a que, como ya vimos, fue Pablo VI quien confirmó solemnemente las herejías del Vaticano II; y es la confirmación de Pablo VI (no la de Juan XXIII), la que prueba que el Vaticano II es obligat orio para todos los que lo aceptan como papa.

Objeción #2: Paulo VI dijo en su audiencia general del 12 de enero de 1966, que el Vaticano II “evitó el pronunciamiento, de manera extraordinaria, de dogmas dotados con la nota de infalibilidad”.

Respuesta: Es cierto que Pablo VI dijo en 1966 (después que el Vaticano II ya había sido promulgado solemnemente) que el Concilio Vaticano II “evitó el pronunciamiento, de manera extraordinaria, de dogmas dotados con la nota de infalibilidad”. Sin embargo, la declaración del antipapa Pablo VI en 1966 es irrelevante. Ello no cambia y no puede cambiar el hecho que él solemnemente promulgó (de una manera que sería infalible si él fuera el papa) todos los documentos del Concilio Vaticano II el 8 de diciembre de 1965. Pablo VI ya había firmado y sellado el Vaticano II mucho antes del 12 de enero 1966. El Vaticano II se clausuró solemnemente el 8 de diciembre de 1965. Esto significaría que si Pablo VI era el papa (que no era), las puertas del infierno prevalecieron contra la Iglesia el 8 de diciembre 1965 a causa de su solemne y definitiva promulgación de los completamente heréticos documentos del Vaticano II en ese día.

El magisterio es una autoridad docente cuyas enseñanzas son “irreformables” (de fide definita, Concilio Vaticano I, Denz., 1839). Puesto que son irreformables, ellas son inalterables desde la fecha en que son declaradas/promulgadas. Si el antipapa Pablo VI hubiese sido un verdadero papa, el Vaticano II fue irreformable e infalible el 8 de diciembre de 1965. Nada de lo dicho o hecho después del 8 de diciembre 1965 podría deshacer (si Pablo VI fuese un verdadero papa) lo que ya se había hecho, porque entonces la enseñanza del magisterio se volvería reformable. Por lo tanto, el discurso del antipapa Pablo VI en 1966 (después de que el concilio estaba cerrado) es irrelevante respecto a si el Vaticano II fue o no fue infalible.

¿Pero por qué, entonces, el antipapa Pablo VI haría tal afirmación? La respuesta es simple. La diabólica (satánica) inteligencia que guiaba al antipapa Pablo VI sabía que, eventualmente, los católicos más conservadores o con mentalidad católica tradicionalista no aceptarían esos decretos del Concilio Vaticano II como infalibles, ya que están llenos de errores y herejías. Por lo tanto, si no se hubiera hecho esta declaración en 1966 de que el Concilio Vaticano II había evitado definiciones extraordinarias con la infalibilidad, un gran número de personas habría llegado a la inmediata conclusión de que él (Giovanni Montini - antipapa Pablo VI) no era un verdadero papa. Por tanto para el diablo le era beneficiosa esta declaración.

El diablo tuvo que propagar entre los “tradicionalistas” la idea de que Pablo VI no promulgó “infaliblemente” el Vaticano II. Esto era esencial para toda la apostasía post-Vaticano II del diablo; él temía que millones se hubiesen convertido en sedevacantistas denunciando al antipapa Pablo VI, su falsa Iglesia y su falsa misa (el Novus Ordo). Por lo tanto, el diablo inspiró al antipapa Pablo VI que dijera (bien después de haber sido solemnemente promulgado por él el Concilio Vaticano II) que el Vaticano II no emitió declaraciones dogmáticas. El diablo esperaba que esto le daría a Paulo VI la apariencia de legitimidad entre los que mantenían algún apego a la fe tradicional. Pero esta estratagema diabólica colapsa cuando se considera el hecho de que el Concilio Vaticano II ya había sido cerrado en 1965.

Además, y quizás lo más importante, hay que señalar que en la misma audiencia general del 12 de enero de 1966, Paulo VI dijo:

Paulo VI, audiencia general, 12 de enero de 1966: “El Concilio es un gran acto del magisterio de la Iglesia, y toda persona que adhiere al Concilio está, por eso mismo, reconociendo y honrando el magisterio de la Iglesia…”.

Si la gente citara la audiencia general de Paulo VI del 12 de enero 1966 para tratar de demostrar que el Vaticano II no había sido infalible incluso si Paulo VI fuese el papa, entonces lógicamente debería aceptar otras declaraciones sobre el Concilio Vaticano II que Pablo VI hizo en esa audiencia general, tal como la citada anteriormente y la citada a continuación. En la cita anterior, vemos claramente que Pablo VI dice (en la misma audiencia general) que el Vaticano II es un acto del magisterio y toda persona que se adhiere al Vaticano II ¡está “honrando el magisterio de la Iglesia”! [El Magisterio es la autoridad de enseñanza infalible de la Iglesia].

Papa Pío XI, Rappresentanti in Terra, # 16, 31 de diciembre de 1929: “A este oficio magisterial, Cristo le confirió la infalibilidad, junto con el mandamiento de enseñar su doctrina a todos”10.

Por lo tanto, el discurso de Pablo VI significa que, según él, el Vaticano II es infalible: ya que él dice que es la enseñanza del magisterio, que es infalible. Su discurso dice, además, que cualquier persona que acepta la enseñanza del Vaticano II (es decir, sus herejías) tales como que los no católicos pueden recibir la sagrada comunión o las herejías sobre la libertad religi osa o que los musulmanes y los católicos adoran al mismo Dios, etc.está honrando el magisterio de la Iglesia. Cualquier persona que conozca este discurso, por lo tanto, debe admitir que los que aceptan estas herejías ¡están honrando la enseñanza católica! Esto es claramente absurdo y falso; ello prueba que, no importa la forma en que se quiera examinar esta cuestión en conjunción con esta audiencia general de Pablo VI; el Concilio Vaticano II es vinculante para todos los que sostienen que Pablo VI era un papa válido; lo que demuestra que Pablo VI definitivamente no fue un verdadero papa. No se puede citar esta audiencia general para decir que no se está obligado a aceptar el Concilio Vaticano II, cuando la misma audiencia general dice que ¡toda persona que se adhiere a él está honrando el magisterio! Pablo VI continúa diciendo en el mismo discurso:

“[el Concilio] dio a sus enseñanzas la autoridad de supremo magisterio ordinario, el cual siendo magisterio ordinario y, por consiguiente, manifiestamente auténtico, debe ser dócil y sinceramente aceptado por todos los fieles, de acuerdo con las intenciones del Concilio con respecto a la naturaleza y fines de cada uno de los documentos”.

Esta parte del discurso casi nunca es citado por los defensores de Pablo VI, probablemente porque saben que la enseñanza del supremo magisterio ordinario es infalible, lo que significa que incluso esta audiencia general del antipapa Pablo VI afirma la infalibilidad del Concilio Vaticano II. En la misma audiencia general, Pablo VI también dijo lo siguiente:

“Es el deber y dicha de los hombres, en el período post-conciliar, conocer estos documentos, estudiarlos y aplicarlos”.

Además, Pablo VI dijo en su encíclica Ecclesiam suam (dirigida a toda la Iglesia) que el Concilio Vaticano II tuvo la tarea de definir la doctrina.

Paulo VI, Ecclesiam Suam, # 30, 6 de agosto de 1964: “como ya dijimos, el Concilio Ecuménico Vaticano II no es sino una continuación y un complemento del primero, precisamente por la tarea que tiene de volver a examinar y definir la doctrina de la Iglesia”11.

Esto significa que el Concilio Vaticano II tuvo la tarea de enseñar infaliblemente. Y en el siguiente capítulo citaremos el discurso de Pablo VI de 1976, en el que aborda el tema de si el Vaticano II y la nueva misa son vinculantes, y que rechaza específicamente las reclamaciones de los falsos tradicionalistas que quieren aferrarse a la legitimidad de Pablo VI, a la vez que rechazan su misa y su concilio.

Objeción # 3: El Vaticano II no fue infalible porque hay una nota adjunta al documento Lumen gentium que dice que no era infalible.

Respuesta: [Nota: la respuesta a esta objeción es profunda y complicada, y para algunos puede que no les resulte interesante. Si usted no necesita la respuesta a esta objeción, puede saltársela]

Algunos defensores de Pablo VI hacen referencia a una nota teológica que se adjunta al documento Lumen gentium. Ellos piensan que esta aclaración prueba que Pablo VI no promulgó el Vaticano II infaliblemente o autoritariamente. Pero este argumento no se sostiene si se lo analiza. Esta es la parte fundamental de la nota teológica que se adjunta al documento Lumen gentium:

“Teniendo en cuenta la práctica conciliar y el fin pastoral del presente Concilio, este santo Sínodo precisa que en la Iglesia solamente han de mantenerse como materias de fe o costumbres aquellas cosas que él declare manifiestamente como tales. TODO LO DEMÁS QUE EL SANTO SÍNODO PROPONE, POR SER DOCTRINA DEL MAGISTERIO SUPREMO DE LA IGLESIA, DEBE SER RECIBIDO Y ACEPTADO POR TODOS Y CADA UNO DE LOS FIELES DE ACUERDO CON LA MENTE DEL SANTO SÍNODO, LA CUAL SE CONOCE, BIEN POR EL TEMA TRATADO, BIEN POR EL TENOR DE LA EXPRESIÓN VERBAL, DE ACUERDO CON LAS REGLAS DE LA INTERPRETACIÓN TEOLÓGICA”12.

Primero, esta nota no es ni siquiera parte del texto del documento Lumen gentium, es un apéndice al texto de la Lumen gentium13.

Segundo, esta nota se adjunta sólo a la Lumen gentium, no al resto de los documentos. En otras palabras, incluso si esta nota teológica “salvara” la promulgación de Paulo VI de las herejías en la Lumen gentium (que no hace), todavía no “salva” la promulgación del resto de las herejías del Vaticano II.

Tercero, si uno lee con atención la nota anterior, puede ver que ella declara que el tema tratado o el tenor de la expresión verbal del Vaticano II, identifica que el Concilio Vaticano II está promulgando el magisterio supremo de la Iglesia, de acuerdo con las reglas de la interpretación teológica – esto equivale a decir a como la Iglesia en el pasado ha promulgado el magisterio supremo. La declaración de Paulo VI al principio y al final de cada documento del Vaticano II (ya citada) definitivamente indica, por “el tenor de la expresión verbal”, “de acuerdo con las reglas de la interpretación teológica” (es decir, paralelamente a los decretos dogmáticos del pasado), que él está promulgando el magisterio supremo (si hubiera sido un papa). Por lo tanto, esta aclaración teológica adjunta al documento Lumen gentium no disminuye o anula el lenguaje solemne de Pablo VI que se encuentra al final de todos los documentos del Vaticano II. Más bien, su lenguaje al final cada documento del Vaticano II cumple con los requisitos de la nota teológica.

Cuarto, aquellos que intentan utilizar esta nota a fin de “exonerar” a todos los documentos del Concilio Vaticano II de comprometer la infalibilidad papal no le prestan mucha atención a lo que realmente dice. La nota claramente afirma que “todo lo demás que el santo sínodo (el Vaticano II) propone, por ser doctrina del magisterio supremo de la Iglesia, debe ser recibido y aceptado por todos y cada uno de los fieles de acuerdo con la mente del santo sínodo, la cual se conoce, bien por el tema tratado, bien por el tenor de la expresión verbal, de acuerdo con las reglas de la interpretación teológica”.

¡Este es un punto muy importante! Hay numerosos casos en el Vaticano II, donde el Vaticano II está exponiendo lo que cree que es la enseñanza del magisterio supremo, que “debe ser recibido y aceptado por todos y cada uno de los fieles de acuerdo con la mente del santo sínodo, la cual se conoce, bien por el tema tratado, bien por el tenor de la expresión verbal…” Por ejemplo, en su herética declaración sobre la libertad religiosa (Dignitatis humanae), el Concilio Vaticano II dice lo siguiente:

Concilio Vaticano II, Dignitatis humanae, # 9: “Cuando este Concilio Vaticano declara acerca del derecho del hombre a la libertad religiosa, tiene su fundamento en la dignidad de la persona, cuyas exigencias se han ido haciendo más patentes cada vez a la razón humana a través de la experiencia de los siglos. Es más; esta doctrina de la libertad tiene sus raíces en la divina revelación, por lo cual ha de ser tanto más religiosamente observada por los cristianos14.

Aquí el Vaticano II indica explícitamente que su enseñanza herética sobre la libertad religiosa tiene sus raíces en la divina revelación, y debe ser religiosamente observada por los cristianos. Esto cumple claramente los requisitos de la nota teológica para una enseñanza que “debe ser recibida y aceptada por todos y cada uno de los fieles de acuerdo con la mente del santo sínodo (Vaticano II), la cual se conoce, bien por el tema tratado, bien por el tenor de la expresión verbal …”. Y hay más:

Concilio Vaticano II, Dignitatis humanae, # 12: La Iglesia, por consiguiente, fiel a la verdad evangélica, sigue el camino de Cristo y de los Apóstoles cuando reconoce y promueve la libertad religiosa como conforme a la dignidad humana y a la revelación de Dios. Conservó y enseñó en el decurso de los tiempos la doctrina recibida del Maestro y de los Apóstoles”15.

Aquí Vaticano II indica explícitamente que su enseñanza herética sobre la libertad religiosa es la siguiente: 1) fiel a la verdad evangélica; 2) sigue el camino de Cristo y de los Apóstoles, y 3) ¡está conforma a revelación de Dios! Recordamos al lector, una vez más, la redacción de la nota teológica, que establecía que “todo lo demás que el santo sínodo (Vaticano II) propone, por ser doctrina del magisterio supremo de la Iglesia, debe ser recibido y aceptado por todos y cada uno de los fieles de acuerdo con la mente del santo sínodo, la cual se conoce, bien por el tema tratado, bien por el tenor de la expresión verbal, de acuerdo con las reglas de la interpretación teológica”.

Por lo tanto, según la propia nota teológica, los que aceptan a Pablo VI como papa ¡están obligados a aceptar la enseñanza herética del Vaticano II sobre la libertad religiosa como enseñanza del supremo magisterio de la Iglesia! La nota teológica los obliga a aceptar la enseñanza herética del Vaticano II sobre la libertad religiosa, como: 1) fiel a la verdad evangélica, 2) siguiendo el camino de Cristo y de los apóstoles, y 3) conforme con la revelación de Dios, porque esta es “la mente del santo sínodo (Vaticano II), la cual se conoce, bien por el tema tratado, bien por el tenor de la expresión verbal…”. Es muy simple: los que creen que el antipapa Pablo VI era el papa están obligados al documento herético sobre la libertad religiosa.

Para resumir todos los puntos logrados hasta ahora: 1) la nota teológica adjunta a Lumen gentium no se aplica a todos los documentos; 2) la nota teológica adjunta a la Lumen gentium no disminuye o anula el lenguaje de Pablo VI al final de cada documento del Vaticano II, sino más bien demuestra que su lenguaje, al final de cada documento, cumple con los requisitos para la enseñanza infalible del magisterio, y 3) incluso si la nota teológica se aplica a cada documento —y de alguna manera como hizo el lenguaje solemne de Pablo VI al final de cada documento no vinculante (que ciertamente no es)— la propia nota teológica todavía demuestra que varios documentos del Vaticano II son infalibles y vinculantes por la forma en que el Vaticano II presenta su enseñanza en esas materias. No importa de qué manera la persona trate de escapar de la realidad de que el antipapa Pablo VI no podría haber sido un verdadero papa y que al mismo tiempo promulga el Vaticano II, él yerra.

San Pedro vs anti-Pedro

En su encíclica dogmática Quanta cura, el papa Pío IX condenó infaliblemente la doctrina herética de la libertad religiosa (que también había sido condenada por numerosos otros papas). El papa Pío IX anatematizó explícitamente la idea herética de que la libertad religiosa debe ser un derecho civil en toda sociedad bien constituida. La Iglesia Católica enseña que un gobierno que reconoce el derecho a la libertad religiosa —como los EE.UU.— es, por supuesto, preferible a uno que suprime el catolicismo. Sin embargo, esta situación es sólo el menor de dos males. Lo ideal es un gobierno que reconozca a la religión católica como la única religión del Estado y no dé a cada persona la “libertad” de practicar y propagar su falsa religión en el ámbito público. Por lo tanto, la idea de que la libertad religiosa debe ser un derecho civil universal es herética, como el papa Pío IX infaliblemente definió en Quanta cura.

Papa Pío IX, Quanta cura, #s 3-6, 8 de diciembre de 1864, ex cathedra:

“Con esta idea de la gobernación social, absolutamente falsa, no dudan en consagrar aquella opinión errónea, en extremo perniciosa a la Iglesia católica y a la salud de las almas, llamada por Gregorio XVI, Nuestro Predecesor, de f. m., locura, ESTO ES, QUE LA LIBERTAD DE CONCIENCIAS Y DE CULTOS ES UN DERECHO PROPIO DE CADA HOMBRE, QUE TODO ESTADO BIEN CONSTITUIDO DEBE PROCLAMAR Y GARANTIZAR… Al sostener afirmación tan temeraria no piensan ni consideran que con ello predican la libertad de perdición… Por lo tanto, TODAS Y CADA UNA DE LAS PERVERSAS OPINIONES Y DOCTRINAS DETERMINADAMENTE ESPECIFICADAS EN ESTA CARTA, CON NUESTRA AUTORIDAD APOSTÓLICA LAS REPROBAMOS, PROSCRIBIMOS Y CONDENAMOS; Y QUEREMOS Y MANDAMOS QUE TODAS ELLAS SEAN TENIDAS POR LOS HIJOS DE LA IGLESIA COMO REPROBADAS, PROSCRITAS Y CONDENADAS”16.

El papa Pío IX condenó, reprobó y proscribió por su autoridad apostólica la idea herética de que cada Estado debe conceder el derecho civil a la libertad de cultos (o libertad religiosa). Pero véase lo siguiente. Mientras el papa Pío IX condena, reprueba y proscribe esta doctrina con su autoridad apostólica, el antipapa Pablo VI aprueba, decreta y establece esta misma doctrina condenada por su “autoridad apostólica”. En otras palabras, lo que el papa Pío IX condena solemnemente por su autoridad apostólica ¡es exactamente lo que el antipapa Pablo VI enseña solemnemente por su “autoridad apostólica”!

Antipapa Paulo VI, Concilio Vaticano II, Declaración sobre la libertad religiosa: “PABLO, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS, JUNTAMENTE CON LOS PADRES DEL CONCILIO PARA PERPETUO RECUERDO… Este Concilio Vaticano declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa… ESTE DERECHO DE LA PERSONA HUMANA A LA LIBERTAD RELIGIOSA DEBE SER RECONOCIDO EN EL ORDENAMIENTO JURÍDICO DE LA SOCIEDAD, DE FORMA QUE SE CONVIERTA EN UN DERECHO CIVIL… Todas y cada una de las cosas incluidas en esta declaración han obtenido el beneplácito de los Padres del sacrosanto Concilio. Y NOS, EN VIRTUD DE LA POTESTAD APOSTÓLICA A NOS CONFIADA POR CRISTO, TODO ELLO, JUNTAMENTE CON LOS VENERABLES PADRES, LO APROBAMOS EN EL ESPÍRITU SANTO, DECRETAMOS Y ESTABLECEMOS, y mandamos que se promulgue, para gloria de Dios… Yo Pablo, Obispo de la Iglesia Católica”17.

La autoridad de San Pedro vs La autoridad del anti-Pedro

Papa Pío IX, Quanta cura, #s 3-6, 8 de diciembre de 1864, ex cathedra: “Con esta idea de la gobernación social, absolutamente falsa, no dudan en consagrar aquella opinión errónea, en extremo perniciosa a la Iglesia católica y a la salud de las almas, llamada por Gregorio XVI, Nuestro Predecesor, de f. m., locura, ESTO ES, QUE LA LIBERTAD DE CONCIENCIAS Y DE CULTOS ES UN DERECHO PROPIO DE CADA HOMBRE, QUE TODO ESTADO BIEN CONSTITUIDO DEBE PROCLAMAR Y GARANTIZAR… Al sostener afirmación tan temeraria no piensan ni consideran que con ello predican la libertad de perdición… Por lo tanto, TODAS Y CADA UNA DE LAS PERVERSAS OPINIONES Y DOCTRINAS DETERMINADAMENTE ESPECIFICADAS EN ESTA CARTA, CON NUESTRA AUTORIDAD APOSTÓLICA LAS REPROBAMOS, PROSCRIBIMOS Y CONDENAMOS; Y QUEREMOS Y MANDAMOS QUE TODAS ELLAS SEAN TENIDAS POR LOS HIJOS DE LA IGLESIA COMO REPROBADAS, PROSCRITAS Y CONDENADAS”18.

Antipapa Paulo VI, Concilio Vaticano II, Declaración sobre la libertad religiosa: “PABLO, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS, JUNTAMENTE CON LOS PADRES DEL CONCILIO PARA PERPETUO RECUERDO… Este Concilio Vaticano declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa… ESTE DERECHO DE LA PERSONA HUMANA A LA LIBERTAD RELIGIOSA DEBE SER RECONOCIDO EN EL ORDENAMIENTO JURÍDICO DE LA SOCIEDAD, DE FORMA QUE SE CONVIERTA EN UN DERECHO CIVIL… Todas y cada una de las cosas incluidas en esta declaración han obtenido el beneplácito de los Padres del sacrosanto Concilio. Y NOS, EN VIRTUD DE LA POTESTAD APOSTÓLICA A NOS CONFIADA POR CRISTO, TODO ELLO, JUNTAMENTE CON LOS VENERABLES PADRES, LO APROBAMOS EN EL ESPÍRITU SANTO, DECRETAMOS Y ESTABLECEMOS, y mandamos que se promulgue, para gloria de Dios… Yo Pablo, Obispo de la Iglesia Católica”19.

¿Es posible que Pablo VI posea la misma “autoridad apostólica” que la del papa Pío IX? ¿La autoridad apostólica de San Pedro se contradice a sí misma? ¡No puede ser! ¡Eso sería una herejía! (Lucas 22, 32;… Vaticano I, sesión 4, capítulo 4).

Papa León XIII, Satis cognitum # 9, 29 de junio de 1896: “… Jesucristo instituyó en la Iglesia un magisterio vivo, auténtico y además perpetuo, investido de su propia autoridad, revestido del espíritu de verdad, confirmado por milagros… Cuantas veces, por lo tanto, declarare ese magisterio que tal o cual verdad forma parte del conjunto de la doctrina divinamente revelada, todos deben tener por cierto que es verdad; pues si en cierto modo pudiera ser falso, se seguiría, lo cual es evidentemente absurdo, que Dios mismo sería el autor del error de los hombres…”20.

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 4, cap. 4, ex cathedra: Así, pues, este carisma de la verdad y de la fe nunca deficiente, fue divinamente conferido a Pedro y a sus sucesores en esta cátedra… para que, quitada la ocasión del cisma, la Iglesia entera se conserve una y, apoyada en su fundamento, se mantenga firme contra las puertas del infierno”21.

Considerando estos hechos, uno puede ver por qué los que sostienen obstinadamente que Pablo VI fue un verdadero papa niegan la infalibilidad papal. Ellos niegan la indefectibilidad de la Iglesia; ellos afirman que la autoridad apostólica conferida por Cristo sobre el sucesor de Pedro se contradice; y ellos afirman que las puertas del infierno prevalecieron contra la Iglesia Católica.

La verdad es que el antipapa Pablo VI nunca fue válidamente electo papa de la Iglesia Católica; y por lo tanto, su solemne promulgación de las herejías del Vaticano II no afecta la infalibilidad papal. Como ya hemos visto, la Iglesia Católica enseña que es imposible que un hereje sea elegido papa, ya que un hereje no es miembro de la Iglesia Católica. Esto fue definido en la constitución apostólica del papa Paulo IV Cum ex apostolatus officio.

Notas de la Sección 38:

1 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, The America Press, 1966, p. 366, etc.

2 Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, B. Herder Book. Co., Thirtieth Edition, 1957, no. 1839.

3 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, pp. 137, 199, etc.

4 Decrees of the Ecumenical Councils, Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, vol. 1, p. 559.

5 Decrees of the Ecumenical Councils, Vol. 1, p. 597.

6 Decrees of the Ecumenical Councils, Vol. 2, p. 802.

7 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, p. 366, etc.

8 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, pp. 738-739.

9 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, p. 715.

10 The Papal Encyclicals, by Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 3 (1903-1939), p. 355.

11 The Papal Encyclicals, vol. 5, p. 140.

12 Decrees of the Ecumenical Councils, vol. 2, p. 898.

13 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, p. 97.

14 Decrees of the Ecumenical Councils, vol. 2, p. 1006.

15 Decrees of the Ecumenical Councils, vol. 2, pp. 1008-1009.

16 Denzinger 1690, 1699.

17 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, pp. 675, 679, 696.

18 Denzinger 1690, 1699.

19 Walter M. Abbott, The Documents of Vatican II, pp. 675, 679, 696.

20 The Papal Encyclicals, Vol. 2 (1878-1903), p. 394.

21 Denzinger 1837.



39. Pablo VI pone fin a un muy popular y significativo falso mito tradicionalista al declarar que el Concilio Vaticano II y la nueva misa son vinculantes

“Incluso se ha afirmado que el Concilio Vaticano II no es vinculante... La adopción del nuevo Ordo Missae ciertamente no queda a la libre elección de los sacerdotes o fieles”1.

[Siguiendo con los puntos ya abordados, en esta sección refuta además uno de los mayores falsos mitos tradicionalistas: que el antipapa Pablo VI nunca hizo el Vaticano II y la nueva misa obligatorios. Dado que el Concilio Vaticano II es herético, y la nueva misa es una “misa” falsa, ello es una poderosa prueba de que Pablo VI no fue papa]

Como lo hemos estado discutiendo, entre los que reconocen los problemas con la apostasía post- Vaticano II, hay muchos “tradicionalistas” que rechazan la nueva misa y del Vaticano II, pero sostienen que Pablo VI, el hombre que los promulgó, nunca hizo obligatorios para nadie la nueva misa o el Vaticano II.

Es Chris Ferrara de nuevo. Uno podría pensar que después de haber sido refutado tantas veces él podría permanecer en silencio. No, él sólo sigue lanzando sus falsedades; y por lo tanto vamos a seguir refutándolas. Chris Ferrara repite un mito muy cercano y querido para los corazones de los falsos tradicionalistas: la idea de que Pablo VI nunca prohibió el uso de la antigua misa, y nunca hizo obligatoria la nueva misa.

Chris Ferrara, The Remnant, “Un desafío a la iniciativa Sedevacantista”, 15 de noviembre de 2005, p. 11: “Como ya se ha mencionado, incluso los funcionarios del Vaticano, incluyendo la comisión cardenalicia de 1984, han reconocido que la misa tradicional nunca fue abolida de jure por la promulgación de la nueva misa, y que los sacerdotes siempre han tenido la libertad de seguir utilizando el misal preconciliar… En esencia, Pablo VI simplemente creó un nuevo rito junto al antiguo rito, dejando el antiguo intacto y en realidad nunca prohibiendo su uso continuado2.

Bien, citemos al mismo Pablo VI para refutar y destruir esta falsedad. Es probable que Ud. nunca lo vea citado en las falsas publicaciones tradicionalistas que quieren quedarse con el mito de que Pablo VI pudo haber sido un papa verdadero, puesto que ello arruina su FALSA INICIATIVA TRADICIONALISTA. Aquí es (prepárense falsos tradicionalistas):

Pablo VI, discurso, 24 de mayo de 1976: “Y el hecho es tanto más grave en esa oposición de la que estamos hablando no sólo es alentada por algunos sacerdotes, sino que es dirigida por un prelado, el arzobispo Marcel Lefebvre, quien no obstante todavía tiene nuestro respeto.

“Es tan doloroso advertirlo: pero, ¿cómo no ver en esa actitud —cualesquiera que sean las intenciones de estas personas— el colocarse fuera de la obediencia y comunión con el Sucesor de Pedro y, por lo tanto, fuera de la Iglesia? Porque ello, desafortunadamente, es la consecuencia lógica, cuando se mantiene como preferible desobedecer bajo el pretexto de preservar la fe intacta, y de trabajar por la preservación de la Iglesia Católica, mientras que, al mismo tiempo, se niega prestarle su obediencia efectiva. Y esto es dicho abiertamente. Incluso se afirma que el Concilio Vaticano II no es vinculante: que la fe también estaría en peligro debido a las reformas y directrices post- conciliares, que uno tiene el deber de desobedecer, para preservar ciertas tradiciones.

¿Qué tradiciones? ¡Es porque es este grupo, no el papa, ni el colegio de los obispos, ni el Concilio Ecuménico, el que decide cuál de las innumerables tradiciones deben considerarse como norma de la fe! Como se ve, venerables hermanos, esa actitud se erige a sí misma en juez de aquella voluntad divina que colocó a Pedro y sus legítimos sucesores a la cabeza de la Iglesia para confirmar a los hermanos en la fe, y para alimentar el rebaño universal y que lo estableció como el garante y custodio del depósito de la fe

La adopción del nuevo Ordo Missae ciertamente no está abandonado al libre arbitrio de los sacerdotes y de los fieles: y la Instrucción del 14 de junio del 1971 ha previsto la celebración de la misa en la antigua forma, con la autorización del Ordinario, sólo para los sacerdotes ancianos o enfermos, que ofrecen el Divino Sacrificio sin pueblo. El nuevo Ordo ha sido promulgado para que se sustituya el antiguo, luego de madura deliberación, después de las instancias del Concilio Vaticano II. No de manera diferente nuestro santo Predecesor Pío V había hecho obligatorio el misal reformado bajo su autoridad, después del Concilio Tridentino

“Hemos llamado la atención del arzobispo Lefebvre de la gravedad de su conducta, la irregularidad de sus principales actuales iniciativas, la incoherencia y, a menudo falsedad de las posiciones doctrinales en las que basa este comportamiento y estas iniciativas, y del daño que se acumula sobre la Iglesia entera a causa de ellas”3.

Ahí lo tienen. El mismo Pablo VI refuta directamente a Chris Ferrara y a los falsos tradicionalistas en sus dos argumentos principales. Pablo VI declara que ciertamente no estáabandonado “al libre arbitrio” de los sacerdotes o de los fieles el no adoptar el Nuevo Ordo Missae. También denuncia la afirmación de que el Concilio Vaticano II no es vinculante, y señala que la consecuencia lógica de la posición de Lefebvre, que rechazaba la nueva misa y del Vaticano II, y operaba independientemente de la jerarquía que reconoce, es colocarse fuera la Iglesia.

Es hora de que todo el mundo despierte y se dé cuenta que la secta del Vaticano II es una secta falsa de la cabeza a los pies, y no hay manera de salvarla o a sus antipapas. Es por eso que todos los “obispos” con “jurisdicción ordinaria” de la secta del Vaticano II sostienen que el Vaticano II es la enseñanza oficial de la Iglesia. Es por eso que todos los grupos “tradicionales” que reciben “autorización oficial” de la secta del Vaticano II deben aceptar el Concilio Vaticano II. Por eso Benedicto XVI le dijo recientemente al líder de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X que no podían ser aceptados plenamente en la secta del Vaticano II a menos que aceptaran el Concilio Vaticano II.

Además, esto refuta otra afirmación completamente ridícula y deshonesta que Michael Matt acaba de hacer en un reciente artículo en The Remnant. En un artículo titulado “La Fraternidad San Pío X no está en Cisma – Roma ha hablado”, Michael Matt cita al “cardenal” Castrillón Hoyos, Presidente de la Comisión Ecclesia Dei. Matt cita a Castrillón Hoyos quien afirmó recientemente que la posición de la Fraternidad San Pío X no es un “cisma formal”, y que la “misa de San Pío V” nunca ha sido abolida”. Basado en esta “prueba”, Matt concluye:

“… [la Fraternidad San Pío X no está en cisma ... y] ... ¡el papa Pablo VI en realidad nunca abrogó la misa tridentina! Todavía está ahí como siempre ha sido, y la “opción” llamada el Novus Ordo Missae es sólo eso, una opción, que los católicos son libres de rechazar. ¡Fin de la historia! ¡Los tradicionalistas ganan! No pretendemos saber por qué el cardenal Castrillón eligió hacer estas declaraciones que ahora forman parte del registro permanente, pero, sin duda, el debate ha terminado”4.

¿Hay alguien que no vea que esta afirmación es completamente absurda, deshonesta e ilógica?

¿Alguien realmente cree que si Castrillón Hoyos hubiese dicho que la Fraternidad San Pío X está en cisma, The Remnant habría publicado un artículo afirmando “La Fraternidad San Pío X está en cisma – ¡Roma ha hablado!”? Por supuesto que no. “Roma ha hablado” para Matt cuando le gusta lo que ha dicho un “prelado” de Roma en particular. A él le gusta la declaración de Castrillón Hoyos porque cree que permite a sus compañeros cismáticos, los obispos de la Fraternidad San Pío X, se salgan con la suya.

Para ilustrar la hipocresía de Matt, recuérdese que Benedicto XVI (Ratzinger) declaró que los protestantes y cismáticos orientales no son herejes. Dijo esto mientras mantiene una posición muy superior que la de Castrillón. Por lo tanto, será que Michael Matt admitirá que ¡“Roma ha hablado”: los protestantes no son herejes; fin de debate! Por supuesto que no, y esto sólo demuestra su inconsistencia y falta de honradez.

Paulo VI: “La adopción del nuevo Ordo Missae ciertamente no está abandonado al libre arbitrio de los sacerdotes y de los fieles: y la Instrucción del 14 de junio del 1971 ha previsto la celebración de la misa en la antigua forma, con la autorización del Ordinario, sólo para los sacerdotes ancianos o enfermos, que ofrecen el Divino Sacrificio sine popolo [sin pueblo]. El nuevo Ordo ha sido promulgado para que se sustituya el antiguo, luego de madura deliberación, después de las instancias del Concilio Vaticano II”.

Y Roma ciertamente no habla cuando Benedicto XVI dice que los protestantes no son herejes, no … en absoluto, según se extiende a los herejes y cismáticos. Una declaración de un prelado del Vaticano sólo constituye Roma hablando cuando le hace cosquillas a los oídos de Matt, y justifica la posición cismática de sus amigos (los líderes de la Fraternidad San Pío X), que hacen un apostolado mundial fuera de la comunión con la jerarquía que reconocen, al tiempo que rechazan su enseñanza oficial y las “canonizaciones” solemnes, por decir poco.

Así que, en conclusión: el debate ha terminado, y los falsos tradicionalistas pierden. La declaración de Pablo VI refuta por completo de un solo golpe las recientes declaraciones de ambos Ferrara y Matt (sobre Lefebvre, el Concilio Vaticano II y la nueva misa). La nueva misa es la liturgia obligatoria de la secta del Vaticano II. El Vaticano II es la enseñanza obligatoria de la secta del Vaticano II. Si ellas son falsas, ya que sin duda lo son, entonces los reclamantes al papado por parte de los hombres que las impusieron (los antipapas del Vaticano II) son también falsos. No hay manera de evitar este hecho. Todo esto nos muestra, una vez más, la falta de coherencia de la falsa posición tradicionalista, que trata de permanecer unida a la falsa Iglesia y sus manifiestamente heréticos antipapas no católicos.

Notas de la Sección 39:

1 Pablo VI, discurso, 24 de mayo de 1976, L’Osservatore Romano, 3 de junio de 1976, p. 2.

2 Chris Ferrara, The Remnant, “Un desafío a la iniciativa Sedevacantista”, 15 de noviembre 2005, p. 11.

3 L’Osservatore Romano, 3 de junio de 1976, p. 2.

4 The Remnant, 30 de noviembre 2005.



40. La Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX)

El siguiente artículo contiene una explicación detallada de las posiciones de la FSSPX, y demuestra por qué no son coherentes con la doctrina católica en diversos ámbitos. Incluye una colección de citas poco conocidas del arzobispo Lefebvre que demuestrán que él estaba a punto de abrazar la posición sedevacantista. También muestra cómo la FSSPX sostiene que las almas se pueden salvar en las religiones no católicas, cosa que es herejía.

Arzobispo Marcel Lefebvre
El fundador de la FSSPX, arzobispo Marcel Lefebvre

La posición de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X (FSSPX)

Arzobispo Lefebvre (fundador de la FSSPX) y los cuatro obispos que consagró[1] el 30 de junio de 1988

Nos enfrentamos con a un dilema gravísimo que, creo yo, esto nunca ha existido en toda la historia de la Iglesia: que el que está sentado en la Sede de Pedro participe en cultos de falsos dioses. ¿Qué es lo que debemos concluir, quizá dentro de algunos meses, ante estos actos repetidos de comunicación con falsos cultos? No lo sé. Pero sí me lo pregunto. Será posible que esteremos obligados en creer que este Papa no es Papa[2] (Arzobispo Lefebvre, sermón en la fiesta de Pascua de 1986).

[Nota: Lo que se dice en esta sección no sólo se aplica a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, sino a muchos otros grupos “tradicionalistas” independientes de similar mentalidad que se resisten a la apostasía del Vaticano II y la Nueva Misa por sostener posiciones similares a la FSSPX.]

La FSSPX es una orden de sacerdotes “tradicionalistas” fundada por el fallecido arzobispo Marcel Lefebvre. Lefebvre fue un arzobispo en Francia que resistió a muchas cosas de la religión post-Vaticano II, reconociendo que eran desviaciones del catolicismo tradicional. Él reconoció que la Nueva Misa era protestante y opuesta a la Tradición. También se opuso a las herejías del “ecumenismo” y la de libertad religiosa, enseñadas en el Vaticano II. Fundó seminarios para la formación de sacerdotes que celebraban exclusivamente la Misa tradicional, y los ordenó en el rito tradicional de ordenación. Para ello, tuvo que permanecer independiente de los antipapas del Vaticano II, a pesar que continuó tomando la posición de que eran Papas legítimos que ejercían el oficio del papado. También se mantuvo independiente de estar en comunión con aquellos “obispos” que se unieron a la nueva religión. El 30 de junio de 1988, Lefebvre decidió consagrar – independientemente de los antipapas del Vaticano II – a cuatro obispos en el rito tradicional de consagración episcopal, con el fin de que estos obispos pudieran continuar ordenando sacerdotes en el rito tradicional. Él fue “excomulgado” por Juan Pablo II dentro de 72 horas, a pesar de que (como ya lo hemos discutido) ningún político importante que está a favor del aborto ha sido excomulgado por ninguno de los antipapas del Vaticano II.

La FSSPX cuenta con muchos lugares en todo el mundo donde se oficia la Misa tradicional, y es una fuerza influyente importante que suministra los sacramentos a los que profesan ser católicos de pensamiento tradicionalista. Queremos enfatizar que la FSSPX hace muchas cosas buenas; ella ha sido un camino por el cual muchos se han introducido y han regresado a la fe católica tradicional. Sin embargo, en varios aspectos las posiciones de la FSSPX son, desgraciadamente, heréticas y contrarias a la fe católica. En primer lugar, la FSSPX sostiene y enseña que las almas se pueden salvar en religiones no católicas, lo cual es herético.

P. Schmidberger, Time Bombs of the Second Vatican Council [Bombas de Tiempo del Segundo Concilio Vaticano], edición inglesa, Angelus Press [FSSPX estadounidense], p. 10: “Señoras y señores, está claro que los seguidores de otras religiones se pueden salvar en determinadas condiciones, es decir, si están en un error invencible”.

Arzobispo Marcel Lefebvre, Agaisnt the Heresies [Contra las Herejías], Angelus Press [FSSPX estadounidense], p. 216: “Evidentemente, se debe hacer ciertas distinciones. Las almas se pueden salvar en una religión distinta de la religión católica (protestantismo, islam, budismo, etc.), pero no por esa religión”.

Estas declaraciones constituyen una herejía flagrante contra el dogma fuera de la Iglesia no hay salvación; sin embargo, están impresas en los libros de mayor venta de la FSSPX. De hecho, casi todos los sacerdotes que, incluso celebran la misa tradicional, sostienen esta misma herejía.

Papa Gregorio XVI, Summo iugiter studio, #2, 27 de mayo de 1832: “Finalmente, algunas de estas personas descarriadas intentan persuadirse a sí mismas y a otros que los hombres no se salvan sólo en la religión católica, sino que incluso los herejes pueden obtener la vida eterna[3].

Además, si bien que la FSSPX resiste a la apostasía del Vaticano II, ella mantiene obstinadamente una fidelidad a los “obispos” manifiestamente heréticos del Novus Ordo – la Iglesia del Vaticano II –, como se mencionó anteriormente. Sin embargo, al mismo tiempo, la FSSPX no actúa en comunión con los que ellos llaman “la Nueva Iglesia” – la Iglesia del Novus Ordo –, o sea los “obispos” y “Papas” (que en realidad son antipapas) de la Iglesia del Vaticano II. Su posición es una contradicción. Es una afrenta a la enseñanza católica en tres aspectos: 1) Ellos reconocen como católicos a herejes manifiestos (los obispos del Novus Ordo y los antipapas del Vaticano II) que tienen autoridad en la Iglesia, lo cual es herético. Ellos tienen que reconocer que estos obispos heréticos están fuera de la Iglesia y no tienen ninguna autoridad en absoluto.

Papa León XIII, Satis Cognitum (#9), 29 de junio, 1896: “La práctica de la Iglesia siempre ha sido la misma, tal como lo muestran las enseñanzas unánimes de los Padres, quienes estaban acostumbrados a considerar como FUERA DE LA COMUNIÓN CATÓLICA Y FORÁNEOS A LA IGLESIA A QUIEN QUIERA QUE SE APARTE HASTA EN EL MÁS MÍNIMO GRADO DE CUALQUIER PUNTO DE LA DOCTRINA PROPUESTO POR SU MAGISTERIO AUTORITARIO.”

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, lib. II, cap. 30: “Por último, los Santos Padres enseñan unánimemente que no sólo los herejes están fuera de la Iglesia, sino también están privados “ipso facto” de toda jurisdicción y dignidad eclesiástica”.

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30: “Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

2) La FSSPX obstinadamente opera fuera de la comunión con la jerarquía del Novus Ordo, a pesar que la reconoce como la jerarquía católica. Esto es realmente cismático. De hecho, la FSSPX se niega abiertamente estar en comunión con la Iglesia del Novus Ordo (véase abajo), ¡a pesar de que reconoce la jerarquía del Novus Ordo como verdadera jerarquía católica!

Arzobispo Marcel Lefebvre, Declaración de agosto de 1976: “Todos aquellos que cooperen en la realización de este trastorno y se adhieren a esta nueva iglesia conciliar entrarán en cisma, como su excelencia Mons. Benelli lo señaló en su carta que me mando en nombre del Santo Padre el pasado 25 de junio”. (Citado en Sacerdotium)

P. Franz Schmidberger, ex superior general de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X: “Nunca hemos querido pertenecer a este sistema que se llama a sí misma la iglesia conciliar, y se identifica con el Novus Ordo Missae (…) Los fieles en realidad tienen todo el estricto derecho en saber que los sacerdotes que los apoyan no están en comunión con una falsa iglesia”. (Citado en Sacerdotium)

The Angelus, Publicación oficial de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X (FSSPX) estadounidense, mayo de 2000: “Esta corriente de renovación que ha dado a luz a una nueva iglesia en el seno de la Iglesia católica, a la que mismo Mons. Benelli llama la iglesia conciliar’, cuyos límites y caminos son muy difíciles de definir, (…) Contra esta iglesia conciliar se encuentra nuestra resistencia. Nosotros no le negamos nuestra fidelidad al Papa como tal, sino a esta iglesia conciliar, ya que sus ideas son ajenas a las de la Iglesia católica”[4].

¡Negarse estar en comunión con la Iglesia del Novus Ordo y no con la cabeza de la Iglesia del Novus Ordo es como decir que uno se niega estar en comunión con el partido comunista, pero no con el jefe del partido comunista! Es una contradicción.

Por otra parte, por su reconocimiento de los “Papas” y “obispos” del Vaticano II como la jerarquía católica, la FSSPX está en comunión con esta “iglesia impostora”. A su vez, la FSSPX está en cisma con esta “falsa iglesia”, porque descaradamente se niega estar en comunión con los miembros de esta Iglesia, como vemos arriba. (Si suena contradictorio, es porque lo es.) La posición es cismática.

Canon 1325 §2, Código de Derecho Canónico de 1917: “Si alguien después de haber recibido el bautismo (…) se rehúsa someterse al Sumo Pontífice o se niega a comunicarse con los miembros de la Iglesia que le están sometidos, es cismático”.

San Ignacio de Antioquia, Carta a los Tralianos, (110 d.C.): “El que está dentro del santuario es puro; pero aquel que está fuera del santuario no es puro. En otras palabras, cualquier persona que actúa sin el obispo y el presbiterio y los diáconos no tiene limpia la conciencia[5].

Durante décadas, la FSSPX ha actuado obstinadamente fuera de la comunión con los “obispos” y el “Papa” que consideran ser la jerarquía católica. Esto es cismático.

San Jerónimo, Comentarios sobre la epístola a Tito, (386 d.C.): “Entre la herejía y el cisma hay una distinción que hacer: la herejía profesa un dogma corrompido; mientras que el cisma separa de la Iglesia a causa de un desacuerdo con el obispo[6].

3) La FSSPX sostiene que la Iglesia católica se ha convertido en una “Nueva Iglesia”, una secta modernista – una secta no católica en la que abunda la herejía y la apostasía – lo cual es imposible. La Iglesia es la Esposa inmaculada de Cristo, que no puede enseñar oficialmente el error.

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 16, 6 de enero de 1928: “Nunca, en el transcurso de los siglos, se contaminó esta mística Esposa de Cristo, ni podrá contaminarse jamás, como dijo bien San Cipriano: ‘No puede adulterar la Esposa de Cristo; es incorruptible y fiel. Conoce una sola casa y custodia con casto pudor la santidad de una sola estancia’”[7].

Papa Pío XI, Quas primas, # 17, 11 de diciembre de 1925: “Además, entre los beneficios que produce el público y legítimo culto de la Virgen y de los Santos no debe ser pasado en silencio el que la Iglesia haya podido en todo tiempo rechazar victoriosamente la peste de los errores y herejías[8].

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, sesión 4, cap. 4, ex cathedra: “…a sabiendas que esta Sede de San Pedro siempre permanece libre de cualquier error, según la promesa divina de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: ‘Yo he rogado por ti [Pedro] a fin de que no desfallezca tu fe; y tú, una vez convertido, confirma en la fe a tus hermanos’ (Lc. 22, 32)”[9].

Por ejemplo, la FSSPX rechaza incluso las solemnes canonizaciones de los que ellos reconocen ser los “Papas” del Vaticano II. Esta posición es terriblemente cismática, ya que afirma que un verdadero Papa y la Iglesia católica incurrieron oficialmente en un error al canonizar a los santos.

San Alfonso Ligorio, El Gran Medio de la Salvación y Perfección, 1759, p. 23: “Suponer que la Iglesia pueda errar en la canonización, es un pecado, o es una herejía, según San Buenaventura, Belarmino, y otros; o a lo menos cercano de la herejía, según Suárez, Azorio, Gotti, etc.; porque el Soberano Pontífice, según Santo Tomás, se guía de una manera especial por la influencia infalible del Espíritu Santo cuando canoniza a los santos[10].

Papa Benedicto XIV: “Si alguien se atreviera afirmar que el Pontífice ha errado en esta o aquella canonización, Nos decimos que aquel es, si no un hereje, por lo menos un temerario, un escandaloso para toda la Iglesia, un insultador de los santos, un favorecedor de los herejes que niegan la autoridad de la Iglesia en la canonización de los santos, saboreando la herejía por dar a los incrédulos ocasión de burlarse de los fieles. Ese tal afirma una opinión errónea y será objeto de sanciones muy graves”[11].

Debido a que muchos tienen un gran respeto por la FSSPX, ellos se han dejado llevar en la misma posición cismática. Todas estas falsas posiciones sobre la situación post-Vaticano II son el resultado de la falta de voluntad por parte de la FSSPX en ver la verdad de que la secta del Vaticano II es una falsa Iglesia de arriba a abajo, y que en realidad los “Papas” post-Vaticano II son unos antipapas inválidos.

Algunas declaraciones muy interesantes del arzobispo Lefebvre que expresan su opinión de que los “Papas” del Vaticano II no podrían ser Papas válidos

No importando qué tan ilógica es su actual posición – ni qué tan clara es la evidencia a favor de la posición sedevacante – la FSSPX sigue (incluso hasta en esta última etapa de la apostasía del Vaticano II) publicando libros y tratados que atacan la posición sedevacante. No se dan cuenta que el fundador de su Fraternidad, el arzobispo Lefebvre, hizo numerosas declaraciones que demuestran que él estaba al borde de la posición sedevacante en las décadas de 1970 y 1980. Estas citas deben ser conocidas por los miembros de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X.

Arzobispo Lefebvre, 4 de agosto de 1976: “El Concilio [Vaticano II] dio la espalda a la Tradición y rompió con la Iglesia del pasado. Es un concilio cismático (…) Si estamos seguros de que la fe enseñada por la Iglesia durante veinte siglos no puede contener ningún error, estamos aún menos seguros que el Papa sea verdaderamente Papa. La herejía, el cisma, la excomunión ipso facto, o la elección inválida son todas causas que pueden significar que el Papa nunca fue Papa, o que ya no es Papa (…) Porque, últimamente, desde el comienzo del pontificado de Pablo VI, la conciencia y la fe de todos los católicos se ha enfrentado con un grave problema. ¿Cómo es que el Papa, el sucesor de Pedro, que puede contar con la asistencia del Espíritu Santo, pueda oficiar la destrucción de la Iglesia – la destrucción más radical, rápida y divulgada de su historia – algo que ningún heresiarca jamás haya logrado?”[12]

Arzobispo Lefebvre, sermón, 29 de agosto de 1976: “El nuevo rito de la Misa es ilegítimo, los sacramentos son ilegítimos, los sacerdotes que salen de los seminarios son ilegítimos…”[13].

Arzobispo Lefebvre, reunión con Pablo VI, 11 de septiembre de 1976: “[El documento del Vaticano II sobre la libertad religiosa] contiene pasajes que son contradictorios, palabra por palabra, con lo que fue enseñado por Gregorio XVI y Pío IX[14].

Arzobispo Lefebvre, sermón, 22 de febrero de 1979: “En la medida en que se opone a la Tradición, rechazamos el Concilio [Vaticano II][15].

Arzobispo Lefebvre, sermón, Pascua de 1986: “Esta es la situación en la que nos encontramos. Yo no la he creado. ¡Moriría para que no ocurriera! Nos enfrentamos con a un dilema gravísimo que, creo yo, esto nunca ha existido en toda la historia de la Iglesia: que el que está sentado en la Sede de Pedro participe en cultos de falsos dioses. ¿Qué es lo que debemos concluir, quizá dentro de algunos meses, ante estos actos repetidos de comunicación con falsos cultos? No lo sé. Pero sí me lo pregunto. Será posible que esteremos obligados en creer que este Papa no es Papa. Porque me parece que en principio – ya que todavía no quiero decirlo solemne y públicamente –es imposible que un Papa sea pública y formalmente herético”[16].

Arzobispo Lefebvre, sermón, 27 de agosto de 1986: “El que ahora se sienta en el trono de Pedro se burla públicamente del primer artículo del Credo y del primer mandamiento del Decálogo [los diez Mandamientos]. El escándalo que se les da a los católicos no se puede medir. La Iglesia es sacudida hasta sus cimientos”[17].

Arzobispo Lefebvre, sermón, 28 de octubre de 1986: “Juan Pablo II ha instado a las falsas religiones que oren a sus falsos dioses: ello es una humillación sin precedente e intolerable para los que siguen siendo católicos…”[18].

Arzobispo Lefebvre, reunión con el “cardenal” Ratzinger, 14 de julio de 1987: “Si hay un cisma, eso es por lo que el Vaticano hizo en Asís (…) ser excomulgado por una Iglesia liberal, ecuménica y revolucionaria es para nosotros una cuestión indiferente[19].

Arzobispo Lefebvre, reunión con el “cardenal” Ratzinger, 14 de julio de 1987: “Roma ha perdido la fe. Roma está en apostasía[20].

Arzobispo Lefebvre, 29 agosto de 1987: “La Sede de Pedro y los puestos de autoridad en Roma [están] ocupados por anticristos, la destrucción del Reino de nuestro Señor se está llevando a cabo con rapidez (…) Esto es lo que ha hecho caer sobre nuestras cabezas la persecución de la Roma de los anticristos[21].

Arzobispo Lefebvre, declaración a la prensa antes de las consagraciones episcopales de 1988: “La Iglesia continúa en comunión con todas las falsas religiones y la herejía (…) en el horror (…) Para proteger el sacerdocio católico que perpetúe la Iglesia y no una Iglesia adúltera, tiene que haber obispos católicos”[22].

Arzobispo Lefebvre, hablando de los líderes de la secta del Vaticano II: “No podemos trabajar juntos con estos enemigos del reinado de nuestro Señor[23].

Arzobispo Lefebvre, hablando de los líderes de la secta del Vaticano II: “No podemos seguir a estas personas. Ellos están en la apostasía, ellos no creen en la divinidad de nuestro Señor Jesucristo, que debe reinar. ¿Qué sacamos con esperar? ¡Hagamos la consagración!”[24]

-Algunos otros puntos importantes con respecto a las posiciones de la FSSPX se encuentran en nuestro sitio web bajo los siguientes títulos; que se resumen brevemente a continuación -

El obispo Fellay de la FSSPX rechaza el dogma católico al enseñar que los hindúes se pueden salvar

Mons. Bernard Fellay, Conferencia en Denver, Colorado, 18 de febrero de 2006: “…Y la Iglesia siempre ha enseñado que hay personas que estarán en el cielo, que se encuentran en estado de gracia, que se han salvado sin conocer la Iglesia católica. Esto lo sabemos. No obstante, ¿cómo es posible si no puede haber salvación fuera de la Iglesia? Es absolutamente cierto que se salvarán por medio de la Iglesia católica, ya que estarán unidos a Cristo, al cuerpo místico de Cristo, que es la Iglesia católica. Sin embargo, ello será de una manera invisible, porque este vínculo visible es imposible para ellos. Consideren a un hindú en el Tíbet que no tiene conocimiento de la Iglesia católica. Él vive según su conciencia y las leyes de Dios que están puestas en su corazón. Él puede estar en el estado de gracia, y si muere en ese estado de gracia, se irá al cielo”. (The Angelus, “A Talk Heard Round the World” [Una conversación que se escuchó alrededor del mundo], edición inglesa, abril de 2006, p. 5.)

La FSSPX rechaza la “canonización” de José María Escrivá de Balaguer por Juan Pablo II, revelando en consecuencia su estado de cisma

P. Peter Scott, 1 de noviembre de 2002, del seminario de la Santa Cruz (Holy Cross Seminary) de la FSSPX en Australia: “Un ejemplo típico de esto fue la canonización vergonzosa y altamente cuestionable de Mons. José María Escrivá de Balaguer el pasado 6 de octubre. (…) Después de haber señalado que el proceso no fue canónico y fue deshonesto, ellos tuvieron que decir: ‘Ello (la canonización) ofenderá a Dios. Manchará la Iglesia para siempre. Le quitará a los santos su santidad especial. Pondrá en duda la credibilidad de todas las canonizaciones durante su papado. Pondrá a futuro en peligro la autoridad del Papado. (…) Su carta sin duda resultará ser profética, ya que en el momento se le acreditará que tuvo razón en su evaluación sobre Escrivá (…) Por todas que sean las razones que nos den, no podemos considerar esta ‘canonización’ como un pronunciamiento papal válido e infalible. Confiamos en que él está en el cielo, pero no podemos considerar como santo a este heraldo del Vaticano II…”. (SOUTHERN SENTINEL – no. 3 – noviembre de 2002)

Puesto que ellos reconocen que Juan Pablo II fue un Papa verdadero, rechazar su solemne “canonización” es claramente cismático.

¡El obispo Richard Williamson de la FSSPX dice que Juan Pablo II era un “hombre bueno” y dice que la religión de la FSSPX no es la misma que la que reconocen los “Papas” del Vaticano II!

“[Respuesta]. Mons. Williamson: Estaba un poco sorprendido, al principio, porque algunas personas habían dicho que no era realmente posible. Después de eso, por decir la pura verdad, no espero mucho de Roma, tal como está. Están muy penetrados en la “nueva religión” y la “nueva religión” es drásticamente muy diferente y lejana de la verdadera religión. Sin embargo, Roma es Roma, y sí creo que ahí están los Papas, y los cardenales, y ahí es donde se encuentra la estructura oficial de la Iglesia. Pero, me temo que, en la defensa de la fe, se tiene que esperar para que algún acontecimiento terrible haga temblar a Roma y/o sacar a los verdaderos cardenales fuera de Roma para empezar de nuevo en otro lugar. Me temo que Roma está muy bajo de las garras de los enemigos de Dios”[25].

El obispo Williamson, de la FSSPX, dice resueltamente que él no tiene la misma religión que la del “Papa” y de los “obispos” ¡que él reconoce ser la jerarquía católica! Esto resume la posición totalmente ridícula – y cismática – de la FSSPX, que es (por no tener una mejor descripción) tan obstinadamente inconstante que correctamente se podría calificar como un vómito teológico.

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi, # 22: “Así que, como en la verdadera congregación de los fieles existe un solo Cuerpo, un solo Espíritu, un solo Señor y un solo bautismo, así no puede haber sino una sola fe; y, por lo tanto, quien rehusare oír a la Iglesia, según el mandato del Señor, ha de ser tenido por gentil y publicano. Por lo cual, los que están separados entre sí por la fe o por la autoridad, no pueden vivir en este único Cuerpo, ni tampoco, por lo tanto, de este su único Espíritu”[26].

Mons. Tissier de Mallerais de la FSSPX rechaza el concepto de comunión eclesial y dice que Benedicto XVI ha enseñado herejías

“[Respuesta]. Mons. Tissier de Mallerais: “En primer lugar, no estoy familiarizado con este texto. Yo no sé de ello. No me interesa puesto que no sigo este tipo de noticias. Ese no es el problema aquí. El problema no es la “comunión”. Esa es la idea estúpida de obispos desde el Vaticano II – no es un problema de comunión, hay un problema con la profesión de fe. La “comunión” no es nada, ello es una invención del Segundo Concilio Vaticano. Lo esencial es que estas personas (los obispos) no tienen la fe católica. Para mí, la “comunión”, no tiene nada de significativo – ello es un eslogan de la nueva Iglesia. La definición de la nueva Iglesia es “comunión”, pero eso nunca fue la definición de la Iglesia católica. Sólo le puedo dar la definición de la Iglesia como se ha entendido tradicionalmente”.

“[Respuesta]. Mons. Tissier de Mallerais: Eso fue cuando él era un sacerdote. Cuando era un teólogo, él profesaba herejías, él publicó un libro lleno de herejías (…) Sí, seguro. Él tiene un libro titulado Introducción al Cristianismo de 1968. Es un libro lleno de herejías. Principalmente la negación del dogma de la Redención[27].

Papa León XIII, Satis cognitum, # 10, 29 de junio de 1896: “Por esto también, del mismo modo que la Iglesia, para ser una en su calidad de reunión de los fieles, requiere necesariamente la unidad de la fe, también para ser una en cuanto a su condición de sociedad divinamente constituida ha de tener de derecho divino la unidad de gobierno, que produce y comprende la unidad de comunión, que es necesaria de jure divino (por ley divina)”[28].

Tiene sentido que la FSSPX (o, por lo menos Mons. Tissier de Mallerais) no crea en el concepto de estar en comunión con todos dentro de la Iglesia. “Para mí, la ‘comunión’, no tiene nada de significativo”, dice el Mons. Tissier de Mallerais. Claro, todos podemos ver muy bien eso. Puesto que él no cree en ella, negarse estar en comunión con la jerarquía y con los miembros de lo que él dice ser la Iglesia católica es obvio que no va ser un problema de consciencia.

El libro de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X estadounidense titulado Las Preguntas Más Frecuentes sobre la FSSPX dice que los “Papas” del Vaticano II NO PUEDEN enseñar infaliblemente

Las Preguntas Más Frecuentes sobre la FSSPX, cuestión 7: ¿Pero qué no debemos estar siguiendo a Juan Pablo II?, pp. 38-40: “El Papa es infalible sobre todo en materia de fe y costumbres, y en segundo lugar en materia de disciplina (la legislación de la Iglesia universal, canonizaciones, etc.) en la medida en que éstas involucran la fe y costumbres (cf. Principio 4), y sólo cuando impone para todos los tiempos una enseñanza definitiva.

    “Ahora bien, ‘infalible’ significa inmutable e irreformable (Principio 6), pero, el sello distintivo de los Papas conciliares, como los modernistas, es un espíritu de evolución. ¿En qué medida quieren esas mentes irreformablemente definir o imponerlo de manera absoluta? Ellos no lo hacen y, de hecho, ‘no pueden…’ (Arzobispo Lefebvre, Econe, 12 de junio de 1984.) cf. cuestión 15, n. 3.) (Angelus Press, 1997)

La Fraternidad Sacerdotal de San Pío X no solo afirma aquí que Juan Pablo II no cumplió los requisitos para hablar infaliblemente; la FSSPX (al escribir durante el reinado de Juan Pablo II) declaró que él (el hombre al que ellos consideran ser el verdadero Papa) no puede hablar infaliblemente.

Para aquellos que por alguna razón no llegan a comprender el impacto de esta declaración de la FSSPX, permítanos resumirlo: la FSSPX señala correctamente que una enseñanza infalible de un Papa acerca de la fe o costumbres es irreformable, como así lo declaró el Vaticano I (Denz. 1839). Pero según la FSSPX, los “Papas” del Vaticano II son tan modernistas que creen en la evolución de la doctrina, es decir, no creen que pueda ser irreformable cosa alguna. ¡Por tanto, según la FSSPX, a pesar de que sean Papas válidos, los “Papas” post-conciliar NO PUEDEN enseñar infaliblemente! Esto constituye un rechazo del dogma de la infalibilidad papal.

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, cap. 4: “…el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra [de la cátedra de Pedro] - esto es, cuando cumpliendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, define por su suprema autoridad apostólica que una doctrina sobre la fe y costumbres debe ser sostenida por la Iglesia universal (…) goza de aquella infalibilidad de que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres (…) De esta manera si alguno, no lo permita Dios, tiene la temeridad de contradecir esta nuestra definición: sea anatema[29].

Por definición, un Papa es el obispo de Roma que posee jurisdicción suprema en la Iglesia y que PUEDE enseñar infaliblemente, siempre y cuando él cumpla las requeridas condiciones. ¡Si él es incapaz de hablar infaliblemente, él no es, por lo tanto, un Papa válido!

Todas estas posiciones cismáticas (p. ej., el rechazo por la FSSPX de las “canonizaciones” proclamados por su “Papa”) y todas estas perversiones del oficio papal son el resultado de que la FSSPX no quiere aceptar la verdad de la posición sedevacante (es decir, que los “Papas” del Vaticano II no son papas en absoluto, sino más bien unos antipapas).

Benedicto XVI le dijo personalmente a la FSSPX que deben aceptar el Vaticano II

En su conferencia en Denver del 2006 (publicada en un artículo de The Angelus), Mons. Fellay mencionó un punto muy importante; él admitió que, en su encuentro personal con el antipapa Benedicto XVI, éste le había dejado muy claro que la FSSPX debe aceptar el Vaticano II.

Monseñor Bernard Fellay, conferencia en Denver, 18 de febrero de 2006: “Entonces él [Benedicto XVI] fue al segundo nivel. Y dijo que el segundo nivel es aceptar el Concilio (…) El Papa lo indicó claramente en las palabras que utilizó durante la audiencia, porque para él, es imposible aceptar en la Iglesia – al menos, digamos, su forma moderna de mirar a la Iglesia –, a quien no acepta el Concilio. Fue muy claro. Cuando escuché estas palabras, y sobre todo lo que dijo después, para mí, la gran lucha que tendríamos bajo este pontificado sería la lucha sobre el Concilio”[30].

¿Cuántas veces será necesario probar esto? Los falsos tradicionalistas deben renunciar a su contradictoria posición, según la cual dicen que es aceptable rechazar el Vaticano II y aceptar los “Papas” del Vaticano II como legítimos. Ellos deben rechazar al Vaticano II y a los antipapas no católicos que lo aprueban.

Puntos importantes con respecto al reclamo de los partidarios de la FSSPX – y de aquellos que sostienen posiciones similares – de que ellos lo único que hacen es vivir una vida católica asistiendo a la FSSPX (o alguna capilla independiente de otro tipo) y que no se involucran con estos temas, como el sedevacantismo

A menudo escuchamos de personas, especialmente de los partidarios de la FSSPX, que ellos sólo son simples laicos que no pueden involucrarse en estos temas teológicos, como es la cuestión sedevacante. Ellos sólo van a Misa de la FSSPX, los apoyan y tratan de ser personas buenas y espirituales que viven la fe. Esta es la respuesta de muchos de los partidarios de la FSSPX cuando son enfrentados con argumentos sedevacantes.

Bueno, si este es el caso – si dicen que no tienen la autoridad de involucrarse en estas cuestiones y sólo son “simples laicos que solo van a Misa” y tratan de vivir la fe católica – entonces no tienen ningún derecho de asistir a la FSSPX ni a ninguna otra capilla independiente.

SI SÓLO USTED ES TAN SENCILLO COMO PARA “COMPRENDER ESTAS COSAS” Y NO INVOLUCRARSE CON ESTAS CUESTIONES – SI ESA ES SU POSICIÓN (DIOS NO LO QUIERA) – ENTONCES POR LÓGICA TENDRÍA QUE ACEPTAR SIMPLEMENTE SU IGLESIA LOCAL DEL NOVUS ORDO, ASISTIENDO A LA NUEVA MISA Y ACEPTANDO EL VATICANO II, CUYA RELIGIÓN ES LA RELIGIÓN APROBADA POR LOS “OBISPOS” LOCALES DEL NOVUS ORDO. Pero “no”, el supuesto “simple” laico que “sólo va a la FSSPX y trata de vivir una buena vida” y no meterse en “estas cuestiones” de repente empieza a involucrarse en estas cuestiones y se convierte en un “teólogo”. Él “sabe” que no puede aceptar la Nueva Misa ni a su religión local del Novus Ordo. Por lo que se condena él mismo por su propia lengua; refutando su propio argumento y mostrando su hipocresía por sólo “involucrarse” en lo que él quiere involucrarse.

Lo que hay en el fondo de todo esto es que si uno puede aceptar la Nueva Misa y la religión del Vaticano II y así puede salvar su alma, entonces no hay ninguna justificación en ir a una capilla independiente o de la FSSPX. En ese caso, ello sería apenas un asunto de preferencia. Pero si uno sostiene que la fe le obliga a rechazar la Nueva Misa y la religión del Vaticano II como algo que la causará la condenación (qué es lo cierto), entonces la iglesia local y la Nueva Misa (y las autoridades que la aplican) no pueden representar a la Iglesia católica. Esto nos lleva inevitablemente a la posición sedevacante, porque la santa Iglesia católica no nos puede llevar al infierno.

Esperemos que todo esto muestre una vez más que la única posición católica es, por supuesto, la posición sedevacante, y que todas las otras falsas posiciones son inconsistentes con la doctrina católica. Dado que la FSSPX promueve posiciones heréticas que son inconsistentes con la doctrina católica, ningún católico puede apoyarlos financieramente o recibir los sacramentos de ellos bajo pena de pecado mortal.

Papa Inocencio III, Cuarto Concilio de Letrán, 1215: “Por otra parte, Nos determinamos que serán sometidos bajo excomunión aquellos creyentes que reciban, defiendan o ayuden a los herejes[31].

Concilio de Cartago: “Uno no debe rezar ni cantar salmos con los herejes, y quien se comunique con aquellos que han sido cortados de la comunión de la Iglesia, ya sea clero o laico: que sea excomulgado.”

Breves reflexiones sobre la posibilidad de una plena reunión de la FSSPX con la Nueva Iglesia

Al momento en que este libro [edición inglesa: La Verdad de lo que Realmente Ocurrió a la Iglesia Católica Después del Vaticano II] se está finalizando (2007), hay algunos que dicen que la FSSPX entrará en plena comunión con la secta del Vaticano II, a cambio de que el antipapa Benedicto XVI dé un permiso amplio para la Misa en latín y un posible levantamiento de las excomuniones contra su fraternidad. Si esto ocurre, esto representará una venta completa de la FSSPX a la falsa Iglesia. Benedicto XVI, siendo guiado por el diablo, está consciente de que, en este punto, la apostasía de la secta del Vaticano II está tan sólida, y que casi todos los sacerdotes son inválidos puesto que fueron ordenados en los nuevos ritos de Pablo VI , es que ahora él puede darse el lujo de hacer concesiones con grupos de mentalidad tradicionalista con el fin de atraerlos nuevamente a la falsa Iglesia en la cual rechazaran por completo a Cristo por aceptar plenamente la nueva religión y por aceptar cosas tales como la “canonización” del apóstata Juan Pablo II.

Si Benedicto XVI hace un acuerdo de este tipo con la FSSPX, no se dejen engañar; ello será un movimiento táctico del diablo para tratar de engañar a los tradicionalistas en esta última etapa de la Gran Apostasía. Si esto ocurre, creemos que ello dará lugar un quiebre de la FSSPX en facciones pro y contra de la plena reunificación con la falsa Iglesia.

En Contra de los Herejes y Rezar en Comunión con los Herejes

Se les prohíbe explícitamente a los católicos rezar a sabiendas en comunión con herejes notorios o recibir los sacramentos de ellos como dejan claro el Papa León X y los siguientes concilios dogmáticos. Estas citas, claro está, también condenan el ecumenismo falto de la secta del Vaticano II, así como sus reuniones falsas para rezar con las religiones falsas del mundo:

Papa León X, Quinto Concilio Laterno, Sesión 8, ex cátedra: “Y ya que la verdad no puede contradecir a la verdad, definimos que cada declaración que sea contraria a la verdad iluminada de la fe es totalmente falsa y prohibimos estrictamente que se permita enseñar contrariamente. Decretamos que todos que se aferran a las declaraciones erróneas de esta clase, sembrando y cosechando así herejías que están totalmente condenadas, deberán ser evitados de todas formas y castigados como herejes e infieles detestables y odiosos que socavan la fe católica.”

El Papa simplemente dijo infaliblemente que deberán evitarse de cualquier forma todos los herejes. Nótese que uno solo puede saber si alguien es hereje si usted mismo ha obtenido este conocimiento de la persona en cuestión. Así, si usted sabe que su sacerdote es hereje, está obligado a evitarlo de cualquier manera que sea y no puede acercarse o abordarlo para recibir los sacramentos. Continuando:

III Concilio de Constantinopla, 680-681: “Si cualquier eclesiástico o laico entra en una sinagoga de los judíos o a las casas de reunión de los herejes para unirse en oración con ellos, que sean depuestos y privados de la comunión [excomunión]. Si cualquier obispo o sacerdote o diácono se une en oración con los herejes, que sea suspendido de la comunión [excomulgado].”

El Tercer Concilio de Constantinopla simplemente definió infaliblemente que cualquier persona que reza en comunión con los herejes ha de ser excomulgada y se le debe rechazar la comunión por rezar con otros herejes. Ahora, veamos otras citas:

Concilio de Laodicea, Siglo IV, (#Canon 6): “Nadie rezará en común con los herejes y cismáticos... No se le permite a los herejes entrar en la casa de Dios mientras ellos continúen en herejía.”

Concilio de Cartago: “Uno no debe rezar ni cantar salmos con los herejes, y quien se comunique con aquellos que han sido cortados de la comunión de la Iglesia, ya sea clero o laico: que sea excomulgado.”

Papa Pío IX, 16 de septiembre, 1864, carta al Episcopado Inglés (CH 254): “Que los cristianos y eclesiásticos deben de rezar por la unidad cristiana bajo la dirección de los herejes y, lo que es peor, de acuerdo a una intención que está radicalmente impregnada y viciada con herejía, ¡es absolutamente imposible de tolerar!

Papa León XIII, Satis Cognitum (#9), 29 de junio, 1896: “La práctica de la Iglesia siempre ha sido la misma, tal como lo muestran las enseñanzas unánimes de los Padres, quienes estaban acostumbrados a considerar como fuera de la comunión Católica y foráneos a la Iglesia a quien quiera que se aparte hasta en el más mínimo grado de cualquier punto de la doctrina propuesto por su Magisterio autoritario.”

El Código de la Ley Canónica de 1917, Canon 823: “La Misa no puede celebrarse en iglesias de herejes o cismáticos, aunque en el pasado hayan sido adecuadamente consagradas o bendecidas.

Papa Pío XI, Mortalium animos (#10): “De tal manera, Venerable Hermano, está claro el por qué esta Sede Apostólica nunca ha permitido que sus sujetos tomen parte en las asambleas de los no-católicos: porque la unión de los cristianos puede promoverse únicamente fomentando el regreso a la única Iglesia verdadera de Cristo de aquellos que se han separado de ella, porque en el pasado infelizmente la habían dejado. A la única Iglesia verdadera de Cristo, decimos, la cual es visible para todos, y la cual ha de permanecer, de acuerdo a la voluntad de su Autor, exactamente igual a como Él la instituyó.

Entonces, que las personas declaren (a pesar de todas las citas anteriores que dicen lo contrario) que una asamblea presidida por herejes o una asamblea que reza en comunión con otros herejes, sea de alguna manerala Iglesia de Dios o la Iglesia de los católicos, es simplemente negar la verdad infalible de Dios.

Ninguna Comunión con los Herejes

También es de ley divina y no solamente una ley disciplinaria que los Católicos solo pueden estar en comunión con otros Católicos y que nunca pueden adorar con personas que sean herejes, cismáticos o infieles. Entrar a sabiendas en una casa religiosa que es hereje o cismática es, claro está, profesar abiertamente una unidad religiosa de tal manera que es completamente inaceptable. El escándalo que esto provoca ante los ojos de los verdaderos Católicos es fácil de comprender. Porque cada persona que lo ve a usted entrar en una “iglesia” en donde el padre es un hereje o cismático asumirá que usted está de acuerdo con esta herejía o cisma. La unidad de la fe que debe de existir entre las personas que se llaman Católicos y que adoran a Dios es una constante que nunca puede cambiarse, de acuerdo a la enseñanza Católica. Esto se llama ley divina. Sin la unidad de la fe solamente hay tinieblas y fuego eterno, tal como lo deja claro el Papa León XIII y las siguientes citas:

Papa León XIII, Satis Cognitum (#10), 29 de junio, 1896: “Por esta razón, así como la unidad de la fe es una necesidad requerida para la unidad de la Iglesia, en vista que es el cuerpo de los fieles, así también para esta unidad, puesto que la Iglesia es una sociedad constituida divinamente, la unidad de gobierno, que afecta e involucra la unidad de comunión, es necesaria jure divino (por ley divina).”

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi (#22): “Así, por lo tanto, en la verdadera comunidad cristiana hay un único Cuerpo, un Espíritu, un Señor y un Bautismo, así también sólo puede haber una fe. Y, por lo tanto, si un hombre rechaza escuchar a la Iglesia que sea considerado – y así lo manda el Señor – como un gentil y publicano. Sigue que aquellos que están divididos por la fe o el gobierno no puede vivir en la unidad de dicho Cuerpo, ni pueden ellos vivir la vida de su único Espíritu Divino.”

Papa San Clemente I, Siglo I: “Si cualquier hombre es amigable con aquellos con quienes el Pontífice Romano no está en comunión, está en complicidad con aquellos que desean destruir la Iglesia de Dios: y, a pesar que puede parecer estar con nosotros en cuerpo, está en contra de nosotros en mente y espíritu, y es un enemigo mucho más peligroso que aquellos que están fuera y que son nuestros adversarios declarados.”

III Concilio de Constantinopla, 680-681: Si cualquier eclesiástico o laico entra en la sinagoga de los judíos o en las casas de reunión de los herejes para unirse en oración con ellos, que sean despojados y privados de la comunión. Si cualquier obispo o sacerdote o diácono se une en oración con los herejes, que sea suspendido de la comunión.

Papa Pío IX, Etsi Multa, #26, 21 de noviembre, 1873: “Por lo tanto, por autoridad de Dios Todopoderoso, excomulgamos y consideramos un anatema al mismo Joseph Humbert y a todos aquellos que intentan escogerlo a él y a quienes ayudaron en su consagración sacrílega. Adicionalmente, excomulgamos a quien quiera que se haya adherido a ellos y que perteneciendo a su partido haya proporcionado ayuda, favor, auxilio o consentimiento. Declaramos, proclamamos y ordenamos que sean separados de la comunión de la Iglesia. Ellos han de ser considerados entre aquellos con quienes todos los fieles cristianos tienen prohibido, por el Apóstol [2 Juan 10-11], asociarse y tener intercambio social a tal punto que, tal como lo declara simplemente, ni siquiera pueden ser saludados.

La cita anterior es muy pertinente a nuestra situación de hoy, en tanto que muchos sacerdotes y adherentes de aquellos sacerdotes caerían bajo esta misma condena. Primero, aprendamos un poco de historia sobre la condena anterior de Joseph Humbert y todos sus adherentes: “Un sorprendente número grande de sacerdotes y laicos alemanes rechazó las enseñanzas solemnes del Primer Concilio Vaticano sobre el papado. En septiembre de 1870, casi 1,400 alemanes que se llamaban ‘Católicos Viejos’ firmaron una declaración por la cual renunciaban a las enseñanzas conciliares. En septiembre de 1871, 300 delegados se reunieron en Münich para organizar una nueva iglesia. No pudiendo encontrar a un obispo católico que renunciase al dogma Católico y se les uniera, los Católicos Viejos recurrieron al Obispo Jansenista Heykamp de Devetner en los Países Bajos, de la cismática Pequeña Iglesia de Utrecht. Él ordenó al Padre Joseph Humbert Reinkens como obispo en agosto de 1873.”

Papa Pío IX, Graves ac diuturnae (#1-4), 23 de marzo, 1875: “... los nuevos herejes que se llaman a sí mismos los ‘Católicos Viejos’... estos cismáticos y herejes... su secta malvada... estos hijos de las tinieblas... su facción malvada... esta secta deplorable... Esta secta derroca las bases de la religión Católica, rechaza vergonzosamente las definiciones dogmáticas del Concilio Vaticano Ecuménico, y se dedica de tantas maneras a la ruina de las almas. Hemos decretado y declarado en Nuestra Carta del 21 de noviembre de 1873, que aquellos hombres desafortunados que pertenecen, se adhieren y respaldan a esa secta deberán ser considerados cismáticos y estar separados de la comunión con la Iglesia.”

Acá, el Papa Pío IX da una confirmación explícita que las personas deben de considerar como herejes o cismáticos a aquellos que están fuera de la Iglesia y que no hay necesidad de una declaración adicional para decidir esto. Pero, ¿quién puede negar el hecho que el Vaticano II es también una “nueva iglesia”, y que todos los obispos y sacerdotes ordenados válidamente que quedan en esta “nueva iglesia” también caerían bajo la misma condena de Joseph Humbert? Por lo tanto, sin duda alguna, uno no puede abordar a ninguno de los sacerdotes Novus Ordo válidamente ordenados para recibir los sacramentos de la Confesión o la Eucaristía, tal como lo enseñan los herejes y cismáticos.

Otro hecho impresionante es que la mayoría de todos los sacerdotes válidamente ordenados que quedan en todo el mundo (tanto sacerdotes “Católicos” tradicionales como los sacerdotes Novus Ordo, por igual) también rechazan el Vaticano I y la infalibilidad papal, negando obstinadamente el dogma Católico infalible. Los “Católicos” viejos fueron excomulgados por esta misma razón y uno ni siquiera los podía saludar y cualquiera que se adhiriera a ellos (por ejemplo, recibir los sacramentos de ellos) tenía que ser excomulgado como ellos.

Hemos decretado y declarado en Nuestra Carta del 21 de noviembre de 1873, que aquellos hombres desafortunados que pertenecen, se adhieren y respaldan a esa secta deberán ser considerados cismáticos y estar separados de la comunión con la Iglesia.” (Papa Pío IX, Graves ac diuturnae (# 1-4), 23 de marzo, de 1875)

Por lo tanto, sin duda alguna, no se puede abordar a ninguno de los sacerdotes “Católicos” tradicionales válidamente ordenados que quedan en el mundo para recibir lícitamente los sacramentos, si obstinadamente niegan o rechazan un solo dogma Católico o sostienen una sola única herejía, tal como lo deja claro el Papa León XIII:

Papa León III, Satis Cognitum (#9): Nadie que simplemente no cree en todo puede, por esa razón, considerarse un Católico ni llamarse como tal. Porque pueden haber o surgir otras herejías, que no están estipuladas en este nuestro trabajo, y si alguien sostiene una sola herejía no es un Católico.”

Leer más:

Leer más:

Notas de la Sección 40:

[1] Mons. Tissier de Mallerais, The Biography of Marcel Lefebvre [La Biografía de Marcel Lefebvre], edición inglesa, Kansas City, MO: Angelus Press, 2004.

[2] Mons. Tissier de Mallerais, The Biography of Marcel Lefebvre, edición inglesa, p. 526.

[3] The Papal Encyclicals [Las Encíclicas Papales], edición inglesa, de Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, vol. 1 (1740-1878), p. 229.

[4] The Angelus [El Ángelus], edición inglesa, Angelus Press, mayo de 2000, p. 21.

[5] Jurgens, The Faith of the Early Fathers [La Fe de los Padres Primitivos], edición inglesa, Collegeville, MN: The Liturgical Press, 1970, vol. 1:50.

[6] Jurgens, The Faith of the Early Fathers, edición inglesa, vol. 2:137a.

[7] The Papal Encyclicals, edición inglesa, vol. 3 (1903-1939), p. 317.

[8] The Papal Encyclicals, edición inglesa, vol. 3 (1903-1939), p. 275.

[9] Denzinger, The Sources of Catholic Dogma [El Magisterio de la Iglesia], B. Herder Book Co. trigésima edición inglesa, 1957, no. 1836.

[10] San Alfonso Ligorio, The Great Means of Salavation and Perfection [El Gran Medio de la Salvación y Perfección], edición inglesa, 1759, p. 23.

[11] Citado por Tanquerey, “Synopsis Theologiae Dogmaticae Fundamentalis”, (Paris, Tournai, Rome: Desclee, 1937), nueva edición [inglesa] ed. Por J.B. Bord, vol. I. p. 624, nota 2.

[12] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 487.

[13] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 489.

[14] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 492.

[15] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 501.

[16] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 536.

[17] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, pp. 537, 623.

[18] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 537.

[19] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 547.

[20] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 548.

[21] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, pp. 549, 625.

[22] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 561.

[23] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 548.

[24] Mons. Tissier de Mallerais, edición inglesa, p. 549.

[25] Entrevista con The Remnant [El Remanente], revista inglesa del 15 de mayo de 2005.

[26] The Papal Encyclicals, edición inglesa, vol. 4 (1939-1958), p. 41.

[27] Entrevista con The Remnant, Forest Lake, MN.

[28] The Papal Encyclicals, edición inglesa, vol. 2 (1878-1903), p. 396.

[29] Denzinger 1839.

[30] The Angelus, “A Talk Heard Round the World” [Una conversación que se escuchó alrededor del mundo], edición inglesa, abril de 2006, p. 15.

[31] Decrees of the Ecumenical Councils [Decretos de los Concilios Ecuménicos], edición inglesa, Sheed & Ward y Georgetown University Press, 1990, vol. 1, p. 234.



42a. La Planificación Familiar Natural es un contraconceptivo pecaminoso

Parte I.

¿Qué es la Planificación Familiar Natural?

La Planificación Familiar Natural (PFN) es la práctica de restringir deliberadamente el acto matrimonial exclusivamente a los momentos en que la esposa es infecunda para evitar la concepción de un niño. La PFN se utiliza por las mismas razones que otros utilizan los anticonceptivos artificiales: evitar deliberadamente la concepción mientras se realiza el acto conyugal.

¿Por qué es mala la PFN?

La PFN es mala porque es una regulación de la natalidad; va en contra de la concepción. Quienes lo utilizan se niegan a tener los hijos que Dios tiene planeado enviarles. En su propósito, no es diferente del contraconceptivo artificial, y, por lo tanto, es moralmente malvado, al igual que la anticoncepción artificial.

La enseñanza del magisterio católico papal

El Papa Pío XI habló desde la Cátedra de Pedro en su encíclica de 1931 Casti connubii acerca del matrimonio cristiano. Su enseñanza nos muestra que todas las formas que eviten la natalidad son malas. Citamos un largo fragmento de su encíclica que resume bien este asunto.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 53-56, 31 de diciembre de 1930: “Viniendo ahora a tratar, Venerables Hermanos, de cada uno de los aspectos que se oponen a los bienes del matrimonio, hemos de hablar, en primer lugar, de la prole [los hijos, descendencia, etc.], la cual muchos se atreven a llamar pesada carga del matrimonio, por lo que los cónyuges han de evitarla con toda diligencia, y ello, no ciertamente por medio de una honesta continencia (permitida también en el matrimonio, supuesto el consentimiento de ambos esposos), sino viciando el acto conyugal. Criminal licencia ésta, que algunos se arrogan tan sólo porque, aborreciendo la prole, no pretenden sino satisfacer su voluptuosidad, pero sin ninguna carga; otros, en cambio, alegan como excusa propia el que no pueden, en modo alguno, admitir más hijos a causa de sus propias necesidades, de las de la madre o de las económicas de la familia.

Ningún motivo, sin embargo, aun cuando sea gravísimo, puede hacer que lo que va intrínsecamente contra la naturaleza sea honesto y conforme a la misma naturaleza; y estando destinado el acto conyugal, por su misma naturaleza, a la generación de los hijos, los que en el ejercicio del mismo lo destituyen adrede de su naturaleza y virtud, obran contra la naturaleza y cometen una acción torpe e intrínsecamente deshonesta.

“Por lo cual no es de admirar que las mismas Sagradas Letras atestigüen con cuánto aborrecimiento la Divina Majestad ha perseguido este nefasto delito, castigándolo a veces con la pena de muerte, como recuerda San Agustín: ‘Porque ilícita e impúdicamente yace, aun con su legítima mujer, el que evita la concepción de la prole’. Que es lo que hizo Onán, hijo de Judas, por lo cual Dios le quitó la vida (Génesis 38, 8-10).

“Habiéndose, pues, algunos manifiestamente separado de la doctrina cristiana, enseñada desde el principio y transmitida en todo tiempo sin interrupción, y habiendo pretendido públicamente proclamar otra doctrina, la Iglesia católica, a quien el mismo Dios ha confiado la enseñanza y defensa de la integridad y honestidad de costumbres, colocada, en medio de esta ruina moral, para conservar inmune de tan ignominiosa mancha la castidad de la unión nupcial, en señal de su divina legación, eleva solemne su voz por Nuestros labios y una vez más promulga que cualquier uso del matrimonio, en el que maliciosamente quede el acto destituido de su propia y natural virtud procreativa, va contra la ley de Dios y contra la ley natural, y los que tal cometen, se hacen culpables de un grave pecado2.

Vemos que el Papa Pío XI condena como pecado mortal toda forma de anticoncepción porque ello frustra el acto conyugal. ¿Esto condena la PFN? Claro que sí, pero los defensores de la Planificación Familiar Natural dicen que “no”. Ellos argumentan que al utilizar la Planificación Familiar Natural para evitar la concepción no se está frustrando adrede el acto matrimonial o no se lo está privando deliberadamente de su propia y natural virtud procreativa, como se hace con los anticonceptivos artificiales. Ellos argumentan que la PFN es “natural”.

El sentido común debe hacerles entender a quienes consideran profundamente este tema, que estos argumentos son engañosos puesto que la PFN tiene como propósito evitar la concepción. Sin embargo, el intento de justificar la PFN – decir que no interfiere con el acto conyugal en sí y que, por lo tanto, es lícito – debe ser refutado específicamente. Esto se refuta específicamente viendo cuidadosamente la enseñanza de la Iglesia católica acerca del fin primario del matrimonio (y el fin primario del acto conyugal), que condena la PFN.

El dogma católico nos enseña que el fin primario del matrimonio (y del acto conyugal) es la procreación y educación de la prole.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 17, 31 de diciembre de 1930: “El fin primario del matrimonio es la procreación y educación de la prole3.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 54, 31 de diciembre de 1930: “ … estando destinado el acto conyugal, por su misma naturaleza, a la genera ción de los hijos, los que en el ejercicio del mismo lo destituyen adrede de su naturaleza y virtud, obran contra la naturaleza y cometen una acción torpe e intrínsecamente deshonesta”4.

Además de este fin primario, también hay fines secundarios del matrimonio, como el auxilio mutuo, el fomento del amor recíproco y la sedación de la concupiscencia. Sin embargo, estos fines secundarios deben permanecer siempre subordinados al fin primario del matrimonio (la procreación y la educación de la prole). Este es un punto clave que se debe considerar en una discusión sobre la PFN.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 59, 31 de diciembre de 1930: “Hay, pues, tanto en el mismo matrimonio como en el uso del derecho matrimonial, fines secundarios ― verbigracia [por ejemplo], el auxilio mutuo, el fomento del amor recíproco y la sedación de la concupiscencia―, cuya consecución en manera alguna está vedada a los esposos, SIEMPRE QUE QUEDE a salvo la naturaleza intrínseca del acto y, por ende, SU SUBORDINACIÓN AL FIN PRIMARIO5.

Por lo tanto, si bien la PFN no interfiere directamente con el acto conyugal en sí, como afirman sus defensores, eso no hace la diferencia. La PFN es mala porque su práctica subordina el fin (o propósito) primario del matrimonio y el acto conyugal (que es la procreación y la educación de la prole) a los fines secundarios.

La PFN hace que quede subordinado el fin primario del matrimonio a otras cosas por intentar deliberadamente evitar la prole (es decir, evitar el fin primario) al tiempo que se tienen relaciones matrimoniales. La PFN, por lo tanto, invierte el orden querido por Dios. Se hace precisamente lo que el Papa Pío XI solemnemente enseñó que no es lícito hacer. Y este punto refuta todos los argumentos esgrimidos por quienes defienden la PFN, porque todos sus argumentos se enfocan en el acto conyugal en sí, mientras ignoran el hecho que no hay ninguna diferencia si una pareja no interfiere con el acto mismo si ellos subordinan o frustran el FIN primario del matrimonio.

En resumen: la única diferencia entre la anticoncepción artificial y la PFN es que la anticoncepción artificial frustra el poder del acto conyugal en sí, mientras que la PFN frustra su fin primario (haciendo que quede subordinada la procreación de la prole a otras cosas).

La palabra de Dios

No es un tema complicado entender que es malo usar la Planificación Familiar Natural para evitar el embarazo. Está escrito en el corazón del hombre que dicha actividad es mala.

Génesis 30, 1-2: “Pero Raquel, viéndose estéril, tenía envidia de su hermana, y así dijo a Jacob: Dame hijos, de otra manera yo me muero. A la cual Jacob enojado respondió: ¿Por ventura estoy yo en lugar de Dios, que te ha privado de la fecundidad?”.

Todos sabemos que Dios es el único que da la fecundidad, el único que da y quita la vida.

Génesis 30, 22: “Asimismo acordándose el Señor de Raquel, oyó sus ruegos, y la hizo fecunda”.

1 Reyes 2, 6: “Porque el Señor es el que da la muerte y da la vida; el que conduce al sepulcro y libra de él”.

Entonces, ¿por qué una mujer que desea cumplir la voluntad de Dios hace un esfuerzo sistemático por evitar que Dios le envié una nueva vida? ¿Qué pretexto podrá tener dicha persona yendo más allá al calcular cómo tener relaciones conyugales sin embarazarse con un hijo que Dios le iba enviar? ¿Por qué una mujer (o un hombre), que cree que Dios da la fecundidad, intentaría evitar que Él fecunde haciendo un meticuloso y organizado esfuerzo, el cual involucra tablas de gráficos, ciclos, y termómetros? La respuesta es que aquellos que se involucran en una actividad como la PFN se oponen a Dios (lo cual es la esencia del pecado) y se niegan a abrirse a su voluntad.

Cuando los esposos hacen todo lo posible para evitar la prole, evitando deliberadamente los momentos fértiles y restringiendo el acto matrimonial exclusivamente a los tiempos infecundos, ellos están cometiendo un pecado contra la ley natural – están pecando contra el Dios que ellos saben es quien manda la vida. La PFN es, por lo tanto, un pecado contra la ley natural ya que Dios es el autor de la vida y la PFN frustra sus designios.

Las personas saben que la PFN es un pecado

A continuación presentamos unos testimonios muy interesantes de personas que, o utilizaron la PFN o se les enseñó la PFN. Sus comentarios fueron tomados de la sección “Cartas al editor” de una publicación que llevaba un artículo acerca de la PFN6. (Sus nombres aparecen en las cartas originales). Estas cartas demuestran que la mujer que usa la PFN (como también los hombres que la toleran o cooperan en ella) está convencida que es pecaminoso por la ley natural que está escrita en su corazón. Quienes usan la PFN saben que están frustrando la voluntad de Dios y practicando la anticoncepción.

“Estimado editor… Yo era una divorciada pagana sin religión antes de conocer a mi esposo quien, en aquel entonces, era un católico muy poco practicante. Yo me hice católica en 1993 y nos casamos en 1994. Yo no tenía idea que en aquel tiempo se les permitía a los católicos hacer alguna cosa para evitar la prole. Yo nunca había oído hablar de la PFN hasta que el sacerdote con quien nos reunimos por seis meses antes de nuestro matrimonio, me dio un paquete de papeles y básicamente me dijo ‘tenga, usted querrá aprender esto’. Cuando llegue a casa, brevemente ojeé los papeles. Vi los calendarios, calcomanías, y gráficos. Para ser honesta, me pareció totalmente alucinante que las personas hicieran todo esfuerzo para tener relaciones íntimas sin consecuencias. ¡También fue impactante para mí que esto lo promovieran incluso antes que tomara mis votos en el día de mi boda! El paquete lo tire a la basura y nunca volví a verlo. Estoy agradecida que nunca aprendí la PFN (…) Me pregunto ¿cuál de mis hijos no estaría aquí si hubiese decidido quedarme con esos papeles y hubiera aprendido la PFN?”.

“Estimado editor… Soy madre de siete hijos y puedo compartir mis propias experiencias. La PFN no ayudó en mi matrimonio. Luché con reconciliarme a mí misma con el hecho que las Escrituras declaran que el marido y la mujer deben ser sumisos y no separarse salvo en la oración. Está vamos evitando el embarazo ( …) simple y llanamente. No puede haber nada espiritual en decirle al esposo que no puedes participar en el abrazo conyugal, por temor a que un niño sea concebido. El diccionario de Webster define la anticoncepción como: ‘prevención deliberada de la concepción o fecundación’. Registrar y revisar sistemáticamente cuáles son los días fértiles es evitar deliberadamente la concepción. Yo conozco a amigas que la usan. He hablado con ellas de manera muy personal. Ellas no quieren más hijos. Ellas están usando la PFN como un control de la natalidad, puesto que eso es lo que es. Y una amiga lo ha estado usando por 11 años y ‘no ha tenido ningún accidente’. (…) Puedo expresar que San Agustín tenía toda la razón cuando escribió en Las costumbres de los maniqueos: ‘El matrimonio, como proclaman las mismas tablas del matrimonio, une al varón y la mujer para la procreación de la prole. El que dice que procrear hijos es un pecado peor que la copulación, con ello prohíbe el propósito del matrimonio; y hace que la mujer no sea más una esposa, sino una ramera que se une con el marido para satisfacer su lujuria cuando recibe ciertos obsequios de él. Si hay esposa, hay matrimonio. Pero no hay matrimonio donde se evita la maternidad, puesto que entonces no habría esposa’. (…) Mi comentario favorito fue hecho recientemente por otro autor donde comparó la PFN a un cultivador que planta su maíz en pleno invierno como para evitar una cosecha fructífera”.

“Estimado editor… Permítame simplificar el debate de la PFN: si vuestra intención es evitar la prole en realidad no importa que método utilicéis. Ya cometisteis el pecado. Sin embargo, si utilizáis el anticonceptivo como vuestro método preferible, añadís un segundo pecado al primero. En cuanto a la tan repetida mantra de ‘graves motivos’, permítaseme decir lo siguiente: nombradme uno. Miraos bien dentro de vuestro corazón y nombradme uno que sea pero verdaderamente grave (…) Nosotros hicimos la PFN por algún tiempo (…) y he sentido una repugnancia desde entonces. Durante ese tiempo podríamos haber tenido al menos dos hijos más”.

“Al editor: La PFN es una de las infiltraciones principales de la secta del sexo new- age dentro de la Iglesia, junto con la educación sexual y la inmodestia en el vestir (…) A medida que los católicos modernos han sido condicionados a abrazar al mismo tiempo ideas contradictorias a la vez que las defienden como consonantes, se han dejado engañar fácilmente por la noción de que la PFN, como se practica comúnmente, es, de alguna manera, diferente del control de la natalidad. No tengo formación en teología moral, no obstante, yo sé incluso que el objetivo de una acción es lo que determina su substancia. Cuando una pareja se une en relaciones deliberadamente estériles, se conoce como un anticonceptivo, así de claro y simple”.

La Planificación Familiar y la PFN son de la misma tela

¿Habéis notado las similitudes entre el Planificación Familiar – el mayor proveedor de abortos del mundo – y la Plantificación Familiar Natural? Los anticonceptivos artificiales y abortivos se encuentran en las tiendas marcados como “Planificación Familiar”. Al igual que los abortistas, los planeadores de familia consideran a la prole como algo indeseable, al menos temporalmente; mientras que los verdaderos fieles siempre los han considerado como una bendición innegable de Dios mismo, planeado por su providencia desde toda la eternidad. “Don del Señor son los hijos; es merced (suya) el fruto del vientre. (…) ¡Dichoso el que llenó de ellos su aljaba! No serán confundidos…” (Salmo 126, 3,5).

En las publicaciones que promueven la PFN, el periodo fértil de la esposa a veces es clasificado como “no seguro” y “peligroso”, ¡como si el engendrar nueva vida fuere considerado una seria violaci ón a la seguridad nacional y el pequeño infante fuese un traicionero criminal! Esto es realmente abominable.

¿Podría ser más claro que aquellos que se suscriben a este tipo de comportamiento y a este método excluyen de sí a Dios y a la prole, reemplazándolos con su propia agenda egoísta?

Tobías 6, 17: “Los que abrazan con tal disposición el matrimonio, que apartan de sí y de su mente a Dios, entregándose a su pasión, como el caballo y el mulo que no tienen entendimiento; ésos son sobre quienes tiene poder el demonio. Mas tú, cuando la hubieres tomado por esposa, entrando en el aposento, no llegarás a ella en tres días, y no te ocuparás en otra cosa sino en hacer oración en compañía de ella. (…) Pasada la tercera noche, te juntarás con la doncella, en el temor del Señor, llevado más bien del deseo de tener hijos, que de la concupiscencia…”.

La palabra matrimonio significa “el oficio de la maternidad”. Aquellos que participan en la PFN evitan el matrimonio (el oficio de la maternidad) y excluyen a Dios de sí mismos.

San Cesáreo de Arlés: “Cada vez que él se une a su esposa sin un deseo de tener hijos (…) sin lugar a dudas que comete pecado”7.

De los errores condenados por el Papa Inocencio XI: “9. El acto del matrimonio, practicado por el solo placer, carece absolutamente de toda culpa y de defecto venial” – Condenado8.

La PFN tiene eternas e infinitas consecuencias

Los siguientes hechos quizás sean los más incriminatorios para la práctica de la “Planificación Familiar Natural”.

Si los planificadores de la familiar se salieran con la suya, nunca hubiéremos tenido a una Santa Bernadette de Lourdes, quien nació en una cárcel; ni hubiésemos tenido a Santa Teresita de Lisieux, quien nació de una madre enferma que había perdido tres hijos seguidos; ni al gran San Ignacio de Loyola, el decimotercer hijo9; y ciertamente nunca hubiere existido Santa Catalina de Siena, ¡que fue la hija vigésima-cuarto de una familia de veinticinco hijos10!

Se podrían multiplicar las páginas de ejemplos de santos que fueron el último o el segundo al penúltimo de muchísimos hijos. Santa Catalina de Siena y el resto de los santos que habrían sido eliminados de la existencia por la PFN se levantarán en el juicio contra la generación de la PFN. Quienes practican la Planificación Familiar Natural no habrían dudado en decirle a la madre de Santa Catalina que no había motivo alguno de tener cinco hijos (¡mucho menos veinticinco!), y que ella estaba perdiendo su tiempo padeciendo todos esos embarazos.

Sólo en la eternidad sabremos a cuántas almas inmortales se les negó la oportunidad de ir al cielo por causa de este comportamiento egoísta. La única cosa que pueda frustrar la voluntad del Dios Todopoderoso es la voluntad de sus creaturas insignificantes; porque Él no va forzar a nadie a engendrar hijos, puesto que Él no violará el libre albedrío de nadie. La PFN es un crimen de proporciones incalculables. (Sólo considere un segundo pensamiento: ¿qué tal si vuestra madre hubiese decidido no haberlo(a) tenido a usted?).

Si los planificadores de la familia hicieran las cosas a su modo, las apariciones de Nuestra Señora de Fátima nunca hubieran ocurrido, puesto que Ella se les apareció a Lucía (la última de siete hijos), a Francisco (el octavo de nueve hijos) y Jacinta (la última de nueve hijos). Los planificadores de la familia, que por su egoísmo frustran la voluntad de Dios, habrían eliminado de la historia de la humanidad todo el mensaje de Fátima, así como el increíble milagro del sol, y las vidas extraordinarias de estos tres niños pastorcitos, y todas las gracias de conversión que fueron obtenidas por sus sacrificios heroicos. ¿Cuántos santos, conversiones y milagros habrán sido eliminados por esta práctica abominable del control de la natalidad? Sólo Dios lo sabe.

Una madre de muchos hijos, que estaba a punto de ser madre una vez más, fue a Ars (el lugar donde vivía San Juan Vianney) para pedirle ánimo. Ella le dijo: “¡Oh, estoy tan avanzada en años, Padre!”. San Juan Vianney le respondió: “¡Consuélate, hija mía, si supieras de esas mujeres que se van al infierno porque no trajeron al mundo esos niños que debían de haber nacido!”.

1 Timoteo 2, 15: “Verdad es que se salvará por medio de la buena crianza de los hijos, si persevera en la fe y en la caridad, en santa y arreglada vida”.

La Escritura nos enseña que la mujer se salvará por medio de la buena crianza de los hijos (si ella es católica y muere en el estado de gracia). Pero los defensores de la PFN quieren hacernos creer que la mujer puede salvarse por medio de la no crianza de los hijos. Por otra parte, así como la mujer cumple con la voluntad de Dios y mantiene el estado de gracia en el estado de matrimonio se salva por su maternidad, de la misma manera muchísimas mujeres se condenan por no haber tenido los hijos que Dios quería que tuviesen.

“Así que buscad primero el reino de Dios y su justicia, y todas las demás cosas se os darán por añadidura.” (Mt. 6, 33).

Objeciones

1ª Objeción) La Planificación Familiar Natural es una práctica justificable de control de la natalidad porque no va contra el poder natural de la procreación.

Respuesta: Ya hemos respondido a esta objeción anteriormente. No lo vamos a repetir todo aquí. Simplemente resumiremos de nuevo que la PFN está condenada porque subordina el FIN primario del matrimonio y el acto conyugal a otras cosas. Esto hace irrelevante el hecho que la PFN no hace nada para frustrar el mismo acto matrimonial, puesto que con ella se está frustrando que el fin primario del matrimonio.

2ª Objeción) El Papa Pío XII enseñó que la PFN es lícita al menos por ciertas razones. Así que no tienen derecho a condenarla, ya que él era el Papa.

Respuesta: Es cierto que el Papa Pío XII enseñó que la Planificación Familiar Natural era lícita por ciertas razones en una serie de discursos falibles en los 1950s. Sin embargo, esto no justifica la PFN. Los discursos de Pío XII fueron falibles y, por ende, eran vulnerables al error.

En el estudio de los errores papales a través de la historia como parte de los preparativos para la declaración dogmática de la infalibilidad papal, los teólogos del Vaticano I encontraron que más de 40 Papas sostuvieron opiniones teológicas erradas. En un caso bien conocido de error papal, el Papa Juan XXII sostuvo la falsa opinión de que los justos del Antiguo Testamento no recibirían la visión beatífica hasta después del Juicio Final. Pero ninguno de esos errores por más de 40 Papas fueron enseñados por los Papas desde la Cátedra de San Pedro. Del mismo modo, el discurso del Papa Pío XII a las parteras italianas no es una declaración desde la Cátedra de San Pedro.

Tal vez el caso más claro de error papal en la historia de la Iglesia fue el “sínodo cadavérico” de 897. Este fue donde el cuerpo del fallecido Papa Formoso – que a todas luces era un Papa santo y devoto – fue condenado después de su muerte por el Papa Esteban VII por una serie de supuestas violaciones de ley canónica11. Esta condenación del Papa Formoso por el Papa Esteban VII fue anulada por el Papa Teodoro II y por el Papa Juan IX, pero favorecida por el Papa Sergio III. Esto debería mostrarnos muy claramente que no todas las decisiones, discursos, opiniones o juicios de un Papa son infalibles.

Se engañan aquellos que creen que pueden estar seguros con seguir algo simplemente porque fue aprobado por teólogos pre-Vaticano II o por el Papa Pío XII en su capacidad falible. Si bien la Gran Apostasía estalló en el Vaticano II, su impulso para una deserción de la fe ya estaba en movimiento mucho antes del Vaticano II, como es evidente de muchos libros previos al Vaticano II donde se promueven las condenadas herejías y el modernismo. La mayoría de los sacerdotes ya habían caído en la herejía en la década de 1950s, como se prueba por el hecho que casi todos ellos aceptaron y abrazaron la nueva religión de la Iglesia del Vaticano II una vez que fue introducida.

El punto clave es que es una enseñanza infalible de la Iglesia católica que el fin primario del matrimonio (y del acto conyugal) es la procreación y la educación de la prole. La Planificación Familiar Natural subordina el fin primario del matrimonio y del acto conyugal a otras cosas y, por lo tanto, es gravemente pecaminosa.

3ª Objeción) Yo sé que la PFN es siempre mala, con la excepción de ciertas razones, y en estos casos es permitido.

Respuesta: Citaremos nuevamente al Papa Pío XI para responder a esta objeción.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 54, 31 de diciembre de 1930: “Ningún motivo, sin embargo, aun cuando sea gravísimo, puede hacer que lo que va intrínsecamente contra la naturaleza sea honesto y conforme a la misma naturaleza; y estando destinado el acto conyugal, por su misma naturaleza, a la generación de los hijos, los que en el ejercicio del mismo lo destituyen adrede de su naturaleza y virtud, obran contra la naturaleza y cometen una acción torpe e intrínsecamente deshonesta12.

Ningún motivo, aun cuando sea gravísimo, puede hacer que algo que es intrínsecamente malo pueda convertirse en algo honesto y bueno. La PFN subordina el fin primario del acto conyugal (la procreación y educación de la prole) a otras cosas y, por ende, está prohibida.

Y esto nos lleva a otro punto. Si la PFN no fuese pecado – si meramente fuese “natural” como dicen – entonces, ¿por qué los esposos no pueden usar la PFN durante todo su matrimonio y no tener ningún hijo? Si la PFN no fuese pecado, entonces todas las mujeres estarían perfectamente libres de usar este método de control de la natalidad para eliminar la existencia de todo niño, de modo que ni uno solo pueda nacer. Sin embargo, básicamente todos los defensores de la PFN admitirían que sería inmoral y gravemente pecaminoso usar la PFN para evitar toda nueva vida. Sin embargo, cuando ellos reconocen esto, ellos están admitiendo que la PFN es un pecado; de lo contrario, que admitan que se puede usar la PFN por todos los esposos por cualquier motivo para evitar toda prole.

4ª Objeción) En la misma Casti connubii el Papa Pío XI enseñó que las parejas casadas pueden usar los periodos cuando la mujer no puede quedar embarazada.

Papa Pío XI, Casti connubii, # 59, 31 de diciembre de 1930: “Ni se puede decir que obren contra el orden de la naturaleza los esposos que hacen uso de su derecho siguiendo la recta razón natural, aunque por ciertas causas naturales, ya de tiempo, ya de otros defectos, no se siga de ello el nacimiento de un nuevo viviente. Hay, pues, tanto en el mismo matrimonio como en el uso del derecho matrimonial, fines secundarios ―verbigracia, el auxilio mutuo, el fomento del amor recíproco y la sedación de la concupiscencia―, cuya consecución en manera alguna está vedada a los esposos, SIEMPRE QUE QUEDE A SALVO la naturaleza intrínseca del acto y, por ende, SU SUBORDINACIÓN AL FIN PRIMARIO13.

Respuesta: El Papa Pío XI sí enseñó que los esposos pueden hacer uso de su derecho matrimonial en tiempos infértiles de la mujer (o cuando haya defecto de la naturaleza o la edad o tiempo que impide el nacimiento de un nuevo viviente). Sin embargo, él no enseñó que se pueda restringir intencionalmente el acto conyugal a los tiempos infértiles para evitar el embarazo, como lo hace la Planificación Familiar Natural.

Por esta razón, en el mismo pasaje citado anteriormente, el Papa Pío XI reitera que todo uso del derecho matrimonial – incluyendo cuando la nueva vida no se puede concebir debido al tiempo de infertilidad o a defectos naturales – ¡debe mantener los fines secundarios del matrimonio subordinados al fin primario! Esta enseñanza es un golpe mortal contra la PFN, ya que la misma PFN hace subordinar el fin primario del matrimonio (la procreación y educación de la prole) a otras cosas. Por lo tanto, en resumen, el pasaje citado anteriormente no enseña la PFN, sino meramente enuncia el principio que los esposos pueden utilizar su derecho en cualquier momento. Además, en el mismo párrafo, el mismísimo que los defensores de la PFN erradamente tuercen para justificar su pecaminosa practica de control de la natalidad, el Papa Pío XI condena la PFN reafirmando la enseñanza del fin primario del matrimonio, el cual la PFN subordina a otras cosas.

5ª Objeción) Todos admiten que la “Planificación Familiar Natural” puede usarse para ayudar a la esposa a lograr un embarazo. Por lo tanto, el mismo método se puede usar para evitar el embarazo.

Respuesta: Si los esposos usan la Planificación Familiar Natural para realizar un embarazo, entonces ello es lícito porque en este caso están haciendo todo lo posible para cumplir con el fin primario del matrimonio (la procreación y educación de la prole). Si los esposos usan la Planificación Familiar Natural para evitar el embarazo, es ilícito porque, en este caso, están haciendo todo lo posible para evitar el fin primario del matrimonio (la procreación y educación de la prole).

6ª Objeción) Pero mi sacerdote tradicional me instruyó en la PFN.

Respuesta: Cuando un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en el hoyo (Mateo 15, 14). Los esposos que usan la PFN saben que están cometiendo pecado. Está escrito en sus corazones. Ellos no necesitan que un sacerdote les diga que ello es malo. Sí, los sacerdotes que obstinadamente instruyen a las personas acerca de la PFN como algo bueno y defienden este método de control de natalidad también son culpables, pero esto no quita la responsabilidad a los esposos que siguen su mal consejo.

Por eso hacemos hincapié que aquellos que se acercan a los sacramentos u otros servicios religiosos o aportan dinero a los sacerdotes “tradicionalistas” que promueven o aceptan la PFN o de otras herejías deben dejar de hacerlo inmediatamente si es que no quieren tomar parte de su pecado y seguirlos al infierno, ya que estos sacerdotes están llevando almas al infierno. (Sobre la recepción de los sacramentos por parte de herejes y sobre la oración en comunión con los hereje).

Esto incluye a los sacerdotes de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, la Sociedad San Pío V, la C.M.R.I. y casi todos los sacerdotes independientes (incluyendo la válidamente ordenados sacerdotes del Concilio Vaticano II) en esta época de la Gran Apostasía.

El antipapa Pablo VI, cuando promovió su encíclica Humanae vitae, explicó correctamente que la PFN es un método anticonceptivo.

Pablo VI, Humanae vitae, # 16, 25 de julio de 1968: “… es lícito tener en cuenta los ritmos naturales inmanentes a las funciones generadoras para usar del matrimonio sólo en los periodos infecundos y así regular la natalidad sin ofender los principios morales que acabamos de recordar”1.

Conclusión

Los esposos que han utilizado la PFN, pero que están dispuestos a cambiar, no deben desesperar. La PFN es malvada, pero Dios es misericordioso y perdonará a los que están firmemente resueltos a cambiar sus vidas y confesar sus pecados. Los que han usado la PFN necesitan arrepentirse de su pecado y confesar a un sacerdote válidamente ordenado que practicaron el control de la natalidad (debe mencionarse por cuánto tiempo se usó). Tanto la esposa como el marido que estuvieron de acuerdo en usar la PFN tienen que confesarlo. Deben abrirse a la voluntad de Dios. Que Él decida cuántos hijos desea enviarles – sin preocupaciones o conocimiento de gráficos, ciclos fértiles o estériles –, buscando primero el reino de Dios y su justicia, dejando que Dios planifique su familia.

Notas de la Sección 42a:

1 The Papal Encyclicals, de Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, vol. 5, p. 227.

2 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), pp. 399-400.

3 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 394.

4 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 399.

5 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 394.

6 Seattle Catholic - A Journal of Catholic News and Views.

7 Jurgens, The Faith of the Early Fathers, Collegeville, MN, The Liturgical Press, 1970, vol. 3:2233.

8 Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, B. Herder Book. Co., Thirtieth Edition, 1957, no. 1159.

9 John. J. Delaney, Pocket Dictionary of Saints, New York: Double Day, 1980, p. 251.

10 John. J. Delaney, Pocket Dictionary of Saints (abridged edition), 110.

11 Warren H. Carroll, A History of Christendom, vol. 2 (The Building of Christendom), 1987, p. 387.

12 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 399.

13 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 394.

We are looking for willing translators and helpers for the full article. This article about Natural Family Planning (NFP) and Contraception is currently not available in its entirety in the Spanish language. For those interested, the current article about Natural Family Planning (NFP) and Contraception can be read and translated at: http://www.trusaint.com/natural-family-planning-and-contraception/

 

42b. El Placer Sexual y la Lujuria

Parte II.

El inflamar vs. el acallar la concupiscencia

Papa Pío XI, Casti Connubii (# 17), Dic. 31, 1930: “EL FIN PRIMARIO DEL MATRIMONIO ES LA PROCREACIÓN Y LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS... Porque en el matrimonio así como en el uso de los derechos matrimoniales también existen fines secundarios, como es la ayuda mutua, el cultivo del amor mutuo y el acallar la concupiscencia de lo cual los esposos no tienen prohibido tomar en consideración, EN TANTO ESTÉN SUBORDINADOS AL FIN PRIMARIO y en tanto la naturaleza intrínseca del acto sea preservada.”

Se les permite a un esposo y una esposa acallar la concupiscencia como un motivo secundario después del primer motivo de la procreación. Esto es un dogma que fue proclamado por el Papa Pío XI. Esto significa apagar la llama de la concupiscencia y no inflamarla de manera alguna. La meta es llevar al cónyuge al Cielo, para glorificar a Dios y santificarse uno mismo, y no principalmente sobre el placer. La gravedad del pecado, cuando se inflama la concupiscencia, depende de los pensamientos y de los actos reales a los cuales consiente una pareja durante el acto del matrimonio. Pero nunca se les permite a un esposo y a una esposa prevenir la concepción de un hijo, de ninguna manera que sea, ya fuera con contraceptivos, con retiro o con el uso de PFN (planificación familiar natural).

Pero lo que es seguro es que realizar actos más allá de lo que es necesario en el acto marital puede ser un pecado mortal, pero si el acto es natural, aunque sea realizado únicamente por lujuria, parece ser por lo menos un pecado venial, tal como lo afirma la siguiente enseñanza de la Iglesia:

Varios Errores sobre Temas Morales, Condenados en un decreto del Santo Oficio, 4 de marzo, 1679: “EL ACTO DEL MATRIMONIO REALIZADO ÚNICAMENTE POR PLACER ESTÁ COMPLETAMENTE LIBRE DE TODA FALTA Y DEFECTO VENIAL.” (Denz. 1159) –Condenado por el Papa Inocente XI.

Tal como vimos anteriormente, es por lo menos un pecado venial tener relaciones únicamente por motivos lujuriosos. De esto puede aprenderse que una pareja debe de tener una razón para unirse durante el acto marital. Por lo tanto, no puede unirse únicamente por cualquier razón lujuriosa que se le pueda ocurrir a la pareja ya que esto sería (por lo menos) un pecado venial, de acuerdo a las enseñanzas católicas. Los pecados veniales abren el alma a pecados más graves y es por eso que uno siempre debe de cuidarse muchísimo de no caer en pecados veniales.

Una pareja puede participar lícitamente en el acto marital (sin pecado ni culpa) únicamente si se efectúa con el propósito primario de tener hijos. El segundo motivo de acallar la concupiscencia puede seguir al motivo primario si lo esposos así lo escogen, pero el motivo secundario no se necesita para completar lícitamente el acto marital de la misma manera que el motivo primario de criar hijos, y tampoco es meritorio aunque sea permitido.

Papa Pío XI, Casti Connubii (# 17), Dic. 31, 1930: “EL FIN PRIMARIO DEL MATRIMONIO ES LA PROCREACIÓN Y LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS... Porque en el matrimonio así como en el uso de los derechos matrimoniales también existen fines secundarios, como es la ayuda mutua, el cultivo del amor mutuo y el acallar la concupiscencia de lo cual los esposos no tienen prohibido tomar en consideración, EN TANTO ESTÉN SUBORDINADOS AL FIN PRIMARIO y en tanto la naturaleza intrínseca del acto sea preservada.”

Debido a que muchas parejas hoy en día y especialmente aquellas que se llaman católicas, inflaman su lujuria a lo máximo antes, durante y después del acto de procreación, tal como les ha enseñado su apóstata Iglesia Vaticano II y los teólogos malvados pervertidos, debemos de condenar esta idea en detalle específico.

Noten las palabras del Papa Pío XI: acallar la concupiscencia”. Aquellos que así comenten actos, que no son necesarios en la procreación de los hijos en el acto matrimonial definitivamente cometen pecado, ya que inflaman su carne de una manera totalmente pecaminosa. Por lo tanto, el inflamar la concupiscencia está condenado como pecaminoso porque subordina el fin secundario (o el propósito) del matrimonio y del acto matrimonial (acallar la concupiscencia) a otros fines.

Se subordina el fin secundario del matrimonio a otras cosas, intentando deliberadamente evitar el acto procreativo normal como su primer o único acto del matrimonio a otras cosas, mientras se tienen relaciones maritales. El inflamar la concupiscencia, por lo tanto, invierte el orden establecido por el mismo Dios. Hace todo lo que el Papa Pío XI solemnemente nos enseña que no pude hacerse lícitamente. Y este punto destruye todos los argumentos que son proclamados por aquellos que defienden las formas no naturales, ilícitas y no procreativas de estimulación erótica previa o posterior al acto fuera de una relación normal; porque todos los argumentos que son proclamados por aquellos que defienden el inflamar la carne están enfocados en la concupiscencia y la lujuria dentro del mismo acto matrimonial y no en los fines primario y secundario de una relación sexual lícita (la procreación y la educación de los hijos; y el acallar la concupiscencia).

Entonces, lo que estas parejas lujuriosas hacen incrementando su placer durante el acto marital no es solo el acallar de la concupiscencia sobre lo cual habló el Papa Pío XI, sino que es exactamente lo opuesto, ya que ellos primero inflaman su lujuria y concupiscencia antes de apagarla y, por lo tanto, sin duda alguna, están cometiendo un pecado mortal. Porque, si unirse únicamente con motivos lujuriosos normales es por lo menos un pecado venial, de acuerdo a las enseñanzas católicas, ¿qué entonces serían esos actos no naturales e innecesarios que estas personas lujuriosas viven durante el calor de su lujuria vergonzosa?

Varios Errores sobre Temas Morales, Condenados en un decreto del Santo Oficio, 4 de marzo, 1679: “EL ACTO DEL MATRIMONIO EJERCIDO ÚNICAMENTE POR PLACER ESTÁ COMPLETAMENTE LIBRE DE FALTA Y DE DEFECTO VENIAL.” (Denz. 1159) – Condenado por el Papa Inocente XI.

A pesar que un pecado venial no nos separa de Dios tal como lo hace un pecado mortal, un pecado venial puede (si se practica hasta con la intención de perseverar) llevar a una persona al Infierno ya que lo puede llevar a cometer otros pecados y porque a esta persona no le importó detenerse en hacer lo que sabía que era un peligro para su alma, y aún obtenía un gran deleite en hacerlo, a pesar que sabía que ofendía a Dios. Claro está que consentir a pecados veniales deliberados es muy malo. Podemos aprender esta verdad del mismo Jesucristo:

Ya que el pecado más pequeño y codiciado es suficiente para condenar a cualquiera que no se arrepienta fuera del reino del Cielo.” (Jesús hablándole a Santa Brígida, Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 32).

Más aún, sabed que así como todos los pecados mortales son muy serios, así también un pecado venial se vuelve mortal si un ser humano se deleita con el mismo con la intención de perseverar.” (Jesús hablándole a Santa Brígida, Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 7, Capítulo 27).

De tal manera, para vivir deliberadamente en pecados veniales es realmente una puerta de entrada para cometer pecados más graves. Y una demostración aún más clara de esto puede verse en otro capítulo de las revelaciones de Santa Brígida.

El Hijo de Dios le habla a la novia (Santa Brígida): “¿De qué estáis tan preocupada y tan ansiosa? Ella respondió: “Estoy afligida por varios pensamientos inútiles, de los que no me puedo deshacer y el escuchar sobre vuestro terrible juicio me perturba.” El Hijo respondió: “Esto es realmente justo. Anteriormente encontrasteis placer en los deseos mundanos en contra de Mi voluntad, pero ahora se ha permitido que distintos pensamientos vengan a vosotros en contra de vuestra voluntad.

“Pero tened un temor prudente de Dios y poned gran confianza en Mí, vuestro Dios, sabiendo con seguridad que cuando vuestra mente no obtiene placer en los pensamientos impuros sino lucha en contra de los mismos, detestándolos, entonces se convierten en una purga y en una corona para el alma. Pero si obtenéis placer en cometer aún el pecado más leve, que sabéis es pecado, y lo hacéis confiando en vuestra propia abstinencia y presumiendo con la gracia, sin hacer penitencia ni reparación por lo mismo, sabed que puede convertirse en pecado mortal. Acordemente, si algún placer de cualquier índole viene a vuestra mente, inmediatamente deberéis pensar a dónde os dirige y arrepentiros.

“... Nada aborrece tanto Dios que cuando sabéis que habéis pecado pero no os importa, confiando en vuestras otras acciones meritorias, como si, debido a ellas, Dios toleraría vuestros pecados, como si Él no pudiese ser glorificado sin vosotros, o como si Él dejara que hicierais algo malo con su permiso, viendo todos los actos buenos que habéis hecho ya que, aunque hicieseis cien actos buenos por cada acto malvado, aún así no podríais pagarle a Dios por su bondad y amor. Por lo tanto, mantened un temor racional de Dios y, aunque no podáis prevenir estos pensamientos, por lo menos soportadlos pacientemente y usad vuestra voluntad para luchar en contra de ellos. No seréis condenados por el hecho que entren en vuestra mente, a menos que obtengáis placer en ellos, ya que no está dentro de vuestro poder prevenirlos.

“Nuevamente, mantened vuestro temor de Dios para no caer a través del orgullo, aunque no consintáis a los pensamientos. Cualquiera que se mantiene firme lo hace únicamente con el poder de Dios. Así, el temor a Dios es como una puerta de entrada al cielo. Muchos allí son quienes han caído de cabeza a sus muertes porque desecharon el temor a Dios y entonces tuvieron vergüenza para hacer una confesión ante los hombres, a pesar que no habían tenido vergüenza de pecar ante Dios. Por lo tanto, me rehuso a absolver el pecado de una persona que no se ha preocupado tanto como para pedir mi perdón por un pecado pequeño. De esta manera, se incrementan los pecados a través de la práctica habitual. De esta manera, los pecados se incrementan a través de una práctica habitual y un pecado venial que pudiese haber sido perdonado a través de la contrición, se vuelve uno serio a través de la negligencia y desprecio por parte de una persona, tal como podéis deducir del caso de esta alma que ya ha sido condenada.

Después de haber cometido un pecado venial y perdonable, lo aumentó a través de una práctica habitual, confiando en sus otras buenas obras, sin pensar que Yo pudiese tomar en cuenta los pecados menos grandes. Atrapado en una red de placer habitual e inordenada, su alma ni corrigió ni desvió su intención pecaminosa, hasta el momento en que su sentencia estaba a las puertas y se acercaba su momento final . Es por esto que, a medida que se acercó el fin, su conciencia repentinamente estuvo agitada y dolorosamente afligida porque pronto moriría y tenía temor de perder el poco bien temporal que él había amado. Hasta el momento final de un pecador Dios lo espera, viendo si va a dirigir su libre albedrío lejos de su apego al pecado.

Sin embargo, si no es corregida la voluntad del alma entonces esa alma es confinada por un fin sin fin. Lo que sucede es que el demonio, sabiendo que cada persona será juzgada de acuerdo a su conciencia e intención, trabaja poderosamente al final de la vida para distraer el alma y alejarla de la rectitud de intención y Dios permite que esto suceda, ya que el alma rehusó permanecer vigilante cuando lo debería haber hecho...” (Las Revelaciones de Santa Brígida de Suecia, Libro 3, Capítulo 19).

Entonces, ¿qué es lo que Dios piensa de las parejas que se unen durante el acto en lujuria y concupiscencia pecaminosas y sobre una pareja que trabaja para inflamar la lujuria (en vez de aquietar su lujuria)?

Ellos buscan el calor y la lujuria sexual que perecerá y aman la carne que será comida por los gusanos... Cuando la pareja se va a la cama, mi Espíritu los deja inmediatamente y, en vez se acerca el espíritu de la impureza porque se unen únicamente por lujuria y no para dialogar ni pensar en otra cosa entre ellos. Pero mi misericordia aún está con ellos si se convierten a mí. Debido a mi gran amor, coloco a un alma viviente creada por mi poder en su semilla. A veces permito que los padres malos le den nacimiento a hijos buenos, pero más a menudo, niños malos nacen de padres malos, ya que estos niños imitan los actos malvados y perversos de sus padres lo más que pueden y lo imitarían aún más si mi paciencia se los permitiera. Dicha pareja casada nunca verá mi rostro a menos que se arrepienta. Porque no existe pecado tan fuerte ni tan grave que la paciencia y el arrepentimiento no puedan lavar.(Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26).

Por lo tanto, una pareja entonces no puede hacer nada antes, durante o después del acto de procreación que esté en contra de los propósitos primario y secundario del matrimonio: engendrar hijos y acallar la concupiscencia. Por lo tanto, contrario a la noción moderna y opinión común (aún en contra de aquellos que se atreven a llamarse católicos), nunca se les permite a un esposo y a una esposa ayudarse con sus manos o hacer otras cosas para incrementar su lujuria, o de esta manera ponerse “listos” antes del acto (como le dicen y es su excusa pecaminosa). Si una pareja realmente cree en Dios debería de rezarle a Dios antes de unirse y Dios escucharía sus oraciones y los haría estar listos sin necesidad adicional por parte de la pareja de inflamar su lujuria de manera pecaminosa. Claro que son aceptables los lubricantes y su manera no pecaminosa de usarlos si existe algún problema para completar el acto marital. Sin embargo, los lubricantes que incrementan el placer sexual y que ahora se elaboran y venden, lógicamente son totalmente inaceptables. Así mismo, si una mujer no puede acallar su concupiscencia antes de completar el acto de procreación, es ilícito que ella (o el esposo) la ayude posteriormente. Si un esposo y esposa realizan actividades ilícitas como son la masturbación o cualquier otro acto innecesario o no-procreativo, cometen un pecado mortal. Las parejas infértiles y las personas con defectos o que ya están entradas en edad, cumplen con el fin primario del matrimonio a través de una relación normal, deseando hijos y no estando en contra de la concepción si ésta llegara a ocurrir. Se les prohíbe al esposo y a la esposa consentir en actos innecesarios no-procreativas, por ejemplo, masturbarse a sí mismos o a su cónyuge durante el acto procreativo, incrementando así su lujuria. Está prohibida la masturbación durante el acto procreativo así como lo es durante cualquier otro momento para cualquier persona. Para evitar caer en pecado mortal, un pareja necesita aprender a rezarle a Dios para aliviar su concupiscencia y su lujuria. Si realmente desea ayuda por parte de Dios, Él le ayudará y removerá la concupiscencia y lujuria. También ayudaría muchísimo ofrecerle a Dios penitencias como ayunar y comer alimentos menos sabrosos para poder llegar a esta meta.

Estas pequeñas penitencias aunadas a la lectura espiritual y a la oración ayudarán a que una pareja represe las inclinaciones pecaminosas en tanto se mantengan fuera de pecados mortal y venial.

Es de gran importancia que un esposo y una esposa no sean influenciados por las enseñanzas demoníacas que están desenfrenadas en el mundo secular y aún entre aquellos que se llaman “católicos” y hasta entre los “católicos tradicionales”. Estas personas le dirán cosas como: “Casi nada es malo en el acto marital en tanto se haya alcanzado el propósito primario en algún momento. Lo que pase antes, durante o después, fue parte del acto y por lo tanto es lícito y permitido.” Esto es claramente falso y ha sido refutado con el Dogma Católico (Papa Pío XI), así como con las enseñanzas católicas que condenan la idea que el acto marital – realizado únicamente por lujuria – estaba sin falta ni defecto (citado abajo). Cualquier que, por lo tanto, escuche o siga las enseñanzas de estas personas demoníacas o esté de acuerdo con ellas, perderá su alma ya que rechaza entonces la ley natural que Dios ha impreso en sus corazones.

Varios Errores sobre Temas Morales, Condenado en un decreto del Santo Oficio, 4 de marzo, 1679: “EL ACTO MARITAL EJERCIDO ÚNICAMENTE POR PLACER ESTÁ COMPLETAMENTE LIBRE DE FALTA Y DEFECTO VENIAL.” (Denz. 1159) – Condenado por el Papa Inocente XI.

El demonio de la lujuria

En el libro de Tobías podemos ver claramente que existe un demonio de la lujuria y que este demonio tuvo poder sobre ciertos individuos que se unieron por varias razones durante el acto marital: “Entonces el ángel Rafael le dijo a él [Tobías]: Escuchadme, os mostraré quienes son, sobre quienes puede prevalecer el demonio. Porque aquellos que de tal manera reciben el matrimonio, como para sacar a Dios de sí mismos, y de sus mentes y entregarse a su lujuria, como el caballo y la mula, que no tienen comprensión alguna, sobre ellos tiene poder el demonio.” (Tobías 6:16-17)

Las personas que así echan a Dios de sí mismos y de sus corazones y que hacen cosas durante, antes o después del acto marital, que normalmente no harían si realmente creyeran que Dios está presente con ellos, sobre ellos tiene poder el demonio. Si no se controlan la concupiscencia y la lujuria y en algún sentido se pelea en su contra, casi siempre terminan en pecado mortal porque se pierde todo control. “No vayáis detrás de vuestra lujuria, sino alejaos de vuestra propia voluntad.” (Eclcus. 18:30)

Muchos son entregados al demonio antes, durante o después del acto marital, pero esto es únicamente cuando hacen más de lo que es necesario para completar el acto procreativo normal o si su único propósito es satisfacer su lujuria o si consienten a pensamientos que son pecaminosos. Podemos ver claramente en las Revelaciones de Santa Brígida cómo personas que viven en pecados veniales deliberados son entregadas al demonio.

Jesús hablándole a Santa Brígida: Más aún, sabed que así como todos los pecados mortales son muy serios, así también un pecado venial se vuelve mortal si un ser humano se deleita en él con la intención de perseverar....Por lo tanto, sabed ciertamente que tan a menudo como se pintarrajean sus rostros con antimonio y otras coloraciones extrañas [maquillaje], se disminuye en ellos algo de la infusión del Espíritu Santo y el demonio se acerca más a ellos. De hecho, tan a menudo se adornan a sí mismas con vestimentas desordenadas e indecentes y deforman así sus cuerpos, que el adorno de sus almas se disminuye y se incrementa el poder del demonio.” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 7, Capítulo 27).

La mayoría de las parejas que pecan en el acto de matrimonio, sin duda alguna también caen en los pecados de vanidad, vestimenta inmodesta y en el uso de maquillaje que es condenado por Jesucristo en el párrafo anterior, ya que estas personas son realmente amantes de la carne y no de Dios. Sin embargo, en la declaración anterior, claramente podemos ver cómo esas personas que comenten pecados veniales deliberados, de hecho están disminuyendo su amor a Dios y la belleza del alma y que estas personas, de hecho, son entregadas al demonio por sus pecados: “algo de la infusión del Espíritu Santo se disminuye en ellas y el demonio se acerca más a ellas.” Esto es un punto importante para recordar. Porque tan a menudo que una pareja vaya más allá de lo que es lícito o permitido (no pecaminoso) en el acto de procreación, siempre comete pecado (por lo menos venialmente) y así, como una necesidad, se estará acercando más al demonio (a menos que siga el arrepentimiento). Por lo tanto, es de gran importancia que usted aprenda a controlar su lujuria. El arriesgarse a la condenación eterna por un placer momentáneo y deliberado o a un pecado venial o mortal, no vale la pena y es una opción horriblemente mala.

Jesucristo hablándole a Santa Brígida: “Por lo tanto, a él se le abrirán dos agujeros. A través del primero entrarán en él los castigos ganados por su pecado más pequeño hasta su pecado más grande, en vista que cambió a su Creador por su propia lujuria. A través del segundo entrará en él toda clase de dolor y vergüenza y no le llegará consuelo o caridad divina alguna, en vista que se amó a sí mismo en vez de su Creador. Su vida durará para siempre y su castigo durará para siempre, porque todos los santos se han alejado de él.’ Mi novia, ves cuán miserable serán estas personas que me desprecian y cuán grande será el dolor que ellas compraron al precio de tan poco placer!” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 2, Capítulo 9).

De tal manera, entre más placer y gratificación sensual busque derivar una persona del acto sexual, más se incrementará el poder del demonio sobre esta persona y entre más se incrementa el pecado (con la intención de perseverar), también se incrementará el poder del demonio sobre esta persona, hasta que lo que fue un pecado venial y perdonable se vuelve un pecado mortal y condenable. Por lo tanto, si usted ya comprende que vive en pecado venial deliberado en relación al placer sexual, necesita aprender inmediatamente a controlar su lujuria, manteniéndola dentro del rango de lo que es lícito y permitido dentro de un matrimonio y no ir más lejos. Si usted sigue estas cosas que están escritas en este artículo y en los otros aca, estará manteniendo el deber matrimonial dentro del rango de relaciones maritales lícitas.

Normas fundamentales para el acto conyugal

Por lo tanto, cuando una pareja se une no deberá preocuparse por el placer momentáneo que se deriva del acto, ni debe trabajar para incrementarlo de maneras inusuales, sino en vez deberá enfocar su mente en Dios y amarlo y complacerlo sintiéndose cerca de Él. Consecuentemente, si una pareja desea ser perfecta deberá rezarle a Dios para que los mantenga sin pecar durante el acto y que puedan producir descendencia para honor y gloria de Dios y que Él pueda minimizar la cantidad de placer que sienten durante el acto, para que no se apeguen al mismo. Dios puede otorgarle esta oración a una pareja si así lo desea, pero si no se les concede este don (minimizar el placer o la generación de los hijos), aún así deberían de enfocar su placer y amor hacia Dios y no hacia sí mismos. Dios demanda de nosotros que no lo olvidemos durante el acto de procreación. Las personas usualmente se olvidan de Dios cuando ponen mucha atención sobre sí mismas o sobre su cónyuge, o sobre el placer derivado de distintos actos. Podemos leer los siguientes puntos importantes sobre esto en el libro de Tobías: “Porque aquellos que de tal manera reciben el matrimonio, como para echar a Dios de sí mismos y de sus mentes y entregarse a sí mismos a su lujuria, como el caballo y la mula, que no tienen compresión alguna, sobre ellos tiene poder el demonio.” (Tobías 6:17).

Noten las palabras “de sus mentes”; en la mente (o el corazón) usualmente se encuentran nuestros pensamientos y Dios desea que lo tengamos allí. Lo mejor, entonces, y lo que Dios exige de usted, es pensar en Él y amarlo durante todo el acto de procreación y el esposo y la esposa no deben de avergonzarse de hacerlo. ¿No es mejor Dios o no es más digno de ser deseado o lujuriado que lo será alguna vez su esposo o esposa? Entre más ama una persona a Dios, más deseará esa persona estar cerca de Dios durante todo momento. Una de las grandes equivocaciones que muchas parejas sin duda alguna cometen durante el acto de procreación es que se esfuerzan por estar cerca de su cónyuge en vez de Dios (quien lo sabe todo y lo ve todo), o que prefieren pensar en complacer a su cónyuge más que complacer a Dios (quien los creó y los redimió, sí, y hasta murió por ellos).

Entonces Tobías exhortó a la virgen y le dijo: Sara, levántate y dejad que le oremos a Dios hoy y mañana, y el siguiente día: porque durante estas tres noches estamos unidos a Dios: y cuando se termine la tercera noche, estaremos en nuestro propio connubio. Porque somos los hijos de santos y no debemos unirnos como paganos que no conocen a Dios.” (Tobías 8:4-5)

La necesidad de la oración

Jesús nos habla sobre la necesidad de rezar siempre (Lucas 18:1). Nunca debemos dejar de rezar (1 Th 5:17). Así, las parejas casadas cristianas siempre tendrán relaciones maritales dentro del contexto de la oración. La oración de Tobías antes de las relaciones con su esposa es un ejemplo de esto (Tobías 8:4-8). En oración expresamos nuestra debilidad y el poder de Dios (2 Cor 12:9) para rectificar los problemas pecaminosos en nuestras relaciones maritales.

Rezar el Santo Rosario antes, durante y después de las relaciones es altamente recomendado ya que es la oración más poderosa que le haya sido dada a la humanidad. Es cierto, puede ser difícil rezar durante el acto, por lo menos de manera digna y apropiada, pero los cónyuges deben de hacer lo mejor que pueden para reconocer la presencia de Dios Todopoderoso y Su Madre y amarlos profundamente durante el acto, expresando palabras amorosas a Dios y a Su Santísima Madre, suplicándoles su ayuda para resistir inclinaciones pecaminosas. El esposo y la esposa no deberán avergonzarse por recurrir a la Santísima Virgen y a Nuestro Señor durante sus relaciones. En contraste, ¿qué mejor cosa puede haber para una pareja que siempre tener a Dios y al pensamiento de un Dios amoroso en sus mentes durante todo momento?

Podemos leer los siguientes puntos interesantes en las Revelaciones de Santa Brígida sobre la importancia de amar y pensar en Dios durante el acto de procreación:

La Madre de Dios le habla a Santa Brígida sobre Sus padres: “Cuando un ángel les reveló a ellos que de ellos nacería la Virgen de quien vendría al mundo la salvación del mundo, se hubiesen querido morir antes que unirse en amor carnal; la lujuria estaba muerta en ellos. Os aseguro que cuando sí se unieron fue por el amor divino y por el mensaje del ángel, no por deseo carnal, sino en contra de su voluntad y por un santo amor por Dios. De esta manera, mi carne se formó por su semilla y a través del amor divino.(Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 9).

A pesar que no serán librados de sentir lujuria o concupiscencia, como les pasó a Ana y Joaquín, de ninguna manera deberá esto impedir que usted ame y desee a Dios durante el acto de procreación, y deberá ser el propósito primario junto con el amor por los hijos dados a una pareja, en vez de desear o lujuriar por el cónyuge. La mayoría de las parejas, sin embargo, escogen pensar sobre sí mismas o sus cónyuges de manera excesiva y consecuentemente, amarse a sí mismas o a su cónyuge durante el acto de procreación. Ana y Joaquín, sin embargo, claramente escogieron la mejor parte amando y pensando en Dios. Si pensamos en Dios durante el acto, entonces nuestro amor sería dirigido hacia Él, lo cual es la mejor parte. ¡El amor de Dios nunca muere! De manera que claramente es una gran equivocación buscar amor de un objeto de carne que se pudrirá y será comido por los gusanos, ¡en vez de buscarlo de Dios, quien vive y reina por siempre y para siempre! El esposo y la esposa deberán, por tanto, amar el alma de su cónyuge, la propia y la de sus hijos y no sus cuerpos que se pudrirán y serán comidos por los gusanos en la tumba. Este es un consejo para aquellas parejas que desean ser perfectas, como lo fueron Ana y Joaquín.

Amor adúltero

San Jerónimo: “¿Se imaginan que nosotros aprobáramos cualquier relación sexual excepto para la procreación de hijos? Aquel que es un amante demasiado ardiente de su propia esposa es un adúltero [de su Dios y su esposa].”

Como podemos ver arriba, aquel que ama demasiado a su esposa, o en otras palabras, quien ama a su esposa más que a Dios, de hecho es un adúltero de su Dios. Dígame, estimado lector, ¿a quién ama durante el acto, a Dios o a su cónyuge? ¿Alguna vez ha entrado en su mente el pensamiento de Dios o que Él está presente durante la relación sexual? ¿Esta ausencia de la presencia de Dios en su mente también le ha llevado a cometer pecados vergonzosos al inflamar la concupiscencia de maneras ilícitas? Ciertamente, aquellas parejas que no sacan a Dios de sí mismas o sus corazones durante las relaciones, están menos propensas a caer en otros pecados durante el acto. Porque si es a Dios a quien amamos durante las relaciones, es a Él a quien buscamos complacer y no a nosotros mismos o a nuestro cónyuge.

“Aquel que tiene más amor por su padre o madre que por Mí [Jesús] no es suficientemente bueno para Mí: aquel que tiene más amor por el hijo o hija, no es suficientemente bueno para Mí.” (Mateo 10:37)

Los niños malos nacen de padres malos

También es evidente que la descendencia de padres santos y devotos recibirán muchísimas más gracias y beneficios por la santidad de sus padres que, de acuerdo a muchos santos, los padres lujuriosos afectarán a sus hijos, inculcando impulsos pecaminosos sobre el hijo. Todo padre o madre que ama a sus hijos o futuros hijos, deberán hacer lo máximo para vivir en santidad, sabiendo que todo acto que hagan puede tener un efecto sobre sus hijos, para bien o para mal. Únicamente en el infierno comprenderán los malos padres cuánto afectaron sus actos a sus hijos, pero entonces tristemente es demasiado tarde.

“A veces Yo [Jesús] permito que los padres malos tengan hijos buenos, pero con más frecuencia, los niños malos nacen de padres malos, ya que estos niños imitan los actos malvados y perversos de sus padres lo más que pueden y los imitarían aún más si mi paciencia se los permitiera. Dicha pareja casada nunca verá mi rostro a menos que se arrepienta. Porque no existe pecado tan fuerte ni tan grave que la paciencia y el arrepentimiento no puedan lavar.” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26).

El amor de Dios es necesario para la salvación

Para que una persona sea salvada, necesita sobre todo amar a su Dios con toda su mente y con toda su fuerza y con todo su corazón (cf. Lucas 10:27). Si una persona fracasa en hacer esto (en tanto que ama a algo más que a Dios – lo que sea – sin importar cuán pequeño pueda ser), no será salvado. Por lo tanto, es de la mayor importancia que las personas realmente comiencen a hacer todo lo que está en su poder para adquirir y fomentar el amor a Dios en sus corazones, amando profundamente siempre y en todo momento a Dios, y rezándole a Dios para que les brinde ayuda en poder amarlo dignamente. Si una persona puede tener un amor profundo por su esposo o esposa, o por sus hijos, teniendo un deseo constantemente por ellos, así mismo una persona no debería tener consecuentemente problema alguno en fomentar un amor y un ansia mucho mayores por Dios en su corazón, si tan solo así lo desea. Podemos leer las siguientes palabras importantes sobre amar y desear a Dios dentro del contexto del matrimonio en las maravillosas Revelaciones de Santa Brígida de Suecia:

“Por esa razón, Yo [Jesús] deseo dirigirme al matrimonio espiritual, la clase que es apropiada que Dios tenga con un alma casta y un cuerpo casto. Hay siete cosas buenas en el mismo que son opuestas a lo malvado que se menciona arriba[*]: Primero, no hay deseo por la belleza de forma ni belleza corporal ni visiones lujuriosas, sino únicamente la visión de Dios y el amor hacia Él. Segundo, no hay deseo de poseer nada más que lo que se necesita para sobrevivir y únicamente las necesidades sin nada en exceso. Tercero, evitan hablar de cosas vanas y frívolas. Cuarto, no les interesa ver a los amigos o parientes, en vez soy su amor y su deseo. Quinto, ellos desean mantener internamente la humildad en su conciencia y externamente en la forma en que se visten. Sexto, nunca tienen la voluntad de llevar vidas lujuriosas. Séptimo, ellos engendran hijos e hijas para su Dios a través de su buen comportamiento y buen ejemplo por medio de la prédica de palabras espirituales.

“Ellos conservan su fe impoluta cuando están afuera de las puertas de mi iglesia en donde me dan su consentimiento y yo les doy el mío. Ellos suben a mi altar cuando disfrutan del deleite espiritual de mi Cuerpo y Sangre en cuyo deleite ellos desean ser un corazón y un cuerpo y una voluntad conmigo, y yo, el verdadero Dios y hombre, poderoso en el cielo y en la tierra, seré el tercero con ellos y llenaré sus corazones. ¡Los cónyuges mundanos comienzan su matrimonio en deseos lujuriosos como bestias salvajes y aún peor que las bestias salvajes! Pero estos cónyuges espirituales comienzan en el amor y temor de Dios y no se molestan en complacer a nadie más que a mí. El espíritu maligno llena e incita a aquellos dentro del matrimonio mundano a la lujuria carnal en donde no hay nada más que un hedor sucio, pero aquellos dentro del matrimonio espiritual son llenados con mi Espíritu y son inflamados con el fuego de mi amor que nunca les fallará.” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26).

[*] Sobre el matrimonio mal: “Pero las personas en esta era se unen en matrimonio por siete razones [malignas]: Primero, por la belleza facial. Segundo por riqueza. Tercero, por el placer despreciable y alegría indecente que obtienen de sus relaciones sexuales impuras. Cuarto, por los festejos con amigos y la glotonería sin control. Quinto, por vanidad en la vestimenta y la comida, en bromear y entretener y juegos y otras vanidades. Sexto, para procrear hijos pero no para criarlos en honor a Dios o buenas obras, sino por riquezas y honor mundanos. Séptimo, se unen por lujuria y son como animales salvajes en sus deseos lujuriosos. ... Dicha pareja casada nunca verá mi rostro a menos que se arrepienta. Porque no existe pecado tan fuerte ni tan grave que la paciencia y el arrepentimiento no puedan lavar.” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26).

Solo las parejas impías, que quieren gratificar su lujuria carnal a lo máximo durante el acto, sin ni siquiera pensar en Dios una sola vez, querrían echar a Dios de sus corazones y sus mentes. Dios siempre está presente para cada acción que haremos siempre. Que este concepto se nos imprima dentro de nuestras mentes.

“Yo soy un Dios en tres Personas y una Divinidad con el Padre y el Espíritu Santo. Así como es imposible para el Padre separarse del Hijo y para el Espíritu Santo separarse de los dos, y así como es imposible que el calor sea separado del fuego, así también es imposible que estos cónyuges espirituales se separen de mí; yo siempre soy el tercero con ellos. Una vez mi cuerpo fue devastado y murió en tormentos, pero nunca más será herido ni morirá. Así mismo, aquellos que son incorporados dentro de mí con una verdadera fe y una perfecta voluntad, nunca morirán alejados de mí; por donde quiera que estén de pie o sentados o caminando, siempre soy como el tercero con ellos.” (Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26).

Jesús exige de nosotros que lo amemos aún más de lo que nos amamos a nosotros mismos o a nuestra esposa o a nuestros hijos:

Aquel que tiene más amor por su padre o madre que por mí no es suficientemente bueno para mí; aquel que tiene más amor por hijo o hija que por mí, no es suficientemente bueno para mí.” (Mateo 10:37)

Y en las Revelaciones de Santa Brígida, Jesús dice: “pero solo yo fui su bien y su placer y un deleite perfecto.(Sobre Adán y Eva antes de la caída – Libro 1, Capítulo 26).

El significado del pasaje anterior no es que una pareja no podría nunca más deleitarse o sentir placer en / por parte de Dios, sino en vez, antes de la caída Dios era el único deleite y placer que el hombre sentía y deseaba. Después de la caída, Dios tuvo que competir con la concupiscencia y lujuria carnal humanas. Dios es un Dios celoso (Éxodo 20:5) y quiere que lo amemos y deseamos por sobre todas las cosas. De tal manera, amar a Dios en todo momento, aún durante las relaciones sexuales es un consejo para aquellas parejas que quieren ser perfectas y para aquellas parejas que ardientemente ansían y desean estar unidas a Dios a través del amor. Consecuentemente, aquellas personas que escogen despreciar y pasar por alto lo que ha sido cubierto acá, entonces buscan no estar unidos a Dios eterno e incorrupto (quien vive y reina por lo siglos de los siglos), sino a un objeto carnal y sin valor (que se pudrirá y será comido por los gusanos en una tumba).

Las relaciones matrimoniales durante el embarazo debe evitarse

Papa Pío XI, Casti Connubii (# 59), 31 de diciembre, 1930: “Tampoco se considera que actúan en contra de la naturaleza quienes, en el estado marital, usan su derecho de manera apropiada, a pesar que por razones naturales de tiempo o de ciertos defectos, no puede traerse una nueva vida. Porque en el matrimonio, así como en el uso de los derechos matrimoniales, también hay fines secundarios, como la ayuda mutua, cultivar el amor mutuo y el acallar la concupiscencia lo cual no les está prohibido al esposo y a esposa tomar en cuenta, EN TANTO ESTÉN SUBORDINADOS AL FIN PRIMARIO y en tanto se conserve la naturaleza intrínseca del acto.”

El fin primario del matrimonio es, claro está, la procreación y la educación de hijos:

Papa Pío XI, Casti Connubii (#17), 31 de diciembre, 1930: El fin primario del matrimonio es la procreación y la educación de los hijos.”

Pero Pío XI no enseñó que una pareja podría restringir designadamente el acto matrimonial únicamente a los períodos infértiles para evitar un embarazo, como es en la práctica y mortalmente pecaminosa Planificación Familiar Natural. Cuando se hace un plan deliberado para tener relaciones únicamente durante los período infértiles, mientras se evita tener relaciones durante los períodos que se sabe son fértiles, ocurre el pecado mortal de la contracepción.

La única razón de por qué se permiten las relaciones durante el embarazo es evitar un mal mayor, como es el adulterio (de obra o pensamiento), la masturbación o la violación del cónyuge. Esto es, por lo tanto, algo que no es meritorio, sino algo que se permite debido a la concupiscencia y a la debilidad humanas, y porque muchas personas no pueden vivir castamente sin caer en pecado mortal. Para San Jerónimo, el acto marital no fue algo bueno ni digno de alabanza porque únicamente actúa como una válvula de escape para evitar un mal mayor:

San Jerónimo: “Por lo tanto debe ser malo tocar a una mujer. Si, no obstante, se otorgan indulgencias al acto marital, esto es únicamente para evitar algo peor. Pero ¿qué valor puede reconocerse en un bien que se permite solo en vista de prevenir algo peor?

La principal diferencia entre la Infertilidad Natural debida a la vejez o debida a defectos, en comparación con la infertilidad durante el embarazo, es que en los primeros dos casos, si Dios así lo permite, puede abrir el vientre de la [mujer] infértil por vejez o por defectos, tal como podemos leer que pasó muchas veces en la Biblia. Pero en el tercer caso, cuando una esposa está embarazada, no puede quedar embarazada nuevamente – de acuerdo al orden natural que Dios ha establecido – y esa es realmente la principal diferencia entre los dos. Sin embargo, es un hecho que fue ordenado en el Antiguo Testamento que las parejas se abstuvieran el uno del otro durante el embarazo y durante los ciclos mensuales de la esposa (su período menstrual). San Agustín hasta pensó que esta ley todavía se aplica hoy en día a nosotros. La mejor opinión es, claro está, permanecer casto durante el embarazo de la esposa, ya que no hay probabilidad alguna que ella se embarace nuevamente.

Anne Catherine Emmerich dijo los siguientes puntos interesantes sobre las relaciones maritales durante el embarazo:

“Se me explicó acá que la Santísima Virgen fue engendrada por sus padres en santa obediencia y en completa pureza de corazón y que de allí en adelante vivieron juntos en continencia en la mayor devoción a Dios y temor de Dios. Fue al mismo tiempo claramente instruido sobre cómo la santidad de los niños fue inmensamente alentada por la pureza, la castidad y la continencia de sus padres y por su resistencia a todas las tentaciones impuras; y cómo la continencia después de la concepción preserva el fruto del vientre de muchos impulsos pecaminosos. En general, se me dio una abundancia desbordante de conocimiento sobre las raíces de la deformidad y el pecado.” (Anne Catherine Emmerich, La Vida de la Santísima Virgen María).

Muchas personas lujuriosas no estarán de acuerdo con lo que dijo arriba Anne Catherine Emmerich y hasta pueden ofenderse con ello. Esto es así porque estas personas desean engañarse a sí mismas en pensar que no hay nada malo en la concupiscencia (a pesar que es un hecho conocido que conlleva a incontables almas al Infierno). Es un hecho que las lujurias sexuales y las tentaciones sexuales que urgen a que las personas cometan pecados de la carne, son un producto maligno de la caída. En otras palabras, no estaba originalmente intencionado que sucediera de esta manera, de acuerdo al plan original de Dios para la humanidad, pero terminó así por la trasgresión de Adán y Eva. Si una persona es honesta consigo misma, comprenderá que es cierto. Sin embargo, la mayoría de las personas quieren engañarse a sí mismas y por lo tanto optan por pasar por alto este hecho.

Otra instancia de la verdad en cuanto a que las relaciones maritales durante el embarazo son malas puede encontrarse en las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 9 ó apéndice. Santa Brígida le pregunta a un hombre (su marido muerto) que ahora está en el purgatorio, sobre las razones específicas de por qué escapó al infierno eterno. Esta es la tercera razón de por qué escapó al infierno: “La tercera [razón] es que yo obedecí a mi maestro quien me aconsejó abstenerme de la cama de mi esposa cuando yo comprendí que estaba embarazada.”

Así, está totalmente claro que aquellos que tienen relaciones maritales durante el embarazo puede ponen en peligro el bienestar espiritual propio y el de su hijo. Una vez más, el pasaje anterior claramente indica que puede haber un peligro espiritual al tener relaciones durante el tiempo del embarazo.

La concupiscencia es una enfermedad

San Agustín hasta va más lejos cuando llama maligna y una enfermedad a la concupiscencia (a pesar que no es maligna en el aspecto generativo). Sí, hasta comparte un punto que hemos pensado que podría ser cierto, específicamente, que el Pecado Original se transmite a través de la Lujuria:

San Agustín: “Por lo cual el demonio considera culpables [pecado original] a los infantes que nacieron, no por el bien por el cual es bueno el matrimonio, sino por lo maligno de la concupiscencia, lo cual ciertamente usa correctamente el matrimonio pero que hasta el matrimonio tiene ocasión de sentir vergüenza.” (Sobre la Concupiscencia y el Matrimonio, Libro 1, Capítulo 27).

San Agustín: Esta enfermedad de la concupiscencia es a lo que el apóstol se refiere cuando, hablando de los creyentes casados, dice: ‘Esta es la voluntad de Dios, hasta vuestra santificación, que os abstengáis de la fornicación: que cada uno de vosotros deberíais saber cómo poseer este recipiente en la santificación y honor; no en la enfermedad del deseo, aún como los Gentiles que no conocen a Dios.’ (1 Tesalonicenses 4:3-5). El creyente casado, por lo tanto, no solo no debe usar el recipiente de otro hombre, que es lo que hacen aquellos que son lujuriosos por las esposas de los demás; sino debe de saber que hasta su propio recipiente no ha de poseerse en la enfermedad de la concupiscencia carnal.” (Sobre el Matrimonio y la Concupiscencia, Libro 1, Capítulo 9).

El adulterio, la fornicación y la masturbación son ejemplo de una lujuria mala y condenable. La lujuria es también un mal en el matrimonio y fácilmente se puede convertir en algo condenable si un esposo y una esposa van demasiado lejos (como pasa tristemente con la mayoría de las parejas hoy en día, aún con aquellas que se llaman católicas). Solo porque es lícito realizar el acto del matrimonio para propósitos procreadores en el matrimonio, no hace que la lujuria de los casados por eso sea buena o digna de alabanza. San Agustín explica este punto adicionalmente:

“En vista que, entonces, lo bueno del matrimonio no podría perderse con la adición de este mal [lujuria]... Ya que, por lo tanto, el matrimonio produce algo de bien aún de ese mal, tiene de lo que da la gloria; pero ya que el bien no puede producirse sin el mal, tiene razón en sentir vergüenza. El caso puede ilustrarse con el ejemplo del hombre cojo. Supongamos que él obtiene un buen objeto después de cojear hacia él, entonces, por un lado la obtención en sí no es mala por lo malo de la cojera del hombre; ni, por otro lado, es buena la cojera debido a lo bueno de lo obtenido. Por lo tanto, basados en el mismo principio, no debemos de condenar al matrimonio por lo malo de la lujuria; ni debemos de alabar la lujuria debido a lo bueno del matrimonio.” (Sobre el Matrimonio y la Concupiscencia, Libro 1, Capítulo 8).

Las tentaciones sexuales durante las relaciones lícitas de procreación también pueden ser causa de pecado ya que puede llevar a que un esposo y una esposa vayan más lejos de lo que es necesario o lícito, ya sea durante, antes o después del acto marital, y esto, claro está, es también un gran mal. Estas tentaciones, como lo hemos visto, no se convierten en algo bueno solo porque una persona está casada, porque todavía está tentado a cometer pecados. Esta es una de las mismísimas razones por las que la lujuria y las tentaciones sexuales son malas, aún dentro del matrimonio, porque todavía son defectos y todavía son ocasiones de pecado y un producto maligno de la caída, un producto del pecado original.

Conclusión

Así, las tentaciones no son algo bueno, sino realmente son “tentaciones impuras” tal como lo describe arriba Anne Catherine Emmerich, y el “mal de la concupiscencia” ó “esta enfermedad de la concupiscencia” tal como lo declaró anteriormente San Agustín. Si una persona comprende estos conceptos y está de acuerdo con ellos (que el comportamiento sensual de una pareja durante el embarazo de su hijo podría afectar a su hijo de manera negativa, infligiendo impulsos pecaminosos sobre el hijo), comprenderá y estará de acuerdo con lo que Anne Catherine Emmerich dijo arriba. Vale la pena citar nuevamente la sabiduría por parte de Anne Catherine Emmerich:

“Se me explicó acá que la Santísima Virgen fue engendrada por sus padres en santa obediencia y en una pureza completa de corazón y que de allí en adelante vivieron juntos en continencia dentro de la mayor devoción y temor de Dios. Fue al mismo tiempo claramente instruido sobre cómo la santidad de los niños fue inmensamente alentada por la pureza, la castidad y la continencia de sus padres y por su resistencia a todas las tentaciones impuras; y cómo la continencia después de la concepción preserva el fruto del vientre de muchos impulsos pecaminosos. En general, se me dio una abundancia desbordante de conocimiento sobre las raíces de la deformidad y pecado.” (La Vida de la Santísima Virgen María).

La sensualidad que será así incitada durante el embarazo es un gran mal que estará afectando tanto al esposo como a la esposa y a su futuro hijo. Las relaciones durante el embarazo también pueden ser peligrosas para el hijo y podría llevar a un nacimiento prematuro. De tal manera, de cualquier manera que se vea, la mejor opinión es practicar la abstinencia. Y si una persona dice que no puede hacer esto, entonces ¿cómo lo manejará cuando cualquiera de los cónyuges muera?

Si los cónyuges desean fomentar la virtud y si existe un consentimiento mutuo de abstenerse de las relaciones maritales, entonces tanto el esposo como la esposa pueden separarse cualquier cantidad de tiempo que decidan para poder cultivar la virtud y la perfección evangélica. Rezamos y suplicamos que todos puedan considerar hacer esto de vez en cuando. Tomando en consideración todos estos hechos, la cosa más prudente es, obviamente, permanecer casto durante toda la duración del embarazo para poder fomentar la virtud en sí mismo y en su futuro hijo.

We are looking for willing translators and helpers for the full article. This article about Natural Family Planning (NFP), Contraception and Sexual Pleasure is currently not available in its entirety in the Spanish language. For those interested, the current article about Natural Family Planning (NFP), Contraception and Sexual Pleasure can be read and translated at: http://www.trusaint.com/natural-family-planning-and-contraception/

 

42c. Los juegos preliminares, la masturbación, estimulación oral y anal es intrínsecamente malo y contra la ley natura

Parte III.

La estimulación erótica y la masturbación es intrínsicamente maligna

La Iglesia Católica enseña que la estimulación erótica entre los esposos es intrínsicamente maligna. Y, por lo tanto, cualquier actividad sexual que no puede procrear, si fuese posible la procreación, es intrínsicamente maligna y por lo tanto un pecado mortal.

“Y ahora pues, Señor, tú sabes que no movido de concupiscencia tomo a esta mi hermana por esposa, sino por el solo deseo de tener hijos que bendigan tu santo nombre por los siglos de los siglos.” (Tobías 6:16-17, 22; 8:9)

Ellos buscan el calor y la lujuria sexual que perecerá y aman la carne que será comida por lo gusanos. … Cuando la pareja llega a la cama, mi Espíritu les abandona, al tiempo que se les acerca el espíritu de la impureza, porque tan sólo se unen en la lujuria y no argumentan ni piensan en nada más. … Una pareja así nunca verá mi rostro, a menos que se arrepientan.” (Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26)

Por lo tanto, cualquier actividad sexual entre los esposos por cualquier propósito fuera de las relaciones sexuales es intrínsicamente maligna porque cualquier dicha actividad sexual no puede procrear, aunque la esposa estuviese fértil y, por lo tanto el motivo principal de la procreación no puede estar presente. Por lo tanto, la excusa de que algunos esposos deben de realizar actividades sexuales fuera de la relación sexual como una preparación para la relación sexual está condenada por la Iglesia. Es una excusa pecaminosa que permite que los esposos perpetúen sus perversiones sexuales al abusar sexualmente de sus partes corporales que no tienen nada que ver con la procreación. Si se practica cualquier variación de la estimulación erótica, sin duda alguna serán arrojados al Infierno a sufrir y quemarse por toda la eternidad.

Los teólogos malignos dicen que la sodomía entre los esposos no es mortalmente pecaminosa

El peor pecado mortal en relación a la actividad sexual prohibida entre los esposos es la sodomía (también conocido como el pecado de Sodoma), que es uno de los cuatro pecados que claman a Dios por venganza:

Penny Catechism (Un Catecismo de la Doctrina Cristiana), Siglo XVI: “Pregunta 327. ¿Cuáles son los cuatro pecados que claman al cielo por venganza? Respuesta. Los cuatro pecados que claman al cielo por venganza son: 1. Asesinato voluntario (Génesis iv); 2. El pecado de Sodoma [sexo anal u oral] (Génesis. xviii); 3. La opresión de los pobres (Éxodo. ii); 4. Defraudación a los trabajadores de sus sueldos (Santiago v).”

Y sin embargo a pesar de esta enseñanza dogmática sobre la moral, Fr. Heribert Jone, en cada edición de su libro Teología Moral a partir de 1929 y después, enseña que un esposo puede sodomizar a su esposa y su esposa puede permitirlo y ninguno comete pecado mortal en tanto él consuma su acto en forma natural con la intención de procrear. Y el pervertido Jone enseña que este acto no es sodomía para nada porque el esposo no riega su semilla cuando sodomiza a su esposa. Nótese que el término “sodomía imperfecta” que usa Fr. Jone significa el pecado mortal de sodomía entre las personas de sexo opuesto y “sodomía perfecta” es el pecado mortal de sodomía entre aquellos del mismo sexo:

Teología Moral, Fr. Heribert Jone, 1951: “I. Sodomía Imperfecta, i.e., relaciones rectales, es un pecado grave cuando el fluido seminal se pierde: Excluyendo la intención sodomítica no es sodomía ni pecado grave si la relación se inicia de manera rectal con la intención de consumarla naturalmente o si alguna acción sodomítica se coloca sin peligro de contaminación...” (“3. Los Pecados de las Personas Casadas,” Sección 757.)

Por lo tanto, el pervertido Fr. Jone dice que las relaciones rectales entre un esposo y su esposa no es un pecado grave en tanto el esposo no derrame su semilla cuando sodomice a su esposa. Y, de acuerdo al pervertido Fr. Jone, ¡esto ni siquiera es sodomía! Uno debe preguntar, entonces, “¿Qué es?” y “¿Cuál es el propósito de este acto pervertido y asqueroso?” Es sodomía, ¡simple y sencillamente! Y el propósito es burlarse de Dios y degradar y desgraciar a la esposa. No solo es este acto sodómico realizado por los esposos contrario a la naturaleza y a la ley natural, y clama a Dios la venganza, también es físicamente destructivo para la salud de ambos esposos.

Sin embargo, Fr. Jone contradice su enseñanza anterior dentro de su mismo libro. En la Sección 230 da la definición correcta de sodomía como sigue:

Teología Moral, Fr. Heribert Jone: “230. – II. Sodomía. 1. Definición. Sodomía es una copulación carnal no natural ya sea con una persona del mismo sexo (sodomía perfecta) o del sexo opuesto; siendo la última sodomía heterosexual y consiste en relaciones rectales (sodomía imperfecta). Cualquiera de las dos sodomías será consumada o no-consumada de acuerdo a si se realiza la fecundación o no.”

Por lo tanto, ya sea que la semilla se derrame durante la sodomía o no, es aún sodomía pero una se llama sodomía consumada y la otra es sodomía no-consumada. Por lo tanto, en la Sección 230 él enseña correctamente que un esposo que sodomiza a su esposa pero no consuma la sodomía, de todos modos es culpable de sodomía, la cual clasifica correctamente como sodomía no-consumada. Su enseñanza en esta sección contradice lo que él enseña en la Sección 757 cuando dice que la sodomía no-consumada del esposo no es sodomía. La ley natural por sí sola dice, aún a un pagano que nunca había escuchado la palabra de Dios, que cualquier forma de relación rectal, por cualquier razón que sea, es intrínsicamente maligna, así como cualquier clase de actividad sexual fuera de lo que es necesario para la procreación.

Y no debería sorprender a aquellos que escuchan las palabras de la Santísima Siempre Virgen María quien dijo que una inmoralidad masiva prevaleció entre la mayoría de los sacerdotes en 1846, como resultado de la gran pérdida de fe por parte de aquellos que eran Católicos solo de nombre:

La Iglesia aprobó la Revelación de Nuestra Señora de La Salette, 1846: “Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por sus vidas malvadas, por irreverencia y su impiedad en la celebración de los santos misterios, por su amor al dinero, su amor por los honores y placeres, los sacerdotes se han convertido en letrinas de impureza... Los jefes, los líderes de las personas de Dios han desatendido la oración y la penitencia, y el demonio ha ofuscado su inteligencia. Ellos se han vuelto estrellas errantes que el Viejo demonio arrastrará con su cola para hacerlos perecer... En el año de 1864, Lucifer junto con un gran número de demonios será desatado del infierno; ellos pondrán fin poco a poco a la fe, aún en aquellos dedicados a Dios. Los cegarán de tal manera que, a menos que sean bendecidos con una gracia especial, estas personas tomarán el espíritu de estos ángeles del infierno; varias instituciones religiosas perderán toda la fe y perderán muchas almas… Abundarán los libros malignos sobre la tierra y los espíritus de las tinieblas regarán por todos lados un relajamiento universal en todo lo relacionado al servicio de Dios... Roma perderá la fe y se volverá la sede del Anticristo... La Iglesia estará en eclipse, el mundo estará en desánimo... solo la fe sobrevivirá.”

A aquellos que han leído con atención el Libro de las Lamentaciones, no deberán sorprenderse que las personas escogidas de Dios han regresado a su propio vómito de paganismo y a los pecados de Sodoma:

“Y la iniquidad de la hija de mi pueblo se ha hecho más grande que el pecado de Sodoma, el cual fue derrocado en un momento.” (Lamentaciones 4:6)

El pecado de la concupiscencia inflamante

Que… ustedes pueden ser partícipes de la naturaleza divina: eliminando la corrupción de esa concupiscencia, la cual está en el mundo.” (2 Pt. 1:4)

Varios Errores sobre Temas Morales, Condenados en un decreto del Santo Oficio, 4 de marzo, 1679: “EL ACTO DEL MATRIMONIO REALIZADO ÚNICAMENTE POR PLACER ESTÁ COMPLETAMENTE LIBRE DE TODA FALTA Y DEFECTO VENIAL.” (Denz. 1159) –Condenado por el Papa Inocente XI.

“Díjole entonces el ángel Rafael: Escúchame, que yo te enseñaré cuáles son aquellos sobre quienes tiene potestad el demonio. Los que abrazan con tal disposición el matrimonio, que apartan de si y de su mente a Dios, entregándose a su pasión, como el caballo y el mulo que no tienen entendimiento; esos son sobre quienes tiene poder el demonio. … Pasada la tercera noche, te juntarás con la doncella, en el temor del Señor, llevado más bien por el deseo de tener hijos, que de la concupiscencia; a fin de conseguir en los hijos la bendición propia del linaje de Abrahán. … [Tobías dijo] Ahora pues, Señor, tú sabes que no movido de concupiscencia tomo a esta mi hermana por esposa, sino por el solo deseo de tener hijos que bendigan tu santo nombre por los siglos de los siglos.” (Tobías 6:16-17, 22; 8:9)

La Iglesia Católica enseña que el acto marital no puede usarse para inflamar la concupiscencia. Si el acto marital se usa para inflamar la concupiscencia, entonces se comete pecado. La meta de las relaciones maritales de una pareja devota es apagar el fuego de la lujuria al realizar el acto con un sentido de vergüenza y reconocimiento de la debilidad de la carne. La meta de la concupiscencia inflamante es encender el fuego a niveles mayores, excitación más alta, exaltando la carne mientras se suprime la vergüenza y la debilidad de la carne. Los ejemplos de cosas que una pareja puede hacer para inflamar la concupiscencia son la masturbación, toques y besos lujuriosos o que complacerse en estimulación erótica (son todos los pecados mortales). “No te dejes arrastrar de tus pasiones y refrena tus apetitos.” (Eclesiástico. 18:30)

Papa Pío XI, Casti Connubii (# 17), Dic. 31, 1930: “EL FIN PRIMARIO DEL MATRIMONIO ES LA PROCREACIÓN Y LA EDUCACIÓN DE LOS HIJOS... Porque en el matrimonio así como en el uso de los derechos matrimoniales también existen fines secundarios, como es la ayuda mutua, el cultivo del amor mutuo y el acallar la concupiscencia de lo cual los esposos no tienen prohibido tomar en consideración, EN TANTO ESTÉN SUBORDINADOS AL FIN PRIMARIO y en tanto la naturaleza intrínseca del acto sea preservada.”

Si los esposos no trabajan hacia la perfección tratando de eliminar la concupiscencia, entonces, cuando uno se muere, el otro está muy susceptible de cometer pecado mortal suprimiendo ilícitamente la concupiscencia. Cuando le dije a un hombre casado que la PFN es pecado mortal, dijo que esto no podía ser cierto porque el no puede controlar su lujuria y no podía darse el lujo de tener más hijos; por lo tanto, tenía que practicar la PFN (un método anticonceptivo). El se burla y niega la gracia de Dios diciendo que no puede controlar su lujuria, y el no tiene una verdadera fe en Dios, quien alimenta a los pájaros que no siembran ni cosechan ni guardan en el granero. Jesucristo es el médico y curador divino que puede curar cualesquiera y todas las faltas y condiciones pecaminosas. Le pregunté, “Si usted no puede controlar su lujuria ahora, ¿qué haría si su esposa se muriera mañana?” “¿Cómo satisfaría entonces su lujuria?” Si, como lo dijo, no puede controlar su lujuria, cometería pecado mortal al encontrar una manera de satisfacer su lujuria, de una u otra manera.

Camino hacia la pureza y la perfección

Estimado lector, ahora ya debería poder ver claramente que quien se une en acto marital por la lujuria carnal, el demonio tiene poder sobre él / ella. San Rafael Arcángel, uno de los siete arcángeles que está de pie ante el trono de Dios, enseña cuál es la voluntad de Dios para los esposos en el uso del acto marital:

“Díjole entonces el ángel Rafael: Escúchame, que yo te enseñaré cuáles son aquellos sobre quienes tiene potestad el demonio. Los que abrazan con tal disposición el matrimonio, que apartan de si y de su mente a Dios, entregándose a su pasión, como el caballo y el mulo que no tienen entendimiento; esos son sobre quienes tiene poder el demonio. … Pasada la tercera noche, te juntarás con la doncella, en el temor del Señor, llevado más bien por el deseo de tener hijos, que de la concupiscencia; a fin de conseguir en los hijos la bendición propia del linaje de Abrahán. … [Tobías dijo] Ahora pues, Señor, tú sabes que no movido de concupiscencia tomo a esta mi hermana por esposa, sino por el solo deseo de tener hijos que bendigan tu santo nombre por los siglos de los siglos.” (Tobías 6:16-17, 22; 8:9)

El propósito principal con el cual los esposos deben subordinados el acto marital es por “amor a la posteridad” (hijos), no por la lujuria. No, dice San Rafael, los esposos deben de unirse “únicamente por amor a la posteridad.” Los esposos que se unen para gratificar la lujuria carnal, sobre ellos tiene poder Satanás.

La meta de todo católico verdadero es ser santo. Eso significa que deben esforzarse por ser perfectos y santos como Dios es perfecto y santo. “Sed, pues, vosotros, perfectos, así como vuestro Padre celestial es perfecto, imitándole en cuanto podáis. (Mateo 5:48) Está escrito: series santo, porque Yo soy santo.” (1Pt. 1:16)

Existen algunas reglas fundamentales que todos los esposos necesitan aprender para poder tener un matrimonio feliz. Primero, siempre deben rezar juntos el Rosario, o individualmente antes del momento en el cual tienen la intención de tener relaciones maritales, y suplicarle a Dios de rodillas que les otorgue hijos para el honor de Su Santo nombre. Segundo, deben de rezarle a Dios para que ninguno de los dos peque en pensamiento ni en obra mientras se realiza el acto marital. Tercero, siempre deben recordar que Dios está presente con ustedes cuando se realiza el acto marital. Esto evitará que busquen inflamar su lujuria. Cuarto, siempre deberá haber oscuridad en la habitación para que no se inflame la concupiscencia. Quinto, siempre deben exponer tan poca carne como sea posible durante las relaciones maritales. El camino a la perfección, en relación al acto marital, es que los esposos realizan el acto marital únicamente con la intención y esperanza de tener hijos. Eso significa que los esposos deben de ser castos durante el período infértil mensual de la mujer. Leemos en el Antigua Testamento que Dios había prohibido el acto marital durante el ciclo infértil mensual de la mujer. “La mujer que padece la incomodidad ordinaria del mes, estará separada por siete días.” (Lev. 15:19) Comentario de Haydock: “Días, no solo afuera del campo sino de la compañía de hombres.” Tan pronto una mujer muestra señal del ciclo infértil, se detendrían las relaciones hasta. “No te llegues a la mujer mientras padece el menstruo, ni tengas que ver con ella: tampoco destaparás su desnudez.” (Lev. 18:19) Comentario de Haydock: “San Agustín cree que esta ley todavía está vigente. [En Lev. 20:18] Esta intemperancia fue por una ley positiva declarada una ofensa mortal de los judíos.”

Otra instancia se encuentra en Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 10 o apéndice. Santa Brígida le pregunta a un hombre que ahora está en el purgatorio sobre las razones específicas de por qué se escapó del infierno eterno. Esta es la tercera razón por la cual él escapó al infierno: “La tercera [razón] es que obedecía a mi maestro quien me aconsejó abstenerme de la cama de mi esposa cuando comprendí que estaba embarazada.” Ver también en Las Revelaciones de Santa Brígida, Libro 1, Capítulo 26 en cuanto a la condenación por parte de Cristo de los que abogan por la PFN. ¡Click aquí!

“Se me explicó acá que la Santísima Virgen fue engendrada por sus padres en santa obediencia y en completa pureza de corazón y que de allí en adelante vivieron juntos en continencia en la mayor devoción a Dios y temor de Dios. Fue al mismo tiempo claramente instruido sobre cómo la santidad de los niños fue inmensamente alentada por la pureza, la castidad y la continencia de sus padres y por su resistencia a todas las tentaciones impuras; y cómo la continencia después de la concepción preserva el fruto del vientre de muchos impulsos pecaminosos. En general, se me dio una abundancia desbordante de conocimiento sobre las raíces de la deformidad y el pecado.” (Anne Catherine Emmerich, La Vida de la Santísima Virgen María).

Si los cónyuges desean fomentar la virtud y si existe un consentimiento mutuo de abstenerse de las relaciones maritales, entonces tanto el esposo como la esposa pueden separarse cualquier cantidad de tiempo que decidan para poder cultivar la virtud y la perfección evangélica. Rezamos y suplicamos que todos puedan considerar hacer esto de vez en cuando. Tomando en consideración todos estos hechos, la cosa más prudente es, obviamente, permanecer casto durante toda la duración del embarazo para poder fomentar la virtud en sí mismo y en su futuro hijo.

“Entonces Tobías exhortó a la virgen y le dijo: Sara, levántate y dejad que le oremos a Dios hoy y mañana, y el siguiente día: porque durante estas tres noches estamos unidos a Dios: y cuando se termine la tercera noche, estaremos en nuestro propio connubio. Porque somos los hijos de santos y no debemos unirnos como paganos que no conocen a Dios.” Tobías 8:4-5

We are looking for willing translators and helpers for the full article. The full article about Foreplay is currently not available in the Spanish language. For those interested, the whole article about Foreplay can be read and translated at: http://www.trusaint.com/foreplay/



43. Toda la verdad acerca de la consagración y conversión de Rusia y la impostora Hna. Lucía

La pregunta es: ¿Usted conoce la verdad sobre esta materia?

La verdad que Usted no ha escuchado del “P”. Gruner; los sorprendentes hechos sobre una materia en que se

nos ha querido lavar el cerebro con sólo considerarla desde una sola perspectiva

Esto es algo que todo católico tradicional debe leer

Proverbios 16, 7: “Cuando los caminos del hombre son gratos al Señor, Él convertirá a la paz incluso a sus enemigos”.

Nuestra Señora: “Si oyen mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”.

 

Proverbios 16, 7: “Cuando los caminos del hombre son gratos al Señor, Él convertirá a la paz incluso a sus enemigos”.

“… cum placuerint Domino viae hominis inimicos quoque eius convertet ad pacem”.

EN ESTE CAPÍTULO:

– HECHO #1: EL PAPA PÍO XII CONSAGRÓ RUSIA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

– EL PAPA PÍO XII NO CONSAGRÓ AL MUNDO, SINO ESPECÍFICAMENTE A RUSIA EL 7 DE JULIO DE 1952

– HECHO #2: LO QUE QUISO DECIR NUESTRA SEÑORA ACERCA DE LA CONVERSIÓN DE RUSIA – LA NOTABLE EVIDENCIA

– ESTA POSICIÓN SE FUNDAMENTA CONSIDERANDO ADEMÁS PORTUGAL, “EL ESCAPARATE DE NUESTRA SEÑORA”

– “LOS BUENOS SERÁN MARTIRIZADOS” Y “VARIAS NACIONES SERÁN ANIQUILADAS” SON PROFECÍAS QUE YA SE HAN CUMPLIDO

– DE QUE RUSIA SE CONVIRTIÓ – INSTANTÁNEAS DEL RÉGIMEN SATÁNICO EN LA RUSIA COMUNISTA

– ÉL HARÁ LA CONSAGRACIÓN, PERO SERÁ “TARDE”

– LAS PALABRAS DE NUESTRA SEÑORA NOS REVELAN QUE SU TRIUNFO NO ES UN TRIUNFO UNIVERSAL O REINO DE PAZ, SINO SÓLO UN “CIERTO” PERÍODO DE PAZ

– LA CONVERSIÓN DE RUSIA =

– LA EVIDENCIA

– ALGUNAS ÚLTIMAS OBJECIONES – LA HNA. LUCÍA NI SIQUIERA SABÍA SI LA CONSAGRACIÓN DE PÍO XII DE 1952 HABÍA SIDO ACEPTADA POR EL CIELO

– PARTE II: LA EVIDENCIA DE UNA IMPOSTORA HERMANA LUCÍA

– EL FALSO MENSAJE DEL “P.” NICHOLAS GRUNER

Una de las preguntas más frecuentes que recibimos es acerca de las palabras de nuestra Señora en Fátima el 13 de julio de 1917:

Visteis el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hicieren lo que yo os pido, se salvarán muchas almas y habrá paz. La guerra va a acabar. Pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal de que Dios va a castigar a los hombres por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre, la persecución a la Santa Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz. Si no, ella esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas. Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará a Rusia, la que se convertirá y se le concederá al mundo algún tiempo de paz1.

Los “papas” del Vaticano II deberían ser verdaderos papas para que la objeción se mantenga, porque uno de ellos finalmente consagrará a Rusia al Inmaculado Corazón de María, y toda la nación se convertirá a la fe católica. Eso no ha ocurrido, de manera que Uds. se equivocan al decir que ellos son antipapas.

Primero, al examinar este asunto es importante que la gente quite de su mente cualquier idea preconcebida o prejuicio sobre esto. Ellos deben estar preparados para darle una nueva mirada a los hechos. Entremos de lleno en este tema tan importante:

HECHO # 1: EL PAPA PÍO XII CONSAGRÓ RUSIA AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA – EL 7 DE JULIO DE 1952, EL PAPA PÍO XII NO SOLO CONSAGRÓ EL MUNDO, SINO ESPECIALMENTE A RUSIA

Muchos saben que el papa Pío XII consagró el mundo al Corazón Inmaculado de María en 1942. Sin embargo, muchos no saben que el papa Pío XII consagró específicamente Rusia al Inmaculado Corazón de María en 1952.

Nosotros no sabíamos de esto hasta que estudiamos en profundidad este asunto. Pero este importante hecho está revelado incluso en los libros promovidos por el apostolado del P. Nicholas Gruner.

Fray Miguel de la Sainte Trinite, Toda la Verdad Acerca de Fátima, vol. 1, p. 498: “… en 1952. El 7 de julio del mismo año, un mes después del artículo de Dhanis, el papa Pío XII en su carta apostólica Sacro Vergente Anno, realizó esta consagración exclusiva de Rusia, por su nombre – ¡por más que Dhanis lo declare imposible!”2.

Este hecho también se puede encontrar en el libro Fátima en Crepúsculo:

Mark Fellows, Fátima en Crepúsculo, p. 119: “La carta continuaba pidiendo que Pío consagrase Rusia al Inmaculado Corazón. Él [Pío XII] lo hizo en una carta a todos los rusos (Sacro vergente anno), escribiendo en su parte pertinente: ‘Hoy Nos consagramos y de manera más especial encomendamos a todos los pueblos de Rusia a este Inmaculado Corazón…”3.

Estas son las palabras del papa Pío XII:

Papa Pío XII, carta apostólica Sacro Vergente Anno, 7 de julio de 1952: “… al igual como hace unos años Nos consagramos todo el género humano al Inmaculado Corazón de la Virgen María, Madre de Dios, así hoy Nos consagramos, y una manera más especial, encomendamos a todos los pueblos de Rusia a este Inmaculado Corazón…”4.

Por tanto, es un hecho innegable que el papa Pío XII consagró específicamente Rusia al Inmaculado Corazón de María.

¿Pero Nuestra Señora no prometió que Rusia debería ser consagrada en unión con todos los obispos del mundo? ¡No! Este es un punto clave. Nuestra Señora pidió que Rusia fuese consagrada en unión con todos los obispos del mundo pero, el 13 de julio que sólo prometió que “Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá y se le concederá al mundo un cierto período de paz”. Nótese que nuestra Señora no prometió: “El papa y todos los obispos me consagrarán a Rusia…”. Además, el cielo reveló que el cumplimiento efectivo de la consagración de Rusia no sería enteramente conforme a los deseos originales del cielo; por ejemplo, será “tarde” (más sobre esto en algunas párrafos más adelante).

HECHO # 2: NUESTRA SEÑORA NUNCA DIJO QUE LA CONVERSIÓN DE RUSIA SIGNIFICA QUE RUSIA SE CONVERTIRÍA A LA FE CATÓLICA

La pregunta que debemos volver a examinar es: ¿Nuestra Señora alguna vez dijo que Rusia se convertiría en “la fe católica”? ¿Hay alguna evidencia de que la Virgen haya dicho que Rusia se convertiría a la fe católica? La respuesta, que probablemente sorprenderá a muchos, es no. Recientemente hemos concluido un minucioso estudio de la obra de 3 volúmenes de Fray Miguel Toda la Verdad sobre Fátima (más de 2000 páginas sobre el tema). Buscábamos alguna evidencia, cualquier evidencia, de que la Virgen hubiera dicho que la “conversión” de Rusia significa que la nación de Rusia se convertirá a la fe católica. En toda la obra de 3 volúmenes no hay evidencia alguna de que nuestro Señor o nuestra Señora alguna vez prometieran que Rusia se convertiría a la fe católica. [Por favor, téngase en consideración: No estamos examinando la cuestión de si el cielo quisiera la conversión de Rusia a la fe católica, que por supuesto sería, ya que fuera de la Iglesia Católica no hay salvación. Más bien nos referimos a la cuestión de si alguna vez el cielo haya dicho o prometido que la nación de Rusia se convertiría a la fe católica. No hay evidencia alguna de que el cielo haya prometido que Rusia se convertiría a la fe católica.]

Pero, por supuesto, ello significa que todo el país será convertido a la fe católica”, como una persona nos dijo, “¡porque no podría significar otra cosa!”. Esta persona llegó a decir que es absurdo pensar que la Virgen hubiese usado la palabra “conversión” significando otra cosa que no sea una conversión a la verdadera fe. ¿En serio? Bueno, esta persona se sorprendería al saber que en Proverbios 16, 7, el mismo Dios Todopoderoso usa la palabra “conversión” en un sentido diferente de una conversión a la verdadera fe: Dios usa la palabra conversión refiriéndose a una conversión a la paz de un enemigo perseguido (es decir, una cesación a sus formas de persecución).

Proverbios 16, 7: “Cuando los caminos del hombre son gratos al Señor, Él convertirá a la paz incluso a sus enemigos”.

De hecho, lo que llama la atención es que las palabras de la Virgen del 13 de julio parecen estar estructuradas según Proverbios 16, 7: en el contexto de que tanto, la conversión está inmediatamente ligada a la paz, una vez que el hombre cumple con la petición del Señor.

Proverbios 16, 7: “Cuando los caminos del hombre son gratos al Señor, Él convertirá a la paz incluso a sus enemigos”.

Nuestra Señora: “Si oyen mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”.

 

Después de estudiar este tema en profundidad y tomar una nueva mirada a los hechos, tengo la firme opinión de que las palabras de la Virgen están estructuradas según la promesa de Proverbios 16,7: la “conversión” de Rusia no significa la conversión de la nación a la fe católica, sino más bien a la conversión de un enemigo perseguidor (Rusia) a un cierto período de paz. Ve remos exactamente este significado a medida que avanzamos y las pruebas que lo confirman a partir del mensaje de Fátima.

ESTA POSICIÓN SE FUNDAMENTA CONSIDERANDO ADEMÁS PORTUGAL, EL ESCAPARATE DE NUESTRA SEÑORA

Para tratar de justificar su posición de que Rusia no ha sido consagrada, el “Padre” Gruner y sus partidarios suelen plantear el caso de Portugal como el “escaparate de la Virgen”. Ellos señalan que cuando los obispos portugueses consagraron su nación a la Inmaculado Corazón de María el 13 de mayo de 1931, el resultado fue un increíble renacimiento católico y reforma social. Ellos dicen que la Virgen utilizó Portugal como una “escaparate” de lo que Ella iba a hacer por Rusia y el resto del mundo.

John Vennari, “No tiene lógica”, The Fatima Crusader, edición # 70: Por lo tanto, no es difícil entender por qué Portugal en este momento se ha llamado la “escaparate” de Nuestra Señora”. Y este triple milagro de Portugal se presenta como una vista previa. de cómo Rusia y el mundo se verá después de la Consagración Colegial de Rusia5.

Sin embargo, al sacar a colación el ejemplo de Portugal, ellos proporcionan más evidencia de que la promesa de Nuestra Señora de la “conversión” de Rusia no significa la conversión de toda la nación a la fe católica. Porque ellos no toman en cuenta que, incluso después que los obispos consagraron la nación de Portugal (un país de población mayoritariamente católica), ¡el país no se convirtió en un país católico¡

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 2, p. 420: “Curiosamente, en este acuerdo [de la nación portuguesa], la religión católica no es reconocida como la religión oficial del Estado portugués, y por lo tanto en teoría sigue vigente la separación de Iglesia y el Estado”6.

Si el propio Portugal (una nación que era casi totalmente católica) ni siquiera se convirtió en un país católico después de su consagración, esta es una prueba más de que la conversión de Rusia no significa una conversión de la nación a la fe católica. La Constitución de Portugal de 1959 ni siquiera menciona el nombre de Dios7.

ESTA POSICIÓN SE FUNDAMENTA ADEMÁS POR EL RESUMEN DE LA HNA. LUCÍA DE LA VISIÓN DE TUY

A fin de tratar de justificar su posición de que Rusia se convertirá a la fe católica, muchos citan la visión de Tuy, en la que Nuestra Señora prometió a “salvar” a Rusia:

Nuestra Señora a la Hna. Lucía, 13 de junio de 1929: “Ha llegado el momento en que Dios pide que el Santo Padre haga, en unión con todos los obispos del mundo, la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, prometiendo salvarla por este medio”8.

Lo que es MUY SIGNIFICATIVO es que Fray Michel admite que la Hna. Lucía resumió esta comunicación en Tuy de una manera ligeramente diferente en dos cartas al P. Goncalves:

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 2, p. 465: “[página después de citar lo que usted acaba de leer] Vamos a señalar de inmediato que en 1930, en dos cartas al Padre Gonçalves, la Hermana Lucía expresó de una manera un poco diferente los pedidos del cielo… [Sor Lucía]: el buen Dios promete terminar la persecución en Rusia si el Santo Padre se digna hacer, y mandar que lo hagan los obispos del mundo católico, un solemne y público acto de reparación y consagración de Rusia a los Santísimos Corazones de Jesús y María, prometiendo su Santidad, a cambio de poner el fin de esta persecución, aprobar y recomendar la práctica de la ya indicada devoción reparadora’”9.

Por tanto, según la Hna. Lucía, el mensaje en Tuy de que nuestro Señor “salvará” a Rusia significa que el Señor promete “poner fin a la persecución en Rusia”, corroborando así el punto de que no hay pruebas de que el cielo haya prometido que Rusia se convertiría a la fe católica. Encontramos lo mismo en otra visión que el Señor le concedió a Sor Lucía en 1940:

Nuestro Señor a la Hna. Lucía, 22 de octubre de 1940: “Castigaré a las naciones por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre y la persecución de mi Iglesia y esto pesará especialmente sobre mi Vicario en la tierra. Su Santidad obtendrá una abreviación de esos días de tribulación si atiende a mis deseos con la promulgación del Acto de Consagración de todo el mundo al Inmaculado Corazón de María, con una especial mención de Rusia”10.

La consagración de Rusia “obtendrá una abreviación” de las tribulaciones causadas por las persecuciones de Rusia, coincidiendo perfectamente con nuestro punto acerca de lo que la Virgen quiere decir respecto a la “conversión” de Rusia. Lo más importante, sin embargo, respecto a lo que la Virgen quiere decir respecto a la conversión de Rusia, lo podemos ver en el contexto de un cuidadoso examen de sus palabras del 13 de julio.

La guerra va a acabar. Pero si no dejan de ofender a Dios, otra guerra peor comenzará en el reinado de Pío XI. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que esa es la gran señal que Dios os da de que Él va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre, y la persecución a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados. Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz. Si no, ella esparcirá sus errores por el mundo entero, provocando guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas. Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia y se le concederá al mundo algún tiempo de paz”.

Nótese, la consagración de Rusia fue específicamente solicitada para impedir “la guerra… el hambre, y la persecución a la Iglesia…”. Esto nos muestra cuán firmemente establecidas están dentro de este específico contexto palabras de la Virgen sobre la consagración de Rusia: la conversión de este enemigo a la paz de esas persecuciones de “guerra… hambre… a la Iglesia”.

Este punto se corrobora si se considera la “gran señal” mencionada por nuestra Señora en el contexto de su pedido de consagración de Rusia. Nuestra Señora dice: Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que esa es la gran señal que Dios os da de que Él va a castigar al mundo por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre, y la persecución a la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo…”. Esta “señal” no era una “pequeña señal”, sino la “gran señal” que el cielo da en el contexto de la consagración de Rusia y los castigos que la consagración de Rusia impediría.

Bueno, esta “gran señal” (como lo admiten básicamente todos los eruditos de Fátima) fue la luz desconocida que iluminó el cielo el 25 de enero de 1938, justo antes de los acontecimientos que precipitaron la Segunda Guerra Mundial.

“Una aurora boreal de tamaño excepcional surcó el cielo de Europa Occidental anoche; ella causó un alboroto en una serie de municipios, de lo que en un principio se creía que era un gigantesco incendio. En toda la región de los Alpes, la población estaba muy intrigada por el extraño espectáculo. El cielo estaba ardiendo como un horno inmenso en movimiento, provocando un fuerte resplandor rojo sangre”11.

Creemos que la mayoría de la gente puede estar de acuerdo que esta señal no nos parece tan importante, desde nuestro punto de vista de hoy. Sin embargo, en el contexto en que fue solicitada la consagración de Rusia para impedir la “guerra… el hambre… y la persecución a la Iglesia…”, esta fue la “gran señal” que dio el cielo. Esto nos demuestra, una vez más, cuán firme dentro de este contexto específico fueron las palabras de nuestra Señora para la consagración de Rusia: para convertir a este enemigo a la paz de sus persecuciones de guerra, persecución a la Iglesia, etc.

“LOS BUENOS SERÁN MARTIRIZADOS” Y “VARIAS NACIONES SERÁN ANIQUILADAS” SON PROFECÍAS QUE YA SE HAN CUMPLIDO

Con el fin de comprender mejor lo que la Virgen quiso decir con la “conversión” de Rusia, es importante que entendamos lo que ella quería decir por las cosas que ella mencionó en el mismo contexto, por ejemplo, “varias naciones serán aniquiladas” y “los buenos serán martirizados”.

Nuestra Señora, 13 de julio de 1917: “Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz. Si no, ella esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas…”.

Muchos creen que las palabras de nuestra Señora “varias naciones serán aniquiladas” y “los buenos serán martirizados” (como resultado de la esparcimiento de los errores de Rusia) todavía no se han cumplido. Sin embargo, la verdad es que ambas ya se han cumplido.

VARIAS NACIONES SERÁN ANIQUILADAS

Como veremos, incluso Fray Michel, un autor cuya obra es promovida por el apostolado de Nicholas Gruner, admite que la Unión Soviética absorbió los países bálticos y otros Estados pequeños durante el período de la Segunda Guerra Mundial, anexándoselos y haciendo que ya no existieran, lo que constituyó la aniquilación de las naciones de las cuales h abló nuestra Señora.

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 3, p. 190: “En 1939 la URSS seguía siendo el único estado comunista en el mundo… Seis años más tarde… varias naciones fueron borradas del mapa, absorbidas por el imperio soviético, una docena de países entraron en la órbita de Moscú y conservaron sólo la apariencia de libertad, mientras que otros fueron agitados por las guerras internas o gravemente amenazados por la subversión comunista. La profecía de Fátima se estaba cumpliendo a la letra12.

Además de las naciones de Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Rumania, Bulgaria, etc., que entraron en la órbita del imperio soviético, y fueron reducidas a títeres de su máquina, los países bálticos, Lituania, Letonia y Estonia, en realidad fueron borr ados del mapa; completamente aniquilados por una total absorción dentro el imperio soviético.

Las pequeñas naciones bálticas —Lituania, Letonia y Estonia— estaban ahora listas para que Stalin se las apropiara. Él les impuso ‘tratados de asistencia mutua’, cuya única cláusula importante mandaba estacionar un gran número de tropas soviéticas en su territorio. Estos tratados se firmaron el 28 de septiembre (Estonia), 5 de octubre (Letonia), y el 10 de octubre (Lituania). Ellas podían ahora ser asumidas en cualquier momento13.

Un artículo publicado en el sitio web del “Joint Baltic American National Committee” señala que:

“El 23 de julio de 1940, Sumner Welles, Secretario de Estado de los EE.UU., declaró que ‘los tortuosos procedimientos por los que la independencia política e integridad territorial de las tres pequeñas repúblicas bálticas —Estonia, Letonia y Lituania— serían deliberadamente aniquiladas por uno de sus más poderosos vecinos, han sido rápidamente llevados a término”14.

¡Nótese, la absorción de los países bálticos por la Unión Soviética “aniquiló” la independencia política y la integridad territorial de esas naciones (es decir, aniquiló su propio carácter de nación)! Otro artículo en la página web de la Joint Baltic American Committee señala que “… el comunismo será recordado no tanto por lo que dejó atrás como por lo que no hizo. Las décadas de gobierno totalitario aniquiló las culturas…”15.

Palabras de la Virgen sobre la aniquilación de las naciones se refieren claramente a toma de control de los países bálticos por la Unión Soviética, que literalmente los borró del mapa por la absorción. Pero hay algunos que creen que las palabras de la Virgen se refieren a una catástrofe nuclear que ocurrirá en el futuro. Para tratar de probar este punto, ellos citan las palabras de Sor Lucía al Padre Fuentes.

Sor Lucía al Padre Fuentes, 1957: “Dígales, Padre, que muchas veces la Santísima Virgen dijo a mis primos Francisco y Jacinta, como a mí misma, que muchas naciones desaparecerán de la faz de la tierra. Ella dijo que Rusia será el instrumento del castigo elegido por el cielo para castigar al mundo si antes no obteníamos la conversión de esa pobre nación”16.

Sor Lucy está obviamente reiterando las palabras de nuestra Señora acerca de la aniquilación de las naciones. Sin embargo, si una nación fuese devastada por la catástrofe nuclear, ella no desaparecería. Todavía sería visible, pero como un páramo vacío y devastado. La única manera de hacer que un país literalmente “desaparezca” es borrándolo del mapa por la incorporación a otro país, como ocurrió con la absorción de las naciones bálticas por la Unión Soviética. En impresionante confirmación de este punto, está lo que le dijo el Ministro de Asuntos Exteriores soviético, Molotov, al Ministro de Relaciones Exteriores de Lituania (en relación con la inminente absorción por la Unión Soviética de los países bálticos):

Ministro de Asuntos Exteriores soviético, Molotov, al ministro de Relaciones Exteriores de Lituania: “Usted debe ver bien la realidad y entender que en el futuro las naciones pequeñas tendrán que desaparecer. Su Lituania junto con los otros países bálticos…”17.

Este mapa (arriba) de la Europa del Este de antes de la Segunda Guerra Mundial define los países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), antes de que fueran aniquilados y desaparecieran por la total absorción en el satánico imperio soviético

Este mapa de Europa del Este y el bloque comunista después de la Segunda Guerra Mundial define la desaparición y la aniquilación de las naciones bálticas por absorción total en el imperio soviético

La aniquilación de las naciones, el hacer que las naciones “desaparezcan”, claramente se refiere a la Unión Soviética y su anexión de los Estados bálticos. Fray Michel incluso aplica la “aniquilación de las naciones” a las otras naciones que la Unión Soviética incorporó en su órbita como satélites, como Polonia, etc. Sin embargo, más específicamente se refiere al borrado de los países bálticos, así como otros pequeñas provincias como el norte de Bukovina y Besarabia. Y esto sin duda le habría ocurrido a “muchas” otras naciones si Rusia no hubiese sido consagrada.

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 3, pp. 193-194: “¿Es necesario enumerar estas naciones, que tal vez nuestra Señora de Fátima designó, al anunciar que ‘varias naciones serían aniquiladas’? Arrancadas de sus antiguas tradiciones y de su Iglesia, su sociedad fue destruida por la gran máquina bolchevique. En efecto, estos países ya no son más ellos mismos… Está Albania, donde la persecución contra la Iglesia se inició en 1945. Está Hungría, con sus 7 millones de católicos de 10 millones de habitantes, donde el nuncio apostólico fue expulsado en abril de 1945… Está Polonia (22 millones de católicos), donde en septiembre de 1945, el gobierno decidió romper el concordato. Está Checoslovaquia, donde, de los 12 millones de habitantes, casi nueve millones eran católicos. Está la Rumania ortodoxa con su valiente minoría de 3.000.000 de fieles de rito [católico] oriental, donde el gobierno espera la hora favorable para llevar a cabo la misma integración forzada a la Iglesia cismática como en Ucrania. Está Bulgaria, donde la Iglesia contaba con sólo 57.000. Está la Yugoslavia de Tito… donde una persecución sangrienta comenzó en junio–julio de 1945”18.

En cada nación comunista controlada por la Unión Soviética, la prensa, la radio y la educación estaban totalmente controladas por el Estado. Esto se convirtió en la triste y sombría realidad en un país tras otro que cayó en el comunismo. Todos estos satélites también persiguieron vigorosamente a la Iglesia. Por ejemplo:

“En Rumania, con la complicidad activa del patriarca Alexis de Moscú y de toda la jerarquía nacional ortodoxa, los comunistas decidieron la liquidación pura y simple, de la Iglesia greco-católica, que contaba con 1.600.000 fieles en la época. ‘Hacia finales de octubre de 1948, se procedió a detener a los obispos católicos bizantinos, los vicarios generales, los canónigos, y la mayoría de los sacerdotes, unos 600 en total. El gobierno luego procedió a la confiscación de iglesias y conventos de religiosos y religiosas, a pesar de su resistencia’. El 1 de diciembre [de 1948], el gobierno comunista publicó el decreto de supresión de la Iglesia Católica Oriental”19.

Y esto nos lleva a que “los buenos serán martirizados” también se ha cumplido:

LOS BUENOS SERÁN MARTIRIZADOS

Es simplemente un hecho que incontables católicos fueron martirizados a manos de la Unión Soviética y sus satélites comunistas. Dado que esto es bien sabido, no daremos muchas citas para probar el punto. Pero es importante señalar, una vez más, que incluso Fray Michel, cuyo trabajo sobre Fátima es promovido por el “P.” Nicholas Gruner, admite que lo de “los buenos serán martirizados” ya ha ocurrido.

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 2, p. 764: “Cuando, en una carta del 21 de enero de 1940, la Hermana Lucía mencionó en conexión con la guerra ‘la sangre derramada por los mártires’, que a la postre aplacaría la ira divina, y cuando nuestra Señora anunció en su secreto que ‘los buenos serán martirizados’, ¿cómo podemos olvidarnos de los millones de católicos ucranianos o polacos martirizados por los bolcheviques?”20.

Un buen ejemplo viene de Rusia en 1923. En ese momento, Moscú intentó chantajear al Vaticano en otorgar su reconocimiento diplomático. Moscú dio órdenes de detención del clérigo de alto rango monseñor Cieplak (administrador apostólico de la diócesis de Mohilev), a su vicario general, monseñor Budkiewicz y otros trece sacerdotes. Estos clérigos declararon que no iban a observar la ley de 1922 de la Unión Soviética que prohibía la enseñanza de la fe católica a los niños (Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 310). Moscú consintió su liberación si el Vaticano aceptaba las relaciones diplomáticas con el régimen. El régimen ruso sabía que una vez que el Vaticano estableciera relaciones diplomáticas con ella, el resto de Europa lo seguiría. Pero el Vaticano no podía otorgarle este reconocimiento, por lo que Moscú ejecutó la sentencia:

“El Jueves Santo de 1923, Mons. Budkiewicz fue martirizado con una crueldad espantosa. Brutalmente empujado a través de un pasillo oscuro, se cayó y se rompió la pierna… Despojado de sus vestiduras y ya imposibilitado de caminar, el mártir fue arrastrado por las orejas todo el camino al destacamento de guardias. Una de sus orejas se la habían arrancado. En el agujero, le dieron un tiro de revólver. El Padre Walsh… oyó sonar el disparo entre los gritos, cantos de borrachos y carcajadas. Para que no quedaran reliquias, el cuerpo del mártir fue quemado y sus cenizas dispersadas. Y esta fue la señal para una serie de ataques contra la jerarquía, el clero y los laicos, muchos de los cuales fueron enviados a las heladas prisiones de Solowki en el Mar Negro, donde un campo de concentración fue especialmente asignado para los cristianos; otros murieron en prisión, algunos de ellos reducidos a la locura por los tormentos que habían soportado”21.

“… sólo durante el año 1922 más de 800 sacerdotes católicos y ortodoxos, hermanos y monjas fueron asesinados en Rusia”22.

Papa Pío XI, carta al cardenal Pompili, 2 de febrero de 1930: “El año pasado durante los días santos de Navidad, no sólo había cientos de iglesias [en Rusia] cerradas, un gran número de íconos quemados, todos los trabajadores y escolares obligados a trabajar y los domingos suprimidos, sino que incluso obligaron a los obreros, hombres y mujeres, a firmar una declaración de apostasía formal y de odio en contra de Dios, o de lo contrario ser privados de sus tarjetas de racionamiento de pan, sin la cual cada habitante de este pobre país es reducido a morir de hambre, miseria y frío. Entre otras cosas, en todas las ciudades y en muchos pueblos… durante los días santos de Navidad del año pasado: fueron testigos de un desfile de tanques tripulados por numerosos rufianes vestidos con vestiduras sagradas, tomando la cruz en burla y escupiendo sobre ella, mientras que otros vehículos blindados transportaban enormes árboles de Navidad, de los que colgaban por el cuello marionetas representando a obispos católicos y ortodoxos. En el centro de la ciudad, otros matones jóvenes cometieron toda clase de sacrilegios contra la cruz”23.

“En 1946 las autoridades soviéticas removieron de sus diócesis a todos los obispos de Lituania, salvo a uno… Desde 1946 a 1948, 357 sacerdotes —un tercio de todos los sacerdotes de Lituania— fueron deportados a campos de trabajo en Rusia y Siberia. Uno de ellos, que había sido condenado a 25 años (lo que significaba la muerte, ya que prácticamente nadie sobrevivía más de diez años en los campos) se le ofreció la libertad, una de las iglesias más grandes de Vilna y 100.000 rublos si él encabezaba una iglesia católica cismática lituana. Él se negó, y desapareció”24.

(Dicho sea de paso, este sacerdote podría haberse ahorrado los horrores de los campos de trabajo si simplemente hubiese consentido en convertirse en un cismático oriental. Él se negó, y sufrió terriblemente. Esto nos demuestra, una vez más, lo malvado del falso ecumenismo post-Vaticano II que acepta y alaba la ortodoxia oriental, sostiene que su martirio no tenía sentido).

Cadáveres de lituanos después de que la Unión Soviética eliminara a los que considera una amenaza para la plena anexión

En 1936, los errores del comunismo ruso movilizó la revolución y Guerra Civil española. El resultado fue sin duda la peor persecución a la Iglesia Católica en la historia:

“Al mismo tiempo comenzó el holocausto de España [en 1936]. El principal objetivo de los revolucionarios era… la Iglesia Católica. Durante los próximos tres meses, los sacerdotes católicos, religiosos y laicos que fueron capturados en el medio de España donde la República mantuvo el control, fueron víctimas de la persecución más sangrienta que la Iglesia haya experimentado desde la del emperador romano Diocleciano en el siglo IV. En total, 6.549 sacerdotes y 283 monjas fueron martirizados, muchos en las clásicas circunstancias del martirio, ofreciéndoles la vida si renunciaban a su fe y la muerte si la defendían”25.

Hugh Thomas, considerado el más importante historiador de la Guerra Civil española, nos da algunos detalles sobre estos martirios:

“En Cervera, a los monjes les introducían el rosario por sus orejas hasta que sus oídos se perforaban… Algunas personas fueron quemadas, y otros enterradas vivos - estas últimas después de haber sido obligadas a cavar sus propias tumbas. En Alcázar de San Juan un hombre joven, que se distinguía por su piedad, tenía los ojos hundidos. En esa provincia, Ciudad Real, los crímenes fueron atroces. Un crucifijo fue introducido a la fuerza por la boca de la madre de dos jesuitas. Ochocientas personas fueron arrojadas a un pozo de la mina”26.

Que la persecución española fue impulsada y provocado por los errores de Rusia está fuera de toda duda, incluso algunos de los “agresores llevaban banderas rojas con la hoz y el martillo”27.

Se podrían multiplicar por páginas con ejemplos de los buenos martirizados. Por ejemplo, después que la Unión Soviética forzara la reunificación de la “Iglesia” cismática con la Iglesia greco-católica en 1945, hubo incontables católicos ucranianos que fueron martirizados por su fe:

Cardenal Slipyi: “El 11 de abril de 1945, fui arrestado junto con todos los otros obispos. Menos de un año más tarde, más de 800 sacerdotes nos han seguido en el cautiverio. Del 8 a 10 marzo de 1946, se realizó el ilegal Sínodo de Lvov. Bajo la presión atea se proclamó la ‘reunificación’, y por ese mismo hecho, se efectuó por la fuerza bruta la liquidación oficial de nuestra Iglesia. Los obispos fueron deportados a todos los rincones de la Unión Soviética. Casi todos ellos han muerto desde entonces, o fueron asesinados en cautiverio… más de 1.400 sacerdotes y 800 religiosos, hasta decenas de miles de fieles que en cautiverio, sacrificaron sus vidas por su fidelidad al papa, a la Sede Apostólica Romana y a la Iglesia universal28.

Es un hecho que no necesita ser probado más allá: los buenos fueron martirizados en la Unión Soviética, en sus satélites comunistas, y en otros países, como España, donde los errores de Rusia movilizaron la sangrienta persecución. Las palabras de la Virgen de que los buenos serán martirizados y varias naciones serán aniquiladas ya se han cumplido.

Nuestra Señora: “Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz. Si no, esparcirá sus errores por el mundo entero, produciendo guerras y persecuciones a la Iglesia. Los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá mucho que sufrir, varias naciones serán aniquiladas. Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará; el Santo Padre me consagrará Rusia, la que se convertirá y se le concederá al mundo algún tiempo de paz”.

Sor Lucía al Padre Jongen, febrero de 1946: “Creo que ahora se están cumpliendo las palabras de Nuestra Señora: ‘Si no se hace esto (ella acababa de recordar ‘la petición exacta’ de la Santísima Virgen) Rusia esparcirá sus errores por el mundo’29.

Algunos también preguntan: ¿qué pasa con la persecución del Santo Padre, que “tendrá mucho que sufrir”? ¿Cuál es el significado de esto? La respuesta la encontramos en el mencionado mensaje de nuestro Señor a la Hermana Lucía en 1940:

Nuestro Señor a la Hermana Lucía, 22 de octubre de 1940: “Voy a castigar a las naciones por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre y la persecución de mi Iglesia y esto tendrá un peso especial sobre mi vicario en la tierra. Su Santidad obtendrá una abreviación de estos días de tribulación si atiende a mis deseos con la promulgación del Acto de Consagración de todo el mundo al Inmaculado Corazón de María, con una mención especial de Rusia”30.

La persecución de la Iglesia en ese período —la tortura y el martirio de los sacerdotes y de los fieles, la supresión de la actividad eclesiástica— pesaba como una increíble carga y tormento sobre el papa, que se sentía responsable, pero impotente, frente a esta tragedia. Con estos hechos en mente, podemos ver que los cuatro aspectos del mensaje de nuestra Señora —la propagación de los errores de Rusia, el martirio de los buenos, la aniquilación de las naciones y el sufrimiento del Santo Padre— tuvo su aplicación en este período.

Lo que la gente no se da cuenta es que la petición de nuestra Señora de la consagración de Rusia se dio en este mismo contexto. La consagración y conversión de Rusia tenía la intención de evitar los castigos y tormentos y persecuciones de Rusia mencionadas en este contexto. De acuerdo con Proverbios 16, 7, y el resumen de la visión de Tuy de Sor Lucía, ello significa la conversión a la paz de sus formas de persecución de este enemigo.

Es por eso que nuestra Señora vino a Tuy en 1929 a pedir la consagración de Rusia. De hecho, la Hermana Lucía no mencionó una palabra sobre Rusia hasta 1929. 1929 fue la época en que los horrores del gulag de Stalin comenzaron a ser conocidos en el mundo. Era una época en que las persecuciones de Rusia estaban a punto de llegar a su ápice. 1929 fue justo antes de que la política de “deskulakización” de Stalin, una política impuesta desde 1930 hasta 1934, lo que resultó en la muerte de millones de campesinos. 1929 también fue justo antes de la hambruna atroz de 1933 impuesta por Stalin, que resultó en la muerte de millones. Tiene sentido que la Virgen volviera a pedir la consagración de Rusia a fin de evitar estas horribles persecuciones cuando estaban en, o estaban a punto de llegar, a su punto más horrible. Los más serios demógrafos cuentan al menos quince millones de víctimas a manos de la Rusia bolchevique entre los años 1929-193331.

En este punto, es muy importante que veamos en qué se habían convertido los errores de Rusia. Tenemos que darle una mirada más de cerca el régimen satánico de la Rusia comunista para obtener una mejor comprensión del contexto del mensaje de nuestra Señora.

DE LO QUE RUSIA SE CONVIRTIÓ – INSTANTÁNEAS DEL RÉGIMEN SATÁNICO EN LA RUSIA COMUNISTA

Vladimir Lenin, gestor de la revolución comunista, asesino en masa, y líder de la Rusia comunista entre 1917-1924

En 1917, Lenin cerró todas las iglesias católicas en Petrogrado32. En 1918, Lenin cerró todos los periódicos de Moscú, excepto los de los comunistas. Esto pronto se extendió a todo el material impreso, incluyendo revistas, etc.33.

“En 1918, se podían leer las siguientes palabras en el órgano oficial del Soviet de Petrogrado: ‘Vamos a hacer de nuestro corazón cruel, duro, sin compasión. Vamos a abrir las presas de este mar de sangre. Sin piedad, sin misericordia, vamos a matar a nuestros enemigos por miles. Vamos a ahogarlos en su propia sangre’”34.

Un decreto del 26 de febrero 1922 confiscó todos los tesoros de la Iglesia, incluidos los objetos consagrados. Al mismo tiempo, y esto era todavía una etapa muy temprana de los horrores bolcheviques, el cardenal Mercier publicó las primeras cifras de la persecución: “Las estadísticas de las víctimas de la persecución son aterradoras. Desde noviembre de 1917, 260.000 simples soldados prisioneros y 54.000 oficiales; 18.000 terratenientes; 35.000 ‘intelectuales’ 192.000 trabajadores, 815.000 campesinos; 28 obispos y 1.215 sacerdotes fueron condenados a muerte”35 (WTAF, vol. 2, p. 451).

Las cosas estaban tan mal en Rusia en 1922, que el papa Pío XI publicó la carta apostólica Annus fere, ordenando una colecta general a favor del hambriento pueblo ruso. En ella, él habla de los horrores sufridos por el pueblo ruso. A pesar de que no denunció el régimen comunista satánico en Rusia por su nombre, Pío XI habló de “la extrema miseria del pueblo ruso, que fue diezmado por las enfermedades y el hambre, víctimas de la mayor calamidad en la historia…”36 (WTAF, vol. 2, p. 565).

Poco después de hacerse cargo de Rusia, en 1919, Lenin estableció los gulag. Los gulag eran una red de campos de concentración a donde podían enviarse a todos los “enemigos” del Estado.

“En abril de 1919, siguiendo la recomendación de Dzerzhinsky y con la aprobación de Lenin, el gobierno soviético ordenó la creación de una red de campos de concentración, al menos uno por provincia, la primera de su tipo en la historia, que sirvió de modelo e inspiración a Hitler y los nazis y que más tarde sería conocido como el infame GULAG. Para 1923 el número de estos campos había alcanzado los 31537.

Es importante que tengamos una idea de los horrores del gulag. Para ello, citaremos a Warren H. Carroll, que, a su vez, se basa en la famosa obra de Alexander Solzhenitsyn, El Archipiélago Gulag.

Alexander Solzhenitsyn como prisionero en los campos de trabajo gulag

“El hambre repartía la muerte en el hogar, o tan lejos del hogar cuanto los moribundos podían caminar. Los campos de trabajo repartían la muerte hasta muy lejos…. Parece casi presuntuoso que alguien, después de Alexander Solzhenitsyn, escriba de los gulag. Él estuvo allí, pocos como él saben de este tema; él cambió el mundo y la historia por lo que escribió acerca de ello… Aquí sólo podemos seleccionar algunos relatos de Solzhenitsyn, y comentarlos para dar un poco de sentido, de sabor, al sonido del viento que soplaba desde el infierno a través de esos terrenos asesinos en el yermo”38.

Carroll luego procede a describir el campo de trabajo en Orotukan:

“Podemos comenzar con Orotukan. En la mitad del segundo volumen de El Archipiélago Gulag, Solzhenitsyn concluye una breve descripción de Orotukan (que él lo sitúa sólo por una referencia al río Kolyma, en el extremo norte de Siberia), cuyos horrores parecen tan severos como los peores de los muchos otros campos de trabajo que él ha descrito, con esta cruda frase: Todos los que sobrevivieron al Orotukan dicen que hubieran preferido la cámara de gas’. Todos los que estuvieron allí y sobrevivieron, y hablaron de ello, ¿dicen que habrían preferido la muerte a sobrevivir?… Al otro lado de la cordillera Chersky de Yakutsk, el río Kolyma desembocaba en el océano Ártico. Sólo fluía durante el verano. En el invierno era una cinta de hielo, de arriba abajo, porque el país en torno a la cordillera Cherksy es el lugar más frío de la tierra, excepto el centro de la AntártidaEn el Kolyma, la temperatura media en invierno es de sesenta grados bajo cero. Setenta y cinco bajo cero es común

“Hasta noviembre ellos sólo tuvieron refugios hechos de ramas para vivir en ellos, y no se les dio otra ropa aparte de la que traían cuando llegaron. Después se les dieron barracas de madera con paredes de tablas individuales sin aislamiento. Había estufas de calefacción, pero los trabajadores tenían que cortar su propia madera —a treinta y cuarenta y cincuenta grados bajo cero— después de terminar el trabajo del día. Estos, que todavía se encontraban en Magadan, fueron los afortunados. Los menos afortunados fueron enviados para comenzar a construir el camino hacia Kolyma en medio del invierno… Allí no había barracas, sólo tiendas y chozas de rama. Los perros que patrullaban impedían escapar. Algunos de los campos en la ruta hacia la Kolyma fueron aniquilados hasta el último hombre y perro - no sólo todos los trabajadores esclavos murieron, sino también a todos los guardias

Un hombre congelado hasta la muerte en un campo de trabajo gulag

“Tan pronto como el hielo se derritió en el Golfo de Okhotsk más barcos comenzaban a llegar trayendo más ‘kulaks’, saboteadores, demoledores, y la otra gente indeseable desde el país… Cuando el hielo se derritió al final de la primavera en 1934, el Dzhurma finalmente llegó a la boca del Kolyma. Cada uno de los 12.000 prisioneros a bordo había muerto. Casi toda la tripulación sobrevivió. Pero a su regreso a Vladivostok, la mitad de ellos tuvieron que ser atendidos por ‘trastornos mentales’. ¿Qué habían visto?

“Orotukan fue construido como un campo de castigo para los trabajadores de la Kolyma que sobrevivieron y resultaron particularmente intratables. Las condiciones en Orotukan, por lo tanto, habían de ser peores que cualquiera de los otros campos de la región. Solzhenitsyn nos dice que cada barraca en Orotukan estaba rod eada por tres lados por montañas de cadáveres congelados. El gran total de muertos en los campos de Kolyma fue de aproximadamente tres millones. Cada año, un tercio de los presos en sus campos morían; casi ninguno sobrevivió allí más de cuatro años consecutivos. Al menos un hombre moría por cada kilo de oro extraído de las minas de Kolyma…”39.

Carroll también describe los campos de trabajo del Canal Belomor:

“La fuerza laboral del Canal Belomor sumaba alrededor de 300.000 en su punto máximo, sin contar que casi un número igual de grande murió por exceso de trabajo, el maltrato, la desnutrición o las enfermedades, y fueron reemplazados tan rápido como caían. La tasa de mortalidad era de 700 por día; pero nuevos prisioneros llegaban a los campamentos de la zona del Canal de Belomor a razón de 1.500 por día. El tiempo medio de supervivencia era de dos años… D.P. Vitkovsky, un prisionero de Solovetsky que era un supervisor de trabajo en el canal, describe con calmada y mortal precisión las condiciones de trabajo y sus resultados, incluso para aquellos que no eran prisioneros de los campos de trabajo:

Al final de la jornada de trabajo había cadáveres que quedan en el sitio de trabajo. La nieve cubría sus caras. Uno de ellos estaba encorvado bajo una carretilla volcada; se había ocultado las manos en las mangas y muerto de frío en esa posición. Alguien se había congelado con la cabeza inclinada hacia abajo entre las rodillas. Dos se habían congelado con sus espaldas apoyadas una contra la otra. Eran muchachos campesinos y los mejores trabajadores que uno pueda imaginar. Ellos eran enviados al canal en decenas de miles a la vez, y las autoridades trataban de arreglar las cosas para que nadie llegara al mismo subcampo donde estaba su padre; ellos trataban de romper las familias. E inmediatamente les daban normas para cortar las piedras que nadie sería capaz de cumplir, incluso en verano. Nadie era capaz de enseñarles nada, para aconsejarlos y en su sencillez de pueblerinos, dedicaban toda su fuerza a su trabajo y se debilitaban rápidamente y se congelaban hasta morir, abrazados en parejas. Por la noche, sacaban los trineos y los recogían. Los conductores arrojaban los cadáveres sobre los trineos como si nada. Y en el verano, los huesos de los cadáveres que quedaban y que no habían sido retirados a tiempo, eran arrojados junto con las piedras en la mezcladora para hacer concreto”40.

Además de las innumerables personas que fueron enviadas a los campos de trabajo y otras regiones del interior de Rusia, la Unión Soviética deportó grandes cantidades de personas de los otros países que ocupaba, con el propósito de allanar el camino para la anexión completa de esos Estados. La gente de Polonia, los Estados Bálticos, etc. fueron deportados y abandonados en regiones donde tenían que valerse por sí mismos, o eran enviados a los campos de trabajo. Esto dio lugar a sufrimientos atroces y la muerte de innumerables católicos:

“Las deportaciones masivas ya habían comenzado en la Polonia ocupada por los soviéticos. En febrero de 1940 más de 200.000 personas, la mayoría familias, habían sido trasladadas hasta el norte de la Rusia europea, donde fueron abandonados a su suerte en pequeños pueblos o en campos escasamente poblados donde tenían que valerse por sí mismos; e n abril un número mucho mayor de alrededor de 320.000 esposas y niños, cuyos maridos y padres ya habían sido ejecutados o enviados a los campos de trabajo, fueron enviados a los páramos de Kazajstán, donde la mayoría de los niños murieron; en junio un cuarto de millón más fueron enviados a Siberia”41.

Joseph Stalin, posiblemente el mayor asesino de masas de la historia, líder de la Rusia comunista entre 1924-1953

Desde 1930-1934, Stalin instituyó la política de “deskulakización”. Los agricultores opositores o considerados como amenazas a la política comunista de colectivización de las granjas los denominaban “kulaks” y fueron liquidados. Esta indecible tragedia resultó en la muerte de 14,5 millones de vidas:

¿Quiénes eran esos kulaks?... En mayo de 1929, el Consejo de Comisarios del Pueblo definió formalmente un kulak como cualquier agricultor que haya ganado algún dinero de cualquier fuente o actividad diferente que no fuera la venta de productos agrícolas cultivados en sus propios campos. Cualquier ingreso obtenido por otra actividad, cualquier procesamiento de los productos producidos en la finca (como un pequeño molino operado manualmente), era suficiente para convertirse en un kulak. Cuando fue puesta en marcha en 1930 la campaña de liquidación, del diez al quince por ciento de los pequeños agricultores de todas las regiones fueron arbitrariamente considerados kulaks y liquidados. Si no había una cantidad suficiente como lo establecía la definición de mayo de 1929, tenían que ser añadidos otros para completar la cuota. Ellos podrían ser seleccionados por el nivel de ingreso, real o aparente; por el liderazgo en las aldeas locales… por la oposición a la colectivización forzada (una razón particularmente frecuente para considerarlos como kulak), o simplemente por ser cristianos devotos… Este fue el primer acto del holocausto campesino desde 1930-1934 que costó la vida de diez millones según la propia estimación de Stalin dada al presidente de EE.UU. Franklin Roosevelt en Yalta. Y se estima que el total de víctimas fue de 14,5 millones, incluidos los enviados a los campos de trabajo y que murieron allí más tarde42.

Aquí está el relato desgarrador de Miron Dolot. Dolot fue testigo de la deportación de los “kulaks” de su ciudad natal a los campos de trabajo y a otras regiones:

“Un viento frío soplaba nieve sobre los desgraciados, que no estaban vestidos adecuadamente, porque no se les había permitido llevar ropa de abrigo. Queríamos ayudarlos de alguna manera, y como podríamos suponer serían desterrados a Siberia, tuvimos que conseguir un poco de ropa gruesa… Bajo la cuidadosa supervisión de los soldados, una veintena de trineos fue trasladada a la plaza. Ellos iban a llevar a los campesinos detenidos fuera de la aldea. La carga de seis a ocho personas por trineo comenzó de inmediato, controlada mediante el uso de una lista… los esposos fueron separados de sus esposas y los hijos de sus padres… Cuando un trineo se trasladó para unirse a una columna, un joven saltó de él y corrió hacia otro trineo en el que v iajaban llorando su indefensa mujer y sus hijos. El padre, obviamente, quería estar con su familia, pero no logró alcanzarla. El camarada Pashchenko, presidente del pueblo soviético que supervisaba toda la operación, sacó tranquilamente su revólver y le disparó. El joven padre cayó muerto en la nieve, y el trineo que llevaba a su viuda y sus huérfanos se fue” 43 (Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 227-228).

“Hay informes de ‘kulaks’ en los trenes hacia Kazajistán o Siberia, encerrados en los vagones cada uno con cincuenta de ellos, con una barra de pan y un cubo de té o sopa aguada por día por cada diez personas (en los días en que se les entregaban esas raciones), plagados de bichos, sin calefacción en invierno, calor sofocante en verano, lanzando por las ventanas a sus bebés que morían para poner fin a su sufrimiento”44 (Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 228).

En 1933, para hacer padecer hambre a millones en Ucrania, Stalin impuso cuotas de granos ridículas para las granjas colectivas. Las cuotas de granos impuestas por Moscú eran imposibles de cumplir. Pero en un intento de cumplir con las exigencias de Moscú, fue enviado todo el grano disponible en Ucrania. El resultado fue que millones de personas se quedaron sin comida muriéndose de hambre. Para cubrir su crimen, Stalin acusó falsamente a los ucranianos de acaparamiento de grano.

Niños de la Ucrania mayoritariamente católica, abandonados a la hambruna y la muerte

“La cruda realidad de la situación era la siguiente: los agricultores ucranianos iban a morir; y los agentes comunistas temían la muerte, o la purga, o los campos de trabajo si no los dejaban morir. Ellos sabían que no había grano. Todo el mundo lo sabía. Pero nadie se atrevía a decirlo… Entretanto las personas se alimentaban de ratas, ratones, gorriones, caracoles, hormigas y lombrices de tierra, cuero y suelas de zapatos, pieles, huesos, corteza de acacia y ortigas. En marzo, en muchas áreas, incluso la mayoría de estas cosas habían desaparecido, y ya no había nada que comer. Un silencio espantoso cayó sobre los campos, no había animales que hicieran algún sonido, y las personas que seguían vivas rara vez hablaban. Victor Kravchenko, en ese entonces un activista del Partido enviado a Ucrania, que más tarde repudió el comunismo y escapó a la libertad, recordó lo que había visto:

‘Aquí vi gente morir en soledad lentamente, muriendo horriblemente, sin la excusa del sacrificio por una causa. Ellos habían sido atrapados y abandonados a morir d e hambre, cada uno en su propia casa, por una decisión política tomada en una capital lejana en medio de conferencias y banquetes. No había ni siquiera el consuelo de lo inevitable para aliviar el horror. Lo más terrible era ver a los niños pequeños con las extremidades como esqueleto y con el abdomen colgando en forma de globo. El hambre había borrado todo rastro de la juventud de sus rostros, convirtiéndolos en gárgolas torturadas, y sólo en sus ojos aún persistía el recuerdo de la infancia. Por todas partes encontrábamos hombres y mujeres tendidos boca abajo, con los rostros y vientres hinchados, sus ojos completamente inexpresivos… Unos cinco millones de ucranianos murieron en este genocidio de hambruna deliberada45.

En este punto podemos ver claramente por qué, el 13 de julio de 1917, nuestra Señora mencionó persecuciones de la guerra, del hambre y la persecución de la Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo, vendré a pedir la consagración de Rusia…”.

Estos hechos nos deben mostrar claramente el contexto en el que la Virgen pidió la consagración de Rusia, y cómo la conversión de Rusia significa una conversión de este régimen a la paz de sus persecuciones de la guerra, del hambre, a la Iglesia, etc.

ÉL HARÁ LA CONSAGRACIÓN, PERO SERÁ “TARDE” – LA HIZO EL PAPA PÍO XII

Lo cierto es que el papa Pío XI no consagró Rusia al Inmaculado Corazón de nuestra Señora. El papa Pío XII también no lo hizo durante muchos años, pero (como hemos visto) él finalmente consagró a Rusia en 1952.

Nuestro Señor a la Hermana Lucía, verano de 1931: “No quisieron atender mi pedido. Como el rey de Francia, se arrepentirán y la harán después. Pero será tarde. Rusia habrá extendido ya sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia; el Santo Padre tendrá mucho que sufrir”46.

Papa Pío XII, carta apostólica Sacro vergente anno, 7 de julio de 1952: “… al igual que hace unos años Nos consagramos todo el género humano al Inmaculado Corazón de la Virgen María, Madre de Dios, así hoy consagramos y, de manera más especial, encomendamos a todos los pueblos de Rusia a este Corazón Inmaculado…”47.

Es evidente que, como la mayoría de los comentaristas están de acuerdo, las palabras de nuestro Señor “se arrepentirán y la harán” se aplica a los papas - al igual como en las encíclicas los papas se refieren a sí mismos como “Nos”. (“Se arrepentirán” no pueden referirse al papa y a todos los obispos, ya que todos los obispos no retrasan la solicitud y por lo tanto no necesitan arrepentirse de retrasarla).

Que el papa Pío XII fue el único que lo hizo, pero “tarde”, tiene mucho sentido. En primer lugar, el papa Pío XII consagró el mundo al Inmaculado Corazón de María en 1942. Diez años más tarde, sin embargo, “se arrepintió y lo hizo” al consagrar específicamente a Rusia.

En segundo lugar, en 1939 Rusia seguía siendo la única nación comunista en la tierra, pero en la siguiente década, la Unión Soviética se anexó Estonia, Letonia y Lituania (1940), Bulgaria (1944), Polonia (1945), Rumania (1945) y Hungría (1946). Tal vez estos acontecimientos —además de un pedido específico— hizo que Pío XII se “arrepintiese y lo hiciera”. Por lo tanto, las palabras de nuestro Señor de que “Rusia habrá extendido ya sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia” se ajustan con precisión a Pío XII; lo que el cielo había intentado impedir mediante la consagración de Rusia —la propagación del comunismo, y la aniquilación de las naciones y el martirio de los buenos de la Unión Soviética— en gran medida ya había ocurrido cuando él hizo la consagración.

En tercer lugar, podría haber otra señal de que el papa Pío XII fuese el que habría de hacer la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María (si bien que por cierto la hizo tarde). Esta señal proviene de la asombrosa coincidencia de que el papa Pío XII fue consagrado obispo el mismo día (y, de acuerdo con Fray Michel, en la misma hora) en que la Virgen se apareció por primera vez en Fátima.

William Thomas Walsh, Nuestra Señora de Fátima, 1954, p. 52, nota 1: “Es una interesante coincidencia que monseñor Eugenio Pacelli [Pío XII] fue consagrado obispo en la Capilla Sixtina en Roma el 13 de mayo de 1917, el mismo día en que los niños vieron por primera vez a la Señora de Fátima”48.

En cuarto lugar, un examen cuidadoso de las palabras de la Virgen revela que el cumplimiento real de la consagración de Rusia no sería en perfecta conformidad con las solicitudes originales del cielo, lo cual coincide con el hecho de lo que hizo Pío XII pero “tarde” y no con todos los obispos.

PALABRAS DE NUESTRA SEÑORA NOS REVELAN QUE SU TRIUNFO NO ES UN TRIUNFO UNIVERSAL O REINO DE PAZ, SINO SÓLO UN “CIERTO” PERÍODO DE PAZ

Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”.

 

Al final mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, la que se convertirá y le será dado al mundo un cierto período de paz”.

¡Por favor nótese este importantísimo punto! En el secreto de 13 de julio, la Virgen expresa por primera vez una promesa condicional. “Si se atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”. Si se cumplen precisamente sus peticiones, ella dice que habrá “paz”. Pero cuando habla de lo que realmente “por fin” sucederá, ella añade algo, y declara que sólo será un “cierto” período de paz.

¿Por qué la Virgen añade la palabra “cierto” cuando nos dice lo que realmente por fin sucederá, y no (a la izquierda) cuando nos dice lo que pasaría si se cumplieran precisamente sus peticiones? Obviamente es porque lo que pasaría con la consagración de Rusia no estaría en perfecta conformidad con sus peticiones originales. La consagración sería “tarde”, y no con todos los obispos. Por tanto, como lo prueban las palabras de nuestra Señora, el triunfo de la Virgen no es un triunfo universal o reino de paz, como muchos han sugerido y promovido, sino más bien un “cierto” período de paz – un período de paz mitigado, menos profundo que el cielo concedería si se “atendieran” sus peticiones y las cumpliesen con precisión. Esto es similar al mensaje de Fátima del 19 de agosto, cuando la Virgen le dijo a los niños: “Si no hubierais sido arrestados [por el alcalde de la ciudad el 13 de agosto], el milagro [del 13 de octubre] habría sido mayor”49. Ella les dijo a los niños que su arresto del 13 de agosto por el malvado alcalde de Ourem, que les impidió estar ese día en el lugar de las apariciones, hizo que el milagro del 13 octubre fuese menos grande de lo que hubiera sido. Del mismo modo, el papa al hacer la consagración de Rusia “tarde” y no con todos los obispos del mundo, hizo que la conversión a la paz no fuese tan profunda como hubiera sido – sino sólo un “cierto” período de paz.

LA CONVERSIÓN DE RUSIA = LA CONVERSIÓN DEL SATÁNICO RÉGIMEN EN RUSIA A UN CIERTO PERIODO DE PAZ Y DE SUS PERSECUCIONES A LA IGLESIA ETC.

En este capítulo ya hemos visto las palabras de nuestra Señora acerca de la conversión de Rusia en paralelo con Proverbios 16, 7, que habla de una conversión de un enemigo, no a la verdadera fe, sino a la paz de sus formas de persecución.

Proverbios 16, 7: “Cuando los caminos del hombre son gratos al Señor, Él convertirá a la paz incluso a sus enemigos”.

Nuestra Señora: “Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”.

También hemos visto que el resumen de la Hna. Lucía de la visión de Tuy confirma que esto es lo que la Sma. Virgen quiso decir con sus palabras: “Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, la que se convertirá y le será dado al mundo un cierto período de paz”.

Sor Lucía al P. Gonçalves, resumen de la visión de Tuy: El buen Dios promete terminar la persecución en Rusia si el Santo Padre se digna hacer, y manda que lo hagan igualmente los obispos del mundo católico, un solemne y público acto de reparación y consagración de Rusia a los Santísimos Corazones de Jesús y María”50.

También hemos visto que la Virgen pidió específicamente la consagración de Rusia para evitar que Rusia promoviera guerras, persecuciones a la Iglesia, etc.

La guerra va a acabar. Pero si no dejan de ofender a Dios, en el reinado de Pío XI comenzará otra peor. Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que es la gran señal de que Dios va a castigar a los hombres por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre, la persecución a la Santa Iglesia y al Santo Padre. Para impedirlo vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados”.

También hemos visto que el cielo reveló que el real cumplimiento de la consagración de Rusia no sería enteramente conforme con la solicitud original de Dios.

Nuestro Señor a la Hna. Lucía, verano de 1931: “Como el rey de Francia, se arrepentirán y la harán después. Pero será tarde. Rusia habrá extendido ya sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia; el Santo Padre tendrá mucho que sufrir”51.

También hemos visto que las palabras de la Virgen sobre su triunfo sobre Rusia no prometen un universal o ideal reino de la paz, como muchos han sugerido, sino sólo un cierto período de paz – que es inferior a la paz que ella habría dado si se cumplieran precisamente sus peticiones.

Si atienden mis pedidos, Rusia se convertirá y habrá paz”.

Al final mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, la que se convertirá y le será dado al mundo un cierto período de paz”.

También hemos visto que el papa Pío XII claramente consagró Rusia al Inmaculado Corazón de María en 1952.

Papa Pío XII, carta apostólica Sacro vergente anno, 7 de julio de 1952: “… al igual como hace unos años Nos consagramos todo el género humano al Inmaculado Corazón de la Virgen María, Madre de Dios, así hoy Nos consagramos, y una manera más especial, encomendamos a todos los pueblos de Rusia a este Inmaculado Corazón…”52.

También hemos visto que otra visión de Sor Lucía muestra que la conversión de Rusia significa una conversión desde una época de persecución a un cierto período de paz:

Nuestro Señor a la Hna. Lucía, 22 de octubre de 1940: “Castigaré a las naciones por sus crímenes por medio de la guerra, el hambre y la persecución de mi Iglesia y esto pesará especialmente sobre mi Vicario en la tierra. Su Santidad obtendrá una abreviación de esos días de tribulación si atiende a mis deseos con la promulgación del Acto de Consagración de todo el mundo al Inmaculado Corazón de María, con una especial mención de Rusia” 53.

En conclusión, podemos responder a la pregunta acerca de la consagración de Rusia afirmando que es un hecho que Rusia ha sido consagrada al Inmaculado Corazón de María por el papa Pío XII. También es un hecho que Rusia se ha convertido de su régimen de persecución y horrores por los cuales la Virgen pidió específicamente la consagración para conseguir un cierto período de paz. La época de la persecución de la Iglesia en Rusia y en todos sus satélites —la era del gulag, las hambrunas impuestas, el martirio de los sacerdotes, la aniquilación de las pequeñas naciones anexadas a la Unión Soviética, la persecución abierta y vigorosa contra la Iglesia, etc. — terminaron oficialmente con la disolución de la Unión Soviética —y el colapso de sus satélites— el día de Navidad de 1991. Esta asombrosa transformación se produjo dentro de una generación desde la consagración de Rusia por papa Pío XII en 1952. A continuación se presentan tres diferentes fuentes que corroboran el hecho de que el colapso de la Unión Soviética ocurrió oficialmente en Navidad:

“Después de la disolución de la Unión Soviética el 25 de diciembre de 1991, la Federación Rusa afirmó ser la sucesora legal del Estado soviético en la escena internacional a pesar de su pérdida de condición de superpotencia. La política exterior de Rusia repudió el marxismo-leninismo como guía para la acción, solicitando el apoyo de occidente para las reformas capitalistas en la Rusia post-soviética”54.

“… Gorbachov renunció formalmente a su cargo ahora desaparecido de presidente de la Unión Soviética el 25 de diciembre, el día de la transfere ncia oficial de todo el poder de la Unión Soviética a la república rusa en el Kremlin, solemnizada por un cambio de bandera aquella tarde. Ese cambio se produjo a las 7:35 pm. Ello fue el cumplimiento de los sueños de algunos, que habían imaginado cómo ello podría suceder en un lejano día glorioso, pero que nunca habían esperado fuese tan pronto. La iluminación nocturna contra la oscuridad, la bandera roja con la hoz y el martillo azotada y crepitaba en el viento ártico. Durante setenta y cuatro años había volado sobre el Kremlin, símbolo vivo y terrible de la revolución definitiva para la que el Kremlin era el cuartel general. Ahora se hizo de día. El mundo lo vio en la televisión. Las cámaras la enfocaron. La Rusia tricolor pre-revolucionaria estaba ya lista para reaparecer, en cuanto bajo las estrellas radiantes de la noche de Navidad descendía asta abajo la bandera ensangrentada del apocalipsis humano del Kremlin; la revolución comunista en Occidente estaba muerta”55.

“El 25 de diciembre [1991], Gorbachov renunció como presidente de la URSS y no fue reemplazado; en el mismo día en que Estados Unidos reconoció las restantes repúblicas de la URSS como naciones independientes”56.

Ahora, hay quienes afirman que el colapso de la Unión Soviética y la caída de sus satélites comunistas era todo un plan maestro de los comunistas para engañar a Occidente. Los comunistas siguen gobernando, dicen ellos, pero simplemente tienen un estilo occidental de gobierno, que no persigue a la Iglesia, permite libertades, abolió el gulag, etc. con el fin de obtener fondos de Occidente. Esa es una teoría de la conspiración, pero esta es la posición de muchos, entre ellos el ex agente de la KGB Anatoliy Golitsyn en The Perestroika Deception. Incluso aquellos que sostienen este punto de vista (nosotros no lo hacemos, como lo explicaremos más adelante) siguen admitiendo (independientemente de por qué ellos creen ha ocurrido en Rusia y en todos sus satélites) que la era de la persecución en Rusia y sus satélites ha terminado, lo que demuestra el punto. Además, la Hna. Lucía dijo lo siguiente: “El buen Dios promete poner fin a la persecución en Rusia”, y esto ha ocurrido. Y este cese de la persecución de la Iglesia en Rusia y en todos sus satélites representa un importante triunfo del Inmaculado Corazón de la Virgen sobre el satánico régimen ruso, el cual había sido preparado para haber —según la declaración de la Hermana Lucía a William Thomas Walsh—, dominado toda la tierra si el régimen ruso no hubiese sido convertido antes. Creemos que esta es la razón por la cual la disolución oficial de la Unión Soviética se produjo en Navidad, siendo una señal de que la conversión de este enemigo en otra cosa y para un cierto período de paz de parte de sus persecuciones, etc. fue un triunfo de los cielos. (Y para los que creen que la conversión de Rusia para un cierto período de paz desde su época de persecución de alguna manera no es “suficientemente bueno” o “suficientemente grande” para ser lo que la Virgen quiso decir, entonces les sugerimos vuelvan a leer los pasajes sobre la situación en Rusia y sus satélites durante ese período, y les pregunten cómo les hubiera gustado a ellos estar en el campo de prisioneros del gulag en Orotukan o en Ucrania durante la hambruna, o ser de los deportados de Lituania a las lejanas tierras de Siberia).

¡Incluso un artículo publicado en el en sitio web del “Padre” Gruner se ve obligado a admitir que la Unión Soviética se ha “convertido”!

Cornelia Ferreira, “Comentario sobre The Perestroika Deception por Anatoliy Golitsyn”, Catholic Family News, marzo de 1996: “Con el fin de aumentar la representación y la influencia comunista en la ONU, la Unión Europea y las organizaciones financieras internacionales, la Unión Soviética se convirtió deliberadamente en repúblicas independientes”57.

No sabemos qué más se necesita para demostrar que Rusia (la Unión Soviética) se “convirtió” de sus persecuciones a otra cosa, lo que resultó en un cierto período de paz etc., que viendo este hecho admitido en publicaciones como esta. Estas son las publicaciones que serían las más opuestas a la tesis de este capítulo, sin embargo, se ven incluso obligadas a admitir que con la disolución de la Unión Soviética en 1991 se operó una “conversión” del régimen. Esta “conversión” que ha ocurrido con la Unión Soviética, independientemente de por qué Ud. crea que haya ocurrido, ha puesto fin a la era particular de persecución y de las cosas por las que la Virgen pidió específicamente la consagración con el fin de evitarlas. Este es un hecho innegable.

Es por eso que es irrelevante para personas como Nicholas Gruner y sus seguidores traer continuamente a colación el hecho de que Rusia está actualmente llena de inmoralidad, aborto, pornografía, etc. Eso es cierto, pero no viene al caso. Nuestra Señora nunca prometió que Rusia se convertiría en una nación buena o católica, sino más bien, como se ve una y otra vez en este artículo, ella habló de su conversión en el contexto de una conversión de un enemigo de sus formas persecución; en línea con lo dicho en Proverbios 16, 7. Esto ha ocurrido. Sólo pregúntele a cualquier persona que viva, por ejemplo, en la República Checa cuán opuesto es hoy a como fue bajo el comunismo.

Haremos una breve reseña de cómo cambiaron las cosas en cada uno de los satélites de la Unión Soviética. Estos hechos nos mostrarán que incluso si las políticas de liberalización de la glasnost (apertura) y la perestroika (reestructuración) —que fueron adoptadas por la Unión Soviética en la década de 1980— fueron concebidas como parte de un engaño de los altos mandos del Partido Comunista, lo cierto es que ese plan fracasó. Porque una vez que estas ideas fueron promovidas y puestas en acción, fueron acogidas por la gente de detrás del bloque comunista, y el impulso para la liberación de la tiranía comunista se volvió imparable.

LA CAÍDA DE LOS SATÉLITES

La caída de Polonia:

“En 1956 el régimen se hizo más liberal, liberando a muchas personas de la prisión y ampliando algunas libertades personales. En 1970 se cambió el gobierno. Fue una época en que la economía era más moderna, y el gobierno tuvo grandes créditos. La agitación laboral de 1980 llevó a la formación del sindicato independiente “Solidaridad”, que con el tiempo se convirtió en una fuerza política. Éste erosionó el dominio del Partido Comunista; en 1989 triunfó en las elecciones parlamentarias, y Lech Walesa, un candidato de Solidaridad, ganó la presidencia en 1990. El movimiento Solidaridad contribuyó en gran medida a lo que pronto seguiría con el colapso del comunismo en toda Europa del Este”58.

Lo que además corrobora que Rusia se estaba convirtiendo de su régimen satánico de persecuciones a un cierto período de paz es el hecho de que, en cuanto Polonia comenzó a liberarse de la dominación comunista, Rusia no movilizó los tanques para restablecer el orden y reafirmar el dominio del Partido Comunista, como lo había hecho en el pasado; en cambio en China, durante el mismo período, cuando los manifestantes por la democracia se pasaron “fuera de control”, el régimen chino envió a la fuerza para restablecer el orden por medio de la masacre de la Plaza Tiananmen.

La caída de Hungría:

Luego, en mayo [de 1989] el gobierno reformista comunista húngaro dio un paso sin precedentes para un país comunista. Abrió la frontera nacional con Austria. Las barricadas de cemento y de alambres de púas que retenían oprimido dentro de su tierra al pueblo de Hungría… fueron derribadas… En la conferencia [del Partido Comunista húngaro] del 7 de octubre, 1.005 votaron a favor de abandonar la ideología leninista versus 159 en contra y de cambiar el nombre del partido por Partido Socialista Húngaro. Unos días más tarde, el Parlamento húngaro abandonó el nombre “República Popular” impuesto por el comunismo para retomar el nombre propio de su país… El Parlamento modificó la Constitución para establecer un sistema multipartidista. La elección directa de un presidente fue aprobada… En el 33º aniversario de la insurrección de Budapest de 1956, el 23 de octubre de 1989, Hungría se proclamó oficialmente libre de la dominación soviética. Las elecciones libres al parlamento se celebraron en marzo y abril de 1990. A pesar de una gran cantidad de partidos, los comunistas, con sólo ocho por ciento de los votos, quedaron en cuarto lugar. El historiador Jozsef Antall, director del Foro Democrático, se convirtió en primer ministro de un gobierno de coalición no comunista de Hungría en mayo de 1990”59.

La caída de Alemania Oriental:

“Rápidamente, en cuanto el impulso de cambio en el mundo comunista se estaba construyendo en los últimos cuatro meses de 1989, parecía poco probable para la mayoría de los observadores que hubiera pronto algún cambio fundamental en la situación de la Alemania Oriental comunista. La sabiduría convencional sostenía que la Unión Soviética, incluso bajo Gorbachov, ¿no podría y no se permitiría darse el lujo de dejar pasar esta gran parte de población y territorio de su enemigo supremo durante las dos guerras mundiales, y desde luego nunca permitiría la reunificación de Alemania. El jefe de la Alemania Oriental, Erich Honecker, fue el más duro líder comunista al oeste de China … [él] había gobernado su artificial país con mano de hierro durante los últimos dieciocho años. Él había ayudado a construir el Muro de Berlín y había dado repetidas órdenes de ‘disparar a matar’ a alguien que tratara de cruzarlo, por encima o por debajo, lo que le costó la vida a más de dos centenares de hombres y mujeres que huyeron desesperadamente de su tiranía.

Guardias del Muro de Berlín, listos para disparar a cualquiera que intentara cruzarlo

“En la capital de Honecker, el Muro de Berlín se alzaba como un recordatorio constante de que el viaje hacia el oeste estaba prohibido para todos excepto unos pocos oficialmente favorecidos en Alemania del Este. Pero estaba permitido viajar a los países socialistas hermanos. El problema, para Honecker, fue que a finales del verano de 1989 , dos de esos países —Polonia y Hungría— dejaron de ser sus hermanos socialistas. Hungría, en particular, era un lugar de vacaciones favorito para los alemanes del Este que podría permitirse el lujo de viajar. Y Hungría tenía ahora una frontera abierta con Austria, tras la cual estaba Alemania Occidental.

”En agosto, la embajada de Alemania Occidental en Budapest [Hungría] fue sitiada por las personas que solicitaban entrar en Alemania Occidental y ayuda para obtener los documentos que les permitieran abandonar legalmente Hungría. El 11 de septiembre, cansado de lidiar con este problema extranjero, mientras sus propios impulsos de cambio se encontraban en proceso, el gobierno húngaro anunció que todos los alemanes del este y que se encontraran en Hungría, y todo el que quisiera hacerlo en el futuro, podría cruzar la frontera con Austria sin restricciones. Y comenzó la inundación hacia el exterior”60.

Detengámonos aquí y resumamos el punto que estamos analizando. Sin un permiso especial, viajar desde detrás de la Cortina de Hierro estaba estrictamente prohibido durante régimen de la URSS. Pero viajar a los satélites comunistas hermanos no estaba prohibido. Por tanto, una vez que Polonia y más específicamente Hungría (dos satélites comunistas) se habían liberado de la dominación comunista (como acabamos de ver), surgió un serio problema.

A a la derecha de Polonia y Checoslovaquia está la URSS (que aquí no aparece en la foto), y la Rumania comunista (que tampoco aparece aquí) está debajo a la derecha de Hungría

Hungría abrió su frontera con Austria, y los alemanes del este en Hungría huyeron a Occidente a través de Austria. Por lo tanto, si uno quería escapar a la libre Alemania Occidental, lo único que tenía que hacer era llegar a Hungría y cruzar por la ahora abierta frontera con Austria, y seguir hacia Alemania Occidental. Se puede ver cómo esta situación no podía durar mucho tiempo, y sería el fin de la prisión de los pueblos del bloque comunista.

“Esta noticia se propagó rápidamente. Después de Hungría, Checoslovaquia era el segundo país como destino turístico favorito de los alemanes del Este, en particular Praga. Checoslovaquia estaba todavía bajo el control comunista de línea dura. Pero sus líderes podían leer los periódicos; ellos no querían que los extranjeros causaran problemas en un momento así. Después que varios miles de turistas de Alemania Ori ental se apiñaron en la embajada de Alemania Occidental en Praga y comenzaron acampar a su alrededor, exigiendo ir a Alemania Occidental, las autoridades checas dijeron que el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania Occidental los dejaría ir si Honecker estaba de acuerdo. En un momento de fantasía que desafía la explicación racional, Honecker estuvo de acuerdo con la absurda condición de que los trenes que llevaran a los refugiados debían todos seguir la ruta a través de Alemania Oriental sellados. Esto produjo escenas de cada vez más personas en las ciudades de Alemania del Este tratando de subir frenéticamente a bordo de los trenes sellados cuando pasaban - tantos como diez mil sólo en Dresden”61.

No todos los alemanes del Este que querían huir a Occidente podían llegar a Hungría, pero algunos de ellos podían llegar a Checoslovaquia. Al ver que otras personas de su oprimido país habían huido de la tiranía comunista a través de Hungría, sitiaron la embajada de Alemania Occidental en Checoslovaquia comunista para que los dejaran ir, y acamparon en las afueras de la embajada. Como no quería ser molestado por una situación de refugiados, el gobierno checoslovaco decidió dejarlos ir si Honecker (el líder comunista de Alemania Oriental) estaba de acuerdo. Increíblemente, él estuvo de acuerdo - probablemente para salvar a sus camaradas checoslovacos de la molestia de tener que hacer frente a una crisis de refugiados. En ese momento, muchos alemanes orientales comenzaron a tomar ventaja de que Honecker prohibiera todos los viajes de los alemanes del este a Checoslovaquia. Esto fue inútil:

“El 3 de octubre [de 1989] Honecker prohibió todos los viajes de los alemanes del este a Checoslovaquia. Pero no tenía muro en la frontera checa; era un estado socialista hermano”62.

Uno puede imaginarse el entusiasmo en este momento en los Estados satélites. Al ver que otros en Polonia y Hungría habían sido liberados de la dominación comunista, ellos anhelaron mucho más la libertad de su tiranía. El momento fue imparable. Grandes multitudes se reunieron en Leipzig para protestar contra el Gobierno comunista de Alemania del Este.

“Las ceremonias de aniversario tuvieron lugar el 8 de octubre… El día siguiente era lunes; día de oración y reunión en la Iglesia de San Nicolás en Leipzig. Y en este día había no menos de cincuenta mil personas presentes, como si brotaran de la contaminada tierra de Alemania Oriental. Honecker lo había visto venir. Él había reunido una gran fuerza de la policía secreta, la policía regular y soldados en Leipzig y había otorgado municiones, con instrucciones de usar la fuerza necesaria para disolver la manifestación. Se habría esperado otra plaza de Tiananmen. Pero la orden de disparar nunca vino… Pero él [Honecker] se negó rotundamente a renunciar al uso de la fuerza letal contra la multitud. En una crítica reunión en el Politburó de la Alemania del Este el 10 de octubre, sólo dos miembros apoyaron a Honecker en esto. Incluso los viejos veteranos de toda la vida argumentaron en contra de una ‘solución china’… Honecker reclamó en vano. Tres días más tarde se publicó una vaga y poco característica declaración prometiendo reformas económicas, más bienes de consumo y la ampliación de los derechos para viajar… El 16 de octubre el número de manifestantes del lunes en Leipzig se triplicó a 150.000. Al día siguiente, el Politburó de Alemania Oriental se reunió de nuevo… La mayoría de los otros miembros del Politburó sabían que el juego había terminado. No iba a haber ninguna ayuda de la Unión Soviética…”.

Grandes multitudes en Leipzig protestan contra el gobierno comunista de Alemania del Este

“En una crisis de ira interna, no se podía contar con el ejército de Alemania del Este, que nunca había disparado un arma y nunca había defendido a un país real. Si las multitudes en Leipzig se habían triplicado a 150.000 en una semana, ¿cuántos podrían estar allí el próximo lunes? Willi Stoph, el primer ministro de 75 años de edad, llamado el gato, le dijo a Honecker que tenía que renunciar. Al día siguiente lo hizo, alega ndo razones de salud… Si Erich Honecker no pudo mantener el comunismo en Alemania Oriental, nadie más podría. El partido, por tanto tiempo y hasta hace tan poco todopoderoso, cayó como un castillo de arena en la lluvia. El 30 de octubre, trescientos mil marcharon después del lunes de oraciones en Leipzig; el 4 de noviembre, medio millón se manifestaron por la libertad en Berlín oriental, exigiendo restricciones efectivas de poder en el gobierno. El 7 de noviembre, la totalidad del gobierno de Alemania Oriental renunció y Honecker fue expulsado del Politburó…

“En el caos de disolución, un funcionario anónimo del gobierno emitió un comunicado de que ‘los viajes privados al extranjero pueden solicitarse sin cumplir los requisitos’. Nadie sabía lo que significaba, probablemente incluyendo al funcionario que lo escribió; pero las crecientes multitudes reunidas en el Muro de Berlín lo vociferaban como un slogan, y los guardias fronterizos tampoco sabían lo que significaba. A última hora de la tarde del 9 de noviembre, los oficiales al mando en el muro decidieron dejar que la gente lo atravesara. A la medianoche, cientos de miles de personas fueron llegando a través de las puertas abiertas, regocijándose y celebrando eufóricamente, golpeando trozos de la pared con improvisados martillos. Los funcionarios del gobierno abrieron un gran agujero en la pared en la Potsdamer Platz. El 11 de noviembre no menos de un millón de alemanes orientales inundaron a pie Berlín occidental y en todos los tipos de transporte… Ya nadie trataba de detenerlos… El 3 de diciembre todo el Politburó dimitió y Honecker fue arrestado. El Partido [Comunista] casi se disolvió por completo en el acto… Alemania Oriental ya no tenía futuro. En el curso de 1990 no se le escapó ningún lamento a la historia como, en contra de todas las expectativas previas y de los analistas, Alemania se reunificó totalmente sin oposición significativa de nadie, ni siquiera del gobierno soviético” 63.

La caída de Checoslovaquia

“La caída del muro de Berlín dobló las campanas por el fin del régimen comunista en Checoslovaquia. El 17 de noviembre una manifestación dirigida por 17.000 estudiantes en la plaza Wenceslao de Praga exigió la eliminación del ‘rol de gobierno’ del Partido Comunista de Checoslovaquia. La policía golpeó a algunos de los manifestantes, y la ira pública escaló rápidamente… El 20 de noviembre, doscientos mil llenaron de extremo a extremo la Plaza de Wenceslao, exigiendo un cambio de gobierno, gritando ‘¡Eso es! ¡Ahora es el momento!’. Cada día se producía otro mitin en la Plaza de Wenceslao, cada día los ya enormes números crecían. El 22 de noviembre más de un cuarto de millón exigió la renuncia de los ministros en el gobierno comunista… El 27 de noviembre prácticamente todo el país se sumó a una huelga general de dos horas, y el gobierno… declaró que el Partido Comunista de Checoslovaquia abandonaría su rol de liderazgo. Pero [el primer ministro] Adamec no se movió lo suficientemente rápido; el todavía mayoritario gobierno comunista que él propuso fue rechazado por Havel y el Foro Cívico, y el 7 de diciembre dimitió como primer ministro, seguido dos días después con la renuncia del presidente Gustav Husak… Un nuevo gobierno no comunista fue instituido, y millones de checos y eslovacos lo celebraron”64.

La caída de Bulgaria

“El día en que el Muro de Berlín cayó hubo un cambio en el liderazgo comunista en Bulgaria. Todor Zhikov, que había gobernado este el más obediente satélite de la Unión Soviética por no menos de 35 años, renunció bajo la presión de una reforma que no pudo o no quiso realizar… Un mes más tarde, 50.000 personas se manifestaron en la totalmente quieta Sofía, exigiendo la renuncia del ‘rol dirigente’ del Partido Comunista. En un arrebato imprudente captado por un reportero de televisión que lo destruyó políticamente cuando fue revelado, Mladenov [ahora encabezando la Bulgaria comunista] murmuró ‘lo mejor que se puede hacer es traer a los tanques’. Pero no se trajo ni un tanque ni se vio ninguna acción que haya sido tomada de las propuestas por este gobierno de línea dura, el cual había proporcionado asesinos a la KGB durante muchos años. Un benévolo, modesto filósofo llamado Zhelyu Zhelev formó una Unión Democrática, y el 12 de diciembre el Partido Comunista Búlgaro acordó renunciar a su monopolio del poder y se celebraron elecciones libres. En la segunda ronda de elecciones, en 1990, se eligió como presidente a Zhelev”65.

La caída de Rumania

“Quedaba, de pie contra la marea de la libertad, el por mucho tiempo dictador incuestionable comunista de Rumania, Nicolae Ceausescu y su fría cruel esposa, Elena… Ceausescu amaba el poder con una pasión devoradora… Mantuvo a Rumania en la pobreza mientras construía grandes proyectos de exhibición… La policía secreta estaba por todas partes, manteniendo una vigilancia constante sobre todos, incluso sobre los ligeramente sospechosos de disidencia. Cada máquina de escribir en Rumania estaba registrada por la policía secreta, junto con una muestra de su escritura para que cualquier documento comprometedor pudiera permitir rastrear la máquina que lo escribió. Los sicarios seguían a las pocas personalidades que huyeron con éxito del país y los cazaban hasta su muerte. El 20 de noviembre, con Polonia y Hungría y Alemania Oriental liberada y Checoslovaquia en el camino a la liberación, Ceausescu dijo que nunca seguiría a estas naciones en ‘el bloqueo del socialismo’.

Una vez más, como en Polonia y en Alemania del Este, la liberación de un país comunista comenzó con una iglesia… El gobierno había ordenado al pastor luterano Tokes a dejar su parroquia. Él se negó. El 15 de diciembre, se cumplió el plazo establecido para su desalojo, un millar de personas se manifestaron de forma inesperada para apoyarlo. Al día siguiente, el número aumentó a cinco mil. Ceausescu envió al ejército. Sus oficiales se mostraron reacios a abrir fuego, pero Ceausescu los condenó por su indecisión y el 17 ordenó una ‘solución china’. Un centenar de personas fueron asesinadas y cientos más resultaron heridas.

Los habitantes de la ciudad respondieron con una huelga general mientras el ejército comenzó a retirarse, deseosos de poner la escena de sus crímenes detrás de ellos. Las demostraciones de simpatía comenzaron en otras ciudades; Ceausescu advirtió que usaría una fuerza similar contra cualquiera y todos ellos si continuaban. El 21 de diciembre salió del palacio presidencial para arengar en vivo a la multitud en la televisión nacional. Por primera vez en sus 24 años en el poder se encontró con los puños agitados, chiflidos y abucheos y gritos de ‘¡Ceausescu dictador!’ que duraron un total de tres minutos. Sorprendido, comenzó a mover las manos inútilmente; Elena le susurró, ‘¡Cálmate! ¡Mantén la calma!’ Entonces las pantallas de televisión del país se quedaron en blanco. La multitud creció a 15.000 en el curso del día y finalmente fue disuelta por la policía de seguridad, que mató a trece personas.

Al día siguiente las multitudes rodearon el edificio usado por el Comité Central del Partido en la Plaza del Palacio de Bucarest. Todavía lleno de una confianza maníaca, Ceausescu salió a hablarles. Pero alguien había apagado el micrófono. Había peleas en las calles; la gente estaba entrando en el edificio. Nicolae y Elena Ceausescu abordaron un helicóptero que los esperaba, justo delante de la multitud que los atacaba. El helicóptero aterrizó lejos de su destino, en una carretera… Nicolae y Elena saltaron y trataron de hacerle señas un camión que pasaba. Unos minutos más tarde fueron detenidos. Muchos del resto del gobierno… se quitaron su estructura comunista y muy pronto su nombre comunista, culpando de todo a Ceausescu, y se salieron con la suya. El gobierno reconstituido depuso los Ceausescu con la velocidad del rayo. El día de Navidad de 1989 fueron llevados ante una corte marcial, que los condenó y ejecutó”66.

Y mientras la época de la persecución oficialmente culminaba con la caída de los satélites (1989-1991) y la disolución de la Unión Soviética (1991), los vientos de cambio empezaron mucho antes que eso. La muerte de Stalin en 1953 fue un buen comienzo. Nikita Khrushchev en realidad denunció a Stalin y permitió la publicación de un libro que exponía los horrores de los campos de trabajos forzados del gulag:

“Hablando en una mitin en Moscú el 19 de julio 1963… Khrushchev sacó su preparado texto e hizo su más vehemente ataque público registrado contra Stalin, lo convirtió en uno de los peores tiranos de la historia, que habían permanecido en el poder sólo por ‘el hacha del jefe’…”67.

“… [En 1962] Khrushchev autorizó la publicación de la breve novela de Alexander Solzhenitsyn, Un día en la vida de Iván Denisovich, el primer relato explícito de los horrores de los campos de trabajo de Stalin que se imprimió en la Unión Soviética… Este acto de Khrushchev bien pudo haber sido, desde el punto de vista de la historia, el segundo en importancia después de su propia denuncia de Stalin. Porque fue voz de Solzhenityn la que ningún hombre y ningún sistema pudo silenciar, una vez que había sido escuchada”68.

“Para muchos en el Partido, el permiso de Khrushchev para la publicación del libro de Solzhenitsyn fue un gran error que hacía inevitable el seguimiento de los escritos y tenía el potencial de poner en peligro seriamente el régimen”69.

Por supuesto, Khrushchev fue un comunista malvado que amenazó con una guerra nuclear con los EE.UU. (lo que nunca sucedió); que le dijo al mundo en la ONU “los vamos a enterrar”, y quiso aprovechar políticamente la denuncia de Stalin. Pero el hecho de que él denunciara a Stalin y permitiera la publicación de un libro exponiendo el gulag mostró cómo las cosas habían comenzado a cambiar en la Unión Soviética —cómo la época de la persecución estaba llegando a su fin— lo cual finalmente llevó a la caída del régimen en 1991.

P. ¿Pero acaso China y Corea del Norte todavía no persiguen a los católicos como lo hizo Rusia bajo Stalin, etc.?

R. Nuestra Señora nunca prometió que China, etc. se convertirían; ella dijo que Rusia se convertiría a un cierto período de paz. El hecho de que el papa Pío XII haya hecho la consagración “tarde” es por cierto la razón por la que el comunismo pudo esparcirse a esos otros países incluso después de su consagración, como en China, Corea del Norte, Cuba.

Nuestro Señor a la Hna. Lucía, verano de 1931: “Como el rey de Francia, se arrepentirán y la harán después. Pero será tarde. Rusia habrá extendido ya sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones contra la Iglesia; el Santo Padre tendrá mucho que sufrir”70.

Como vimos, en el mensaje de Fátima del 19 de agosto nuestra Señora dijo a los niños: “Si no hubierais sido arrestados [por el alcalde de la ciudad el 13 de agosto], el milagro [del 13 de octubre] habría sido mayor”. Ella les dijo a los niños que su arresto el 13 de agosto por el malvado alcalde de Ourem, que les impidió estar en el lugar de las apariciones en ese día, hizo que el milagro del 13 de octubre fuese menos intenso de lo que habría sido. Del mismo modo, que el papa haya hecho “tarde” la consagración de Rusia causó su conversión a la paz no fuese tan profunda como hubiera sido – impidiendo la propagación del comunismo a estos otros países. Dios y la Virgen prometieron que pondría fin a la persecución en Rusia, y obviamente ellos incluían los países satélites de Rusia —como Polonia, etc.— en la promesa; porque ello fue, en realidad, sólo una extensión del imperio soviético. Y esto ha ocurrido.

Sor Lucía al P. Gonçalves, resumen de la visión de Tuy: El buen Dios promete terminar la persecución en Rusia si el Santo Padre se digna hacer, y manda que lo hagan igualmente los obispos del mundo católico, un solemne y público acto de reparación y consagración de Rusia a los Santísimos Corazones de Jesús y María, prometiendo su Santidad, a cambio de poner el fin de esta persecución, aprobar y recomendar la práctica de la ya indicada devoción reparadora’”71.

ALGUNAS ÚLTIMAS OBJECIONES

P. ¿Qué pasa con la Hermana Lucía? Si consagración de Rusia del papa Pío XII en 1952 fue aceptada en el cielo, ¿cómo es que ella no lo dijo?

R. Sor Lucía sabía lo que el cielo le reveló; ella no sabía lo que el cielo no le reveló. Es muy importante tener en cuenta que en 1947, cuando William Thomas Walsh le preguntó acerca de la consagración del mundo del papa Pío XII en 1942, ¡Sor Lucía ni siquiera sabía si era suficiente!

William Thomas Walsh, Nuestra Señora de Fátima, p. 222: “Después de mi regreso de Portugal, le escribí varias preguntas que Su Excelencia el obispo de Leiria quien fue lo suficientemente bueno para enviárselas a la hermana Dolores [Sor Lucía]. Sus respuestas, escritas el 17 de febrero de 1947 me llegaron demasiado tarde para la primera edición de este libro…. P. ¿Es su opinión que el papa y los obispos consagrarán Rusia al Inmaculado Corazón de María sólo después que los laicos hayan hecho su deber, con los rosarios, los sacrificios, las comuniones del sábado, etc.? R. [Sor Lucía] El Santo Padre ya ha consagrado a Rusia, incluyéndola en la consagración del mundo, pero no se ha hecho en la forma indicada por la Virgen: No sé si la Virgen lo aceptaría habiéndose hecho de esta manera, como para cumplir con sus promesas. La oración y el sacrificio son siempre los medios necesarios para obtener las gracias y bendiciones de Dios”72.

Esto fue en referencia a la consagración del mundo del papa Pío XII el 31 de octubre de 1942. Sor Lucía ni siquiera sabía se ésta había cumplido con el pedido del cielo. Diez años después, Pío XII dio un paso más y consagró específicamente a Rusia al Inmaculado Corazón de María. Por lo tanto, ¿cómo podría decir una persona que la consagración de Rusia del papa Pío XII definitivamente no fue aceptada en el cielo, cuando Sor Lucía ni siquiera sabía si esta consagración había sido aceptada por el cielo? Esto sirve para mostrarnos que Sor Lucía sólo conocía lo que el cielo le había revelado, y que ella no conocía —sino sólo era una especulación— las cosas que no le habían sido específicamente reveladas. Por ejemplo, ella sabía que varias naciones serían aniquiladas, como le dijo nuestra Señora, pero ella necesariamente no sabía exactamente cómo esa profecía habría de cumplirse.

P. ¿No creía también el P. Alonso, el experto de Fátima, que Rusia sería convertida a la fe católica?

R. Sí, además del “P.” Gruner, el P. Alonso ha sido probablemente el mayor promotor de la idea de que la consagración de Rusia convertiría la nación a la fe católica, y que resultaría un reino de paz universal – una idea que no tiene fundamento en las palabras de nuestra Señora. Lo que la gente necesita saber es que el P. Alonso era un hereje liberal que 1) justificó la decisión de Paulo VI de no revelar el tercer secreto; 2) condenó a los tradicionalistas; 3) fue extremadamente blando con el enemigo número uno de Fátima, el P. Dhanis; y 4) estuvo de acuerdo con la fraudulenta nota de la diócesis de Coimbra que rechazó la entrevista de Sor Lucía con el P. Fuentes de 1957.

P. Alonso: “Una revelación inoportuna del texto [por Paulo VI] sólo exasperaría más las dos tendencias que continúan dividiendo a la Iglesia: una tradicionalista que cree ser la apoyada por Fátima, y una progresista que arremete contra estas apariciones…”73 (WTAF, vol. 3, p. 712).

¡Aquí vemos al P. Alonso condenando a los tradicionalistas y justificando a Pablo VI por no revelar el tercer secreto! Recuerde que este es el hombre que, además de Gruner, es en gran parte responsable de la promoción de la idea (que ahora casi todo el mundo cree) de que Rusia necesariamente se convertirá a la fe católica resultando en un triunfo universal de la Virgen y de paz sobre la tierra.

P. Alonso: “Hay que señalar claramente que ciertas ‘revelaciones’ hechas por la prensa sobre la Hermana Lucía no pueden ser atribuidos a ella, por ejemplo, las difundidas por el Padre Fuentes y el Padre Lombardi”74.

Aquí vemos al P. Alonso estar de acuerdo con la falsa nota de la diócesis de Coimbra (más sobre esto en un momento), que denunciaba al P. Fuentes como un embustero. Por lo tanto, el hecho de que el P. Alonso sostuviera ésta o aquélla idea no prueba nada. Lo que es muy interesante y lamentable es que muchos escritores han adoptado la idea de Alonso y Gruner sobre la conversión de Rusia y el triunfo de nuestra Señora. Esto ha sido muy significativo en engañarlos sobre la actual apostasía. Nótese cómo el siguiente escritor parece fundamentar todo en el “Al final…”.

Mark Fellows, Fátima en Crepúsculo, p. 334: “María nos ha dado esta promesa: ‘Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá, y se le concederá al mundo algún tiempo de paz’. El Padre Alonso también escribió: ‘El triunfo final del corazón de María es seguro y va a ser definitivo…’.

En ese día la historia, será por fin la conformidad con la voluntad divina. El castigo de la apostasía cesará. En el nuevo amanecer, todos se darán cuenta de que la pesadilla tenebrosa que estamos viviendo no frustró la promesa de Cristo de que las puertas del infierno nunca podrían conquistar su Iglesia. La perfecta misericordia seguirá a la perfecta justicia. Rusia será devotamente consagrada al Inmaculado Corazón. La conversión de esa torturada nación será deslumbrante y cegadora, como la humildad perfecta de la Inmaculada pondrá al dragón rojo y sus bestias a la fuga… Nacerán nuevas leyendas que sembrarán culturas con la voluntad de basar la sociedad sobre la realeza de Cristo. Esto inspirará un renacimiento de la poesía y del arte cristiano. El hombre recordará de nuevo la realidad sobrenatural del Santo Sacrificio de la misa. Con temblorosa reverencia, nos arrodillaremos una vez más ante el Todopoderoso”75.

Suena bien, ¿no es así? El problema es que no tiene ningún fundamento en las palabras de la Virgen, como hemos demostrado. El triunfo de la Virgen es un triunfo “al final” (es decir, después que Rusia haya ya esparcido sus errores, aniquilando ciertas naciones y martirizando a los buenos) sobre el régimen satánico en Rusia mediante la conversión a un cierto período de paz, como hemos demostrado. No es un triunfo universal o reinado de la paz, sino sólo un “cierto” período de paz.

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 3, pp. 837-838: “Sin embargo, no nos equivoquemos. El tercer secreto no puede anunciar el fin del mundo, que no vendrá antes del cumplimiento de la maravillosa promesa que concluye el secreto. Pero esta promesa del inminente triunfo del Inmaculado Corazón de María, que es tan reconfortante y genera tanto entusiasmo, una promesa que debe ser predicada incesantemente, a tiempo y destiempo, el cardenal Ratzinger ignora…”76.

Nótese que Fray Michel parece tener la misma posición, inclinando todo en su versión del triunfo de nuestra Señora. En la página 845 de su tercer volumen, Fray Michel va tan lejos como para mover las palabras de nuestra Señora de “Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, la que se convertirá, y algún tiempo de paz le será concedido al mundopara después de las palabras “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc.”. Las últimas palabras dichas por nuestra Señora en el secreto del 13 de julio fueron: “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc.”77. Las palabras “Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará…” vienen antes de estas palabras, ya que se refieren a la segunda parte del secreto, la parte relativa a la época de las persecuciones de Rusia cubiertas en este capítulo.

P. ¿Cuál cree usted que es el significado de las palabras: “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe, etc.”, que vienen justo antes del tercer secreto?

R. Debido a que no tenemos la frase completa, no podemos decir con certeza, pero podría ser: “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe en un remanente fiel…”. O bien: “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe entre aquellos que me son verdaderamente devotos…”. O: “En Portugal se conservará siempre el dogma de la fe hasta la Gran apostasía…”. El tercer secreto trata, sin duda, de la presente apostasía de la secta del Vaticano II.

PARTE II: LA IMPOSTORA HERMANA LUCÍA

P. ¿Qué pasa con las declaraciones de la Hermana Lucía a partir de 1960? Ella parece ser citada en todas direcciones. Algunos la citan diciendo que Juan Pablo II consagró Rusia con éxito; otros la citan diciendo todo lo contrario. Algunos la citan como diciendo que el tercer secreto no tenía como propósito ser revelado y que nadie va al infierno, mientras que otros la citan como hablando de la desorientación diabólica en la Iglesia.

R. Después de 1960, sin duda, estamos hablando de una conspiración masiva y de una impostora Sor Lucía. Ahora vamos a cubrir la prueba evidente de que los enemigos del mensaje de Fátima, comenzando durante el reinado del masón, Juan XXIII, en realidad implantaron una impostora Sor Lucía que falsamente se comportaba como si fuera la verdadera Sor Lucía. Nada de lo que viene de la Hermana Lucía después de 1960 es confiable.

En primer lugar, sabemos que hubo una conspiración que involucró a la Hna. Lucía a partir de 1959. En 1957, la Hermana Lucía dio su famosa entrevista con el P. Agustín Fuentes, postulador de la causa de beatificación de Jacinta y Francisco. En esta entrevista, la Hermana Lucía dijo que estamos en los últimos tiempos, y que habrían castigos para el mundo. La Hermana Lucía también dijo no se esperara que la jerarquía llamase a la penitencia. Después de la entrevista, en 1959 la diócesis de Coimbra publicó un comunicado. Ese comunicado declaró que el P. Fuentes fabricó básicamente todas las declaraciones atribuidas a Lucía en la entrevista no ocupándose específicamente de Jacinta y Francisco. En esa nota incluía una declaración que supuestamente habría hecho la Hermana Lucía, en la que afirmaba que las declaraciones del P. de Fuentes no eran veraces. Esta es una parte de la nota:

Comunicado de la diócesis de Coimbra, 2 de julio de 1959, sobre la entrevista del P. Fuentes: “El Padre Agustín Fuentes, postulador de las causas de beatificación de los videntes de Fátima…visitó a la Hna. Lucía en el Carmelo de Coímbra y habló con ella exclusivamente sobre cosas tocantes al proceso en cuestión. Sin embargo, después de regresar a México… Este sacerdote se permitió hacer declaraciones sensacionalistas de carácter apocalíptico, escatológico y profético, que declara que él escuchó de los labios de la Hna. Lucía. Dada la gravedad de tales declaraciones, la cancillería de Coímbra creía que era su deber ordenar una investigación rigurosa sobre la autenticidad de este tipo de noticias… pero también respecto a cosas referidas como dichas por la Hna. Lucía. La Diócesis de Coímbra ha decidido publicar las palabras de la Hna. Lucía, dadas en respuesta a las preguntas formuladas por una persona que tiene derecho a hacerlo”.

“[Hna. Lucía]: ‘El P. Fuentes me habló en su calidad de postulador de las causas de beatificación de los siervos de Dios, Jacinta y Francisco Marto. Hablamos únicamente de las cosas relacionadas con este tema, por lo tanto, cualquier otra cosa que no se refiere a ello no es ni exacta ni verdaderaYo no sé nada acerca de estos castigos, los cuales son falsamente atribuidos a mí.

“La cancillería de Coímbra está en condiciones de declarar que, dado que hasta el presente la Hna. Lucía ha dicho todo lo que ella creía que era su deber decir sobre Fátima , no ha dicho nada nuevo y, en consecuencia no ha autorizado a nadie, al menos desde febrero de 1955, a publicar nada nuevo sobre Fátima que pueda atribuírsele”78.

Incluso el apostolado del “P.” Gruner sostiene que la entrevista de Fuentes es auténtica, y que esta declaración de la diócesis de Coimbra, en la que la Hermana Lucía supuestamente rechaza gran parte de la entrevista con el P. Fuentes, es una mentira. Por lo tanto, se trata de que ya en 1959, había una conspiración en torno a la Hermana Lucía, con la diócesis atribuyendo y publicando declaraciones falsas en nombre de la Hna. Lucía para desautorizar las importantes advertencias para el mundo. Al mismo tiempo, convenientemente se afirmó que la Hermana Lucía “ha dicho todo lo que ella creía que era su deber decir sobre Fátima” en otras palabras, la Hermana Lucía no tenía nada más que decir sobre Fátima. Fray Michel señala también que después de la entrevista del P. Fuentes se hizo cada vez más difícil acceder a la Hermana Lucía; ella se volvió “invisible”.

Fray Michel de la Sainte Trinité, Toda la Verdad sobre Fátima, vol. 3, pp. 748-749: “A partir de entonces [después de la entrevista de Fuentes y de la nota de la diócesis desautorizándola], ella estuvo atada a un silencio mucho más riguroso en todo lo concerniente a Fátima, y especialmente en lo que respecta a los grandes temas del Secreto… Como hemos visto, en su nota del 2 de julio de 1959, la cancillería de Coimbra declaró autoritativamente que ‘¡la Hermana Lucía no tiene nada más que decir sobre Fátima!’. También se hizo cada vez más difícil verla, y durante años sus escritos no fueron más publicados. Su testimonio se hacía molesto. En 1962, María de Freitas señaló que las visitas a la Hermana Lucía se estaban prohibiendo cada vez más, y ella se estaba volviendo invisible’79.

Bien, creemos que las siguientes fotografías (además de otras evidencias) revelan el por qué después de la entrevista del P. Fuentes, la Hna. Lucía fue sometida a un riguroso silencio, y el por qué se volvió “invisible”. Ello es porque después de ese momento ella no era en absoluto la Hna. Lucía, sino una impostora que se hacía pasar por la Hna. Lucía. Estas son fotos de la verdadera Hermana Lucía de 1945, cuando tenía 38 años:

La verdadera Hna. Lucía en 1945, a los 38 años de edad

Ahora, esta es una fotografía de la “Hna. Lucía” en 1967, ¡a la edad de 60 años!

La “Hna. Lucía” en 1967 a la edad de 60 años

Usted puede juzgar por sí mismo, pero la mujer que aparece aquí no es la misma mujer que se muestra arriba. Primero, esta fotografía es de 1967. Esta es supuestamente la “Hna. Lucía” 22 años después, ¡a los 60 años! ¡Pero esta mujer se ve tan joven o incluso más joven que la Hna. Lucía cuando tenía 38 años!

Segundo, la verdadera Hna. Lucía (la primera foto) tiene una estructura de nariz diferente que esta otra “Hna. Lucía”. Esta nariz de la “Hna. Lucía” es mucho más amplia; es una mujer diferente. Por supuesto, si bien que la persona a medida que pasan los años muestra los signos de la edad, esencialmente mantiene el mismo aspecto; pero este no es el caso.

Tercero, una lector nuestra de nombre Bárbara Costello ha señalado que la Hna. Lucía tiene un hoyuelo característico en su barbilla y en sus mejillas. Esto lo vemos en la siguiente fotografía de la Hna. Lucía en 1945, de nuevo a los 38 años (así como la primera imagen de arriba, la imagen de la derecha de 1945):

Observe el hoyuelo característico en las mejillas y en el centro de la barbilla

Pero esta “Hna. Lucía” de abajo no tiene los hoyuelos característicos en las mejillas y en el centro de la barbilla. Esta “Hna. Lucía” tiene una característica predominante de una barbilla saliente hacia adelante, que no tiene la verdadera Hna. Lucía (además de la estructura diferente de la nariz). Además, su sonrisa tiene forma de “U” invertida, y la sonrisa de la verdadera Hna. Lucía tiene forma de “U”.

Esta mujer no es la Hna. Lucía, sino una falsa Hna. Lucía que fue implantada y especialmente elegida para servir al propósito de la falsa línea de Fátima y de la religión del Vaticano II que ha sido impuesta al mundo desde la entrevista del P. Fuentes. Además de la evidencia fotográfica, el hecho de que la “Hna. Lucía” post-Vaticano II no es la verdadera Lucía es evidente por donde se la mire.

Francis Alban, The Fatima Priest, página introductoria: “El 11 de octubre de 1990, Carolina, la hermana de sangre de la Hermana Lucía, le dijo al Padre Gruner que había visitado a la Hermana Lucía en el Carmelo de Coimbra durante más de 40 años y nunca había podido hablar a solas con su hermana en la misma habitación. Ellas siempre estaban separadas por una rejilla y muchas otras hermanas del convento estaban presentes en todas las visitas80.

Por más de 40 años, la “Hna. Lucía” no pudo ser vista incluso por su hermana, sino a través de una rejilla y con otras monjas presentes. Esto explicaría por qué su hermana no descubrió el fraude — ella nunca pudo ver a la “Hna. Lucía” salvo detrás de una reja con cortina y vestida con el hábito, y no pudo hablar íntimamente con ella debido a la presencia constante de muchas otras monjas. Esta extraña puesta en cuarentena de la “Hna. Lucía” no era, como el “P.” Gruner ha sugerido, porque ella le diría al mundo la verdad sobre Fátima. Ello se debía a que los conspiradores en el Vaticano no querían que su falsa “Hna. Lucía” dejara en evidencia que era una impostora, lo que habría ocurrido si estuviera sometida a un minucioso examen o escrutinio (y esto es lo que ocurrió en los pocos casos en que el Vaticano permitió que ella fuera entrevistada, como las famosas dos horas con la “Hna. Lucía” con Carlos Evaristo, como veremos más adelante).

Por tanto, a la Hna. Lucía nunca se le permitió hablar con su familia excepto desde detrás de una reja, pero cuando necesitaron a la “Hna. Lucía” para respaldar públicamente a la secta del Vaticano II, a sus antipapas, y a su incapacidad para revelar el tercer secreto, entonces ella pudo ser vista claramente a los ojos del mundo en Fátima en 1967, para que ella pudiera ser vista codeándose con su compañero de conspiración, antipapa Pablo VI.

La falsa Hna. Lucía sacada de detrás de las rejas para ser vista por el mundo en Fátima en 1967 con su compañero de conspiración, el antipapa Pablo VI – para aprobar la nueva religión, su rompimiento con la tradición, la promulgación del Vaticano II, y su incapacidad para revelar el tercer secreto

Lo mismo aquí: la falsa Hna. Lucía mostrada ante el mundo para ser vista codeándose con el antipapa Juan Pablo II

Otra pregunta que viene a la mente después de ver estas fotografías es: ¿cuándo consiguió arreglar sus dientes la Hna. Lucía? Aquí está una foto de la verdadera Hna. Lucía con sus característicos dientes irregulares.

“Cuando se produjo la segunda dentición de Lucía… sus dientes aparecieron grandes, proyectados e irregulares, haciendo que el labio estuviera levantado y el inferior con forma convexa…”81.

Pero en las anteriores fotografías de la falsa Hna. Lucía, vemos que sus dientes están ordenados y derechos, no son grandes ni proyectados ni irregulares. Claro, es posible que la Hna. Lucía se haya hecho una cirugía dental masiva o hubiera reemplazado los dientes para conseguir un aspecto tan ordenado y recto como los de la impostora Hna. Lucía, pero es más probable que esto sea otra prueba del hecho de que la mujer de la foto de arriba es no es la verdadera Hna. Lucía fotografiada aquí.

Para los que les parece difícil aceptar esto, les pedimos que se fijen en dos cosas: 1) Nuestro S eñor dijo que en los últimos días el engaño será tan profundo que incluso los escogidos serían engañados si fuera posible (Mateo 24), y una impostora Lucía era crucial para el plan del diablo de engañar al mundo sobre Fátima. 2) Todo tradicionalista que no acepta la versión vaticana del tercer secreto de Fátima (publicada en el año 2000) ahora cree que sí había una impostora Hna. Lucía pero algunos simplemente o no lo han investigado en más detalle o no son lo suficientemente honestos como para admitirlo. Es innegable que la “Hna. Lucía” del Vaticano respaldó plenamente su versión del tercer secreto, y su interpretación que le acompañaba y que dice que se refiere a Juan Pablo II. Este hecho no se conoce de una carta que pueda ser falsificada, sino a partir de la evidencia innegable del vídeo de la “Hna. Lucía” en Fátima en 2000 para las “beatificaciones” de Jacinta y Francisco.

En esa ocasión, el “cardenal” Sodano (en presencia de la “Hna. Lucía”) anunció que el Vaticano daría a conocer el tercer secreto de Fátima, y que se refería al intento de asesinato del antipapa Juan Pablo II. La “Hna. Lucía” hizo claros gestos de aprobación cuando el “cardenal” Sodano decía que el tercer secreto se refería al intento de asesinato contra Juan Pablo II. Para todo aquel que es honesto y lógico, esto es una prueba absoluta de que ella no puede ser la verdadera Hna. Lucía, sino una impostora y una agente de la secta del Vaticano II.

En la siguiente cita, nótese que incluso un partidario de Gruner reconoce el problema. Él admite que era “casi inquietante” ver a la “Hna. Lucía” aprobar la interpretación sobre el tercer secreto del “cardenal”. Pero no llega a la conclusión adecuada.

Mark Fellows, Fátima en Crepúsculo, p. 327: De hecho, su entusiasmo [de la Hermana Lucía] en Fátima 2000 era casi inquietante. Sin duda, la causa de su felicidad, y su nueva condescendencia para con Juan Pablo II, era su alegría por la beatificación de sus dos primos. Sin embargo, ella se mantuvo eufórica incluso delante de la versión sobre el Tercer Secreto del cardenal Sodano, yendo tan lejos como para hacer grandes gestos torpes a la multitud”82.

Ahí lo tienen: la falsa “Hna. Lucía” apoyó plenamente la versión e interpretación del tercer secreto de Fátima del Vaticano. La única manera que se pueda considerar que ella sea la verdadera Hermana Lucía es aceptando plenamente la versión del Vaticano sobre el tercer secreto, y su interpretación de que se refiere al intento de asesinato contra Juan Pablo II. Pero casi todos los tradicionalistas están de acuerdo en que la versión del Vaticano (y su interpretación) del tercer secreto no era auténtica, sino otra mentira - otra conspiración. La impostora “Hna. Lucía” es del mismo orden. Y es por eso que los seguidores de Gruner se ven obligados a hacer lo imposible para tratar de explicar declaración tras declaración que emana de la impostora Hna. Lucía que contradice su posición.

En 1992, hubo una infame entrevista Dos horas con la Hna. Lucía, conducida por el “cardenal” Padiyara de Ernaculam, India, “Su Excelencia” Obispo Francis Michaelappa de Mysore, India, y el “Padre” Francisco V. Pacheco de Fort Ce, Brasil. También estuvo presente un periodista, el Sr. Carlos Evaristo, que se desempeñó como traductor oficial. En esta entrevista, la “Hna. Lucía”, entre otras cosas, dijo que el tercer secreto no estaba destinado a ser revelado en 1960, y que no debe ser revelado. Esto contradice totalmente todo lo que sabemos dijo al respecto la Hna. Lucía pre- Vaticano II. En la entrevista, esta “Hna. Lucía” también dijo que la consagración de Rusia de Juan Pablo II fue aceptada por el cielo. Aquí está una parte de la entrevista:

“Cardenal Padiyara: ‘¿Y fue hecha [la consagración] por el papa Juan Pablo II el 25 de marzo de 1984?’

Hermana Lucía: ‘Sí, Sí, Sí’ (En tono afirmativo que también parecía mostrar que estaba esperando esta pregunta)….

Carlos Evaristo: ‘¿Entonces esa consagración fue aceptada por la Virgen?’

Hermana Lucía: ‘Sí’.

Carlos: ‘¿Nuestra Señora está contenta y la ha aceptado?

Hermana Lucía: ‘Sí…’

Cardenal Padiyara: ‘¿Dios y la Virgen todavía quieren que la Iglesia revele el Tercer Secreto?’

Hermana Lucía: ‘El Tercer Secreto no está destinado para ser revelado. Sólo era para el papa y la jerarquía inmediata de la Iglesia’.

Carlos: ‘¿Pero la Virgen no había dicho que debía ser revelado al público a más tardar en 1960?’

Hermana Lucía: ‘Nuestra Señora nunca dijo eso. Nuestra Señora dijo que era para el papa’.

Padre Pacheco: ‘¿El Tercer Secreto tiene que ver con el Concilio Vaticano II?’

Hermana Lucía: ‘No puedo hablar de eso’.

Carlos: ‘¿Puede el papa revelar el Tercer Secreto?’

Hermana Lucía: ‘El papa puede revelarlo si quiere, pero yo le aconsejaría no hacerlo. Si él lo hace, le aconsejo mucha prudencia. Él debe ser prudente’”.

Los seguidores de Gruner han tratado desesperadamente de desacreditar esta entrevista, porque es muy devastadora para su posición; pero el Hno. Miguel Dimond (superior del monasterio de la Sagrada Familia) tuvo la oportunidad de hablar con el “P.” Pacheco cuando vino a visitar el monasterio para una conferencia en la década de 1990. El “P.” Pacheco le dijo al Hno. Miguel que había algo muy raro con esta Hna. Lucía, y que ella no podía responder preguntas sencillas acerca de su vida. Es bastante obvio que los entrevistadores estaban simplemente investigando profundamente en áreas que eran desconocidas por la impostora.

El intento de los seguidores de Gruner de desacreditar esta entrevista de 1992 señalan que la Hna. Lucía estuvo siempre detrás de la reja, pero que en esta entrevista ella estuvo supuestamente fuera de la clausura junto a las personas. Pero esto tiene sentido: el Vaticano permitió una entrevista selectiva a un grupo independiente —con la Hna. Lucía fuera de la clausura y no detrás de la reja— en la que ella les diría (y por lo tanto a todo el mundo) que Juan Pablo II consagró Rusia con éxito, lo cual quedaría registrado ante un grupo independiente. Pero cuando la “Hna. Lucía” se reunía con su hermana (quien podría más fácilmente haber identificado que ella era una impostora), ella siempre se mantuvo detrás de la reja y con muchas otras monjas.

Además de la entrevista de 1992, Dos Horas con la Hermana Lucía, hay muchas otras declaraciones de la falsa Lucía donde respalda plenamente la línea de la secta del Vaticano II sobre Fátima, lo que demuestra, una vez más, que es una impostora. En 2001, en un artículo publicado en L’Osservatore Romano, se le preguntó específicamente a la “Hna. Lucía” sobre la consagración de Rusia. Esta entrevista fue difundida en todo el mundo:

CIUDAD DEL VATICANO, 20 de diciembre de 2001 (Servicio de Información del Vaticano): “En referencia a la tercera parte del secreto de Fátima, ella [la “Hna. Lucía”] afirmó que había leído atentamente y meditado sobre el folleto publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe y confirmó todo lo que estaba allí escrito. Para quienes se imaginan que alguna parte del secreto se habría ocultado, ella dijo: ‘Todo ha sido publicado; no quedó ningún secreto’. A los que hablan y escriben de nuevas revelaciones ella dijo: ‘No hay ninguna verdad en esto. Si yo hubiese recibido nuevas revelaciones no se lo habría dicho a nadie, sino que se las habría comunicado directamente al Santo Padre’. A Sor Lucía se le preguntó: ‘¿Qué te parecen las persistentes afirmaciones del P. Gruner que está recolectando firmas para que el papa finalmente consagre Rusia al Inmaculado Corazón de María, cosa que jamás se ha hecho?’. Ella respondió: ‘La Comunidad Carmelita ha rechazado los formularios de recolección de firmas. Ya he dicho que la consagración que la Virgen deseaba se realizó en 1984 y fue aceptada en el cielo’”83.

Por supuesto, los partidarios de Gruner afirmarán que esta entrevista fue fabricada o distorsionada, pero entonces estarían admitiendo que hay una conspiración. Si el Vaticano iría tan lejos, es ciertamente concebible que implantarían a una impostora; y, como hemos visto, afirmar que todas estas declaraciones de la “Hna. Lucía” (en las que confirma el falso tercer secreto) son sólo fabricaciones queda refutado por la evidencia del vídeo, puesto que cualquiera lo vea verá a la “Hna. Lucía” respaldando la versión del Vaticano del Tercer Secreto de Fátima en 2000.

Una bizarra fotografía de la “Hna. Lucía” besando la mano de Juan Pablo II inmediatamente después de recibir la “comunión”

Otro punto a destacar es el bizarro gesto de la “Hna. Lucía” cuando recibe la “comunión” de Juan Pablo II en la ya mencionada ceremonia de “beatificación” en Fátima el 2000 (el mismo día donde ella apoyó claramente la versión del Vaticano del Tercer Secreto). La “Hna. Lucía” primero extendió sus manos, como si quisiera recibir la “comunión” en la mano. Siendo demasiado inteligente para eso, y sabiendo que ello haría explotar todo el esquema, Juan Pablo II vaciló, y extendió su mano para dar su “comunión” en la lengua. Pero inmediatamente después de recibir la “comunión”, la “Hna. Lucía” tomó la mano de Juan Pablo II y la besó (como se muestra arriba). Esto es totalmente extraño, porque ella tenía todas las oportunidades para presentar sus respetos al antipapa, pero al parecer ella ni siquiera pudo esperar hasta después de la acción de gracias por la “comunión” y que la “misa” hubiera terminado. La verdadera Hna. Lucía nunca hubiera hecho esto – interrumpiendo así su comunión y acción de gracias. Está claro que la impostora Hna. Lucía estaba simplemente demasiado entusiasmada en desempeñar su papel de filial devoción al antipapa, y se apresuró a besarle la mano inmediatamente después de la “comunión”.

P. Entonces, ¿qué creen le pasó a la verdadera Hermana Lucía? R. Es obvio que en algún momento la eliminaron. Independientemente de cuándo haya ocurrido aquello, no hay duda de que la mujer que desempeña el rol de “Hna. Lucía” desde el Concilio Vaticano II no era la verdadera. Los lectores pueden sacar sus conclusiones (y no es esencial en modo alguno con respecto a los hechos anteriores que demuestran que efectivamente había una impostora Hermana Lucía). Pero hace unos años recibimos una carta muy inquietante. Recibimos una carta de una mujer (una conversa al catolicismo tradicional) cuya familia participó en los más altos escalones de los Illuminati y la masonería. También habíamos hablado con esta mujer antes y después que ella nos envió la carta. Había mucho más en la carta y en las conversaciones telefónicas que le añaden contexto y credibilidad a sus afirmaciones, pero sólo daremos aquí una parte de la carta. Por más difícil que pudiera creerse, recibimos la siguiente carta y hablamos largo y tendido con esta mujer (ella pidió que no divulgáramos su nombre por razones obvias):

“Queridos hermanos del Monasterio de la Sagrada Familia… Como les dije por teléfono, tengo algunos parientes muy oscuros… [un famoso masón mundial] es el hermano de [x - el nombre no lo publicamos para preservar el anonimato de la autora] que estaba casado con mi tía abuela. Todos mis parientes por parte de mi madre eran masones Illuminati del grado 33. Mis abuelos estaban en la Estrella de Oriente… Sé que debo sonar como un bicho raro por lo que voy a decir ahora. Yo no soy… Cuando tenía cinco años, mi madre organizó una reunión. Hubo muchas cosas que salieron de estas reuniones que son demasiado horribles para ponerlas por escrito. Para decirlo en pocas palabras, ellos básicamente hacen sacrificios a Satanás. Yo tuve un nuevo hermanito llamado [x]… Mi madre no sabía de antemano [que x] iba a ser parte de las ‘ceremonias’ Ellos lo iban a poner en lo que parecía un sartén de latón grande [y torturarlo] con el fin de predecir el futuro. ... [Por suerte, esto no ocurrió debido]… [Pero] Una de las cosas que se dijo aquel terrible día era que acababan de matar a la hermana Lucía (yo pensé que estaban hablando de que habían matado a una hermana que yo no conocí). Cuando les pregunté me dijeron ‘No estúpida… ella es una monja’. Años más tarde esto tuvo para mí sentido y comprendí lo que significaba. Era 1958, a finales de octubre, cuando esto sucedió. [Lo recuerdo porque mi hermano acababa de nacer]. Sé que sueno como una loca, pero es la verdad…”

Hemos hablado extensamente con esta mujer; ella es una conversa al catolicismo tradicional, y creemos que ella dice la verdad. Pero, independientemente de si se acepta este testimonio o no, lo cierto es que había una impostora Hna. Lucía. No hay duda acerca de esto; la evidencia es innegable. El Vaticano convenientemente la mantuvo con vida hasta los 97 años, hasta que se revelara el faso tercer secreto y ella haya terminado de desempeñar su papel, entonces unos pocos años después ella murió y el “cardenal” Ratzinger ordenó sellar su celda.

Hay tantas almas que han desestimado la evidencia contra de la apostasía del Vaticano II y la nueva misa, simplemente porque vieron que esa “Hna. Lucía” las aceptó. Siempre les informamos que no podían desestimar los hechos de la fe basados en lo que ellos piensan que otras personas creen.

Gálatas 1, 8-9: “Mas aun si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro Evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo decimos otra vez: Si alguno os anunciare otro Evangelio del que habéis recibido, sea anatema”.

Ay, pero carecen de verdadera fe, optaron por seguir el hombre en lugar de Dios, y en realidad estaban siguiendo una completa impostora.

El FALSO MENSAJE DEL “P.” NICHOLAS GRUNER

Antes de examinar esta cuestión en detalle, como casi todos los demás, nosotros también sostuvimos la posición popular sobre la consagración de Rusia: que la conversión de Rusia necesariamente significaba que la nación de Rusia se convertiría a la fe católica, que resultaría en un reino asombroso de paz universal y renovación católica. Creíamos eso porque eso es lo que dicen todas las personas que escriben sobre Fátima, y no había realmente ninguna razón para cuestionarlo. Sin embargo, como se muestra en este artículo, después de estudiar las bases de esta posición, llegamos a descubrir que no hay base para esta posición, y que no encuentra prueba en las palabras de la Virgen; por el contrario, una posición muy diferente y mucho más plausible encuentra su evidencia en las palabras de nuestra Señora.

Hay muchas personas que de buena fe han sostenido y sostienen la errónea posición sobre la consagración y conversión de Rusia. (Y en rigor, uno es libre de sostener cualquier opinión que se siente inclinado sobre este asunto, ya que no es una cuestión de doctrina católica – a pesar que la evidencia presentada en este capítulo muestra que la posición de Nicholas Gruner sobre este tema es falsa). Los que la han sostenido de mala fe serían los que han desestimado los hechos de la enseñanza de la Iglesia sobre la actual apostasía, y se quedaron con la secta del Vaticano II y la nueva misa, simplemente porque creen que uno de los “papas” del Vaticano II debe consagrar a Rusia.

Dicho esto, creemos que la Empresa de Fátima del “P.” Nicholas Gruner se ha convertido en un coloso con la asistencia del diablo. Su empresa ha sido muy importante para el diablo en distraer a las almas de los verdaderos problemas de la fe para conseguir que un falso antipapa consagre Rusia. Incluso si Rusia aún no hubiere sido consagrada, es un hecho que los antipapas del Vaticano II no son católicos y por lo tanto, no tienen autoridad para hacerlo de ninguna manera. Por lo tanto, el masivo apostolado del “P.” Gruner que intenta obtener que los antipapas del Vaticano II consagren a Rusia es inútil por dos razones: 1) él está tratando que antipapas no católicos manifiestamente heréticos hagan la consagración, cuando no pueden hacerlo y 2) toda su posición sobre la Consagración de Rusia es errónea. Considérese todo el tiempo perdido, los recursos y el esfuerzo. Y lo más importante son las almas que han sido engañadas y distraídas y que han aceptado obstinadamente a los antipapas del Vaticano II porque (por su propia falta de amor a la verdad) ellos desestiman los hechos del magisterio, y se aferran a los antipapas del Vaticano II porque creen que uno de ellos debe consagrar a Rusia.

Muy frecuentemente escuchamos a esas personas y siempre les decimos que no pueden desestimar los hechos de la enseñanza del magisterio sobre la base de preguntarse quién será el que cumplirá una profecía. Nosotros siempre les decimos que contra un hecho no hay argumento (los herejes no pueden ser papas), y la verdad no puede contradecir a la verdad y, por lo tanto, es una buena respuesta a la pregunta sobre la consagración. Pero, por desgracia, ellos desestiman todos los hechos de la enseñanza del magisterio, y aceptan a los apóstatas del Vaticano II debido a su falsa idea de que uno de ellos debe consagrar a Rusia. Ahora ellos pueden ver no sólo que la posición sedevacantista no contradice de ninguna manera el mensaje de Fátima, sino que su posición es en realidad un engaño que los ha mantenido sumidos en la oscuridad sobre la situación actual.

Ese apostolado del “P.” Gruner ha sido asistido por el diablo encontrando corroboración en su mezcla diabólica de la verdad con el error – el catolicismo con la apostasía. Esto lo vemos claramente en la siguiente cita sobre la apostasía en la Iglesia.

“P.” Gruner, “Dios tenga misericordia de todos nosotros”, Crusader 71: “‘En el Tercer Secreto se predice, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia comenzará por lo alto’. Estas son las palabras del cardenal Ciappi (teólogo papal personal del papa Pío XII). El resultado de ‘la gran apostasía’ que comenzó ‘por lo alto’ es la corrupción del clero y de los laicos en la doctrina, en la moral y en la liturgia… Dios está muy enojado con su pueblo, porque Él no sólo nos envía malos sacerdotes, al parecer también muy malos obispos y cardenalesEl papa Juan Pablo II en Fátima, el 13 de mayo envió, 2000 nos dijo que: ‘el mensaje de Fátima es un llamado a la conversión, alertando a la humanidad para que se aleje de la cola del ‘dragón que arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra’ (Apoc. 12, 4). Para decirlo en buen castellano, el papa Juan Pablo II dice lo siguiente: no siga a la tercera parte de los cardenales, a la tercera parte de los obispos católicos, y a la tercera de los sacerdotes católicos, que han sido arrastrados por el diablo desde su exaltada posición de conducir a los fieles al cielo. En otras palabras, el Santo Padre nos está diciendo que el mensaje de Fátima nos advierte acerca de la actualidad. O sea que un tercio del clero (que son las estrellas del cielo) han sido arrastrados por el diablo y sus colaboradores —los masones, comunistas, redes homosexuales— y que ahora están trabajando para el diablo mismo, no para Dios, no para la Iglesia de Cristo, sino para el diablo” (el “Fatima Network”).

Esto realmente resume los malvados métodos y el malvado apostolado del “P.” Gruner. Aquí Gruner habla de la verdad de cómo se prevé que la apostasía en la Iglesia comenzará “por lo alto”.

¿Quién sería eso? Obviamente, se aplicaría en primer lugar a Juan Pablo II, el hombre que decía ser el papa (que reclamó ser la parte superior de la Iglesia) y que dirigió toda la apostasía de sus idólatras reuniones de oración en Asís, su masivo falso ecumenismo en todo el mundo, etc. Pero mientras les habla a la gente acerca de esta verdad (que la apostasía comenzará por lo alto, o lo que parece ser la parte superior de la Iglesia), ¿él entonces les advierte que el hombre que dirige esta apostasía es Juan Pablo II? No, en cambio, hace justo lo contrario: los lleva directamente a Juan Pablo II al citarlo como si fuera su aliado en contra de la apostasía de los obispos y sacerdotes. Esto es mucho más malvado, en cierto modo, que otras formas más abiertas de maldad, ya que mezcla la verdad con el error (la apostasía del catolicismo), y es más eficaz en para conducir a los conservadores a las fuentes de la apostasía, a los antipapas del Vaticano II. Es por eso que él ha podido engañar y distraer a muchos con un falso mensaje de Fátima.

Además de su mezcla mortal de la verdad con el error, una de las maneras por las que el apostolado del “P.” Gruner se ha vuelto tan influyente es por la propaganda. Estas son algunas de las cosas que se pueden encontrar en la página web de su apostolado: Su sitio web (Fatima.org) titula a su revista “Revista de Nuestra Señora”. Ahí se dice: “Haga clic aquí para leer más acerca de la revista de Nuestra Señora…”. Vaya, ¿quién querría estar en desacuerdo con, o no apoyar “la revista de nuestra Señora”?

Él llama a su servicio de libros “Servicio de libros de Nuestra Señora” Vaya, nos hubiera gustado tener el privilegio de estar en el “Servicio de libros de Nuestra Señora”. Él llama a su programa de radio ¡“Programa de Radio de Nuestra Señora”¡. Y —seguro que lo ha adivinado— él llama a su apostolado no sólo un Apostolado de Fátima, sino ¡“El Apostolado de Nuestra Señora”! Su página web dice: “Poco después de la formación del Apostolado de Nuestra Señora, el Padre Gruner comenzó a publicar la revista Fatima Crusader. En 1980, el papa Juan Pablo II alentó directamente al Padre Gruner en su obra de Fátima y la revista ha crecido…”.

Vaya, sí que este “sacerdote” es fabuloso como para promover “El Apostolado de Nuestra Señora”—¡el propio Apostolado de Nuestra Señora misma!—, y su programa de radio, su revista y su Servicio de Libros. ¿Hay alguien que no vea cuán presuntuoso —e incluso blasfemo— es esto? Oh, no importa… está bien… se me olvidaba… ¡Gruner es, según su apostolado (es decir, “El Apostolado de Nuestra Señora”), “el sacerdote de Fátima”!

En verdad, esto no es más que propaganda de un falso profeta, y es por eso que el “P.” Gruner ha influido en lo que la gente piensa sobre Fátima y la situación actual. La propaganda se define como “… plan organizado, para la propagación o práctica de una doctrina”. Apodar casi todos los aspectos de su apostolado “de nuestra Señora” es un plan organizado por parte de su apostolado para promoverse a sí mismo como la voz de la misma Virgen.

Además de ser terriblemente presuntuoso, esta propaganda lava el cerebro a la gente al igual que la propaganda de los medios de comunicación. Cuando las personas oyen estas cosas una y otra vez —esto es, “apostolado de nuestra Señora” y “revista de nuestra Señora” y “servicio de libros de nuestra Señora”— se les está lavando el cerebro para seguir todo lo que él dice sobre Fátima, para apoyarlo vigorosamente (porque ¿quién no apoyaría a nuestra Señora?) o considerar a Gruner como el representante personal de nuestra Señora. Dado que las personas son tan crédulas, esto ha sido un factor importante en lo grande que se ha convertido su apostolado. Es por eso que su apostolado continúa utilizando este tipo de propaganda tan a menudo. Por ejemplo, en un reciente pedido de apoyo, Gruner dice:

“Recuerde, no soy yo, el Padre Gruner, sino Nuestra Señora de Fátima [sic] quien se lo pide. Por favor, haga todo lo que pueda”84.

Es por eso que a muchos se les ha lavado el cerebro al no considerar nada sobre esta cuestión que no esté conforme con las ideas del “P.” Gruner. Por cierto, ¡Gruner afirma en una de sus cartas que quiere enviar el libro “El Sacerdote de Fátima” (que es la historia de su vida) para cada “obispo” en el país! Qué desperdicio completo. El libro El Sacerdote de Fátima —que está repleto de imágenes de la vida de Gruner desde que era un bebé, que es básicamente todo sobre él y el héroe que él supuestamente es—, ha sido traducido a varios idiomas para difundir por todo el mundo la “Buena Nueva” de Nicholas Gruner.

Todo esto explica por qué Gruner constantemente ha promovido durante años fotos del antipapa Juan Pablo II en su revista (desde una perspectiva positiva) a pesar que él está al tanto de la apostasía de Juan Pablo II. Para Gruner, no se trata de decirle a la gente la verdad. Sólo un hombre muy malvado no habría denunciado a Juan Pablo II una vez que se da cuenta de su apostasía, y eso es exactamente lo que Nicholas Gruner es.

Notas de la Sección 43:

1 William Thomas Walsh, Our Lady of Fatima, Doubleday (1990 edición reimpresa de 1954), pp. 81-82.

2 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, Buffalo, NY: Immaculate Heart Publications, 1989, vol. 1, p. 498.

3 Mark Fellows, Fatima in Twilight, Niagra Falls, NY: Marmion Publication, 2003, p. 119.

4 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 333.

5 John Vennary, “It Doesn’t Add Up”, The Fatima Crusader, Constable, NY, Issue # 70.

6 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 420.

7 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 741.

8 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 464.

9 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 465.

10 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 732.

11 Le Nouvelliste de Lyon, 26 de enero de 1938.

12 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 190.

13 Warren H. Carroll, El Auge y Caída de la revolución comunista, Christendom Press, p. 310

14 Joint Baltin American Committee, https://web.archive.org/web/20070929165913/http://www.jbanc.org/65joint.html

15 http://store.yahoo.com/jbanc2000/newsun.html

16 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 505.

17 Warren H. Carroll, El Auge y caída de la Revolución Comunista, p. 306.

18 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, pp. 193-194.

19 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 3, pp. 255-256.

20 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 764.

21 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, pp. 576-577

22 Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 564.

23 Citado por Frère Michael de la Sainte Trinite, The Whole Truth About Fatima,, vol. 2, p. 539

24 Warren H. Carroll, Auge y caída de la Revolución Comunista, pp. 364-365.

25 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 285.

26 Warren H. Carroll, Auge y caída de la Revolución Comunista, p. 286.

27 Warren H. Carroll, Auge y caída de la Revolución Comunista, 288 p.

28 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 192.

29 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 123.

30 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 732.

31 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 457

32 Warren H. Carroll, The Rise and Fall of the Communist Revolution, p. 169.

33 Warren H. Carroll, The Rise and Fall of the Communist Revolution, p. 116.

34 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 454.

35 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 451.

36 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 565.

37 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 142.

38 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 243.

39 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 243-245.

40 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 248-249.

41 Warren H. Carroll,. Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 318.

42 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 224-225.

43 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 227-228.

44 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 228.

45 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 240-241.

46 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, pp. 543-544.

47 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 333.

48 William Thomas Walsh, Our Lady of Fatima, p. 52, nota 1.

49 The Whole Truth About Fatima, vol. 1, p. 235.

50 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 465.

51 Citado en The Whole Truth About Fatima, vol. 2, pp. 543-544.

52 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 333.

53 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 732.

54 Wikipedia: Soviet_Union#History

55 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 778.

56 “Union of Soviet Socialist Republics,” The Columbia Encyclopedia, 6th ed.

57 También publicado en el website de Gruner Fatima Network

58 Wikipedia: Poland#History

59 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 735-736.

60 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 736-737.

61 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 738.

62 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 738.

63 Warren H. Carroll, El Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 738-740.

64 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 740-741.

65 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 741-742.

66 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 742-743.

67 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 529-530.

68 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, p. 494.

69 Warren H. Carroll, Auge y Caída de la Revolución Comunista, pp. 529-530.

70 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, pp. 543-544.

71 The Whole Truth About Fatima, vol. 2, p. 465.

72 William Thomas Walsh, Nuestra Señora de Fátima, p. 222.

73 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 712.

74 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, p. 552.

75 Mark Fellows, Fátima en Crepúsculo, p. 334.

76 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, pp. 837-838.

77 William Thomas Walsh, Our Lady of Fatima, p. 82.

78 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, pp. 550-551.

79 The Whole Truth About Fatima, vol. 3, pp. 748-749.

80 Francis Alban, The Fatima Priest, Good Counsel Publications, Pound Ridge, NY, 1997, Intro page.

81 William Thomas Walsh, Nuestra Señora de Fátima, p. 11.

82 Mark Fellows, Fátima en Crepúsculo, p. 327.

83 Servicio de Información del Vaticano, 20 de diciembre de 2001.

84 Carta del “P.” Gruner del lunes 1 de mayo de 2006, The Fatima Center, Constable, NY.



44. ¿Es la secta del Vaticano II la ramera de Babilonia profetizada en el Apocalipsis?

Apocalipsis 17, 4: La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro y piedras preciosas y perlas y tenía en su mano una copa de oro, llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación”.

Ninguno de los puntos que siguen son necesarios para demostrar que la secta del Vaticano II y sus antipapas no son católicos. La evidencia doctrinal cubierta en este libro lo demuestra en detalle. Sin embargo, los puntos que siguen son interesantes y esclarecedores, ya que ayudan a explicar con más detalle por qué esta crisis catastrófica está ocurriendo y qué hacer con ella.

Apocalipsis 17, 1: “Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo y me dijo: Ven, te mostraré el juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas…”.

Los capítulos 17 y 18 del Apocalipsis hacen sorprendentes profecías acerca de la “gran ramera” o la “ramera de Babilonia” que surgirá en los últimos días desde la ciudad de las siete colinas. Roma fue construida sobre siete colinas. Es por esto que Roma ha sido identificada como la ciudad de las siete colinas mencionadas en el Apocalipsis. En base a esto, los protestantes, han acusado a la Iglesia Católica de ser la ramera de Babilonia. Sin embargo, los protestantes están equivocados, por supuesto, porque la Iglesia Católica es la Esposa inmaculada de Cristo, la única y verdadera Iglesia que él fundó. Lo que describe a la ramera de Babilonia, sin embargo, es una esposa falsa una contra-Iglesia Católica— que surgirá en los últimos días con el fin de engañar a los católicos (los verdaderos fieles), hollando la fe y cometiendo fornicación espiritual.

1. La ramera se sienta sobre muchas aguas

Como ya hemos visto, la gran ramera se sienta sobre muchas aguas. El Apocalipsis nos da una pista de lo que son estas muchas aguas.

Apocalipsis 17, 15: “Y me dijo: Las aguas que ves, sobre las cuales está sentada la ramera, son los pueblos, las muchedumbres, las naciones y las lenguas”.

“Pueblos, naciones y lenguas” son indicativos de la influencia global, algo que tiene influencia en todos los confines de la tierra. Inmediatamente se vienen a la mente Roma y la Iglesia Católica. La misión universal de la Iglesia Católica ha incorporado fieles de todos los pueblos, naciones y lenguas.

Papa Pío XII, Fidei donum # 46, 21 de abril de 1957: “Ahora bien, nuestra santa Madre la Iglesia es de hecho la Madre de todas las naciones, de todos los pueblos, así como de las personas individuales…”1.

Y puesto que Roma es la sede de la Iglesia universal, si Roma pasara a manos de un antipapa que impone una nueva religión, entonces influiría en casi todos los pueblos, naciones y lenguas con su infidelidad espiritual. Es por eso que la ramera se sienta sobre los pueblos, naciones y lenguas. De hecho, el Concilio de Trento confirma infaliblemente nuestra intuición (que las aguas sobre las que se sienta la ramera se conectan con la extensión casi universal que en los últimos días tendría la contra Iglesia Católica si un antipapa o una serie de antipapas usurpan con éxito la Sede de Roma) con alarmante especificidad.

Papa Pío IV, Concilio de Trento, sesión 22, sobre el santo sacrificio de la misa: “Avisa seguidamente el santo Concilio que la Iglesia ha preceptuado a sus sacerdotes que mezclan agua en el vino en el cáliz que debe ser ofrecido, ora porque así se cree haberlo hecho Cristo Señor, ora también porque de su costado salió agua juntamente con sangre, misterio que se recuerda con esta mixtión. Y como en el Apocalipsis del bienaventurado Juan los pueblos son llamados aguas [Apoc. 17, 1 y 15], así se representa la unión del mismo pueblo fiel con su cabeza Cristo”2.

Nótese que el Concilio de Trento declara infaliblemente que las aguas de Apoc. 17:1,15 representan la unión de los fieles con Cristo, es decir, a la Iglesia Católica. ¡La gran ramera se sienta sobre las aguas! Por lo tanto, es de la fe católica que la gran ramera se sienta sobre la Iglesia Católica, es decir, ella intenta hacerse pasar por ella. Esta es una descripción perfecta de la falsa Iglesia que surgió con el Concilio Vaticano II, que ha engañado con éxito a la mayor parte del mundo haciéndolo creer que es la verdadera Iglesia Católica.

Entender que las “aguas” del Apocalipsis representan a los pueblos, naciones y lenguas de la Iglesia Católica, es la clave para entender otros importantes versículos de ese libro. Por ejemplo, Apoc. 18, 17 habla acerca de cómo los capitanes y marineros clamaban por la destrucción de la ciudad.

Apocalipsis 18, 17: “Todo piloto y navegante, los marineros y cuantos bregan en el mar se detuvieron a lo lejos, y clamaron al contemplar el humo de su incendio y dijeron: ¿Qué había semejante a la ciudad grade?”.

Los capitanes, marineros y los que trabajan en el mar representan los que trabajan con las almas en la Iglesia Católica, es decir, los sacerdotes, religiosos, etc. Ellos lloran por la desolación de Roma y se preguntan cómo se ha derrumbado en tan poco tiempo.

2. La ramera se sienta sobre la ciudad de las siete colinas

Apocalipsis 17, 9: “Aquí está el sentido que encierra la sabiduría. Las siete cabezas son las siete colinas sobre las cuales está sentada la mujer, y son siete reyes”.

Como se ha dicho ya, Roma fue construida sobre siete colinas. Dado que la gran ramera se sienta sobre la ciudad de las siete colinas, la gran ramera se sienta sobre la misma Roma – el centro de unidad en la Iglesia Católica y el hogar de los Romanos Pontífices.

Papa Benedicto XIV, Apostolica constitutio # 4, 26 de junio de 1749: “…la Iglesia Católica se identifica con la ciudad Roma solamente, en la que la presencia corporal de este apóstol [Pedro] es cuidadosamente reverenciada…”3.

Es interesante que Roma sólo da paso a la gran ramera en los últimos días, es decir, después de la revolución del Vaticano II. Esta es la razón por la que la ramera sólo se menciona en el libro del Apocalipsis. Y esta es la razón por la que la Sagrada Escritura habla de la “caída” de Babilonia.

Apocalipsis 18, 2: “Gritó con poderosa voz, diciendo: Cayó, cayó la gran Babilonia, y quedó convertida en morada de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y abominación”.

Babilonia ha sido históricamente considerada como un nombre clave para Roma.

1 Pedro 5, 13: “Os saluda la iglesia de Babilonia, partícipe de vuestra elección, y Marcos, mi hijo”.

Los eruditos bíblicos entienden que San Pedro escribió esta epístola desde Roma, que él llama “Babilonia”. Por lo tanto, Roma es Babilonia y Babilonia ha caído. Pero, si ella ha caído, entonces una vez estuvo de pie. Porque antes de su caída, Roma (Babilonia) fue el baluarte del catolicismo y el centro del cristianismo – la gran ciudad.

Apocalipsis 17, 18: “La mujer que has visto es aquella ciudad grande que tiene la soberanía sobre todos los reyes de la tierra”.

Algunos podrían preguntar: “Si Roma es la ‘gran ciudad’, ¿por qué Apocalipsis 11, 8 dice que la gran ciudad es el lugar donde fue crucificado el Señor, que es Jerusalén?”. La respuesta es que en realidad no dice eso:

Apocalipsis 11, 8: “Sus cuerpos [el de los dos testigos] yacerán en la plaza de la gran ciudad, que espiritualmente se llama Sodoma y Egipto, donde su Señor fue crucificado”.

Nótese que, al contrario de lo que algunos han afirmado, el Apocalipsis no indica claramente que los dos testigos (que algunos creen describen a Pedro y Pablo) son asesinados en la ciudad donde fue crucificado el Señor. Nótese que podría muy bien significar que la gran ciudad es llamada Sodoma y Egipto, donde su Señor fue crucificado. En otras palabras, la gran ciudad, Roma, se denomina como “Sodoma” y “Egipto” tan lejos como Jerusalén (donde su Señor fue crucificado) debido a sus inmoralidades. Esto tiene sentido si tenemos en cuenta que Roma era famosa por su corrupción. Por lo tanto, este pasaje no prueba con claridad, como algunos han sugerido, que Jerusalén deba ser la gran ciudad.

Otra consideración es que en el presente el cuerpo místico de Cristo está siendo crucificado en y desde Roma, de manera que en ese sentido también sería exacto decir que Roma es el lugar donde el Señor es crucificado en su cuerpo místico.

La gran ciudad es Roma. Históricamente, ninguna otra ciudad ha gobernado sobre los reyes de la tierra al igual que Roma, que tiene una primacía espiritual y eclesiástica a la que todas las naciones deben estar sometidas.

Papa León XII, Quod hoc ineunte # 6, 24 de mayo de 1824: “Vamos por tanto a esta santa Jerusalén, una ciudad sacerdotal y real que la sede sagrada de Pedro la ha convertido en la capital del mundo, que verdaderamente gobierna más ampliamente por la religión divina que por la dominación terrenal4.

Y si quieran o no aceptarlo, todos los reyes de la tierra, todos los seres humanos deben estar sujetos al poder espiritual de la Iglesia Católica, que (cuando hay un verdadero papa) se ejerce desde Roma.

Papa Bonifacio VIII, Unam Sanctam, 18 de noviembre de 1302: “Ahora bien, someterse al Romano Pontífice, lo declaramos, lo decimos, definimos y pronunciamos como de toda necesidad de salvación para toda criatura humana5.

Así que la caída de la gran ciudad es la caída de Roma de la fe católica. No es la caída de la Iglesia Católica; la Iglesia Católica puede existir sin Roma. Puede ser reducida a un remanente, tal como está previsto por el Señor cuando habla sobre el fin del mundo (Lucas 18, 8). Roma, por su parte, no puede existir sin el catolicismo. Sin el catolicismo, se convierte en nada más que “en morada de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y abominación” (Apoc. 18, 2).

Nuestra Señora de La Salette, 19 de septiembre de 1846, una aparición aprobada por la Iglesia Católica: “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo”.

3. La ramera es una mujer

Apocalipsis 17, 6-7: “Vi a la mujer embriagada con la sangre de los mártires de Jesús, y viéndola me maravillé sobremanera. Díjome el ángel: ¿De qué te maravillas? Yo te declararé el misterio de la mujer y de la bestia que la lleva, que tiene siete cabezas y diez cuernos”.

Si bien es cierto que la Ramera de Babilonia es la falsa Iglesia Católica que comenzó con la revolución del Vaticano II (como la evidencia en este libro muestra en abundancia), tendría sentido que esta entidad apocalíptica sea descrita como una mujer, con el fin de contrastarla con otra mujer—su antítesis—la Iglesia Católica.

Papa Bonifacio VIII, Unam Sanctam, 18 de noviembre de 1302: “Una sola es mi paloma, una sola es mi perfecta. Única es ella de su madre, la preferida de la que la dio a luz [Cant. 6, 8]. Ella representa un solo cuerpo místico, cuya cabeza es Cristo, y la cabeza de Cristo, Dios”6.

4. La ramera es una madre

Apocalipsis 17, 5: “Sobre su frente llevaba escrito un nombre: Misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”.

Los católicos siempre se han referido a la Iglesia como su madre.

Papa León XIII, Satis cognitum # 16, 29 de junio de 1896: “Amemos al Señor nuestro Dios, amemos su Iglesia, al Señor como nuestro Padre, a la Iglesia como nuestra Madre”7.

Papa Pío XI, Mortalium animos # 11, 6 de enero de 1928: “Porque, si, como ellos repiten, desean asociarse a Nos y a los Nuestros, ¿Por ué no se apresuran a venir a la Iglesia, madre y maestra de todos los fieles de Cristo?”8.

Papa Pío XII, Mystici corporis Christi # 66, 29 de junio de 1943: “Y, ciertamente, esta piadosa Madre brilla sin mancha alguna en los sacramentos, con los que engendra y alimenta a sus hijos; en la fe, que en todo tiempo conserva incontaminada…”9.

De hecho, a la Iglesia Romana se la llama específicamente “madre y maestra” de todas las iglesias (es decir, todas las Iglesias particulares en comunión con la Iglesia Católica universal).

Papa León XIII, Exeunte iam anno # 2, 25 de diciembre de 1888: “… la Iglesia Romana, madre y maestra de todas las iglesias…”10.

Es bastante obvio que el Apocalipsis describe a la ramera de Babilonia como la “madre de las rameras” porque la contra-Iglesia se apodera de Roma, donde normalmente un verdadero papa preside la Iglesia Madre. Roma se ha convertido en la madre ramera en una casi universal contra Iglesia Católica de los últimos días. Y esto lo vemos en acción: la apostasía y la fornicación espiritual de la contra Iglesia comienza en Roma y después se extiende a todas las iglesias locales en la falsa secta. Por ejemplo: el indiferentismo religioso practicado en Roma se extendió al resto de la falsa Iglesia.

Por lo tanto, puesto que la Iglesia Católica es la madre amorosa, la ramera es la madre de las fornicaciones. Y en cuanto la Iglesia Católica es la madre de todos los fieles cristianos, la ramera es la madre de infieles de Cristo, es decir, de los que han abandonado la Iglesia y aceptaron la nueva religión del Vaticano II.

5. La ramera está vestida de púrpura y grana

Apocalipsis 17, 4: La mujer estaba vestida de púrpura y grana, y adornada de oro y piedras preciosas y perlas, y tenía en su mano una copa de oro, llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación”.

Un cardenal viste una faja roja o escarlata y un obispo una faja púrpura

Apocalipsis 18, 16: “¡Ay, ay de la ciudad grande, que se vestía de lino, púrpura y grana y se adornaba de oro, piedras preciosas y perlas”.

Este es quizás uno de los versículos más reveladores en el Apocalipsis. En la Iglesia Católica, los obispos visten de púrpura y los cardenales visten de grana (rojo).

Al elegir para describir a la ramera de Babilonia como una mujer “vestida de lino, de púrpura y grana”, Dios nos está dando una clara indicación de que la ramera se viste con los colores del verdadero episcopado y cardenalato. Dios nos está dando una clara indicación de que la ramera se viste de estos colores porque externamente da todas las apariencias de ser la verdadera Iglesia de Cristo —que tiene diócesis, una jerarquía, propiedades, ornamentos, ceremonias, “sacramentos”, un “papa”, etc.— pero por dentro ella es un fraude. Esta es una descripción perfecta de la Iglesia de la secta del Vaticano II, la contra-Iglesia del final de los tiempos, que se viste con los colores del catolicismo pero por dentro es una religión apóstata falsa.

6. La ramera tiene una copa de oro en su mano

Apocalipsis 17, 4: “La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro y piedras preciosas y perlas y tenía en su mano una copa de oro, llena de abominaciones y de las impurezas de su fornicación”.

En la Iglesia Católica los sacerdotes tienen que usar, si fuere posible, un cáliz de oro para celebrar el santo sacrificio de la misa. No es coincidencia que la ramera tenga un cáliz de oro en su mano. La ramera, como de costumbre, imita actúa y pretende ser la Iglesia Católica, pero no lo es. Un sacerdote católico ofrece el cáliz de oro con la preciosísima sangre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. La ramera ofrece una copa (cáliz), llena de abominaciones y de inmundicia – el vino invalido de la nueva misa.

En particular, este versículo se refiere al Novus Ordo Missae (la nueva misa), que no contiene la sangre de Jesucristo, sino una ofrenda que es una abominación a la vista de Dios.

Apocalipsis 18, 6: “Dadle según lo que ella dio, y dadle el doble de sus obras; en la copa que ella mezcló mezcladle al doble”.

En la misa católica, la Iglesia mezcla el agua con el vino en el cáliz.

Papa Eugenio IV, Exultate Deo, Concilio de Florencia, sesión 8, 22 de noviembre de 1439: “Dice, en efecto, el bienaventurado papa Alejandro, quinto sucesor del bienaventurado Pedro: ‘En las oblaciones de los misterios que se ofrecen al Señor dentro de la celebración de la misa, deben ofrecerse en sacrificio solamente pan y vino mezclado con agua. Porque no debe ofrecerse para el cáliz del Señor, ni vino solo ni agua sola, sino uno y otra mezclados, puesto que uno y otra, esto es, sangre y agua, se lee haber brotado del costado de Cristo’. Ya también, porque conviene para sacrificar el efecto de este sacramento, que es la unión del pueblo cristiano con Cristo. El agua, efectivamente, significa al pueblo, según el pasaje del Apocalipsis: Las muchas aguas… son los muchos pueblos [Apoc. 17, 15]… Luego, cuando en el cáliz se mezcla el agua y el vino, el pueblo se une con Cristo y la plebe de los creyentes se junta y estrecha con Aquel en quien cree’11.

El simbolismo de Apocalipsis 18, 6 —mezcla en una copa— no puede ser más obvia sin dar a conocer el misterio del versículo. Es una obvia referencia a la misa, que ha sido completamente pervertida por la ramera. Ella no tiene nada que ofrecer a Dios en su copa, sino inmundicia y abominación (Apoc. 17, 4). Por otra parte, este versículo (18, 6) apunta a un punto específico en la misa, la mezcla de vino y agua. Esta acción de mezclarlos significa la unión del pueblo cristiano con Cristo (la Iglesia Católica), como lo define el papa Eugenio IV en el Concilio de Florencia. Como hemos visto, este es el preciso significado que se ha eliminado de la consagración de la nueva misa, haciéndola válido.

En un mismo versículo, por lo tanto, Dios revela que la ramera realiza una masiva fornicación espiritual en áreas que hacen referencia a la misa católica y la Iglesia Católica en su conjunto. Se trata de una asombrosa descripción de la secta del Vaticano II: la contra-Iglesia del fin de los tiempos.

7. La ramera se caracteriza por su fornicación

Apocalipsis 17, 1-2: “Ven, te mostraré el juicio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas, con quien han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación.

Apocalipsis 18, 3: “Porque el vino de la cólera de su fornicación bebieron todas las naciones, y con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los comerciantes de toda la tierra con el poder de su lujo se enriquecieron”.

Es simplemente un hecho que, cuando se utiliza el término fornicación en la Sagrada Escritura, muchas veces describe la idolatría e infidelidad espiritual.

Éxodo 34, 16: “Ni tomes a sus hijas para tus hijos, y sus hijas, al prostituirse ante sus dioses, arrastren a tus hijos a prostituirse también ellos ante sus dioses”.

Jueces 2, 17: “Se prostituyeron, yéndose detrás de los dioses extraños, y los adoraron, apartándose bien pronto del camino que habían seguido sus padres, obedeciendo a los preceptos del Señor: no hicieron ellos así”.

Se podrían dar muchos otros pasajes para demostrar que la Escritura describe la infidelidad espiritual y la idolatría como fornicación y prostitución. Cuando una “gran ramera” comete fornicación en todo el mundo, se habla en este contexto, indicando claramente la apostasía de la fe verdadera. Como hemos demostrado en este libro, la apostasía de la verdadera fe y la aceptación de los falsos dioses/religiones idólatras es exactamente lo que más caracteriza a la contra Iglesia del Vaticano II y la apostasía del Vaticano II. Ella ha puesto a los “dioses” demoníacos del panteón de las religiones del mundo a la par con el verdadero Dios de la Iglesia Católica.

Esta fornicación cual comienza desde la Roma apóstata y sus antipapas (arriba) se ha extendido y asimilado en toda la Tierra (abajo), como hemos demostrado.

La apostasía interreligiosa de la contra Iglesia se extiende desde Roma a las universidades, etc., como vemos aquí12

La ramera de Babilonia es culpable de fornicación espiritual hasta el punto de que esa es la acción que caracteriza su título – “la gran ramera”. Por tal descripción, Dios está contrastando directamente la ramera con la Iglesia Católica; porque la Iglesia es una mujer que se caracteriza por su fidelidad inquebrantable a su Esposo, Jesucristo.

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 10, 6 de enero de 1928: “Nunca, en el transcurso de los siglos, se contaminó esta mística Esposa de Cristo, ni podrá contaminarse jamás, como dijo bien San Cipriano: ‘No puede adulterar la Esposa de Cristo; es incorruptible y fiel. Conoce una sola casa y custodia con casto pudor la santidad de una sola estancia’”13.

Así como la ramera es conocida por su impureza, la Iglesia Católica es conocida por su castidad.

Papa San Siricio, carta a Hemerio, 10 de febrero de 385: “Y por eso quiso que la forma de la castidad de su Iglesia, de la que Él es su esposo, irradiara con esplendor, a fin de poderla hallar sin mancha ni arruga [Ef. 5, 17] como lo instituyó por su apóstol”14.

La Iglesia es “la Esposa inmaculada de Cristo”. La “gran ramera” no representa sino la mayor burla de la Esposa inmaculada de Cristo en la historia.

Papa Adriano I, Segundo Concilio de Nicea, 787: “… Cristo, nuestro Dios, cuando tomó por Esposa a su Iglesia Católica, que no tiene mancha ni arruga, prometió que cuidaría de ella y aseguró a sus santos discípulos diciendo: Yo estoy con ustedes todos los días hasta la consumación del mundo”15.

8. La ramera se ha separado de su esposo

Apocalipsis 18, 7: “Cuando se envaneció y entregó al lujo, dadle otro tanto de tormento y duelo. Ya que dijo en su corazón: Como reina estoy sentada, yo no soy viuda ni veré duelo jamás”.

En otro increíble versículo, el Apocalipsis nos dice que la ramera dice a sí misma: “Como reina estoy sentada, y no soy viuda”. Ella no es una mujer viuda porque su (ex) Esposo no está muerto.

Apocalipsis 1, 17-18: “Así que la vi, caí a sus pies como muerto; pero él puso su diestra sobre mí, diciendo: No temas; yo soy el primero y el último, el viviente, que fui muerto y ahora vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del infierno”.

El Esposo de la Iglesia es Jesucristo. La ramera, al ser una falsa Iglesia que ha roto con la Iglesia Católica, tuvo a Jesucristo como su Esposo hasta que se separó de Jesucristo dejando sus tradiciones y enseñanzas. En lugar de ser una esposa fiel, la ramera se ha convertido en su propia reina, que es feliz al imponer a los demás su propia voluntad y gloria, sus propias enseñanzas y religión.

A pesar que la ramera se ha separado de la Iglesia Católica al formar su propia “Iglesia” y religión, la Esposa de Cristo —la Iglesia Católica— siempre mantiene la unión con su Esposo, aunque la mayor parte del mundo la haya dejado para unirse a la ramera.

Papa Pío XII, Mystici corporis Christi, # 89, 29 de junio de 1943: “Todo eso es, ciertamente, erróneo: porque el Divino Redentor tiene estrechamente unidas a sí no sólo a su Iglesia, como a Esposa que es amadísima, sino en ella también a las almas de cada uno de los fieles, con quienes ansía conversar muy íntimamente, sobre todo después que se acercaren a la mesa eucarística”16.

9. La luz de la lámpara no alumbrará más en la ramera

Apocalipsis 18, 23: “La luz de la lámpara no lucirá más en ti; ni se oirá más la voz del esposo y de la esposa, porque tus comerciantes eran magnates de la tierra, porque con tus maleficios se han extraviado todas las naciones”.

La “luz de la lámpara” es una referencia a la lámpara del santísimo que hay en las iglesias católicas. Esta lámpara significa la presencia real de Cristo en la eucaristía. Esta lámpara difícilmente se puede encontrar en las iglesias del Vaticano II. En la mayoría de los casos, ha sido desplazada hacia una nave lateral o en la parte posterior de la iglesia. Pero más que el desplazamiento de la lámpara del santuario, Apocalipsis 18, 23 está indicando que la presencia real de Cristo (la eucaristía válida) ya no se encuentra en la Iglesia del Vaticano II.

“La voz del esposo y de la esposa” en Apocalipsis 18, 23 es una referencia a Cristo y su Iglesia.

Papa Pío XII, Mystici corporis Christi, # 86, 29 de junio de 1943: “… quien aun uniendo entre sí con admirable trabazón a Cristo y su cuerpo místico, los distingue uno a otro como el Esposo a la Esposa (Ef. 5, 22-23)”17.

Cualquier duda sobre quiénes son el Esposo y la Esposa, el papa Pío XII la elimina con una cita de San Pablo. Jesucristo es el Novio, y su cuerpo místico, la Iglesia es su Esposa inmaculada. Cuando el Apocalipsis hace referencia a la voz del esposo y la esposa, es otra confirmación de que la ramera de Babilonia es la secta del Vaticano II: la contra Iglesia, que ha abandonado la enseñanza (o la voz) del Esposo (Jesucristo) y de la Esposa (su Iglesia).

10. La voz de la flauta ya no se oye en la ramera

Apocalipsis 18, 22: “Nunca más se oirá en ella la voz de los citaristas, de los músicos, de los flautistas y de los trompeteros…”.

Pocas personas saben hoy que las “trompetas y cítaras eran los instrumentos principales para la música litúrgica en la época de San Juan, como hoy son los órganos en occidente”18. Al incluir los tres instrumentos principales de la música litúrgica católica a lo largo de la historia, San Juan nos advierte que la música litúrgica católica tradicional en su conjunto “nunca más se oirá” en la ramera. ¿Y esto no se ha hecho realidad?

Ya hemos mostrado que desde el Concilio Vaticano II, el canto gregoriano, nuestra hermosa tradición musical, ha sido reemplazado por todo tipo de música e instrumentos profanos.

Es tan malo ahora que se podría entrar en una iglesia “católica” moderna y oír nada más que tambores ruidosos y guitarras eléctricas. Se podría incluso entrar en una de esas iglesias y oir música rock. Sin embargo, lo que es tal vez lo más decepcionante de todo esto, es que la mayoría de las personas no se dan cuenta de que estas iglesias “católicas” modernas no son católicas en absoluto, sino que pertenecen exclusivamente a la ramera de Babilonia.

11. Todo el mundo está embriagado con el vino de su fornicación

Apocalipsis 18, 3: “Porque del vino de la cólera de su fornicacion bebieron todas las naciones, y con ella fornicaron los reyes de la tierra”.

Apocalipsis 14, 8: “Un segundo ángel le siguió, diciendo: Cayó, cayó Babilonia la grande, que a todas las naciones dio a beber del vino del furor de su fornicación”.

Apocalipsis 16, 19: “Y la gran Babilonia fue recordada delante de Dios, para darle el cáiz del vino del furor de su cólera”.

Apocalipsis 17, 1-2: “Ven, te mostraré el jiocio de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas, con quien han fornicado los reyes de la terra, y los moradores de la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación”.

La ramera de Babilonia es condenada repetidamente por causa de fornicación que tiene que ver con el vino. ¿Por qué? Como hemos demostrado, es el cambio en la forma de la consagracion del vino que hace que la nueva misa inválida!

Papa San Pío V, De defectibus, capítulo 5, 1 parte: “Las palabras para la consagración, que son la FORMA para este sacramento, son estas: éste es mi cuerpo; y: porque éste es el cáliz de mi sangre, del nuevo y eterno testamento, misterio de fe, que por vosotros y por muchos será derramada en remisión de los pecados. Ahora bien, si uno quitase, o alterase lo que sea en la forma de la consagración del cuerpo y la sangre, y que en el cambio mismo de las palabras de la [nueva] redacción no significarían lo mismo, no consagraría el sacramento”

La razón por la que la ramera es condenada por el vino de las fornicaciones se debe a los cambios invalidantes que se han hecho a LA PARTE de las palabras de la consagración DEL VINO en la nueva misa. Consulte el capítulo anterior sobre la nueva misa para el análisis completo. Estos cambios en la parte de la consagración del vino invalidan ambas consagraciones. La Iglesia del Vaticano II ha realmente “hecho que todas las naciones beban del vino del furor de su fornicación” (Apoc. 14, 8).

12. La ramera se embriaga con la sangre de los santos y mártires

Papa León XIII, Au milieu des sollicitudes, # 11, 16 de febrero 1892: “[Muchas veces]… los cristianos, por el mero hecho de serlos, y no por otra razón, se vieron obligados a elegir entre la apostasía y el martirio, sin que se les permitiera otra alternativa”19.

Apocalipsis 17, 6: “Vi a la mujer embriagarse con la sangre de los mártires de Jesús, y viendola me maravillé sobremanera”

Apocalipsis 18, 24: “Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos y de todos los degollados sobre la tierra”.

Se puede decir que la ramera se embriaga de la sangre de los santos en muchos niveles. El primero que viene a la mente es el ecumenismo como es practicado por la secta del Vaticano II. Antes del Vaticano II, el ecumenismo se refería a la labor apostólica de convertir el mundo al catolicismo. Hoy en día, se refiere a los esfuerzos para reunir a todas las religiones como una sin conversión, en el respeto de todas las religiones como siendo esencialmente iguales.

Papa León XIII, Custodi Di Quella Fede, # 15, 8 de diciembre de 1892: “Debe evitarse toda familiaridad, no sólo con aquellos impíos libertinos que promueven abiertamente el carácter de la secta, sino también con aquellos que se esconden bajo la máscara de la tolerancia universal, el respeto a todas las religiones, y el deseo de reconciliar las máximas del Evangelio con los de la revolución. Estos hombres tratan de conciliar Cristo con Belial, la Iglesia de Dios con el estado sin Dios”20.

El ecumenismo va directamente en contra de la verdad revelada de que los dioses de las religiones no católicas son demonios (Salmo 95, 5, 1 Cor 10, 20), y pone a Cristo al nivel de Lucifer. A lo largo de este libro hemos expuesto el falso ecumenismo de la secta del Vaticano II. La secta del Vaticano II considera a las falsas religiones más o menos buenas y dignas de alabanza. Por lo tanto, se blasfema el recuerdo de los santos y de los mártires cuya carne fue arrancada con ganchos de hierro, sus cuerpos fueron entregados como alimento a los leones y sus cabezas fueron cortadas porque se negaron a comprometer su fe ni un ápice o decir que “todas las religiones son más o menos buenas y dignas de elogio”. También se burla de todos los sacrificios de todos los santos que dieron su vida al sacerdocio, a la vida religiosa, para la obra misionera. Todo fue innecesario, según la secta del Vaticano II.

Papa San Gregorio Magno: “La Santa Iglesia universal enseña que no es posible adorar verdaderamente a Dios excepto en ella y afirma que todos los que están fuera de ella no serán salvos…”21.

Margaret Clitherow se negó a aceptar la secta anglicana y su “misa” e invitaba a su casa a los sacerdotes católicos, yendo en contra las leyes penales, por lo que fue martirizada a ser aplastada bajo una gran puerta cargada con pesados pesos. Este tipo de ejecución es tan doloroso que era llamado “grave y severo castigo”. Ella sufrió todo aquello porque se negó aceptar el anglicanismo. La secta del Vaticano II, sin embargo, enseña que los anglicanos son compañeros “cristianos” que no necesitan conversión, y cuyos inválidos “obispos” son en realidad verdaderos obispos de la Iglesia de Cristo. La secta del Vaticano II enseña que su martirio fue inútil. Ella se embriaga de la sangre de los santos y mártires.

¿Cuántos mártires, como Santo Tomás Moro, dieron sus vidas por un artículo de la fe católica? El ecumenismo hace que la sangre derramada por los mártires sea inútil, sin mérito ni sentido.

Papa León XIII, Satis cognitum, # 8, 29 de junio de 1896: “Aquellos, pues, que escuchaban a Jesús, si querían salvarse, tenían el deber, no solamente de aceptar en general toda su doctrina, sino de asentir plenamente a cada una de las cosas que enseñaba. Negarse a creer, aunque sólo fuera en un punto, a Dios cuando habla, es contrario a la razón”22.

Es por eso que la Iglesia del Vaticano II se embriaga de la sangre de los mártires y de los santos (Apoc. 17, 6; 18, 24), y todos los que apoyan esta actividad anticristiana ahora encabezada por Francisco, también se embriagan de esa misma sangre de los mártires y santos.

Lo que también es interesante es que el Apocalipsis menciona que los mártires gritan desde debajo del altar.

Apocalipsis 6, 9: “Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habian sido degollados por la palabra de Dios y por el testimonio que guardaban. Clamaban a grandes voces: ‘¿Hasta cuándo Señor, Santo, Verdadero, no juzgarás y vengarás nuestra sangre en los que moran sobre la tierra?’”.

La Iglesia Católica prescribe que los altares donde se oficia la santa misa deben contener reliquias de mártires. Por lo tanto, tiene todo el sentido que los mártires, cuyas vidas son objeto de burla por el ecumenismo y el respaldo de la secta del Vaticano II a las religiones falsas, están clamando a gritos “debajo del altar”. Ellos están clamando a gritos no sólo contra el ecumenismo interreligioso, que se burla de sus vidas, sino también a las abominaciones litúrgicas que se producen directamente sobre sus reliquias en la nueva misa Este notable punto de la Escritura debe también mostrar a los protestantes que la Iglesia Católica es la única Iglesia verdadera.

Apocalipsis 18, 20, Juicio de Dios sobre la ramera: “Regocijate por ello, ¡oh cielo!, y los santos, y los apostoles y los profetas, porque Dios ha juzgado nuestra causa contra ella”.

Conclusión sobre la ramera de Babilonia

Es evidente, en nuestra opinión, que la secta del Vaticano II es la ramera de Babilonia profetizada en las Escrituras. Y al contrario de lo que los herejes protestantes creen, el hecho de que se prevé en la Escritura la apostasía de la Roma eclesiástica de la fe católica en los últimos días demuestra más la autenticidad de la Iglesia Católica. Porque la tribulación de los últimos días se centrará en engañar a los verdaderos fieles, y socavar la verdadera fe.

Apocalipsis 11, 2: “El atrio exterior del templo déjalo fuera y no lo midas, porque ha sido entregrado a las naciones, que hollarán la ciudad santa durante cuarenta y dos meses”.

Cabe señalar que los “cuarenta y dos meses” (Apoc. 11, 2), los “mil doscientos sesenta días” (Apoc. 12:6), y los “un tiempo, y dos tiempos, y medio tiempo” (Apoc. 12, 14) y 3 y 1/2 años son considerados por algunos estudiosos como un símbolo de un período de persecución.

Lucas 21, 34-35: “Estad atentos, no sea que se emboten vuestros corazones por la crápula, la embriaguez y las preocupaciones de la vida, y de repente venga sobre vosotros aquel día como un lazo; porque vendrá sobre todos los moradores de la tierra”.

El lazo sirve para atrapar a los animales. Ahora, si el lazo de los últimos días consiste en una falsa Iglesia Católica creada desde Roma, y una invasión espiritual de la santa ciudad (Roma), entonces el “animal” que el diablo está tratando de atrapar es el catolicismo tradicional. Esta es otra prueba de que la religión católica es la única religión verdadera.

Es nuestra esperanza que esta evidencia bíblica en contra de la Iglesia del Vaticano II fortalecerá a los católicos en su oposición a la misma. Las profecías bíblicas que establecen claramente nuestra actual situación también permitirán a los católicos tener una mejor comprensión de cómo Dios ve la desarrollo de los acontecimientos de los años más o menos últimos 50.

Pero sobre todo, el Apocalipsis deja al descubierto la falsa resistencia a esta apostasía, incluso entre los llamados tradicionalistas, quienes promuven una oposición a esta iglesia ramera manteniéndose unidos a sus antipapas y a la secta del Vaticano II. La falsa postura: “Os resistimos…” los coloca exactamente en el mismo seno y útero de la ramera. Por su propia profesión, ellos siguen obstinadamente unidos a la “madre de las fornicaciones”. Ellos siguen confundiendo a la gran ramera con la novia inmaculada de Cristo. Ellos se apegan a la ramera y se mantienen sometidos a su abominable dominio.

Apocalipsis 18, 4-5: “Oí otra voz del cielo que decía: Sal de ella, pueblo mío, para que no os contaminéis con sus pecados y para que no os alcance parte de sus plagas; porque sus pecados se amontonaron hasta llegar al cielo, y Dios se acordó de sus iniquidades”.

Si no rompen completamente con la gran ramera, estas personas perderán sus almas en el fuego eterno por blasfemar contra la Iglesia de Cristo Rey, que no tiene comunión con las obras de las tinieblas, que no tiene parte con los no creyentes, y no mantiene amistad con la mujer de la iniquidad. Aunque gran parte del mundo ha sido engullido por la gran ramera, la Esposa inmaculada del Señor sigue existiendo en toda su pureza, a pesar de que se haya reducido a un remanente, y se vea forzada a la clandestinidad. Esta mujer pura que representa el remanente de la Iglesia Católica en los últimos días, se describe en el capítulo 12 del Apocalipsis, después de la visión de la mujer vestida del sol, nuestra Señora de Fátima.

Apocalipsis 12, 6: “La mujer huyó al desierto, en donde tenía un lugar preparado por Dios, para que allí la alimentasen durante mil doscientos sesenta días”.

Apocalipsis 12, 14: “Pero fuéronle dadas a la mujer dos alas de águila grande para que volase al desierto, a su lugar, donde es alimentada por un tiempo, y dos tiempos, y medio tiempo lejos de la vista de la serpiente”.

Si todavía no nos hemos unido, debemos entrar en esta iglesia católica remanente en el desierto. Debemos mantener “la fe que les fue dada a los santos” (Judas 1, 3), y acercarse a Dios mediante la recepción de los verdaderos sacramentos y la práctica de la devoción al Inmaculado Corazón de María y el Santo Rosario.

Apocalipsis 12, 17: “Se enfureció el dragón contra la mujer y se fue a hacer la guerra contra el resto de su descendencia, contra los que guardan los preceptos de Dios y tienen el testimonio de Jesús”.

Apocalipsis 12, 12: “Aquí está la paciencia de los santos, que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”.

Notas de la Sección 44:

1 The Papal Encyclicals, by Claudia Carlen, Raleigh: The Pierian Press, 1990, Vol. 4 (1939-1958), p. 327.

2 Denzinger, The Sources of Catholic Dogma, B. Herder Book. Co., Thirtieth Edition, 1957, no. 945.

3 The Papal Encyclicals, vol. 1 (1740-1878), p. 28.

4 The Papal Encyclicals, vol. 1 (1740-1878), p. 206.

5 Denzinger 468.

6 Denzinger 468.

7 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 403.

8 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 318.

9 The Papal Encyclicals, vol. 4 (1939-1958), p. 50.

10 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 403.

11 Denzinger 698.

12 Georgetown University

13 The Papal Encyclicals, vol. 3 (1903-1939), p. 317.

14 Denzinger 89.

15 Decrees of the Ecumenical Councils, Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, vol. 1, p. 133.

16 The Papal Encyclicals, vol. 4 (1939-1958), p. 55.

17 The Papal Encyclicals, vol. 4 (1939-1958), p. 54.

18 Scott Hahn, The Lamb's Supper, Doubleday, 1999, p. 120.

19 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 279.

20 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 304.

21 The Papal Encyclicals, vol. 1 (1740-1878), p. 230.

22 The Papal Encyclicals, vol. 2 (1878-1903), p. 392.